Вы находитесь на странице: 1из 36

Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en La Habana

AUTOMOVILES, CAMIONES Y SUS REPUESTOS

Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en La Habana AUTOMOVILES, CAMIONES Y SUS

Estudios de Mercado

Estu d ios d e Merca do AUTOMOVILES, CAMIONES Y SUS REPUESTOS Este estudio ha sido

AUTOMOVILES, CAMIONES Y SUS REPUESTOS

Este estudio ha sido realizado por

Este informe ha sido realizado por la Oficina

Económica y Comercial de la Embajada de

España bajo la supervisión en La Habana de la Oficina Económica y

Comercial de la Embajada de España en La Habana

JUAN LUIS GIMENO

Septiembre de 2003

AUTOMOVILES, CAMIONES Y SUS REPUESTOS

INDICE

RESUMEN Y PRINCIPALES CONCLUSIONES

1. CARACTERISTICAS GENERALES DEL MERCADO

1.1. Análisis sectorial.

1.2. Situación económica.

1.3. Marco general de la actividad empresarial

2. ANALISIS DE LA DEMANDA

2.1. Turismos y utilitarios

2.2. Autobuses

2.3. Vehículos pesados

3. ANALISIS DE LA OFERTA

3.1. Producción nacional

3.2. Importaciones

4. CANALES DE DISTRIBUCION

4.1. Importación y distribución

4.2. Proceso de Compra

4.3. Sucursales de empresas españolas y extranjeras

4.4. Acceso al mercado

5. ARANCELES Y HOMOLOGACIONES

6. PROMOCION

7. MEDIOS DE PAGO Y CONTRATACION

8. ANEXOS

AUTOMOVILES, CAMIONES Y SUS REPUESTOS

RESUMEN Y PRINCIPALES CONCLUSIONES

La nutrida presencia y el interés de los fabricantes y distribuidores españoles de automóviles, camiones y sus repuestos en Cuba justifica la elaboración de este estudio cuyo objetivo es ayudarles a conocer mejor el peculiar mercado cubano y así operar en

mejores condiciones a corto plazo. El estudio trata de explicar el peculiar funcionamiento

y características actuales del sector, animando a una mayor presencia de las empresas

españolas aprovechando las oportunidades a corto plazo y posicionándose cara al futuro.

Como objeto de estudio, se centra en los automóviles y camiones modernos (europeos y asiáticos) y sus repuestos que empezaron a introducirse en los años 1994-95 y cuyo número es todavía limitado, dejando de lado a los vehículos soviéticos y americanos de los 50 que todavía constituyen la mayor parte del parque móvil.

Como no podía ser de otra manera, la mayoría de la demanda corresponde a las

empresas estatales. Aunque debemos distinguir aquellas que reciben ingresos en divisas

y que gozan de cierta autonomía, de las que operan en pesos cubanos, pues las primeras

tienen una mayor capacidad financiera, en ambos casos basan sus decisiones de compra en el precio y financiación que ofrezca el proveedor. Dada la compleja situación actual, es muy importante ser riguroso con los medios de pago y minucioso en la contratación.

El mercado de automóviles tiene como principal cliente a las empresas estatales que operan flotas de vehículos de alquiler y de taxis. Las flotas son insuficientes en cuanto a número y edad de los vehículos, generalmente en estado manifiestamente mejorable. Si el turismo evolucionase positivamente tras el bache de 2002, necesitarán una renovación y ampliación de flota, así como la adquisición de repuestos. Otros demandantes relevantes son las empresas estatales que son los principales compradores de automóviles y furgonetas para sus ejecutivos y departamentos comerciales. Apenas existe demanda privada pues casi nunca se autoriza a un cubano a adquirir un vehículo. Los extranjeros residentes y empresas extranjeras deben soportar altos impuestos que encarecen el producto. En cuanto a marcas, las europeas y asiáticas se reparten el mercado, destacando Hyundai, el Grupo PSA (Citróen, Peugeot) y Toyota.

Tanto la adquisición de nuevos camiones para el transporte de mercancías como la de autobuses destinados al transporte público, uno de las ramas de la economía que peor se ha recuperado de la crisis de los primeros 90’, está prácticamente paralizada. La limitada capacidad financiera de las empresas sólo les permite recurrir a las remotorizaciones o a la adquisición de piezas de repuesto para alargar su vida útil. El gran número de viejos vehículos con mecánica Pegaso y de autobuses usados donados por municipios españoles otorga a nuestras empresas una oportunidad en cuanto al suministro de repuestos. Las industrias del níquel y de la construcción y las grandes empresas transportistas y aduanales son los mayores clientes de repuestos.

La producción local se limita a algunos repuestos (bujías, baterías, neumáticos, etc.) para viejos vehículos americanos y soviéticos, a remotorizaciones de vehículos pesados y

a una pequeña industria de ensamblaje final de algunos vehículos con participación de

AUTOMOVILES, CAMIONES Y SUS REPUESTOS

los suministradores extranjero. En estos casos, el objetivo es más la ventaja comerciale que el ahorro en costes. Destaca el ensamblaje de autobuses para el turismo realizado por la empresa mixta Transbus, con carrocerías brasileñas Busscar y motores Mercedes y Volvo, que prácticamente cubre las necesidades del país.

Cuba importa pues todos los vehículos nuevos que necesita y sus repuestos y la distribución e importación de todo ello está monopolizada por empresas estatales. Dada la peculiar situación de embargo y dificultades financieras de estos importadores, es frecuente que no se compre directamente al fabricante sino que se recurra a las empresas extranjeras (sucursales) radicadas en el país que actúan como representantes oficiales u oficiosos (la mayoría exclusivos) de los fabricantes y venden sus repuestos originales. Además son varias las sucursales, muchas de ellas españolas, que ofrecen repuestos de marcas “no originales”.

Dentro de cada uno de los grupos empresariales de los Ministerios cubanos suele haber empresas con licencia para importar y distribuir vehículos y repuestos y es a ellas a quién deben recurrir el resto para adquirir los productos. Otras empresas gozan de una mayor autonomía y pueden importar directamente, aunque también suelen recurrir a las sucursales. La distribución minorista se limita a un reducido número de concesionarios que venden vehículos nuevos y repuestos. Hay dos redes de estaciones de servicios (Cupet Cimex y Oro Negro) que cuentan con pequeñas tiendas donde ofertan piezas y accesorios, además de un red de tiendas especializadas en recambios (DIVEP del Ministerio de la Industria Sideromcánica, SIME). En la distribución mayorista destaca el Grupo Tradex del Ministerio del Transporte y el Grupo Unecamoto, tambien del SIME. Ambos cuentan con almacenes y talleres de reparación donde venden repuestos libres.

Pese al carácter público de todos los posibles clientes en Cuba, es muy importante conocer al cliente y su historial de pagos pues existen muchas diferencias entre empresas estatales. De hecho el Estado no responde de las obligaciones de sus empresas. A priori, las empresas que disponen de mayor capacidad financiera son las de capital mixto, aquellas que reciben ingresos en divisas (turismo, níquel, etc.) y las grandes corporaciones (Cubalse, Cimex, Copextel) pero en todos los casos hay que formalizar las operaciones con suficientes garantías.

La mejor forma de comenzar a vender en Cuba es a través de sucursales de empresas extranjeras situadas en el país que realizan labores de representación. Otra posibilidad es realizar visitas comerciales sin estar radicado en la Isla aunque los clientes prefieren tener un contacto permanente en el país. Es muy complicado desarrollar una actividad comercial desde España y de poco sirve el envío de catálogos y la correspondencia. El trato personal, la gestión directa de la venta y, sobre todo, del cobro son más relevantes en éste que en otros mercados.

AUTOMOVILES, CAMIONES Y SUS REPUESTOS

1. INTRODUCCIÓN

El documento se compone de un análisis de la oferta y la demanda así como de los canales de comercialización en el sector. Incluye una introducción general a economía cubana y a la actividad empresarial en el país. Finalmente, recoge en un anexo todos los contactos de las empresas a las que se hace referencia.

La obtención de información sobre el mercado cubano es complicada. Se publican escasos datos estadísticos de forma muy agregada. Las empresas cubanas son reacias a facilitar información sobre ellas mismas. Pocas empresas tienen direcciones de internet y muchas no se actualizan. Apenas hay directorios o publicaciones. La mejor forma de conocer este mercado es el recurso a las fuentes primarias de información. Por ello, se realizaron numerosas entrevistas telefónicas y personales con empresarios del sector, especialmente españoles, que han constituido la base del documento.

1.1. BREVE APROXIMACION AL MERCADO CUBANO

La cubana es una de las últimas economías socialista que subsisten en el mundo, lo que, junto a su carácter insular, la convierten en un caso sui generis. Los medios de producción están en poder del Estado, que es quien toma las principales decisiones económicas. El mismo, por medio de sus empresas, es el único agente económico, el cliente en cualquier operación de comercio exterior y el socio en cualquier inversión. Es, también, quien regula toda la economía, incluidas importaciones, exportaciones, finanzas e inversiones. Aunque puede hablarse de un proceso de descentralización e intento de mejora de la gestión empresarial en los últimos años, eso no equivale a una liberalización de la economía.

La estructura económica es por tanto muy atípica y está plagada de contrastes. Por un lado, en algún aspecto, se aproxima a la de un país en desarrollo y, por otro, hay otros muchos sectores y cuestiones en las que se parece más a uno intermedio o incluso subdesarrollado. Tiene un sector agropecuario poco viable y falto de capacidad productiva, una minería, sector energético e industria pesada muy necesitados de modernización y una industria ligera muy protegida y escasamente competitiva. En el sector servicios hay un gran contraste entre algunos sectores desarrollados como la salud, educación, cultura y deporte, otros en los que se ha iniciado el desarrollo y que tienen gran potencial como es el turismo y, en el otro extremo, los servicios que tienen un escaso desarrollo como la distribución comercial, los servicios financieros, comunicaciones, transportes o la construcción.

Para entender la situación actual de la economía cubana, debemos conocer la severa crisis que originó la caída del bloque socialista en 1989. La causa fue la absoluta dependencia de Cuba respecto a estos países, con los que realizaba el 80% de su comercio exterior en condiciones privilegiadas: subvencionaban la compra de crudo y la exportación de azúcar además de suponer su principal fuente de financiación. El resultado fue una caída del 35% del PIB y el descalabro de su sector exterior, muy

AUTOMOVILES, CAMIONES Y SUS REPUESTOS

desequilibrado debido tanto a la dificultad para reducir las importaciones como a la escasa oferta exportable.

La salida de la crisis se ha buscado durante la década de los 90 a través de políticas de ajuste macroeconómico y del saneamiento del sector exterior, controlando las importaciones y buscando financiación externa. También se llevaron a cabo reformas económicas que se han detenido para mantener el modelo de economía estatalizada. El resultado ha sido cierta modernización del país, sin llegar a ser suficiente para solventar sus problemas más graves.

SECTOR PRIMARIO Cuba podría desarrollar su producción agrícola para reducir las importaciones de varios productos e incluso exportar, obteniendo divisas con las que financiar aquello que no puede producir. Sin embargo, la agricultura cubana es en la actualidad muy poco productiva y escasamente diversificada, en la que predomina el cultivo de caña de azúcar, muy poco rentable y en proceso de reestructuración. Destaca la explotación del tabaco, en la que existen inversiones españolas (Altadis) y brasileñas (Brascuba), y los cítricos, con gran participación israelí (Grupo BM). Entre los problemas más graves del sector se encuentra la obsolescencia de maquinaria y tecnología y consecuente ineficiencia energética, la falta de incentivos para los agricultores y la escasez de financiación para obtener los fertilizantes que no se fabrican en el país.

Uno de los sectores que más ha sufrido la crisis de los 90 ha sido la ganadería. La falta de producción nacional de piensos es la principal causa del descenso dramático del número de animales. La cabaña cubana está bastante abandonada y el país debe recurrir

a la importación para cubrir sus necesidades alimenticias.

La pesca es un sector relevante, sobre todo en relación a la exportación, destacando la langosta y los langostinos. Existen importantes inversiones extranjeras pero el potencial pesquero está por desarrollar, a pesar del sostenido crecimiento en la década de los 90.

En el sector minero destacan las enormes reservas de cobalto y níquel que están siendo explotadas con participación de la empresa canadiense Sherrit. La exploración a riesgo

es la forma típica de participación de extranjeros. Existen yacimientos de oro, plata, zinc

y plomo.

Las principales fuentes de energía son el petróleo y el gas. Las importaciones de petróleo tienen su origen principal en Venezuela pero se ha incrementado notablemente la producción nacional, cuyo destino son las centrales térmicas, modificadas para asimilar el crudo cubano de baja calidad. Es posible que existan grandes yacimientos en las aguas territoriales cubanas y se han firmado 20 contratos de exploración a riesgo con empresas extranjeras como la española Repsol-YPF o la canadiense Sherrit.

SECTOR SECUNDARIO La industria cubana, con un crecimiento anual mayor del 5% en el periodo 1994-1999, ha sido uno de los motores de la recuperación de la economía tras la crisis derivada de la caída de la URSS. Sin embargo, esta progresión se ha ralentizado los últimos años

AUTOMOVILES, CAMIONES Y SUS REPUESTOS

debido principalmente a la crisis mundial del turismo y escasez de inversiones foráneas desde 2001.

El sector de la construcción es uno de los que ha experimentado un mayor crecimiento y es un importante demandante de productos de importación debido a la escasez de la producción nacional. La construcción turística es la de mayor relevancia, seguida de la llamada “construcción social” (salud y educación) y los proyectos de viviendas.

La industria alimentaria se está potenciando con el objetivo de reducir importaciones para las necesidades del sector turístico. Destaca la producción de ron, refrescos y cerveza. Por su parte, la producción de algunos bienes de consumo, como cosméticos, productos de limpieza, mobiliario, confecciones y otras, es creciente. En muchas ocasiones cuentan con socios extranjeros.

También hay participación exterior en la industria metalmecánica, destinada al mercado nacional y turístico. Destacan las carpinterías de aluminio, el ensamblaje y reparación de motores y vehículos y los productos variados de acero.

Existen dos industrias punteras, la biotecnología y la industria del software, que Cuba intenta impulsar. Los esfuerzos en la primera de ellas no han resultado en una industria exportable, a pesar de llevar casi dos décadas intentándolo. En la segunda, tratan de copiar el modelo indio aunque está en fase inicial de desarrollo y las perspectivas son discretas.

SECTOR TERCIARIO Es el sector que más se ha desarrollado durante la década de los 90, alcanzando una aportación del 64% del PIB en 2001. Esto se debe sobre todo al turismo, sector de mayor desarrollo en los últimos años y, actualmente, motor de la economía y primera fuente de ingresos del país.

En el periodo 1990-1998, el número de visitantes creció un 18% anual. A partir entonces, el crecimiento se ha ralentizado, disminuyendo en 2002 debido a la crisis mundial del sector y recuperándose durante el presente 2003. El número de turistas anuales es cercano a los 2 millones. Existe una gran participación española a través de cadenas hoteleras como Sol Meliá, Iberostar, Barceló y otras. El futuro es prometedor, sobre todo cuando se autoricen los viajes de norteamericanos.

El sistema sanitario cubano es gratuito y sus resultados, medidos en parámetros sanitarios, eran equivalentes a los de países desarrollados a pesar de la escasez de presupuesto y medios técnicos. La industria farmacéutica ha sufrido una renovación recientemente con el objetivo de sustituir importaciones aunque todavía no se han alcanzado resultados.

El sector de las telecomunicaciones se está modernizando con la presencia de socios italianos, españoles y mexicanos. Llevan a cabo digitalización de líneas y tratan de aumentar la escasa densidad de teléfonos por habitante. También desarrollan la telefonía celular.

AUTOMOVILES, CAMIONES Y SUS REPUESTOS

1.2. SITUACION ECONOMICA

Dentro del marco de crisis estructural desde 1990, hubo algunos años de cierto crecimiento (4-5% entre 1995 y 2000). Actualmente se está en una fase de ralentizamiento (2,6% en el 2001, 1,1% en el 2002 y un optimista previsión del 1,5 para el 2003) por la debilidad de una economía muy dependiente del exterior, que no logra ni sustituir importaciones ni aumentar sus exportaciones. Los resultados de los primeros meses de 2003 han sido satisfactorios gracias al incremento del turismo canadiense que ha compensado el pequeño descenso del europeo. No obstante, la situación puede calificarse de delicada este año.

La presente situación se caracteriza por las dificultades derivadas tanto del entorno mundial (descenso del turismo y de las remesas de familiares, bajo precio del azúcar) como de factores internos y estructurales (su escasa oferta exportable y de la gran dependencia de la importación de alimentos y de energía). El elevado déficit comercial (la importación casi triplica la exportación) ronda el 10% del PIB y restringe la capacidad de importación, que disminuyó un 13’5% en 2002. Aunque algunas exportaciones siguen realizándose con normalidad, las dificultades han aumentado para muchos suministradores que sufren, en ocasiones, dilatados atrasos en el cobro, debiendo además soportar los costes financieros derivados de la mora que se están agravando por las variaciones en el tipo de cambio.

Las restricciones en el acceso a la financiación y su elevado coste determinan una situación compleja a corto plazo en la que la solvencia de cada importador ha de analizarse y evaluarse. No todas las empresas tienen el mismo mecanismo de toma de decisiones ni ofrecen la misma solvencia. Hay sectores o empresas que generan divisas o que, por su prioridad política y social, logran más recursos presupuestarios. Son éstas quienes muestran mayor dinamismo y capacidad de llevar a buen fin operaciones comerciales. Será a ellos a quienes menos difícil resulte vender y de quienes será más fácil cobrar. En cambio, los que dependen del presupuesto central es probable que tengan más dificultades.

Debemos también distinguir entre aquellas empresas que reciban flujos en divisa de las que sólo obtienen pesos cubanos y entre aquellas que reciban flujos del extranjero de las que sólo operan en el mercado local, pues estas circunstancias determinan su solvencia en la mayoría de los casos. La elección del cliente es fundamental. La clave de la estrategia es mantener, sin sufrir pérdidas, la presencia a corto plazo en espera de una situación que debe de mejorar en el futuro.

Aunque haya demanda potencial para muchos productos, desde los de consumo, para los que bastaría financiación a corto plazo, a bienes de equipo necesitados de financiación a largo plazo, la realidad es que no todas las empresas tienen medios para el pago de las importaciones o la posibilidad de obtener financiación. Conviene asegurarse cuanto antes de que los potenciales socios comerciales están realmente en condiciones de comprar y pagar.

La problemática situación financiera se ve agravada por el hecho de que la obtención de garantías de pago es más complicada que en otros mercados, ya que las empresas

AUTOMOVILES, CAMIONES Y SUS REPUESTOS

cubanas sólo responden de sus deudas con sus flujos futuros y cuentas a cobrar. La propiedad estatal es inembargable y, aunque sean entidades del estado, éste último no responde subsidiariamente de sus obligaciones. Por otra parte, las empresas siempre solicitan financiación, siendo este un factor decisivo en la elección del proveedor.

Algunas empresas han buscado distintos mecanismos para operar en este entorno de riesgo. Uno de ellos es marcarse un techo máximo en el crédito otorgado a sus clientes cubanos y eludir nuevas operaciones cuando se sobrepasa ese límite. Otra posibilidad es implantarse con almacenes en consignación o con almacenes en Zona Franca o Depósito Aduanero, lo cual permite adaptarse mejor al tamaño de los pedidos y seleccionar a los clientes, controlando así los riesgos en curso y una mejor gestión de cobro. Esta fórmula es especialmente adecuada al caso de los productos con una rotación alta. Sin embargo, existen otros medios para asegurar el pago, analizados en este texto, que no son muy utilizados y que pueden resultar de gran utilidad. Le recomendamos la lectura del documento “Medios de Pago en Cuba”, elaborado por esta Oficina Comercial y a su disposición en el Fondo Documental Icex.

En Julio de 2003 el Banco Central de Cuba (BCC) estableció un nuevo método de control sobre las empresas cubanas, al convertir todos sus activos y pasivos en divisas a pesos convertibles (CUC’s, 1CUC=1USD). A partir de ahora deben solicitar una autorización al BCC con un mínimo de 16 días de antelación y un coste que actualmente representa el 1% para comprar divisas a cambio de sus CUC’s y así poder hacer frente a sus obligaciones con empresas extranjeras. El sistema de medios de pago se ha visto muy afectado por esta medida. Su funcionamiento en este nuevo escenario deberá aclararse en los próximos meses.

1.3. MARCO GENERAL DE LA ACTIVIDAD EMPRESARIAL

El comercio exterior está sujeto a un sistema de licencias de importación que se conceden en función del interés de la operación y de las autorizaciones previas de cada importador, de forma que la licencia de importación no constituye un obstáculo si los términos de la operación están ya aprobados. Las empresas autorizadas a importar un conjunto determinado de productos (su nomenclador) son las únicas que pueden obtener la licencia para hacerlo, encargándose de los trámites para su obtención. A ninguna empresa extranjera, tenga o no establecimiento comercial en Cuba, se le concede licencia de importación.

Coexisten dos segmentos de importación, diferenciados en función de su destinatario final: el área peso y el área dólar. El área peso consiste en las importaciones del Estado, a través de algunas empresas especializadas, para satisfacer las necesidades básicas de la población, tanto en la “libreta de abastecimiento" como en suministros médicos y afines. Cada día su monto es más escaso y depende, en muchos casos, del crédito de los suministradores.

En el área dólar se realizan la mayoría de las importaciones, tanto las destinadas a los productos que se venden libremente en divisas convertibles como las destinadas a insumos de empresas. En el área dólar tienen cabida todo tipo de productos, tanto de

AUTOMOVILES, CAMIONES Y SUS REPUESTOS

consumo final como intermedios y las posibilidades de cobro o de obtención de financiamiento son, en principio, mayores que en el área peso.

Hasta hace poco, el comercio exterior estaba organizado en torno a unas pocas empresas estatales especializadas por grupos de productos y servicios, lo que facilitaba la localización del posible cliente y simplificaba la acción comercial. La mayoría de estas empresas han perdido importancia, aunque algunas mantienen un papel relevante en la instrumentación de las importaciones y como intermediarias de uso obligatorio para quienes desean importar y tienen medios de pago pero no tienen licencia de importación. Por el contrario, la descentralización económica en marcha en algunos sectores permite a algunas de las empresas comercializadoras y productoras que disponen libremente de parte de sus ingresos en divisas actuar como importadores, multiplicándose el número de posibles clientes.

Con relación a los aranceles, aunque los de algunos productos han subido recientemente, generalmente cumplen las funciones de recaudación y de protección comercial de forma moderada y no es un obstáculo real para exportar a Cuba. Por otra parte, a los productos que se venden al por menor en dólares, las empresas estatales que los comercializan les cargan un margen comercial entre el 180 y el 275%, según productos. Este margen tiene el efecto de un impuesto indirecto.

La Ley 77/1995 permite la inversión extranjera en casi todos los sectores, excluyendo la seguridad y defensa nacional, la enseñanza y la salud. Para ello es preceptiva la aprobación del Gobierno a través del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, o de una Comisión al efecto. Las inversiones pueden tomar forma de sociedades anónimas de capital totalmente extranjero, empresas mixtas o contratos de asociación económica internacional. Para más información sobre la inversión en Cuba le remitimos al fondo documental del ICEX (www.icex.es), donde encontrará el documento “Invertir en Cuba”

El procedimiento administrativo ha venido mejorando, pero hay que tener en cuenta que el proceso de negociación tiende a ser dilatado. La falta de experiencia y de criterios claros, así como la indefinición de los niveles de responsabilidad real, introducen elementos de confusión en la negociación. Más allá de la habitual amabilidad cubana, conviene contrastar el interés y la disposición real de las autoridades cubanas, y no de intermediarios mejor o peor intencionados, en un proyecto de inversión antes de embarcarse en unas negociaciones que pueden ser largas y complejas. Asimismo hay que reseñar que las autoridades cubanas dan creciente importancia a la seriedad y solvencia de sus socios extranjeros.

Las “producciones cooperadas” son una modalidad de asociación económica en creciente uso por su flexibilidad y por incurrir en menores costes. Son una primera fase que puede acabar posteriormente en una empresa mixta. Se suelen instrumentar en contratos de compraventa de equipos y materias primas a los que se incorpora asistencia técnica y financiación. En este tipo de proyectos es muy importante separar totalmente las cuentas de la producción cooperada de las de la producción del socio cubano. Otra modalidad son los Contratos de Administración y Gestión que son cada vez más frecuentes en todos los sectores, especialmente en el turístico. Ambos están regulados por el Acuerdo 3827/2000.

AUTOMOVILES, CAMIONES Y SUS REPUESTOS

2. ANALISIS DE LA DEMANDA

Dividimos el análisis en tres segmentos (turismos, autobuses y camiones), diferenciando, dentro de ellos, los sectores demandantes, tanto de vehículos nuevos como de repuestos. Analizamos qué marcas componen cada una de las flotas más importantes, centrándonos

en los automóviles modernos y dejando de lado los repuestos para antiguos vehículos

americanos y soviéticos. El motivo es doble. Por un lado, nuestro país no es competitivo

en relación a estos componentes. Por otro, las posibilidades financieras de los demandantes de estos productos son mucho menores. En muchas ocasiones, al no disponer de presupuesto, no adquieren nuevas piezas sino que “inventan” una solución, construyendo nuevas piezas o adaptando las de otros vehículos.

La situación económica actual ha reducido la ya de por sí limitada demanda del mercado

aunque las expectativas a largo plazo son enormes. El parque automóvil, tanto de turismos como de camiones y autobuses no turísticos va a tener que ser renovado en su totalidad debido a la antigüedad de los equipos actuales. Esta obsolescencia tampoco provoca una gran demanda actual de repuestos. La precariedad financiera agudiza el

ingenio y se recurre a soluciones no convencionales para mantener los vehículos en circulación.

A grandes rasgos debemos separar nítidamente entre la demanda pública y la privada. La demanda privada tiene un volumen muy reducido que se limita a los extranjeros residentes en la Isla y unos pocos cubanos privilegiados. La mayor demanda pública de vehículos nuevos y repuestos corresponde a las empresas del sector turístico (alrededor del 75% del mercado de turismos y gran parte del de autobuses), a las grandes corporaciones cubanas (Cimex, Cubalse) y a las empresas mixtas. Las compras de vehículos nuevos para empresas y ministerios es reducida, ya que su renovación depende

de las autorizaciones ministeriales y asignaciones presupuestarias de la Caja Central.

Tratan, siempre que pueden, de reparar, alargando enormemente la vida útil de los vehículos y aumentando la demanda de repuestos. No obstante algunas empresas tienen mayores recursos

2.1 TURISMOS Y UTILITARIOS

La mayoría del reducido parque automotor cubano sigue estando constituido por vehículos americanos de los años 50 (Chevrolet, Dodge, Ford, Studebaker, Buick, Pontiac, Chrysler, Oldsmobile; el último coche americano entró en 1961) y coches de fabricación soviética (Lada, Moskvich, Fiat Polski, Volga, Skoda…) Los vehículos modernos no comenzaron a entrar hasta 1995.

Es extremadamente complicado obtener datos fiables sobre el tamaño del parque móvil.

Esta información no la facilita el gobierno cubano. Se han realizado ciertas estimaciones

a partir de conversaciones con diferentes empresarios del sector. Según estas

informaciones, el parque actual de vehículos turismo modernos difícilmente sobrepase el

AUTOMOVILES, CAMIONES Y SUS REPUESTOS

número de 38.000. En 2002 se vendieron aproximadamente 6000 vehículos, menos que en 2001. El decrecimiento parece que va a continuar en este difícil 2003. En cuanto a la cuota de mercado de turismos nuevos por fabricante, el diagrama circular recoge las estiumaciones realizadas por empresarios del sector. Se puede observar que el fabricante coreano Hyundai domina el mercado, seguido del Grupo PSA y de Toyota. Las empresas europeas y asiáticas se reparten las ventas al 50% aproximadamente.

CUOTA DE MERCADO TURISMOS POR FABRICANTE

Toyota

Grupo VW 15% 9% Peugeot Fiat 16% 9% Citröen 7% Kia Hyundai 5% 21% Nissan
Grupo VW
15%
9%
Peugeot
Fiat
16%
9%
Citröen
7%
Kia
Hyundai
5%
21%
Nissan
4%
Otros
Renault
Mitsubishi
6%
6%
2%

Fuente: Elaboración propia.

TURISMO El sector turístico está monopolizado por empresas estatales con una importante presencia de cadenas extranjeras en la gestión hotelera. Las multinacionales del alquiler de coches no tienen presencia en la Isla. Las distintas empresas que poseen flotas de alquiler de coches pertenecen a las corporaciones cubanas (Cimex, Cubalse, Cubanacán, Gaviota) o al Ministerio del Transporte.

FLOTA DE VEHÍCULOS DE AGENCIAS DE ALQUILER DE COCHES (Nº de vehículos)

3500 3000 2500 2000 1500 1000 500 0 T ra n s tu r H
3500
3000
2500
2000
1500
1000
500
0
T
ra
n
s
tu
r
H
a
v
a
n
a
u
to
V
e
ra
c
u
b
a
C
u
b
a
ls
e
P
a
n
a tra
n
s
G
a
v
io
ta
R
e
x
O
tra s

Fuente: Elaboración propia.

Las distintas empresas recurren a las centrales de compras de sus grupos empresariales para realizar los trámites de importación de vehículos nuevos y repuestos. Por lo general disponen de talleres propios. La amortización de los vehículos no siempre se realiza a los

AUTOMOVILES, CAMIONES Y SUS REPUESTOS

80.000 Kms. Es habitual que, una vez amortizado, el vehículo se destine al alquiler por meses a residentes.

En cuanto al tipo de vehículos, la mayor parte son coches de pequeño y medio tamaño. El número de coches de lujo (Audi, Mercedes) y monovolúmenes (asiáticos, principalmente) es escaso. La presencia de todo terreno es también reducida, destacando las marcas Suzuki, Toyota, Ssangyong y Kia. Las principales empresas de alquiler de vehículos son las que siguen:

TRANSTUR: Pertenece al Ministerio del Transporte y posee la mayor flota de vehículos destinados al turismo: alquiler (Transtur rent a car) y taxis (Transtur taxi). La mayor parte de la flota son vehículos Hyundai. También dispone de Peugeot, Toyota, Mitsubishi, y Mercedes. Unos 3000 vehículos Realiza sus importaciones a través de EIGT, del grupo Tradex. (www.transturentacar.cu)

HAVANAUTOS: Compañía de alquiler de coches y taxis del grupo Cimex. Dispone de unos 2500 vehículos y depende directamente de la División Automotriz de Cimex. Peugeot, Hyundai, Daewoo, Dahitsu, Toyota, Suzuki. (www.havanautos.cu)

VERACUBA: Empresa de transporte del grupo turístico Cubanacán, el mayor del país. La compañía de alquiler de coche se llama Cubacar y la de taxis, Taxi OK. La flota total es de unos 1500 vehículos. Tiene licencia de importación. Peugeot, Mercedes, VW, Subaru, Hyundai, Daihatsu, Mitsubishi, Toyota y Suzuki (www.cubanacan.cu)

CUBALSE: Este holding cubano gestiona la agencia de alquiler Micar. La flota es de aproximadamente 1000 vehículos de las marcas Fiat, Peugeot, Toyota y Dahiatsu. La división automotriz de Cubalse y su red de talleres le dan servicio. (www.micarenta.cu)

PANATRANS: Pertenece al Ministerio de Transporte y al Poder Popular de La Habana (ayuntamiento) y limita su actividad a esta ciudad, donde gestiona una flota de taxis (Panataxi), alquiler de coches (Panauto), autoescuela y alquiler de coches antiguos (Gran Car). Aproximadamente dispone de unos 600 vehículos Citröen (taxis), Peugeot, Toyota, Ssangyong, Suzuki y Hyundai. (www.cuba.cu/turismo/panatrans/)

GAVIOTA: El grupo turístico de las fuerzas armadas gestiona Via Rent a Car. Acude a los talleres del grupo empresarial del ejército (SASA) para las reparaciones y efectúa sus importaciones a través de Tecnotex. Peugeot, Suzuki. (www.gaviota- grupo.com)

REX: Empresa del Grupo Tradex del ministerio de Transporte. Especializado en alquiler de coches de lujo. Toda su flota es del grupo VW: Audi, Skoda y VW. Adquiere sus suministros y repara sus vehículos a través de las empresas del grupo. Cerca de 400 vehículos. (www.transnet.cu/tradex/)

AUTOMOVILES, CAMIONES Y SUS REPUESTOS

OTROS: Existen otras empresas cubanas con pequeñas flotas de alquiler de vehículos

y taxis, como Habaguanex (www.habaguanex.cu) o el grupo Palco

(www.complejopalco.com). Las Direcciones Provinciales del Transporte, dependientes

del Ministerio del Transporte también pueden disponer de pequeñas flotas de

vehículos. En ocasiones, el Poder Popular (ayuntamiento) gestiona una red de taxis

en la localidad.

EMPRESAS La mayoría de empresas cubanas dispone de una pequeña flota de vehículos para comerciales y directivos. Las posibilidades de renovación de estos equipos son, en muchas ocasiones, limitadas. Para adquirir un vehículo las empresas deben seguir un complicado proceso de autorizaciones ministeriales. Dichas autorizaciones se otorgan con un objeto muy limitado, exigiendo largas financiaciones y bajos precios que no siempre se encuentran en el mercado. Las empresas acuden a las distintas sucursales extranjeras, concesionarios y distribuidoras mayoristas para adquirir sus equipos. Las reparaciones las realizan en empresas del sector estatal aunque las mayores entidades disponen de talleres propios.

Los distintos ministerios y las Fuerzas Armadas (FAR) suelen contar con flotas de vehículos Lada para los principales cargos directivos aunque también adquieren vehículos europeos y asiáticos ocasionalmente.

El sector empresarial estatal adquiere la mayor parte de los vehículos utilitarios y furgonetas. En vehículos utilitarios destacan las marcas europeas como Citröen y Peugeot. En cuanto a las furgonetas, el liderazgo corresponde a fabricantes asiáticos como Hyundai, Toyota, Kia y Mitsubishi. También existe presencia de algunos vehículos americanos Dodge y Chrysler y de vehículos Mercedes.

Muy pocas empresas siguen una política de uniformidad de sus flotas para mejorar los servicios de reparación y disminuir costes. Copextel, que adquiere vehículos Citröen y Aguas de La Habana, con la marca Peugeot, son dos excepciones.

Algunas de las principales flotas de vehículos modernos pertenecen a las siguientes empresas:

Etecsa: Empresa mixta italocubana líder en el mercado cubano de las telecomunicaciones. Lleva a cabo la digitalización de las líneas telefónicas.

Copextel: Grupo empresarial especializado en electrónica y nuevas tecnologías. Tiene

una red de distribución mayorista de tamaño relevante. www.copextel.cu

TRD: Red de tiendas de recuperación de divisa del grupo empresarial del ejército, con

establecimientos por todo el país. Cimex: La corporación Cimex es el mayor holding cubano, con intereses en múltiples sectores. Controla varias redes de distribución minorista (Tiendas Panamericanas, Duty Free, Photoservice, Restaurantes el Rápido…) y agencias aduaneras y de transporte, que luego comentaremos. www.cimexweb.cu Cubalse: Otro gran holding multisectorial. Red de restaurantes Continental y distribución minorista (Meridiano). www.cubalse.cu Caracol: Controla una red de tiendas para el turismo en todo el país.

AUTOMOVILES, CAMIONES Y SUS REPUESTOS

Cubanacán: Además de las agencias de alquiler de vehículos gestiona numerosos hoteles y la red de tiendas Universo. www.cubanacan.cu Aguas de La Habana: Empresa mixta de Aguas de Barcelona. Gestiona la renovación de la infraestructura de aguas en La Habana y Varadero. PARTICULARES La población cubana no puede adquirir un vehículo sin una autorización especial del gobierno que se otorga en un número reducido de ocasiones a un grupo limitado de personas, como trabajadores cubanos que han cumplido con éxito misiones en el extranjero, artistas, etc. Los clientes particulares de vehículos quedan por tanto reducidos al personal extranjero residente en la Isla y al personal diplomático.

Las empresas extranjeras deben solicitar autorización a la Cámara de Comercio para adquirir un vehículo. El número de automóviles que pueden comprar está limitado y deben repararlos en concesionarios oficiales. Las empresas de capital mixto funcionan de forma análoga a una cubana en este sentido.

Las corporaciones Cubalse y Cimex son las únicas autorizadas a vender coches nuevos, repuestos y a reparar vehículos de particulares y empresas extranjeras. También existen microtalleres a los que pueden recurrir, pero casi todos los repuestos que instalan proceden del mercado informal. En caso de no encontrarlos, acuden a soluciones no convencionales, sobre todo en el caso de los viejos vehículos rusos y americanos.

En cuanto a los vehículos de segunda mano, los extranjeros o cubanos no pueden vender directamente sin la intermediación de las cadenas Cubalse o Cimex. En ocasiones, algunos empleados aceleran la vida útil del coche para luego adquirirlo de forma ilegal a la empresa a un bajo precio, reparándolo posteriormente.

2.2. AUTOBUSES

El principal demandante de autobuses vuelve a ser el sector turístico. Las principales empresas de transporte de turistas pertenecen a corporaciones a las que ya hemos hecho referencia. Estas corporaciones turísticas disponen de hoteles, agencias de viaje, excursiones programadas, etc. La rama del transporte constituye un eslabón necesario para su negocio. Las flotas de vehículos son mucho más modernas que en el caso del transporte público. La mayoría tiene mecánica Volvo. El resto lleva Mercedes o Scania. La mayor parte son autobuses ensamblados en Brasil o en Cuba con carrocerías de la empresas brasileñas Busscar (www.busscar.com.br) y Marcopolo pero con motores y piezas europeas. Las principales empresas de transporte turístico son:

Transgaviota: Flota de autobuses del Grupo Gaviota. Mecánica Volvo. Los microbuses son Toyota. Transtur: Empresa de transporte turístico del Ministerio del transporte (MITRANS). Volvo. Los microbuses y furgonetas son Kia y Hyundai Veracuba: Flota de autobuses de Cubanacán que gestionan la mayor red hotelera cubana. Volvo Viazul: Empresa de transporte turístico del grupo ASTRO, del Ministerio de Transpoorte (MITRANS). Tiene una flota de 55 autobuses Mercedes que realizan trayectos regulares con los principales puntos turísticos de la Isla

AUTOMOVILES, CAMIONES Y SUS REPUESTOS

Apenas se realizan inversiones en el transporte público, una de las ramas de la economía que peor se ha recuperado de la crisis de la primera mitad de los 90’. Todavía hay en circulación un gran número de autobuses Hino japoneses, Ikarus húngaros, Girón (ensamblados en Cuba con algunas piezas también cubanas) y Pegaso españoles. También existen autobuses de segunda mano donados por Canadá y la UE principalmente: International con chasis Am-Trans y de fabricantes europeos. Las donaciones españolas son las más abundantes y muchos de estos autobuses llevan mecánica Pegaso. Otra marca con cierta presencia, sobre todo en largo recorrido es Kia.

Las empresas turísticas también suelen contar con flotas de furgonetas monovolumen, generalmente de origen asiático, para el traslado de pequeños grupos de turistas.

Como hemos indicado, el transporte público nacional dispone de vehículos obsoletos que no han sido renovadas en mucho tiempo. El transporte por carretera y urbano es irregular, la flota escasa y la capacidad financiera de estas empresas es bastante más limitada que las del sector turístico. Las últimas compras han sido de vehículos de mecánica Mercedes ensamblados por Busscar. Las principales empresas son las que siguen:

Astro: Asociación de servicios de transporte por omnibus nacionales. Depende del MITRANS y explota las líneas regulares de pasajeros. Los más modernos tienen mecánica Kia. Direcciones Provinciales del Transporte: Una por provincia, destacando las empresas de La Habana y Matanzas. Dependen también del Ministerio del Transporte. Engloban algunas empresas locales como Metrobus, Sueño Azul y Transmetro en La Habana o Transcuba en Matanzas. Las reparaciones las efectúan a través de EPTO, talleres del mismo organismo. Empresas Provinciales del Transporte Escolar: Dependen de las Direcciones Provinciales del Transporte.

2.3. VEHICULOS PESADOS

La flota de camiones es reducida y de bastante antigüedad. Todavía circulan muchos americanos anteriores a la revolución (Ford, Chevrolet, International, Dodge, Mack, Freightliner) aunque son pocos los camiones con este origen que han sido adquiridos recientemente a través de Mexico o Panamá. El mayor número de vehículos corresponde a camiones rusos (Kamaz, Gaz, Zil…) y el parque de vehículos con mecánica Pegaso también es elevado. Las nuevas adquisiciones están lideradas por camiones International americanos, introducidos a través de terceros países, y por fabricantes europeos como DAF, Iveco, Volvo y Renault Trucks. También se importan camiones de segunda mano. Es muy complicado obtener datos fiables sobre la composición del parque de camiones y la cuota de mercado actual en vehículos nuevos.

Muchos de los camiones más viejos han sido sometidos a procesos de remotorización debido a la escasez de repuestos y a su elevado consumo de combustible. Por lo general se les instala motores diésel (Iveco, Mercedes, Mitsubishi, MWM). De esta manera alargan su ciclo de explotación a un bajo coste.

AUTOMOVILES, CAMIONES Y SUS REPUESTOS

Los principales demandantes son las grandes corporaciones (Cimex, Cubalse), las empresas del Ministerio del Transporte y el Ejército. El sector de la construcción y del níquel son también potenciales clientes. La capacidad financiera actual para la renovación de equipos es discreta. El sector del azúcar está en pleno proceso de reestructuración y su capacidad financiera es incluso más reducida. En cambio, son necesarios muchos repuestos, dada la edad media de los vehículos que componen el parque móvil y muchas veces son difíciles de enconrar algunas piezas dada su antigüedad.

Las compras se realizan principalmente a través de las importadoras EIGT del grupo Tradex y de Transimport, del SIME. Tecnoimport y Tecnotex importan para el ejército. Las empresas más interesantes son:

TRANSPORTE DE MERCANCIAS División Logística Cimex: El holding dispone de una central de compras y de una gerencia de almacenaje y distribución para el transporte de mercancías. Gestiona una agencia aduanal (ADESA), la zona franca y depósitos aduanales de Berroa (Havana in Bond, a través de Zelcom) y Transcimex, que cuenta con más de 200 vehículos pesados.

Cubalse: La empresa del grupo, Arandia, es una agencia transitaria de cargas. El holding dispone de una flota de transporte para el suministro de su red de distribución que incluye tiendas, supermercados y restaurantes.

Almacenes Universales (AUSA): Pertenece al grupo de empresas del ejército y gestiona las zonas francas de Wajay y Mariel y numerosos almacenes en todo el país. Dispone para estas actividades de una flota de vehículos pesados.

Agencia de servicio al transporte (ASAT): Agencia aduanal y transportista del grupo Tradex del MITRANS. Camiones y remolques con mecánica americana. Realizan sus compras a través de EIGT. La flota es pequeña.

Grupo Empresarial de Camiones (UDECAM): Grupo empresarial del MITRANS especializado en el transporte de carga. Comprende unas 25 empresas entre las que destacan Servicargo, Serviexpress, Servi-Fer, Servinac y Transsimex. En total la flota es de unos 1500 vehículos (la mayor del país) con mecánica rusa (Kamaz), americana (Ford, International, Freightliner, algún Mack) y europea (DAF, Iveco). Las últimas adquisiciones han sido de estas dos últimas marcas y de vehículos International americanos adquiridos a través de Mexico y Panamá.

Direcciones Provinciales del Transporte: también disponen de flota de vehículos pesados y semipesados

Compañías turísticas: Empresas como Cubanacán y Gaviota disponen de pequeñas flotas de vehículos semipesados para el traslado de los suministros de sus hoteles y tiendas.

AUTOMOVILES, CAMIONES Y SUS REPUESTOS

CONSTRUCCIÓN El sector de la construcción está controlado por el Ministerio de la Construcción, MICONS. En su estructura empresarial hay un gran número de empresas con pequeñas flotas de camiones. La compra y distribución de piezas, recambios y vehículos nuevos está prácticamente monopolizada por Comercial Guamá, que interviene decisivamente en la selección del proveedor. La mayoría de los camiones son Kamaz rusos y muchos otros tienen mecánica Pegaso. Los vehículos más nuevos suelen ser Renault, Mercedes, Iveco y Daf.

NÍQUEL En el sector minero destaca la extracción de níquel. Cuba es uno de los mayores productores mundiales de este material. La extracción se lleva a cabo con la colaboración de la multinacional canadiense Sherrit que, entre otras cosas, aporta financiación para equipos. Es relevante la influencia holandesa en la industria, ya que empresas de este país son los principales clientes de este material que luego revenden en los mercados internacionales. Los camiones son casi todos Volvo.

AUTOMOVILES, CAMIONES Y SUS REPUESTOS

3. ANALISIS DE LA OFERTA

3.1. PRODUCCION NACIONAL

Al igual que sucede en otras industrias, la producción cubana de vehículos y repuestos es reducida y el país debe recurrir a la importación para cubrir sus necesidades. La fabricación está controlada principalmente por el Grupo Industrial Unecamoto (Unión de Empresas Productoras de Equipos Automotores), del Ministerio de la Industria Sideromecánica (SIME). La fabricación de neumáticos, cámaras y neumáticos recauchutados la desarrolla la Unión de la Goma, del Ministerio de la Industria Básica, MINBAS.

La producción se limita a repuestos (radiadores, pistones, rodamientos, bandas y pastillas de frenos, camisas, filtros, acumuladores, bujías etc.) y remotorizaciones, a las que ya hemos hecho referencia. También existe cierta industria de ensamblaje. El destino más habitual son los vehículos del viejo parque automotor cubano (soviético, americano), tanto ligero como pesado, dado que es difícil encontrar unos repuestos que, en muchas ocasiones, han dejado de fabricarse.

Debemos mencionar las fabricaciones cooperadas y empresas mixtas, en las que existe participación extranjera. Normalmente se limitan al ensamblaje y últimas fases del proceso productivo. Estas se desarrollan en Cuba con el objetivo de penetrar en el mercado nacional, más que por las ventajas derivadas de la producción en plaza. Los compradores cubanos deben optar por la fabricación nacional para sustituir importaciones si el producto nacional satisface sus necesidades.

AUTOBUSES La colaboración más relevante es Transbuss industria, empresa mixta entre el grupo Unecamoto y la empresa de carrocerías brasileña para autobuses Busscar. Lleva a cabo el ensamblaje de las carrocerías cariocas sobre chasis Volvo y Mercedes. El destino es el sector turístico. Casi todos los autobuses turísticos que actualmente circulan en la Isla provienen de esta asociación que produjo más de 300 vehículos en 2001. La colaboración se apoya en un préstamo de 15M$ del Banco Brasileño de desarrollo (BNDES).

Unevol, empresa portuguesa representa a Volvo Penta en Cuba. Rehabilitan y ensamblan autobuses y producen algunas piezas para los motores junto a Unecamoto.

AUTOMOVILES, CAMIONES Y SUS REPUESTOS

También es Unecamoto el socio cubano en MCV Comercial. Junto a la empresa egipcia Cairo, el inversor extranjero de este negocio, ensambla autobuses en los que el chasis y el motor son Mercedes que provienen de Brasil y Alemania, respectivamente. La carrocería también es brasileña (Marcopolo). Remotoriza motores agrícolas, da servicio de mantenimiento y comercializa la marca Mercedes (tanto vehículos pesados como semipesados y ligeros) en Cuba.

VEHÍCULOS PESADOS Existe una colaboración entre el grupo canadiense Tokmakjian y la industria del azúcar para la instalación de motores Hyundai en vehículos de uso del Ministerio del Azúcar (MINAZ). También hay algunas colaboraciones de empresas extranjeras en remotorización.

VEHÍCULOS LIGEROS La empresa panameña con capital español Asprodex ensambla determinadas partes (defensas, puertas, etc.) de vehículos Nissan con el Grupo Unecamoto.

Otro tipo de colaboración no productiva pero que facilita la introducción de vehículos en la Isla es la formación de mecánicos para garantizar el servicio postventa. La empresa panameña con capital español Zepol Marin y la belga BDC Group adiestran al personal cubano para la reparación de vehículos Citröen y Peugeot, respectivamente. Esta estrategia les permite asimismo promocionar los repuestos originales de estas marcas.

Los datos de producción facilitados por la Oficina Nacional de Estadística cubana (ONE) son los que siguen. Se observa un descenso generalizado de la producción en el sector. El último año disponible es 2001

PRODUCCION INDUSTRIAL CUBANA EN EL SECTOR DEL AUTOMOVIL

 

Unidad

1.997

1.998

1.999

2.000

2.001

Neumáticos para Automóviles Neumáticos para Transporte Neumáticos Recauchutados Bujías Baterías Ensamblaje camiones Ensamblaje autobuses

Miles de uds. “ “ Unidades “

53,6

42,7

44,1

26,5

28,1

76,6

60,7

56,5

50,3

50,9

155,8

113,5

106,2

123,5 140,1

1325,5 1573,1

646,5

549,1 186,6

185,3

197,8

209,4

133,2 173,5

 

102

242

70

2

49

72

302

336

Fuente: ONE, Anuario Estadístico 2001

3.2. IMPORTACIONES

La venta de automóviles nuevos y repuestos se lleva a cabo, en su mayor parte, a través de empresas extranjeras radicadas en Cuba que representan a las principales empresas japonesas y europeas de turismos, camiones, autobuses, otros automóviles y sus componentes. Estas empresas son en su mayoría españolas, italianas y canadienses.

AUTOMOVILES, CAMIONES Y SUS REPUESTOS

Traen los productos desde su origen o desde terceros países como Panamá. Sin embargo, estas empresas no pueden realizar los trámites de importación ni labores de distribución. A pesar del embargo existen importaciones puntuales de productos americanos a través de México y Panamá.

Como hemos visto, los fabricantes asiáticos y europeos se reparten el mercado de turismos y utilitarios modernos y sus repuestos al 50% aproximadamente, con ligera ventaja oriental. También es relevante la importación de vehículos rusos Lada de nueva fabricación.

En cuanto al mercado de autobuses, casi todas las importaciones provienen de Brasil a través de la ya mencionada empresa mixta Transbuss. Los motores y chasis provienen de Europa, así como las piezas de repuesto. Finalmente, en vehículos de carga existe un liderazgo claro de las exportaciones europeas.

Es importante recordar que la mayor parte del parque automotriz tiene más de 15 años de antigüedad y que predominan, tanto en vehículos ligeros como pesados, la presencia de vehículos de fabricación soviética. Así, las importaciones de recambios para vehículos Lada y camiones Kamaz es significativa a pesar de las dificultades de suministro. Las ventas están controladas por sucursales de empresas rusas. También es destacable la presencia de numerosos vehículos con mecánica Pegaso con idénticos problemas de suministro.

El gobierno cubano facilita los datos estadísticos de su comercio exterior conforme al sistema CUCI, diferente al TARIC de las aduanas españolas. Los datos no se desglosan por países de origen y es muy difícil saber qué mercancías se incluyen en cada partida. También comprenden determinados productos de fabricación soviética que no son el objeto de nuestro estudio Sirvan por tanto los siguientes datos a título meramente orientativo:

IMPORTACIONES CUBANAS DEL SECTOR AUTOMOTRIZ

 

1998

1999

99/98

2000

00/99

2001

01/00

01/98

Vehículos transporte personas

M$

38.120

51.661

35,5

51.521

-0,3

59.928

16,3

57,2

Uds

6.936

7.962

13.906

11.317

Vehículos transporte de pasajeros

M$

21.013

32.576

55,0

55.102

69,1

14.952

-72,9

-28,8

Uds

530

8.974

4.311

891

Vehículos transporte mercancías

M$

30.380

36.149

19,0

46.654

29,1

47.209

1,2%

55,4

Uds

1.656

2.136

2.460

2.561

Unidades motrices para semiremolques

M$

89

3.550

3888

3.971

11,9

4.872

22,7

5374

Uds

3

1.137

169

168

Vehículos para usos especiales

M$

12.225

7.774

-36,4

8.348

7,4

11.254

34,8

-7,9

Uds

557

155

891

377

Accesorios y piezas

M$

48.337

59.380

22,8

70.042

18,0

73.172

4,5

51,4

Remolques y

M$

1.228

1.394

13,5

1.653

18,6

820

-50,4

-33,2

semiremolques

AUTOMOVILES, CAMIONES Y SUS REPUESTOS

Uds

76

151

355

122

Fuente: Anuario Estadístico de Cuba 2001, ONE, Ed. 2002

El comportamiento del mercado en 2002 ha sido peor que en el año anterior, al igual que ha sucedido en otros muchos sectores de la economía cubana, debido, entre otras causas, a la crisis mundial del turismo. En la actualidad el sector sigue atravesando un momento delicado, si bien el mejor comportamiento del turismo durante el primer semestre de este año puede implicar una recuperación dado que es esta industria la mayor demandante de vehículos nuevos y de piezas de repuesto y la principal fuente de ingresos del país.

IMPORTACIONES CUBANAS (Unidades)

1 .0 6 0 0 1 4 .0 0 0 1 2 .0 0 0
1 .0
6
0
0
1 4
.0
0
0
1 2
.0
0
0
1 0
.0
0
0
8
.0
0
0
6
.0
0
0
4
.0
0
0
2
.0
0
0
0
2000
2001
e
V
h
íc
u
lo
s
T
o rte
d
e
P
e
rs
o
n
a
s
(U
d
s
.)
e
V
h
íc
u
lo
s
T
ra
n
s
p
o rte
d
e
M
e
rc
a
n
c
ía
s
(U
d
s
.)
e
V
h
íc
u
lo
s
T
ra
n
s
p
o
rte
d
e
p
a
s
a
je
ro
s
(U
d
s
.)

IMPORTACIONES CUBANAS (Miles de USD)

8 0 .0 0 0 7 0 .0 0 0 6 0 .0 0 0
8
0 .0 0 0
7
0 .0 0 0
6
0 .0 0 0
5
0 .0 0 0
4
0 .0 0 0
3
0 .0 0 0
2
0 .0 0 0
1
0 .0 0 0
0
1998
1999
2000
2001
c c e s o rio s
A
y
P ie z a s
(M
$ )
e h íc u lo s
V
T ra n s p o rte
d e
P e rs o n a s
(M
$ )
e h íc u lo s
V
T ra n s p o rte
d e
M
e rc a n c ía s
(M
$ )
e h íc u lo s
V
T ra n s p o rte
d e
p a s a je ro s
(M
$ )

Fuente: Anuario Estadístico de Cuba 2001, ONE, Ed. 2002

EXPORTACIONES ESPAÑOLAS A CUBA (Millones de Euros)

AUTOMOVILES, CAMIONES Y SUS REPUESTOS

 

1997

1998

1999

2000

2001

2002

Sector automóvil Autos y motos Componentes

29.1

1.5

27.6

35.3

44.6

40.9

35.9

22.8

3.9

9.8

10.3

13.0

6.3

31.5

34.8

30.5

22.9

16.5

Fuente: Subdirección General de Estudios del Sector Exterior, con datos de Aduanas

 

EXPORTACIONES ESPAÑOLAS A CUBA. (Euros)

 

PARTIDA

CONCEPTO

2000

2001

2002

8702

Vehículos Transporte 10 o más personas Turismos Vehículos de transporte de mercancías

525.548

112.299

265.8662

8703

8.701.980

11.778.650

5.937.8427

8704

1.586.817

2.261.917

1.376.0830

8705

Vehículos para usos especiales

1.345.853

4.972.419

2.611.495

8706

Chasis

8.259

6.330

0

8707

Carrocerías

78.145

101.855

13.6198

8708

Partes, accesorios de vehículos

19.733.160

15.381.464

11.688.486

8716

Remolques y semiremolques

969.938

196.537

150.9001

Fuente: Aduanas españolas

EXPORTACIÓN ESPAÑOLA A CUBA. (Millones de Euros)

50 40 30 20 10 0 1997 1998 1999 2000 2001 2002 Sector automóvil Componentes
50
40
30
20
10
0
1997
1998
1999
2000
2001
2002
Sector automóvil
Componentes

AUTOMOVILES, CAMIONES Y SUS REPUESTOS

4. CANALES DE DISTRIBUCION

4.1. IMPORTACION Y DISTRIBUCION

La figura del importador difiere en la Isla de los usos internacionales. En el sistema comercial cubano sólo una pocas empresas estatales están autorizadas para realizar importaciones de mercancías. Estas empresas disponen de una lista limitada de productos que pueden importar (nomenclador). Las empresas que no disponen de licencia de importación deben recurrir a las importadoras para adquirir productos foráneos. Estas últimas se convierten en intermediarios necesarios aunque, en muchos casos, no intervengan en el proceso de selección del proveedor. Ninguna empresa extranjera y sólo unas pocas empresas mixtas tienen licencia de importación.

En el sector automotor existe una regulación incluso más estricta que limita el número de empresas importadoras. La resolución nº 35 de 1996 del Ministerio de Comercio Exterior faculta con carácter exclusivo a una serie de empresas cubanas a realizar la importación de vehículos, sus partes y piezas. Distingue la importación de aquellos vehículos automóviles cuyo peso máximo de carga no exceda de 1.5 Tm (vehículos ligeros) de aquellos que superan dicho peso (vehículos pesados). Existen entidades que pueden importar tanto unos como otros.

No es habitual que las entidades cubanas adquieran directamente en el extranjero vehículos nuevos o piezas de recambio. Lo más usual es que contacten con sucursales de empresas extranjeras radicadas en la Isla y sean éstas las que vendan el producto tras contactar con los fabricantes en el país de origen. El cliente final o la distribuidora son los encargados de buscar una importadora, en caso de que carezcan ellos mismos de licencia de importación, que realice los trámites de importación. Las empresas distribuidoras en este sector tienen normalmente su propia licencia de importación.

El sector de la distribución está poco desarrollado y monopolizado por empresas estatales. La distribución minorista es muy reducida y se limita a la venta de recambios en dos redes de estaciones de servicio y a la venta de turismos nuevos y piezas en un reducido número de concesionarios. En cuanto a la mayorista, está controlada por un número también pequeño de empresas y su volumen es muchísimo mayor, dado que la mayoría de los clientes finales son empresas cubanas. El mercado negro de repuestos tiene una dimensión elevada en relación a turismos de particulares pero no es calculable. Su origen es habitualmente el robo a empresas estatales por parte de sus propios empleados.

AUTOMOVILES, CAMIONES Y SUS REPUESTOS

Las empresas cubanas pertenecen a holdings empresariales estatales o a grupos de empresas pertenecientes a un Ministerio. Las diferentes empresas que cuentan con flotas de transporte disponen generalmente de sus propios talleres de reparación. Estos talleres acuden a las distribuidoras mayoristas para la compra de suministros. En muchos casos en el propio Ministerio existe una empresa encargada de la distribución e importación.

Al no existir una verdadera industria del automóvil, no tiene sentido hablar de repuestos de primer equipo para este mercado. En cuanto a los canales de distribución de repuestos originales y libres, el sistema es diferente al europeo. Los repuestos originales los suministran algunas sucursales de empresas extranjeras radicadas en la Isla. Estas no representan oficialmente a la marca para evitar los problemas legales derivados del embargo. Son representantes oficiosos. La venta de estos repuestos la realizan empresas estatales en los pocos concesionarios oficiales que existen. Los clientes son particulares, pocas empresas y su propio taller. Como no son distribuidores oficiales podría darse el caso de que una empresa cubana estuviera interesada en comprar este tipo de repuestos directamente en España o que nuevos proveedores pudiesen entrart en el mercado. Y se da la paradoja de que una misma corporación agrupa a empresas que venden recambios originales junto a otras que venden multimarcas. Los repuestos libres también los suministran otras sucursales y la red de distribución es mucho más amplia. La compra directa de repuestos en el extranjero no es habitual.

A continuación se detallan los diferentes importadores y distribuidores del sector: Todos

se dedican tanto a vehículos nuevos como a sus piezas de recambio.

VEHÍCULOS LIGEROS

VEHICULOS Y REPUESTOS LIBRES GRUPO UNECAMOTO Este grupo industrial del SIME está dedicado al sector automotor. Incluye a varias empresas productoras y a una importadora/distribuidora denominada Autoimport. Se encarga del suministro de turismos y utilitarios (vehículos ligeros) de varias marcas y sus piezas. Por otra parte, los Centros Especializados de Servicio al Automóvil (CESA) del grupo gestionan 28 talleres de reparación con showroom de repuestos multimarca.

DIVEP Divep es la mayor red cubana de distribución minorista de repuestos para el automóvil aunque su capacidad financiera no es excesivamente boyante en estos momentos. Dispone de una red de 15 almacenes por todo el país y numerosos puntos de venta. Junto

a muchos de estos puntos de venta se incluyen talleres de reparación destinados a vehículos estatales. Constituye un grupo industrial independiente de Unecamoto

CIMEX El mayor holding de empresas cubano, con intereses en muchos sectores. Es uno de los principales importadores y distribuidores de vehículos nuevos y repuestos, además de un importante cliente. Tiene la exclusiva junto a Cubalse de la venta de vehículos a

AUTOMOVILES, CAMIONES Y SUS REPUESTOS

particulares. Su división automotriz suministra tanto a empresas de Cimex (Transcimex, Havanautos, Redes de Distribución…) como a terceros. Dispone también de una red de distribución minorista a través de las estaciones de servicio Cupet-Cimex, con 135 establecimientos en la Isla. En estas tiendas se venden accesorios (aceites, adornos, ambientadores…) y piezas sencillas destinadas, sobre todo, a vehículos soviéticos:

neumáticos, correas, filtros, etc.

GRUPO TRADEX Grupo empresarial del Ministerio de Transporte, MITRANS (Tradex: Asociación de empresas importadoras y comercializadoras para el sector del transporte en sus ramas automotriz, ferroviaria y marítimo-portuaria). Entre sus empresas destaca la importadora y comercializadora EIGT (Empresa Importadora General del Transporte) que suministra a las empresas del grupo, del MITRANS y a terceros. Otras empresas del grupo son Alcón, distribuidora mayorista de ferretería en general y para el transporte (neumáticos, baterías, herramientas…) con almacén en consignación, los talleres Motorcentros y la compañía de alquiler de coches Rex. Entre las empresas del MITRANS a las que suministran destacan las Direcciones Provinciales del Transporte (DPT) y las empresas de transporte de mercancía del grupo UDECAM.

ITH ABATUR La división del transporte de la empresa importadora de suministros para el turismo suministra, entre otros, a Transtur. Realiza labores de importación, sin disponer de una red de distribución.

VERACUBA La división del transporte de Cubanacán (Taxi OK, Cubacar y flota de autobuses) dispone de su propia licencia de importación.

CUBALSE El segundo holding cubano también cuenta con una división automotriz que aporta el 25% de los ingresos del grupo (unos 100 M$). Cuenta con una red de concesionarios (5 multimarcas) con talleres y tiendas de repuestos, una red de distribución minorista en las estaciones de servicio Oro Negro (unos 80 establecimientos con un esquema muy similar al de los Cupet-Cimex) y la compañía de alquiler Micar. Monopolio junto a Cimex en la venta de vehículos a particulares.

TECNOTEX Importación de vehículos ligeros para el Grupo Empresarial de las Fuerzas Armadas (FAR) que controla empresas en diferentes sectores. Suministra a la red de talleres militares SASA, al grupo Gaviota y a las necesidades de los cargos del ejército.

VEHICULOS Y REPUESTOS OFICIALES Como hemos comentados, el suministro de vehículos nuevos y repuestos oficiales lo llevan a cabo las sucursales pero no tienen licencia de distribución. Algunas de ellas han llegado a acuerdos con empresas cubanas, todas ellas poseedoras de distribuidoras e importadoras y ya mencionadas, que se encargan de la distribución en concesionarios oficiosos que también cuentan con talleres de reparación.

AUTOMOVILES, CAMIONES Y SUS REPUESTOS

CUBALSE: La corporación gestiona dos concesionarios oficiosos: el de Peugeot y el de Citröen, vendiendo repuestos originales al por menor y a su propio taller.

TRADEX: Dentro de este grupo se encuentran los talleres y concesionarios oficiosos Citröen (Diasa), cuyo suministrador es la empresa Zepol Marín, y Grupo VW, excepto Seat, que carece de representación en el país. El proveedor en este caso es un danés y el distribuidor la empresa Rex (alquiler de coches).

UNECAMOTO: Autoimport, empresa cubana del grupo, comercial, distribuye los vehículos de la marca Mercedes.

VEHÍCULOS PESADOS

AVIAIMPORT Suministros para los aeropuertos.

suministrada por MCV

COMERCIAL GUAMA Empresa importadora y comercializadora de vehículos pesados para el sector de la construcción. Las empresas de este sector dependen del Ministerio de la construcción (MICONS), cuya estructura empresarial está compuesta por un gran número de pequeñas y medianas empresas, algunas de ellas especializadas en el transporte (TRAC). La mayoría de los suministros automotores los lleva a cabo Guamá.

ENERGOIMPORT Suministro de vehículos para la industria eléctrica (Unión Eléctrica). Está desarrollando una red de almacenes de distribución mayorista en la que podrían vender repuestos.

TECNOIMPORT Suministro de vehículos pesados para las Fuerzas Armadas y su grupo empresarial.

TRANSIMPORT Importadora de vehículos pesados del Grupo Unecamoto. Suministra al sector industrial cubano.

4.2. PROCESO DE COMPRA

VEHÍCULOS NUEVOS Para adquirir un nuevo vehículo las empresas cubanas deben contar con una autorización especial y una asignación presupuestaria específica. Dado que las autorizaciones se expiden en La Habana y que es aquí donde las grandes distribuidoras tienen su sede, prácticamente la totalidad de las ventas se llevan a cabo en esta ciudad. La situación económica actual limita mucho la posibilidad de renovar el parque automovilístico. La situación es especialmente grave en los sectores que no reciben ingresos en divisa: vehículos pesados y transporte público.

Ya hemos hecho referencia a la dificultad que afrontan los particulares para adquirir vehículos de nueva fabricación. Los extranjeros tienen más facilidades pero deben

AUTOMOVILES, CAMIONES Y SUS REPUESTOS

soportar unos amplios márgenes comerciales impuestos por las distribuidoras. Suele superar el 100% del valor del vehículo, lo que encarece enormemente el precio final.

PIEZAS DE REPUESTO En cuanto a las piezas de repuesto, no es necesaria una tramitación burocrática tan complicada como en el caso de los vehículos nuevos y, en la mayoría de los casos, basta con que la empresa disponga de divisas suficientes. Si bien las redes de distribución en teoría lleguen a todo el país, encontrar algunas piezas fuera de La Habana puede ser muy complicado. Incluso en bastantes ocasiones es necesario solicitar recambios directamente en el extranjero, a través de las sucursales de empresas foráneas. Como esto puede suponer la paralización de un vehículo, es muy recomendable tener un stock en un almacén en depósito aduanero, zona franca o en consignación, agilizando de esta forma el surtido de los pedidos.

Las empresas cubanas acuden a las diferentes redes de distribución y talleres especializados para adquirir repuestos. Dichos talleres y distribuidoras compran directamente (o a través de importadoras si carecen de licencia) en el extranjero o a través de las sucursales de empresas extranjeras en la Isla. En el caso, bastante habitual, de que posean su propio taller, pueden también acudir a sucursales de empresas extranjeras que, a través de una importadora cubana, les vendan los productos.

Por su parte, los particulares adquieren repuestos en el reducido número de concesionarios oficiales (Cubalse) o en las redes de distribución de Cupet Cimex y Oro Negro. Este mercado es, como hemos comentado, muy pequeño.

4.3. SUCURSALES DE EMPRESAS EXTRANJERAS

Las empresas y distribuidoras cubanas acuden por lo general a estas empresas para realizar sus adquisiciones, tanto de vehículos nuevos como de repuestos. Estas representan con exclusividad a algunas marcas. Son unos útiles intermediarios para exportar a Cuba, constituyendo la forma más sencilla y barata para comenzar esta actividad. Debe tenerse en cuenta que ni las importadoras ni las distribuidoras realizan labores de representación. Las sucursales sí realizan estas funciones, tienen contactos personales y conocen el funcionamiento del mercado. Muchas de ellas son españolas.

Algunas de estas empresas tienen almacenes en régimen de depósito aduanero o en zona franca. En ocasiones tienen sus mercancías en régimen de consignación. Las empresas cubanas demandan muchas veces agilidad en el surtido de productos. Esto se debe, paradójicamente, a la complicada burocracia a la que deben hacer frente para obtener autorizaciones de compra. Una vez que han obtenido dicha autorización, muchas veces tras cierto tiempo de espera que puede haber supuesto la paralización de equipos, tratan de hacerse con el producto rápidamente. Y sólo si el producto está en la Isla podremos responder a la demanda.

Estas prisas son habituales a finales de año en cuanto a vehículos nuevos. Las autorizaciones no siempre son realistas y se conceden para adquisiciones a precios muy

AUTOMOVILES, CAMIONES Y SUS REPUESTOS

bajos y con un largo periodo de financiación por parte del proveedor. Si a finales de año no se ha conseguido una oferta, solicitan una modificación de las condiciones de ésta al Ministerio. Cuando se la conceden tan sólo tienen hasta el 31 de diciembre para hacerla efectiva y desconocen si en el siguiente presupuesto se podrá renovar la autorización. Esta situación es habitual en relación a los vehículos nuevos.

Podemos distinguir dos tipos de sucursales. Por un lado hay un grupo de suministradores oficiosos, que suministran vehículos nuevos y repuestos originales. Por otra parte, la mayoría de las sucursales venden repuestos tanto oficiales como de otras marcas. Algunas están especializadas en vehículos pesados pero es frecuente que se ocupen de ambos sectores. Las más importantes son las que siguen:

ESPAÑOLAS

REPRESENTANTES OFICIOSOS Asprodex: Comercialización de vehículos y repuestos Nissan 1 . Lleva a cabo parte del ensamblaje en Cuba a través de una producción cooperada con el grupo Unecamoto. La empresa está radicada en Panamá con capital español.

Cubamotor: Comercializa motores y repuestos para vehículos pesados y semipesados. Representa a Iveco en la Isla.

Zepol Marin: Representan a Citröen en Cuba. Llevan a cabo entrenamiento técnico de personal cubano para garantizar el servicio postventa. Disponen de un concesionario oficial, Diasa, a través de Tradex del MITRANS

NO OFICIOSOS Codimo/Omega Star Trading: Sucursal española que comercializa partes y piezas de sistemas de inyección para todo tipo de vehículos y recambios para automóviles de fabricación europea y coreana, especialmente del grupo PSA. Omega Star lleva a cabo reconstrucción de motores y cajas de cambio. Se ocupan por tanto de vehículos ligeros y pesados.

Comercial Impormovil: Piezas y partes para vehículos europeos y, ocasionalmente, asiáticos. Filtros Hengst, pistones, filtros y válvulas Mahle, bujías NGK y Bosch, amortiguadores Bilstein…) Remotorizaciones y venta de motores de uso (Lada…)

Dilsa: Venta de equipos y repuestos para vehículos pesados: Volvo, Iveco, Fiat, Scania.

Grupo Regina: Lubricantes Iada, motocicletas Derbi, siliconas Quilosa, Bujías NGK, etc. Suministran a la red minorista de la corporación Cimex.

Ital Recambios: Repuestos para vehículos de fabricación europea (Fiat, Renault, Citröen, Grupo VW) y asiática (Hyundai, Daewoo, Toyota…). Herramientas y equipos para taller (representan a Magneti Marelli, Ravalloli, Beta, Usac). Comparten la sede

1 Representantes “oficiales” en negrita

AUTOMOVILES, CAMIONES Y SUS REPUESTOS

con transmisión, cadenas…)

Medinabi

Rodamientos

(rodamientos

y

componentes

SKF,

correas

de

Mistral Caribe: Recambios para coches europeos y asiáticos. Herramientas y equipos para talleres, lubricantes, accesorios…

Mutauto: Ensambles de motores, comercialización de componentes Mahle, frenos (Knorr), productos químicos para la industria de la automoción (Krafft) y herramientas Irimo.

Recalvi: Recambios y partes para vehículos ligeros de marcas europeas y asiáticas. Equipos para taller Ryme

Transocean Parts: Venta de vehículos de ocasión y piezas de vehículos ligeros coreanos y europeos.

EXTRANJERAS

OFICIOSOS

BDC International: Comercializa en este sector los vehículos Peugeot, neumáticos Michelín y vehículos industriales Renault. Empresa belga.

Cal S.A.: Representan a Toyota, baterías Yuasa, neumáticos Yokohama y venden accesorios para el automóvil. Empresa panameña.

Elers Company Ltd: Venta de partes, piezas y accesorios originales para vehículos de las marcas Suzuki y Mitsubishi

Sunset

Group:

repuestos.

Vende

las

marcas

Mitsubishi

y

Subaru,

vehículos

nuevos

y

Finauto: Vehículos nuevos y recambios de Kia y Tata

MCV Comercial: Comercializa vehículos pesados y ligeros, motores, minibuses y monovolúmenes de la marca Mercedes. Sucursal de una empresa egipcia. Dispone de una producción cooperada de autobuses (ensamblaje) y de 6 talleres para la reparación y venta de recambios Mercedes

Grupo Tokmakjian: Hyundai, Isuzu y Suzuki. Quizás la empresa extranjera más fuerte del sector. Son canadienses y apoyan su actividad en créditos blandos del Bank of Canada que les permiten ofertar largas financiaciones, principalmente a empresas del sector turístico. También tienen intereses en la industria azucarera, aportando motores Hyundai para vehículos pesados. Operan en la Isla a través de las empresas Caribbean Auto y Caribbean Diesel www.tokmajian.com

Unevol S.A.: Representación de Volvo Penta en Cuba.

AUTOMOVILES, CAMIONES Y SUS REPUESTOS

NO OFICIOSOS Alfimex: Empresa alemana que comercializa accesorios para vehículos pesados y ligeros de marcas alemanas y europeas (Hella, filtros Hengst, correas Optibelt). También vende vehículos reacondicionados Man, Iveco y Mercedes.

Andes Automotive: Comercializa piezas para vehículos del grupo VW, japoneses y de camiones americanos. Son una empresa canadiense.

Terracam: Empresa canadiense comercializadora de equipos pesados y repuestos, principalmente de las marcas International y Freightliner americanas.

4.4. ACCESO AL MERCADO

No es sencillo introducirse en el mercado. Es recomendable comenzar realizando pequeñas exportaciones a través de un intermediario ya radicado en Cuba para luego, en caso de éxito, establecer una infraestructura comercial en la Isla. Los costes de esto último son considerables y la tramitación burocrática no está exenta de dificultades. Existen bastantes beneficios derivados de una representación permanente en la Isla. Pero tener un buen representante es suficiente en muchos casos.

En este mercado las relaciones personales tienen una gran importancia. Los cubanos exigen conocer al cliente y tener referencias de su trayectoria y experiencia. La desconfianza es elevada hasta que se consigue realizar alguna venta con resultados satisfactorios para el comprador. Estas circunstancias aconsejan comenzar la actividad comercial de la mano de algún intermediario. No obstante, desconfíe de los “abrepuertas” que en escasas ocasiones facilitan el éxito de los negocios.

Es preferible contactar con sucursales de empresas españolas del sector que estén interesadas en representar nuestros productos en la Isla. Tenga en cuenta que para contar con un establecimiento permanente en Cuba es necesario tener un historial comercial en el mercado.

5. ARANCEL Y HOMOLOGACIONES

El arancel es elevado en aquellos productos para los que existe industria nacional. De todas formas, no constituye una verdadera barrera de entrada ya que la parte obligada al pago del mismo será una empresa cubana que o bien está exenta, o bien lo paga en pesos cubanos. España se beneficia de las condiciones de nación más favorecida por los tratados internacionales de comercio. Los aranceles para los productos de la industria automotriz son los que siguen:

AUTOMOVILES, CAMIONES Y SUS REPUESTOS

ARANCELES

PARTIDA

% Ad valorem

PARTIDA

% Ad valorem

87.02.10

5

87.07

15

87.02.90

15

87.08

5

87.03

25

87.16

15

87.04

5

87.16.20

30

87.06

5

 

Las exigencias europeas de calidad, empaquetado, etc., son aceptadas en Cuba

6. PROMOCION

Las posibilidades de promoción comercial en este mercado no son las habituales. Apenas existen revistas especializadas, las ferias comerciales son de pequeña dimensión y el acceso a internet no es, ni mucho menos, generalizado. La promoción se basa en el contacto directo con el cliente. También puede ser de utilidad hacer llegar a posibles clientes y, sobre todo, empresas importadoras, el catálogo de productos acompañado de un listado de precios. Esta actividad promocional no tiene gran valor si no va acompañada de un contacto directo.

Hay dos ferias comerciales especializadas, ambas organizadas por la empresa Pabexpo, en las que puede promocionar sus productos. Algunas cámaras de comercio organizan la participación de empresas españolas.

FERIA INTERNACIONAL DEL TRANSPORTE. Se celebra anualmente a finales de septiembre.

FERIA DE LA INDUSTRIA SIDERURGICA, MECANICA Y DEL RECICLAJE, METANICA. Se celebra anualmente a mediados de junio.

Debemos también mencionar a la revista del automóvil Sendas, elaborada por el MITRANS. En ella es posible introducir publicidad. (www.sendasweb.cu)

7. MEDIO DE PAGO Y CONTRATACION

Este es uno de los temas de mayor importancia a la hora de establecer relaciones comerciales con empresas de la Isla. La Oficina Comercial ha elaborado un estudio, actualmente en fase de revisión por las últimas reformas legislativas que modifican el sistema de medios de pago. “Medios de pago en Cuba” explica ampliamente esta cuestión. Lo puede descargar del fondo documental del ICEX

AUTOMOVILES, CAMIONES Y SUS REPUESTOS

 

8. ANEXO

EMPRESA

DOMICILIO

TELEFONO

FAX

E-MAIL

CONTACTO

 

EMPRESAS CUBANAS

A.T. COMERCIAL GAVIOTA

AVENIDA DEL PUERTO, EDIFICIO DE LA MARINA

(53 7) 866 4252/ 867 0411

(53 7) 867 0404

com_at@gaviota.gav.tur.cu

Odilio Agüero, Director de Compras

ASTRO

AVDA. INDEPENDENCIA #101 ESQ. 19 DE MAYO

(53 7) 870 9401/ 09/ 870 5332

(53 7) 873 5908

 

Rafael Martínez, Director de Compras

AUTOIMPORT

CALLE GALIANO Nº. 213 E/ CONCORDIA Y VIRTUDES

(53 7) 862 8590

(53 7) 861 0502

jorge@autoimport.com.cu

Jorge Castro, Director Comercial

AVIAIMPORT

CALLE 182 Nº. 126 E/ 1RA. Y 5TA.,REPARTO FLORES

(537) 66 6647/ 33 6365/ 6234

(537) 33 6365

calixto.sanchez@aviaimport.avianet.cu

Calixto Sánchez, Director Comercial

COMERCIAL GUAMA

AVE 7ª #4420, ESQ 60, MIRAMAR

(53 7) 204 3213/ 202 1226/ 1291

(53 7) 204 3214

rafael@d.guama.netcons.com.cu

Rafael de la Cruz, Director

CUBALSE AUTOMOTRIZ

CALLE 13 562, ESQUINA C, VEDADO

(53 7) 33 6725/ 6961/ 6138/ 0807

(53 7) 33 6476

seccomer@automotriz.cubalse.cu

Carlos Suárez, Director Comercial

DIVEP

GALIANO #213 E/ CONCORDIA Y VIRTUDES

(53 7) 862 8226/ 861 7513

(53 7) 33 8411

andres@divepgc.colombus.cu

Andrés Fleite, Director Comercial

DIVISION AUTOMOTRIZ CIMEX

CALLE 1ª ENTRE 0 Y 2, EDIFICIO SIERRA MAESTRA

(53 7) 203 9209/ 203 9435

(53 7) 204 2866

gcairo@cimex.com.cu

Gustavo Cairo, Director de Compras

DIVISION TRANSPORTE ITH ABATUR

CALLE 15 ESQUINA 4, VEDADO

(53 7) 831 0426 AL 35/ 831 3525

(53 7) 831 3525

feqp.pzep@com.ith.tur.cu

Floirán Culligan, Director de Importaciones

DPT LA HABANA

C/ ULLOA Y AVDA ZOOLOGICO #335

(536 7) 882 0308/ 0913; 881 0042

(53 7) 881 9008

director@dpt.transnet.cu

Ricardo Jiménez, Director

EIGT

LOMA 674 ENTRE LOMBILLO Y COLON

(53 7) 66 6748

(53 7) 33 5475

eigt@enet.cu

Eduardo Rodríguez Dávila, Director

ENERGOIMPORT

AMENIDAD Nº 124 E/20 DE MAYO Y NUEVA.

(537) 873 2501-04 873-0351/ 0174

(537) 873 6079

lule@energonet.com.cu

Raúl García Barreiros, Presidente

PALCO

CALLE 146 Nº. 1107 E/ 11 Y 13, MIRAMAR

(53 7) 204 1700/ 202 6011

(53 7) 204 1700

maciques@palco.cu

Abraham Maciques, Presidente

PANATRANS

HUMBOLD#2 E/ MARINO Y HOSPITAL

(53 7) 879 6123/ 8702301

(53 7) 873 1427

helpdesk@panatrans.transnet.cu

Armando Reyes, Director

REX

AVE. RANCHO BOYEROS Y CALZADA DE BEJUCAL

(53 7) 33 9160

(53 7) 33 9159

i.nadelmann@avis.dk

Iván Nadelmann, Presidente

TECNOIMPORT

SAN PEDRO Y OBRAPIA. 4TO PISO. EDIFICIO LA MARINA

(537)861-5622 / 8612632

(537) 66 9777

relova@ti.gae.com.cu

Rodolfo Relova, Gerente Comercial

TECNOTEX

AVENIDA DEL PUERTO Y OBRAPIA . EDIFICIO DE LA MARINA

(53-7) 861 5526/ 861 3617

(53 7) 861 5526

direccion@tecnotex.gae.com.cu

Jorge Risquet, Director

TRANSIMPORT

CALLE 102 Y AVE. 63,

(537) 260 0832

(537) 260 0325

ranklin@transimport.co.cu

Eduardo Avalos, Director Comercial

TRANSTUR

CALLE L, NO. 456, E/ 25 Y 27, VEDADO

(53 7) 55 3991/ 66 9234

(53 7) 33 9683

comercial@transtur.tur.cu

Jorge Luis Oliva, Director

UNECAMOTO

C/ E #12 ESQUINA 3ª, VEDADO

(53-7) 33 1645/ 49/ 33 2945

(53-7) 33-6545

carmita@unecamoto.com.cu

Cristóbal Vázquez, Presidente

VERACUBA

162 Y 3ª, REPARTO FLORES

(53 7) 204 6763/ 33 0600/ 01

(53 7) 33 6312

gerente@atm.veracuba.cyt.cu

Néstor Suárez, Director de Compras

AUTOMOVILES, CAMIONES Y SUS REPUESTOS

 

OTRAS EMPRESAS

   

AGUAS DE LA HABANA

FOMENTOY RECREO, RPTO PALATINO

(53 7)66 4901 66 4950 AL 56

(53 7)66 4901

jratia@aguas.colombus.cu

Julio Ratía, Director

ALMACENES UNIVERSALES

AVDA. PUERTO Y OBRAPIA

(53 7) 33 0156/ 0981

(53 7) 66 9734

otto@ausa.gae.com.cu

Otto Villarin, Comercial

CARACOL

1ª #2003, E/ 20 Y 22, MIRAMAR

(53 7) 204 0324/ 204 0507

(53 7) 204 1690

preside@oficentral.caracol.tur.cu

Sr. Juan Carlos Iglesias Cabrera, Vicepresidente

COPEXTEL

CENTRO NEGOCIOS MIRAMAR AVE 3ª E/ 78 Y 80 EDIF. HABANA OF. 206

(53 7) 204 3490/ 204 2699 / 3489

(53 7) 204 3491

humberto@mtc.copextel.com.cu

David Friedman, Director Electricidad

ETECSA

EGIDO Nº 610 E/GLORIA Y APODACA. HABANA VIEJA

(53 7) 860 48 48

(53 7) 33-6928

presidencia@tel.etecsa.cu

Eduardo Ramírez, Director de Negociaciones

TRD

AVE. DEL PUERTO Y OBRAPIA EDIF. DE LA MARINA DE GUERRA

(53-7) 66 6835 aL 41/ 66-6640/

(53 7) 66-6561

juliocfg@trd.gae.com.cu

Sr. Julio César Figueredo, Director de Compras

 

EMPRESAS ESPAÑOLAS

   

ASPRODEX

CALLE 13 Nº408, APTO. 1 E/F Y G. VEDADO

(537) 832-6217 / 885 5519

(537) 832-6217

asprodex@cubacel.net

José Manuel González

CODIMO

CALLE 16 Nº 504 E/ 5TA Y 7MA., MIRAMAR

(53 7) 204 8420

(53 7) 204 7800

montane@infocex.cu

Rafael Mohedano

COMERCIAL IMPORMOVIL

CALLE 156 Nº 327 E/ 3ªB Y 3ªD, REPARTO NAUTICO

(53 7) 208 8684/ 95 9388

(53 7) 54 0271

comercial@impormovil.cu

Alberto Espada Maoña

CUBAMOTOR

5ª AVE. Nº18409 E/184 Y 186. SIBONEY

(537) 33-6018 Y 33-6509

(537) 33-6510

cubamoto@cubamot.get.tur.cu

Francisco Gracia

DILSA

AVE. 3ªA Nº 9617 E/ 96 Y 98 MIRAMAR

(53 7) 204 3217

(53 7 ) 204 3217

dilsa-hav@enet.cu

José Marcos Bergues

GRUPO REGINA

ZONA FRANCA WAJAY, BOYEROS

(53 7) 54 0040/ 8604/ 880 6362

(53 7) 54 0271

regina@enet.cu

Jorge Fornells

ITAL RECAMBIOS

7ª AVE. Nº 1006 E/ 10 Y 12 MIRAMAR

(53 7) 204 1709 / 204 1710

(53 7) 204 1711

italrecambios@enet.cu

Ignacio Medina

 

CALLE 248 Y 5TA. AVE. MARINA HEMINGWAY. CASA

       

MISTRAL CARIBE

4016.

(537) 204-8622 Y 23 /880 1390

(537) 204-4701

dtorcuba@enet.cu

José Ramón Vázquez

MUTAUTO AMERICA

PASEO Nº309,APTO.5A E/13 Y 15. APTO 5A, VEDADO

(53 7 )55-1467 Y 55-1301

(53 7) 55-1301

mutauto.cuba@enet.cu

Luis Mª Mújica

RECALVI

MONSERRATE 261, EDIF. BACARDÍ. 4º PISO.

(53 7) 863-9414 Y 861-8431

(53 7) 861-8431

recalvi@cubacel.net

José Mª Rodríguez

TRANSOCEAN PARTS

CENTRO DE NEGOCIOS CUBICULO 32 ZONA FRANCA BERROA

(53 7) 95 9794

(53 7) 95 9794

topsa@enet.cu

José Mª Sola Freixa

ZEPOL MARIN

CALLE 184 Nº134 E/1ª Y 5ª. RPTO. FLORES.

(53 7) 33 8933/ 880 6273

(53 7)33-8933

zepol@enet.cu

José Luis López López

 

EMPRESAS EXTRANJERAS

   

ALFIMEX

C/38 #311 ESQ. 3ª, MIRAMAR

(53 7) 204 9771

(53 7) 204 3881

alfimex@alfimex.cu

Lars Köpke

ANDES AUTOMOTIVE

C/182 #3311 E/ 13 Y 15, SIBONEY

(53 7) 33 6620/ 6588/ 6049

(53 7) 33 6590

andes@andes.co.cu

Ricardo Benjar

BDC INTERNATIONAL

CALLE 36, NO. 505 E/ 5ª Y 7ª, MIRAMAR

(53 7) 204 3724 AL 29

(53 7) 204 3730

jacques.croonenberghs@bdcint.cu

Jaques Croonenberghs

CALSA

CALLE 44 Nº 503 E/ 5ª Y 7ª MIRAMAR

(53 7) 204 1444 / 47; 204 3287/ 88

(53 7) 204 1448

recepcion@calsa.co.cu

Daisy Rujano

AUTOMOVILES, CAMIONES Y SUS REPUESTOS

ELERS COMPANY LTD

HOTEL COMODORO, BW 708, AVDA 3ª Y 84, MIRAMAR

(53 7) 204 3272/ 5551 (EXT. 708)

(53 7) 204 3272

srives@enet.cu

Sergio Rives

FINAUTO

C/ 96 #311 E/ 3ª Y 5ª, MIRAMAR

(53 7) 204 9160/ 61

(53 7) 204 7913

finauto.int@enet.cu

Máximo Bonano

MCV COMERCIAL

CALLE 2, NO. 109 AL 115 E 1RA Y 2RA, MIRAMAR

(53 7) 204 8610 AL 13

(53 7) 204 8614

guido@mcvoc.get.tur.cu

Guido Kohller

SUNSET

C/ 17 A #67 E/ 174 Y 190, RPTO CUBANACAN

(53 7) 208 0063/ 9114

(53 7) 208 2758

magali@micsa.com.cu

Carlos Arrocemena

TERRACAM

C/ 13 #509 E/D Y E, APTO 4, VEDADO

(53 7) 55 2961/ 55 1176

(53 7) 55 1239

terracam@ceniai.inf.cu

Juan Molina

TOKMAKJIAN

MIRAMAR TRADE CENTER, EDIF. JERUSALEM, OF. 302

(53 7) 204 8957

(53 7) 204 8958

szk.cub@ip.etesa.cu

 

UNEVOL

CALLE 240 ESQ. 81.

261- 4300

/ 880 4414

(53 7) 261 4300

unevolsa@ceniai.inf.cu

José Mª Mascaraque

 

FERIA COMERCIAL

   

PABEXPO

AVE. 17 E/ 174 Y 190, SIBONEY

(53 7) 271 0758 / 202 6011 AL 19

(53 7) 201 9065

hector@pabexpo.get.cma.net

Héctor Díaz, Director

 

MINISTERIO DEL TRANSPORTE (MITRANS)

   

RELACIONES INTERNACIONALES

AVDA INDEPENDENCIA Y TULIPAN

(53 7) 881 0686/ 0303

(53 7) 33 5118

socarras.dri@mitrans.transnet.cu

Angel Socarras, Director de Relac. Int.