Вы находитесь на странице: 1из 115

SEGURIDAD III I.S.F.Tec. N° 190 anexo B. BLANCA http://sites.google.com/site/ceballosws/

B. BLANCA – http://sites.google.com/site/ceballosws/ AULA 14 AUTONOMO SALIDA REFERENCIAS BºDISCº BAÑO
AULA 14 AUTONOMO SALIDA REFERENCIAS BºDISCº BAÑO VARONES SENSOR DE GAS S.G. AUTONOMO 12 SENSOR
AULA
14
AUTONOMO
SALIDA
REFERENCIAS
BºDISCº
BAÑO
VARONES
SENSOR DE GAS
S.G.
AUTONOMO
12
SENSOR IONICO
S.I
SIRENA INTERIOR
AUTONOMO
EXTINTOR PQS ABC
C
CENTRAL DE ALARMA
S.I
AULAS
CARTEL AUTÓNOMO
SALIDA
10
AUTONOMO
LUZ DE EMERGENCIA
GABINETE
S.I
AUTONOMO
7
SALIDA
AUTONOMO
AUTONOMO
SALON DE USOS
MULTIPLES
1
2
HALL ACCESO
SALIDA
SALIDA
C I R C U L A C I O N
AUTONOMO
AUTONOMO
AUTONOMO
AUTONOMO
I R C U L A C I O N AUTONOMO AUTONOMO AUTONOMO AUTONOMO AULA 15
AULA 15 AUTONOMO CAMBº Bº-MUJERES AUTONOMO 13 AUTONOMO S.I AULA 11 S.I GABINETE AUTONOMO 9
AULA
15
AUTONOMO
CAMBº
Bº-MUJERES
AUTONOMO
13
AUTONOMO
S.I
AULA
11
S.I
GABINETE
AUTONOMO
9
AUTONOMO
GABINETE
S.I
8
COCINA
S.I
6
AUTONOMO
Bº PROF.
5
S.G.
AUTONOMO
S.I
C
DIRECCION -SECRETARIA
y ARCHIVO
3
GABINETE S.I 8 COCINA S.I 6 AUTONOMO Bº PROF. 5 S.G. AUTONOMO S.I C DIRECCION -SECRETARIA

¡¡NADA ES PERFECTO SINO PERFECTIBLE!!

AUTOR: Prof

Guillermo A. Ceballos.
Guillermo A. Ceballos.

VERSIÓN: 2011.

SEGURIDAD III I.S.F.Tec. N° 190 anexo B. BLANCA http://sites.google.com/site/ceballosws/

PROGRAMA DE EXAMEN.

PROTECCIÓN CONTRA INCENDIOS

5

PROTECCIÓN

PREVENTIVA

5

PROTECCIÓN

PASIVA O

6

PROTECCIÓN

ACTIVA O EXTINCIÓN

6

CARACTERÍSTICAS DEL

8

DEL TRIANGULO AL TETRAEDRO DEL FUEGO

8

COMPONENTES DEL TETRAEDRO DE

9

CARACTERÍSTICAS QUE PRESENTAN LOS SÓLIDOS CARBONOSOS AL

9

COMBUSTIÓN CON

9

COMBUSTIÓN SIN

9

POLVOS

9

SOLIDOS NO CARBONOSOS: METALES

10

CARACTERÍSTICAS QUE PRESENTAN LOS LÍQUIDOS AL QUEMARSE

10

LOS RADICALES LIBRES

11

CARACTERÍSTICAS DE LA COMBUSTIÓN DE GASES AL

12

EXPLOSIÓN

12

DETONACIÓN

12

14

CLASES DE FUEGO

14

CLASES DE FUEGOS AMERICANA Y

14

APLICACIÓN DE LA LEY NACIONAL Nº 19.587 Y NORMAS

15

PASO 1: DETERMINACIÓN DEL RIESGO DE

16

PASO

2:

DETERMINACIÓN

DE LA CARGA DE FUEGO

19

PODER

19

CARGA DE FUEGO EQUIVALENTE CARGA DE FUEGO Y OTRAS

20

PASO 3: CONDICIONES GENERALES Y ESPECIFICAS DE

30

PASO 4: CONDICIONES DE CONSTRUCCIÓN

31

PASO 4.1: RESISTENCIA LA FUEGO DE LOS

32

FASES ESQUEMÁTICAS DE LA EVOLUCIÓN DE UN

32

FASE PRELIMINAR

32

FASE

32

FASE

33

FASE

33

FASE

34

COMPORTAMIENTO DE LOS MATERIALES A LA ACCIÓN DEL

34

CURVA NORMALIZADA

34

CLASES DE RESISTENCIA AL FUEGO DE LOS

36

PASO 4.2.: SECTORIZACIÓN Y

EL CRITERIOS DE SECTORIZACIÓN Y

PASO 4.3.: DISEÑO DE MEDIOS DE ESCAPE

37

39

40

ACCESO A LA SALIDA

41

42

DESCARGA DE

43

DIMENSIONAMIENTO DE LOS MEDIOS DE

45

MÉTODO DEL

45

SITUACIÓN DE LOS MEDIOS DE

48

MEDIOS DE ESCAPE EN PISO BAJO CON COMUNICACIÓN DIRECTA

48

MEDIOS DE ESCAPE EN PISO BAJO SIN COMUNICACIÓN DIRECTA

51

MEDIOS DE ESCAPE EN PISOS ALTOS, SÓTANOS Y SEMISOTANOS

52

LAS ESCALERAS

53

CAJA DE

54

DISEÑO DE ESCALERAS DE ESCAPE

57

MEDIOS DE ESCAPE EN LUGARES DE ESPECTÁCULOS

58

PASO 5: SEÑALIZACIÓN DE LOS MEDIOS DE ESCAPE E ILUMINACIÓN DE

63

PASO 6: CONDICIONES DE EXTINCIÓN

64

ELEMENTOS PARA ATACAR EL

64

EXTINTORES PORTÁTILES

65

EXTINTORES A BASE

65

EXTINTORES A BASE DE ESPUMA

65

EXTINTORES A BASE DE ESPUMA

65

EXTINTORES A BASE POLVOS QUÍMICOS

67

CARACTERÍSTICAS DE LOS MATAFUEGOS DE PQS

68

EXTINTORES A BASE DE POLVOS QUÍMICOS ESPECIALES PARA FUEGOS CLASE

72

SEGURIDAD III I.S.F.Tec. N° 190 anexo B. BLANCA http://sites.google.com/site/ceballosws/

EXTINTORES A BASE DE AGENTES

72

ANHÍDRIDO

72

HALOGENADOS Y

75

AGENTE HCFC-123 (CF 3 CHCl 2

75

UTILIZACIÓN

DE EXTINTORES PORTÁTILES

76

SELECCIÓN Y DISTRIBUCIÓN DE EXTINTORES

79

DISRIBUCION FORMA PRÁCTICA DEL

79

DISTRIBUCIÓN SEGÚN NORMA IRAM 3517 Parte II

80

MONTAJE DE LOS

82

EQUIPOS EXTINTORES

SEMI FIJOS

85

EQUIPOS A BASE

85

DISTINTAS FORMAS DE UTILIZACIÓN DEL

85

SISTEMA DE BIES

86

BASES DE CALCULO PARA BIES

86

CALCULO DE LA RESERVA DE RESERVA DE AGUA

87

EQUIPOS SEMI FIJOS A BASE DE ESPUMA

89

CARACTERÍSTICAS DE LAS ESPUMAS

89

ESPUMAS DE BAJA

89

ESPUMAS DE MEDIA

90

ESPUMAS DE ALTA

90

MARCO NORMATIVO DE LOS SISTEMAS A BASE DE ESPUMA

91

CALCULO DE ESPUMA NECESARIA PARA

93

SISTEMAS FIJOS DE

94

SISTEMAS FIJOS DE CÁMARA

94

COMPONENTES DEL SISTEMAS DE ESPUMA PARA TANQUES DE

94

CÁMARA GENERADORA DE ESPUMA

95

APLICACIÓN DE ESPUMA EN SUPERFICIE, TANQUE TECHO CÓNICO SEGÚN

96

CALCULO DEL ÁREA A PROTEGER

96

CALCULO DEL TIPO DE APARATOS DE

96

DETERMINACIÓN DEL TIEMPO DE DESCARGA Y CANTIDAD LIQUIDO EMULSOR

96

CALCULO DE LA CANTIDAD DE LIQUIDO EMULSOR

97

CALCULO DEL NÚMERO DE CÁMARAS DE ESPUMA

97

SISTEMA FIJO A MONITOR DE ESPUMA/AGUA

98

CALCULO DEL NUMERO DE MONITORES/LÍNEAS DE MANGUERA

98

SISTEMA FIJO DE ROCIADORES CON ESPUMA

99

SISTEMA FIJO DE ROCIADORES AUTOMÁTICOS A BASE AGUA

100

LOS ROCIADORES O

101

VÁLVULAS DE

103

CAÑERÍA SECA Y CAÑERÍA HÚMEDA

103

BASES DE CALCULO PARA

103

SISTEMA FIJO DE AGUA

106

SISTEMA FIJO DE POLVO QUÍMICO SECO

107

SISTEMA FIJO CON AGENTES LIMPIOS

107

A BASE

HALOTRON

107

A BASE DIÓXIDO DE

107

USO DE LAS

108

CANTIDAD DE ANHÍDRIDO

109

BASES DE CÁLCULO DE UN SISTEMA FIJO DE CO 2

110

PASO 7: INSTALACIÓN DE DETECTORES Y AVISADORES

DISTRIBUCIÓN DE DETECTORES

111

111

PASO 8: INSTALACIÓN DE GAS, CALEFACCIÓN Y AIRE

111

PASO

9:

INSTALACIÓN

ELÉCTRICA

111

PASO

10:

11:

DEPÓSITOS

112

PASO

PLANOS Y OTRAS RECOMENDACIONES

112

PASO 12: ORGANIZACIÓN SE LA SEGURIDAD CONTRA

112

BRIGADAS CONTRA

112

EVACUACIÓN DE EDIFICIOS

112

PLAN DE EMERGENCIA DE UN ESTABLECIMIENTO

113

ASIGNACIÓN DE RESPONSABILIDADES AL PERSONAL DE

113

INDICACIÓN DEL SENTIDO DE EVACUACIÓN Y DEL PUNTO DE

114

DIAGRAMACIÓN DE UN SIMULACRO DE

114

 

115

ACTIVIDADES.

Actividad 1: tipos de

7

Actividad 2: clasificación

11

Actividad 3: determinación del riesgo de incendio

18

SEGURIDAD III I.S.F.Tec. N° 190 anexo B. BLANCA http://sites.google.com/site/ceballosws/

Actividad 4: superficie y carga de

25

Actividad 5: superficie y carga de

26

Actividad 6: condiciones Dto. 351/79

31

Actividad 7: condiciones de situación y

40

Actividad 8: tipos

58

Actividad 9: diseño de los medios de

59

Actividad 10: modelo de

63

Actividad 11: legislación sobre luces de

63

Actividad 12: modo de extinción

68

Actividad 13: agentes

75

Actividad 14: uso de extintores A, B y

77

Actividad 15: distribución de

84

Actividad 16: condiciones de extinción para la galería

88

Actividad 17: requerimiento de espuma en parque de tanques

99

Actividad 18: equipos

104

Actividad 19: equipos

110

Actividad 20: detectores de

111

Actividad 22: asesoramiento técnico contra

115

LEA ANTENTAMENTE LAS PAUTAS PEDAGÓGICAS DE LA ASIGNATURA.

ESTE TEMA LO ENCONTRARA EN LA PÁGINA WEB: https://sites.google.com/site/ceballosws/Contactarme

1. LEA ATENTAMENTE, TAMBIEN LAS PUEDE IMPRIMIR.

2. COMPLETE EL FORMULARIO “DECLARACION”

3. EN COMENTARIOS ESCRIBA LA SIGUIENTE FRASE:

“DECLARO HABER TOMADO CONOCIMIENTO TOTAL DE LAS PAUTAS PEDAGÓGICAS DE LA ASIGNATURA”.

4. NO OLVIDE DE PRESIONAR “ENVIAR”

“Quien no cumpla con lo estipulado en los párrafos anteriores antes del primer parcial del primer cuatri- mestre no recibirá su calificación hasta que CUMPLA.”

SEGURIDAD III I.S.F.Tec. N° 190 anexo B. BLANCA http://sites.google.com/site/ceballosws/

PROTECCIÓN CONTRA INCENDIOS

Según el art. 160, Cap. 18 Dto. 351/79, La protección contra incendios comprende el conjunto de condi- ciones de construcción, instalación y equipamiento que se deben observar tanto para los ambientes como para los edificios, aún para trabajos fuera de éstos y en la medida en que las tareas los requieran. Los objetivos a cumpl i- mentar son:

1.

Dificultar la iniciación de incendios.

2.

Evitar la propagación del fuego y los efectos de los gases tóxicos.

3.

Asegurar la evacuación de las personas.

4.

Facilitar el acceso y las tareas de extinción del personal de bomberos.

5.

Proveer las instalaciones de detección y extinción.

Se acostumbra a considerar la protección contra incendios como dividida en tres ramas:

1)

Protección Preventiva o prevención.

2)

Protección pasiva o estructural.

3)

Protección activa o extinción.

PROTECCIÓN PREVENTIVA.

Podemos definir el término prevención como el conjunto de medidas y acciones que adopta la comunidad laboral o no laboral para evitar los siniestros o disminuir los daños/lesiones cuando estos igualmente ocurren. Es por ello que su función es evitar la gestación de incendios tratando temas tanto tecnológicos como hu- manos. Es por ello que se ocupa del estudio y confección de normas y reglamentos sobre situaciones e instalacio- nes que potencialmente puedan provocar incendios (origen de los incendios) y de su divulgación a la industria y a la sociedad. El objetivo perseguido es evitar la generación de incendios, por ello decimos “los apagamos antes de que se inicien” aunque esto sea una incoherencia ya que como los vamos a extinguir si todavía no se iniciaron. Los temas tratados podemos agruparlos en tres grandes áreas:

1)

De origen tecnológico.

a)

Estudio de situaciones que pueden originar incendio.

 

i) Instalaciones eléctricas y electromecánicas.

ii) Instalaciones de calefacción, gas, hornos, chimeneas.

iii) Depósito y manejo de sustancias inflamables (peligrosas).

iv) Toda otra instalación que complementan las actividades humanas en un recinto.

2)

Confección y/o consulta de normas.

a)

En el ámbito nacional podemos establecer tres niveles:

 

i) Nacional:

(1) Ley 19.587, Dec. 351/79 de Seguridad e Higiene en el Trabajo, Cap. 18 Anexo VII (2) Ley 13.660, de Seguridad de la Instalaciones de elaboración, transformación y almacenamiento de combustibles sólidos minerales, líquidos y gaseosos. (3) Decreto 2407/83 de normas de Seguridad para suministro o expendio de combustible por surtidor. (4) Normas sobre equipos e instalaciones contra incendio que viene realizando el IRAM o el INTI, cu-

ya relevancia se nota en la obligatoriedad del cumplimiento de las mismas ya que muchas fueron o serán incorporadas a leyes nacionales o provinciales. (5) Reglamentos de la Cámara de Aseguradores. (6) Disposiciones y resoluciones de la S.R.T.

ii) Provincial:

(1) Códigos de edificación de B. Blanca y/o de la Ciudad de Buenos Aires. (2) Recomendaciones y disposiciones de bomberos.

iii) Internacional:

(1) National Fire Protection Association (NFPA 101, etc.) (2) Underwriters Laboratories (U.L.) (3) National Electrical Code (NEC) (4) Deutschen Industrien Normen (DIN) (5) Brithish Standard (B.S. Asociación Francesa de normalización (AFNOR). (6) UNE. De la comunidad económica europea.

3)

De origen humano. En algunos casos se la separó como una rama nueva de la protección contra incendios denominándola PROTECCIÓN HUMANA. Tal como se ve en la NFPA 101, Código de Seguridad Humana. Abarcando los siguientes temas:

a) CAPACITAR: al personal haciéndoles saber qué es el fuego, cuáles son los peligros del mismo, las posibi-

lidades de fuego en sus áreas de trabajo, los pasos a seguir en caso de incendio para una rápida evacua-

SEGURIDAD III I.S.F.Tec. N° 190 anexo B. BLANCA http://sites.google.com/site/ceballosws/

ción y asistencia de primeros auxilios así como la difusión a nivel popular y profesional de normas y pro- cedimientos a través de publicaciones, conferencia, cursos, etc. Art. 208 Dto. 351/79 y siguientes.

b) SEÑALIZAR: mostrando las rutas de escape, indicando las salidas, puertas y peligros, colocando sistemas de iluminación y aviso de emergencia.

c) ADIESTRAMIENTO: organizando simulacros, formando brigadas contra incendios, estableciendo líneas de mando y todo lo referente a comunicaciones (internas y externas). Organización del servicio de emer- gencias, visto también en Protección Activa.

PROTECCIÓN PASIVA O ESTRUCTURAL.

Corresponde a la protección pasiva o estructural prever la adopción de las medidas necesarias para que, en caso de producirse un incendio, quede asegurada la evacuación de las personas, limitando el desarrollo del fuego impidiendo los efectos de los gases tóxicos y garantizada la integridad estructural del edificio. La protección estructural debe ser tomada en consideración en el proyecto del edificio, o en el caso de construcciones ya real i- zadas, aplicar normas que permitan corregir las deficiencias originales. Para lograr estos objetivos se tiene en cuenta tres aspectos básicos en la construcción del edificio:

1)

2)

3)

Emplazamiento: corresponde al lugar donde se encuentra el edificio. La ley las llama Situación. (Art. 173 Dto.

351/79).

a) Vías de acceso.

b) Locales cercanos.

c) Actividades antagónicas. Por ej. Escuela y una estación de servicio alado.

Diseño.

a) Vías de escape.

b) Evacuación de humos. (ventilación y aire acondicionado)

c) Sectorización. (propagación del fuego está relacionado con muros cortafuegos)

d) Instalaciones semifijas y/o fijas contra incendio. (algunos autores incorporan este tema en protección acti-

va)

Estructura. (art. 174, Dto. 351/79)

a) Resistencia al fuego de:

i) Muros cortafuegos.

ii) Materiales fundacionales (columnas, losas, etc.)

iii) Canalizaciones. Tuberías recubiertas y/o aisladas.

iv) Materiales combustibles presentes. (1) Fachada. (2) Revestimientos interiores. (3) Ignifugación. (4) Tipo de uso del edificio.

v) Puertas cortafuegos.

PROTECCIÓN ACTIVA O EXTINCIÓN

La protección activa, destinada a facilitar las tareas de extinción presenta dos aspectos:

1-

Público. Todo incendio tiene consecuencias hacia la sociedad por lo que los organismos públicos (policía, bomberos oficiales o voluntarios) toman intervención, en algunos casos de oficio, es decir sin que medie una denuncia.

2-

Privados. Se refiere la disponibilidad de personal que ataque inicialmente el fuego dentro de la empresa. Art. 187, Dto. 351/79. En esta rama se tratara:

1-

Características del fuego.

2-

Agentes extintores.

3-

Equipos de extinción.

4-

Disponibilidad de equipos para los bomberos.

5-

Técnicas de extinción.

6-

Organización y entrenamiento de los servicios de emergencia. (también visto en la rama prevención)

7-

Comunicaciones

Estas divisiones se realizan con el fin de abordar un estudio sistemático. No constituyen dichas ramas compartimientos estancos sino que muchas veces se debe abordar un tema de una rama y terminar en otra debi- do a la estrecha relación entre los contenidos.

SEGURIDAD III I.S.F.Tec. N° 190 anexo B. BLANCA http://sites.google.com/site/ceballosws/

Por ejemplo, cuando se diseña los medios de evacuación esto tiene estrecha relación con las característi- cas de las personas del lugar, especialmente con la capacitación, por otro lado cuando se habla de extinción se debe formar una brigada de incendios lo cual integra la organización de la seguridad de un establecimiento. Por último, el tema sistema de detección, aviso e iluminación de emergencia puede ser incorporado en la rama protec- ción activa, porque se ponen en funcionamiento durante la emergencia o en la protección pasiva ya que debe pr e- verse su instalación antes que suceda la emergencia. De todos modos, los temas se estudiaran igual en estos compartimientos solo con fin didáctico, esperando que el alumno, al fin del curso pueda integrar los temas. No se abordaran todos los temas, solo se han seleccionado algunos que respondan a los objetivos de la asignatura. A continuación se presenta una visión integral de los sistemas de protección contra incendios en los edifi-

cios. Ilustración 1: sistemas de protección de incendio en edificios. Donde:
cios.
Ilustración 1: sistemas de protección de incendio en edificios.
Donde:

1-

Combustibles (muebles y acabados).

2-

Aberturas naturales para ventilación.

3-

Sistemas de ventilación/calefacción mecánica.

4-

Límites del sector de incendio.(ver definición en el Dto. 351).

5-

Elementos estructurales.

6-

Elementos operativos.

7-

Componentes de los medios de escape.

8-

Ocupantes (altamente capacitados).

9-

Mecanismo manual de disparo de alarma.

10- Bocina avisadora de la emergencia. 11- Circuito del sistema de alarma y extinción. 12- Panel de control del sistema de alarma. 13- Fuente auxiliar de alimentación. 14- Dispositivo de detección (sensor). 15- Dispositivo de descarga del agente extintor. 16- Sistema de distribución. 17- Agente extintor 18- Zona de humos calientes. 19- Barreras contra el humo. (sectorización o segregación). 20- Sistema de distribución de humos. 21- Sistema de extracción de humos. 22- Sistema de extinción manual.

Actividad 1: tipos de protecciones.

1)

Utilizando la Ilustración 1 y las listas multiniveles que explican los distintos tipos de protecciones construya la siguiente tabla. (marque con una X en el cuadro que corresponda)

SEGURIDAD III I.S.F.Tec. N° 190 anexo B. BLANCA http://sites.google.com/site/ceballosws/

 

REFERENCIA

PROT. PREVENTIVA

 

PROT. PASIVA

PROT. ACTIVA

 

TEC.

NORMAS

HUM.

EMPL.

DISEÑO

ESTRUCT.

 

1)

Combustibles

             

2)

             

Para comenzar el estudio es necesario conocer el fuego como proceso químico, veamos:

CARACTERÍSTICAS DEL FUEGO.

Podemos definir al fuego como una reacción química o bien como una combustión con desprendimiento de luz, calor, y en muchos casos humo con otras sustancias tóxicas. Toda combustión es una oxidación por la combinación de un comburente y un combustible, pero para que se produzca esta reacción se debe disponer de una fuente de calor que aporte la temperatura de ignición, punto al cual el fuego se inicia y se mantiene en el tiempo. La Ecuación 1, representa una reacción típica entre un combustible tipo nafta y el oxígeno.

Ecuación 1: reacción de combustión.

2

C H

8

18

(

líq

)

25

O

2

(

gas

)

16

CO  H O 

2

18

2

: Símbolo del calor. La ecuación anterior es una combustión ideal ya que se consume todo el combustible porque no existe deficiencia de oxígeno, sin embargo en un incendio real el comburente suele estar en defecto por lo que se gene- ran otros gases como producto de la reacción tales son el monóxido de carbono, el carbono puro (humo negro) y otros gases tóxicos resultantes de la reacción de productos residuales del combustible como por ejemplo el azufre, el mercurio y otros. En nuestro caso consideramos oxidaciones a más de 800 C°, con productos de combustión calientes y emisión de radiaciones calórica y lumínica ya que existen otros tipos de oxidaciones con menor temperatura y sin desprendimiento de llama. El valor que alcanza la temperatura de combustión dependen en gran parte de la naturaleza de los c om- bustibles afectados, pudiendo variar desde 1.039 C° para algunos alcoholes hasta más de 1700 C° para algunos metales combustibles (Mg, Al, U, Mn, etc.).

DEL TRIANGULO AL TETRAEDRO DEL FUEGO.

Como se dijo anteriormente para que se produzca una combustión es necesaria la conjunción de tres ele- mentos. Si representamos a cada elemento como los lados de un triángulo, queda determinado lo que damos en llamar “TRIANGULO DE FUEGO”.

Ilustración 2 : triángulo de fuego.

DE FUEGO”. Ilustración 2 : triángulo de fuego. Ilustración 3: tetraedro de fuego.  Producido el

Ilustración 3: tetraedro de fuego.

triángulo de fuego. Ilustración 3: tetraedro de fuego.  Producido el primer triángulo, el calor desprendido

Producido el primer triángulo, el calor desprendido servirá de iniciador al combustible cercano, generándo- se otro triángulo que a su vez formará otro, dando lugar a una cadena 1 de triángulos de fuego cuyos eslabones estarían unidos mediante el calor y el oxígeno. Si quitamos cualquiera de estos tres elementos, destruimos el pr o- ceso de combustión. Precisamente en éste principio se basan las técnicas de extinción. Sin embargo, el triángulo de fuego no podía explicar completamente algunas observaciones como por ejemplo que las sales metálicas tenían un efecto extintor sobre el fuego. Esto hizo pensar que en la combustión intervenían un gran número de factores por lo que se debió ca m- biar el modelo incorporando un cuarto factor que contempla la naturaleza química del fuego. Dr. Arthur Ghise enuncio la existencia de un cuarto factor que intervenía en forma decisiva en toda com- bustión. El cuarto factor incorporado fueron los radicales libres (Ecuación 4) y simboliza que detrás del frente de

1 Efecto dominó.

SEGURIDAD III I.S.F.Tec. N° 190 anexo B. BLANCA http://sites.google.com/site/ceballosws/

llama existen una serie de especies activas (iones, carbón libre, etc.) que son las responsables de las reacciones químicas en cadena que se producen en dicho frente. Por consiguiente se propone la nueva representación de un tetraedro (Ilustración 3), que además de man- tener una simbología similar, amplia el modelo sin alterar la concurrencia simultánea de los cuatro factores. Al retirar uno o más de los elementos, se produce la extinción. La eliminación de cualquiera de los tres primeros factores representa una extinción física, en cambio al retirar el cuarto factor se interviene en el proceso químico y por consiguiente habrá una extinción química.

COMPONENTES DEL TETRAEDRO DE FUEGO.

Este es un tema básico ya visto en otras asignaturas. Si no lo recuerda consulte el sitio web y descargue el libro de Seguridad 1 (para nivel secundario).

CARACTERÍSTICAS QUE PRESENTAN LOS SÓLIDOS CARBONOSOS AL QUEMARSE.

La principal característica es que todos ellos dejan residuos sólidos al quemarse (ceniza) de alto contenido de carbono. Las sustancias que normalmente se encuentran en estado sólido mantienen una combustión de ma- sa, elevándose la temperatura de la misma en toda la superficie a medida que el fuego se extiende hacia el nú- cleo. La técnica principal de extinción es la de refrigerar la masa incandescente.

COMBUSTIÓN CON LLAMAS.

Los vapores son destilados, los que bajo las condiciones de radiación de calor son disociados en molécu- las simples, hidrógeno libre, radicales libres y carbón libre. Debido a su evolución continua, ellos se desprenden y empiezan a arder a sus límites superiores de inflamabilidad, cuando sólo suficiente aire ha penetrado por difusión a través de la zona de la llama. A medida que estos vapores atraviesan la zona de la llama encuentran más aire y, por consiguiente, continúan quemando hasta que finalmente alcanzan su límite inferior de inflamabilidad en los bordes exteriores de la zona de la llama. Las partículas de carbón libre, que dan a la llama su luminosidad, son los componentes más lentos en quemar y, en la mayoría de los casos, no se encuentra presente suficiente aire para quemar completamente el carbón dando por resultado final una emisión de humo negro.

COMBUSTIÓN SIN LLAMAS.

No es una combustión en el espacio, sino una oxidación de la superficie. Esta clase de fuego también re- cibe las denominaciones de superficie al rojo, brasa, incandescencia, etc.

Ecuación 2: combustión sin llama.

(

CH O

2

)

n

K 1

 nCO

nH

2

K 2

 nC

nH O

2

nO

2

nCO

2

nH O

2

Ciertos materiales como al madera y el papel exhiben dos tipos de combustión, con llama o sin ella.

(Ecuación 2). El hecho de que se den estos dos tipos puede ser explicado por la existencia de dos mecanismos

del combustible. Esta competición puede ser ilustrada simplificadamente consideran-

do la pirolisis de un carbohidrato, cuya fórmula es (CH 2 O)n donde n puede ser numerosas moléculas como en la harina.

Las constantes de velocidad para el paso inicial son: k1 para el paso superior y k2 para el inferior. El paso final representa oxidación, lo que implica combinación con el oxígeno (nO 2 ) que produce la combustión de los pro- ductos.

Aunque los productos finales de la combustión son los mismos, los diferentes productos intermedios pue- den causar mecanismos de quemado distintos. Las especies CO y H 2 son combustibles gaseosos y, por lo tanto, pueden escapar del sólido y mantener la llama de combustión. Por otro lado, en la reacción inferior (deshidrata- ción) el agua (H 2 O) no es combustible mientras que C es sólido. Esta trayectoria no libera combustibles gaseosos pero, en cambio, forma C, (fase sólida del carbono) el cual sufre un quemado en la superficie, originando un pro- ceso de combustión sin llama. El tabaco arde por un proceso análogo a la trayectoria inferior por ello es posible fumar. La cerilla arde por un proceso que corresponde a ambas trayectorias por ello es posible encender el cigarrillo y luego ver la madera de la cerilla ponerse al rojo al soplarla suavemente.

que compiten por la pirolisis

2

POLVOS COMBUSTIBLES.

2 Descomposición de un compuesto químico por acción del calor.

SEGURIDAD III I.S.F.Tec. N° 190 anexo B. BLANCA http://sites.google.com/site/ceballosws/

Las explosiones de polvos constituyen un caso especial y dependen de las siguientes características:

1)

Tamaño de las partículas (a menor tamaño mayor poder explosivo).

2)

Característica superficial, por: a) mejor mezcla con aire; b) más tiempo de suspensión.

3)

Concentración de polvo en el medio.

4)

Composición de la atmósfera ambiente.

5)

Naturaleza de la fuente de ignición.

Aunque este es un tema muy importante en los silos de granos y carga/descarga de cereales y en el mo- vimiento de cualquier material que genere polvo combustible, no lo discutiremos por escapar a los objetivos de la asignatura. Si Ud. desea profundizar el tema puede solicitar material al profesor.

SOLIDOS NO CARBONOSOS: METALES COMBUSTIBLES.

Algunos metales no carbonosos pueden quemarse formando llama. Por lo general son muy peligrosos y se los denomina fuegos D. Este tema se verá más adelante aunque no se profundizará mucho.

CARACTERÍSTICAS QUE PRESENTAN LOS LÍQUIDOS AL QUEMARSE.

Para poder tratar el tema debemos considerar que no todos los líquidos combustibles son iguales ante el fuego, Ud. habrá escuchado hablar de los inflamables y los combustibles lo cual se presta a confusión, por ello presentaremos dos clasificaciones posibles. Un líquido inflamable se clasificará en una de las cuatro categorías según el sistema globalmente armoni- zado de etiquetado de productos químicos donde en el inciso 2.6.2, tabla 2.6.1 dice:

Tabla 1: clasificación de líquidos inflamables.

Categoría

Criterios

1

Punto de inflamación < 23 ºC y punto inicial de ebullición ≤ 35ºC

2

Punto de inflamación < 23 ºC y punto inicial de ebullición > 35ºC

3

Punto de inflamación ≥ 23 ºC y ≤ 60ºC

4

Punto de inflamación > 60 ºC y ≤ 93 ºC

Por otro lado, el mismo sistema aclara:

NOTA 1: Los gasóleos, carburantes diesel y aceites ligeros para calefacción con un punto de inflamación com- prendido entre 55 ºC y 75 ºC pueden considerarse como un grupo especial en algunas reglamentaciones. NOTA 2: Los líquidos con un punto de inflamación superior a 35 ºC pueden considerarse como líquidos no infla- mables en algunas reglamentaciones (por ejemplo, las aplicables al transporte) si se han obtenido resultados ne- gativos en la prueba de combustibilidad sostenida L.2 de las Recomendaciones relativas al transporte de mercan- cías peligrosas, Manual de Pruebas y Criterios, Parte III, sub-sección 32.5.2. NOTA 3: Los líquidos viscosos inflamables tales como pinturas, esmaltes, lacas, barnices, adhesivos y ceras pue- den considerarse como un grupo especial en algunas reglamentaciones (por ejemplo, las aplicables al transporte). La clasificación atribuida o la decisión de considerar esos líquidos como no inflamables dependen de la reglamen- tación aplicable o de la autoridad competente.

Por otro lado la NFPA clasifica a los líquidos combustibles en:

1)

Líquidos inflamables: aquellos que tienen un punto de flash menor a 37,8 °C y poseen una presión de vapor que no excede de 2,718 atmosferas a 37,8 °C. se subdivide en.

a) Clase 1 A: punto de flash inferior a 22,8 °C y punto de ebullición menor de 37,8 °C.

b) Clase 1 B: punto de flash inferior a 22,8 °C y punto de ebullición mayor o igual a 37,8 °C.

c) Clase 1 C: punto de flash mayor o igual a 22,8 °C y punto de ebullición menor a 37.8 °C.

2)

Líquidos combustibles: aquellos que tienen punto de flash mayor o igual a 37,8 °C.

a) Clase II: punto de flash mayor o igual a 37.8 °C e inferior a 60 °C.

b) Clase III A: punto de flash mayor o igual a 60,0 °C e inferior a 93,4 °C.

c) Clase III B: punto de flash mayor o igual a 93,4 °C

En la Ilustración 5 se muestra la forma en que se desencadena el mecanismo de la combustión de un lí- quido inflamable que forma una llama difusa, pero tiene la misma validez para combustibles sólidos en la que lo s vapores son destilados de ellos. Al encender la batea que contiene hidrocarburo, el vapor que se encuentra en equilibrio con el líquido, es rápidamente consumido en la zona de las llamas, siendo reemplazado por la genera- ción creciente de nuevas cantidades de vapor combustible. El intenso calor radiante que proviene de las llamas acelera el proceso de producción de vapor y por ende de la combustión. Dicho calor, además de acelerar la pro- ducción de vapor, genera una variedad de fragmentos moleculares de menor peso molecular, radicales libres, hidrógeno libre, carbón libre, etc., conocidas como “especies activas”.

SEGURIDAD III I.S.F.Tec. N° 190 anexo B. BLANCA http://sites.google.com/site/ceballosws/

Estas especies activas reaccionan en la zona de quemado (llamas) produciendo una serie de reacciones en cadena. Los distintos vapores empiezan a arder en sus límites superiores de inflamabilidad cuando sólo ha penetrado por difusión la cantidad de aire necesaria a través de la zona de llama. A medida que estos vapores atraviesan la zona de llama encuentran más aire que difunde con mayor facilidad y por consiguiente continúan ardiendo hasta alcanzar su límite inferior de inflamabilidad en los bordes exteriores de la zona de llama, lugar do n- de existe la máxima cantidad tolerable de aire para condiciones de combustión. Las moléculas más fáciles de oxi- dar queman primero y a medida que se prolonga la combustión se oxidan las restantes. El proceso es tal que en una serie de etapas sucesivas las uniones C-H del hidrocarburo son reemplazadas por uniones H-O y C-O las que continúan hasta la combustión final en una serie de reacciones conocidas como Hidroxidación. En dichas reaccio- nes el hidroxilo es tanto formado como consumido, siendo los responsables de la ramificación de la cadena. El carbón sigue sólo una combustión superficial, sin llama y con una energía cinética de reacción muy lenta pasando gran parte de la zona de llama como negro de humo. Ilustración 4: combustión con llama.

como negro de humo. Ilustración 4: combustión con llama. Ilustración 5: fuego en líquidos. Actividad 2:
como negro de humo. Ilustración 4: combustión con llama. Ilustración 5: fuego en líquidos. Actividad 2:

Ilustración 5: fuego en líquidos.

Actividad 2: clasificación líquidos.

1-

Con los datos anteriores construye un cuadro comparativo para ambas clasificaciones.

2-

Consulte el Dto. 351/79, anexo 7 inc. 1.5.2 y 1.5.3

Cuál es su opinión de esta clasificación y las propues-

tas anteriores. Lea el art. 168 del mismo Dto. Le parece correcta esta equivalencia desde el punto de vista preventivo?.

3-

La temperatura de un arco eléctrico no enciende la madera o el papel, es más un fosforo no enciende al gasoil. Luego de lo leído podría deducir por qué se produce este fenómeno. Si todavía no puede, pues continúe leyendo!!!.

4-

Utilizando la Ilustración 4 completa las partes de la combustión de un líquido en la Ilustración 5. notas al- gún error en el dibujo?.

5-

Se agregaran más problemas.

LOS RADICALES LIBRES.

A pesar de intensas investigaciones sólo las reacciones químicas más simples han sido completamente entendidas debido a la cantidad creciente de complicaciones que se presentan cuando aumenta la complejidad del producto combustionado. Las combustiones se presentan como reacciones en etapas, denominadas reacciones en cadena. Veamos en la Ecuación 3 y la Ecuación 4, ignición del hidrogeno en presencia de oxígeno

.

Ecuación 3: combustión del hidrogeno.

2

H

2

O

2

2

H O

2

En primer lugar se disocia la molécula de hidrogeno debido a los electrones (e-) aportados por el calor dando origen a un protón, luego este actúa sobre el oxígeno disociándolo y por último se suceden una serie de reacciones donde los productos finales son causa y efecto en la cadena de reacción.

SEGURIDAD III I.S.F.Tec. N° 190 anexo B. BLANCA http://sites.google.com/site/ceballosws/

Para comprender mejor este proceso supongamos que encendemos una batea que contiene hidrocarb u- ros, el vapor que se encuentra en equilibrio con el líquido es rápidamente consumido en la zona de las llamas, siendo reemplazado por la generación creciente de nuevas cantidades de vapor combustible. El intenso calor r a- diante proveniente de las llamas acelera el proceso de producción de vapor y por ende la combustión.

Ecuación 4: reacción del hidrogeno.

H

2

H

O

2

ingnicion

 2

e

H

O

ionizacion

 

2

OH

H

continuacion

 

2

OH

O

2

H

OH

H

2

reaccion



OH

2

H

Ecuación 5: combustión del carbono.

C

O

2



CO

2

C

1

2

CO

2

CO

2

O

2

C

1

2

exotérmica

 CO

endotérmico

 2 CO

O

2



CO

2

Dicho calor, además de acelerar la producción de vapor, genera una variedad de carbón libre, hidrogeno (cationes), otros aniones y gases en su mayoría tóxicos, a todo ellos se los llama “especies activas”. Estas especies activas reaccionan en la zona de quemado produciendo las reacciones en cadena, simila- res a la Ecuación 4. Los vapores sólo comienzan a arder cuando ha difundido la cantidad de aire necesaria a través de la zona de llama. Observe las similitudes entre la reacción del hidrogeno y del carbono (Ecuación 5).

CARACTERÍSTICAS DE LA COMBUSTIÓN DE GASES AL QUEMARSE.

Los gases son fluidos aeriformes y las características de su combustión están sujetas a las mismas condi- ciones que los vapores de los líquidos inflamables. Los gases sólo entran en combustión cuando se hallan dentro de ciertos límites de composición de la mezcla aire-gas. Estos siempre arden con llama y en caso de que su con- centración con oxígeno o aire supere el límite inferior de inflamabilidad (específico para cada gas) éste se ence n- derá o explotará, dependiendo esto último de la presión de la mezcla y del tamaño del recinto donde se halle con- tenida la mezcla. El tipo de combustión que produce es completa, dejando residuos como el dióxido de carbono más agua y además producen prácticamente nada de humo. Arden en toda su masa. Es conveniente aclarar aquí algunos términos sobre las explosiones, si bien no se profundizará el tema deben quedar claro algunas definiciones.

EXPLOSIÓN.

Es una reacción de combustión que tiene lugar en un lapso muy breve con la liberación instantánea, vio- lenta y descontrolada de energía. La energía desprendida se presenta en forma de gases, calor y ocasionalmente luz. Existen dos tipos de explosiones:

1)

Deflagración: la combustión progresa, desde la superficie del explosivo hacia el interior, a velocidad constante

2)

del orden del cm/seg. Los gases que se desprenden no generan presión. Detonación: la descomposición se produce en forma instantánea, progresando en forma sostenida, a una ve- locidad constante del orden del km/seg. La velocidad de detonación es independiente de la presión y de la s u- perficie reaccionante (a diferencia de deflagración). La diferencia entre combustión y explosión se refiere primeramente a la velocidad con que es liberada la

energía.

DETONACIÓN EXPLOSIVA.

La explosión es, generalmente con desprendimiento abundante de energía calórica, mecánica y en ciertos casos también luminosos. Cuando la explosión adquiere un grado excepcional de velocidad y potencia se denomi- na detonación explosiva.

SEGURIDAD III I.S.F.Tec. N° 190 anexo B. BLANCA http://sites.google.com/site/ceballosws/

PELIGROS CON FLUIDOS LÍQUIDO GAS LICUADO GAS A GAS LICUADO COMBUSTIBLE REFRIGERADO PRESIÓN PRESURIZADO
PELIGROS CON
FLUIDOS
LÍQUIDO
GAS LICUADO
GAS A
GAS LICUADO
COMBUSTIBLE
REFRIGERADO
PRESIÓN
PRESURIZADO
INCENDIO
EXPOSICIÓN
EXPOSICIÓN
DERRAME
EXPOSICIÓN
ESCAPE
DERRAME
DEL
DEL EQUIPO
DEL EQUIPO
DEL
DEL EQUIPO
INSTANTÁNEO
DEL
A FUEGO
A FUEGO
EQUIPO
EQUIPO
AFUEGO
EQUIPO
EXTERNO
EXTERNO
EXTERNO
EVALUAR
INCENDIO
ROTURA
1- CAUDAL.
EVALUAR
EN ÁREA
EVALUAR
BLEVE
ROTURA
EXPLOSIÓN
2- DURACIÓN.
1- CAUDAL.
CONFINADA
1- CAUDAL
EXPLOSIÓN
EXPLOSIÓN
FRAGMENTOS
2- DURACIÓN.
3- ÁREA DERRAME
2- DURACIÓN.
FRAGMENTOS
FRAGMENTOS
3- ÁREA DERRAME
4- TASA EVAPOR.
SLOP
BOIL
IGNICIÓN
NO
NO
IGNICIÓN
OVER
OVER
IGNICIÓN
IGNICIÓN
IGNICIÓN
IGNICIÓN
INMEDIATA
INMEDIATA
DIFERIDA
BOLA DE
DISPERSIÓN
EVALUAR:
INCENDIO
DISPERSIÓN
INCENDIO
FUEGO
SIN
1- MASA GAS.
EN ÁREA
SIN
EN ÁREA
FIREBALL
PÉRDIDAS
2- EQUIVALENTE TNT.
EXTENSA
PÉRDIDAS
EXTENSA
CONTAMINACIÓN
DEFLAGRACIÓN
DETONACIÓN
DEL
AMBIENTE
CONTAMINACIÓN DEFLAGRACIÓN DETONACIÓN DEL AMBIENTE Ilustración 6: contingencias con distintos combustibles.

Ilustración 6: contingencias con distintos combustibles.

SEGURIDAD III I.S.F.Tec. N° 190 anexo B. BLANCA http://sites.google.com/site/ceballosws/

BLEVE.

Los recipientes de gases comprimidos o licuados pueden presentar altos niveles de liberación de energía potencial por concentración, por compresión o licuación. La rotura de un recipiente libera esta energía a gran velo- cidad y con gran violencia, acompañada con emisión del gas en el espacio circundante y la impulsión violenta del recipiente o parte del mismo. Como las roturas de recipientes de gases licuados inflamables por una exposición al fuego ocurren con cierta fre- cuencia se las conoce por una sigla especial que describe el fenómeno. En castellano este fenómeno se denomi- na “explosión de vapores en expansión de líquidos en ebullición” (EVELE), que en inglés es "boiling liqued expan- ding vapor explosion” (BLEVE). En la Ilustración 6 se puede ver un resumen de todos los acontecimientos que pueden ocurrir cuando ga- ses o líquidos inflamables se ponen en contacto con una fuente de calor.

inflamables se ponen en contacto con una fuente de calor. CLASES DE FUEGO. Ilustración 7: bleve.

CLASES DE FUEGO.

Ilustración 7: bleve.

Existe una relación entre los materiales combustibles, la forma de la combustión y los métodos de exti n- ción, es por ello que es menester clasificar la naturaleza de los materiales donde se originó el fuego con el fin de emplear el método de extinción adecuado. En correlación a los distintos tipos de combustibles, el fuego puede originarse en cada uno de ellos. Asi- mismo, debemos considerar los incendios originados en la instalación eléctrica, ya que merecen un tratamiento especial. Existen diferentes clasificaciones según los países aunque en su mayoría coinciden en los ejemplos aun- que no en la letra asignada. Como puede verse en la Tabla 2, la clase Gases inflamables no es considerada en la clasificación americana posiblemente porque antes de un incendio generan explosión. En los incendios donde se involucran gases la zona inicialmente afectada se localiza en la salida del gas (válvula rota o caño roto), por lo que se puede actuar enfriando la zona mediante niebla de agua hasta llegar a cerrar la válvula de paso del gas o, si la válvula está lejos de la zona caliente, bastará con cerrarla para que el fuego se extinga. Por otro lado, se ha agregado la clase K, que comprende los incendios que se producen en aceite recalen- tado de las freidoras en las cocinas (KITCHEN). La idea surgió en USA ya que estos fuegos no se apagan con espumas como los Clase B debido a que al estar el aceite en ebullición (sobrecalentado) el fuego no se produce solamente sobre la superficie. Tanto la clase gases inflamables como la clase K no figura en la legislación argentina aunque en la prácti- ca si se considera a podo preventivo, solicitando sistemas de extinción tanto para gases como para cocinas.

CLASES DE FUEGOS AMERICANA Y EUROPEA.

Tabla 2: clases de fuegos.

TIPO DE COMBUSTIBLE

 

CLASE DE FUEGO

EJEMPLOS

 

AMERICANA

EUROPA, AUSTRALIA, ASIA

 

SÓLIDOS CARBONIZABLES

CLASE A

CLASE A

Algodón, lanas, cueros, ha- rinas, granos, heno, lino, madera, papel

SÓLIDOS LICUABLES

CLASE B

Asfalto, ceras, brea, látex, pomadas, caucho.

SEGURIDAD III I.S.F.Tec. N° 190 anexo B. BLANCA http://sites.google.com/site/ceballosws/

LÍQUIDOS MISCIBLES MINERALES

CLASE B

CLASE B

Alcohol, cetona, fenol,

LÍQUIDOS NO MISCIBLES MINERALES

CLASE B

CLASE B

Nafta, gas oíl, petróleo, ke- rosene, pinturas, barniz

LÍQUIDOS NO MISCIBLES ORGÁNICOS

CLASE K

CLASE F

Aceites vegetales y anima- les, grasas y algunos ácidos grasos

GASES INFLAMABLES

¿?

CLASE C

Acetileno, butano, cloruro de vinilo, gas natural, hidro- geno, metano, propano

EQUIPOS ELÉCTRICOS BAJO TENSIÓN.

CLASE C

CLASE E

Tableros, cables, baterías, motores, trasformadores, generadores, acumuladores

SÓLIDOS NO CARBONIZABLES

CLASE D

CLASE D

Sodio, potasio, zinc, calcio, uranio, plutonio, aluminio.

Comenzaremos el estudio de la asignatura vinculando la aplicación de la Ley 19587, Dto. 351/79 y sus normas complementarias vinculándolo con los contenidos teóricos de Protección contra incendios.

APLICACIÓN DE LA LEY NACIONAL Nº 19.587 Y NORMAS COMPLEMENTARIAS.

Con el fin de cumplir con los objetivos de la protección contra incendios del Dto. 351/79 específicamente en lo que se refiere a los medios de escape y a las condiciones de Incendio se presentan los siguientes pasos en la diagramación de una evacuación para distintos establecimientos se propone el siguiente procedimiento:

1)

En el terreno.

a) Inspección ocular 3 del establecimiento y registro de la información en el papel y plano.

b) Completado de formularios modelos para recopilar información de seguridad. Ver archivo FormInspec0 9 en sito web.

c) Volcado en el plano o croquis del establecimiento los puntos requeridos en el punto 2) a) i) al vii).

2)

En gabinete.

a) Descripción de lo registrado en la inspección ocular planteando el problema sobre:

i) Medios de salida y puertas de salidas:

(1) Ancho en metros y u.a.s

(2) Consideraciones sobre las escaleras, ancho, pasamanos, escalones. comparación de lo normado y planteo de soluciones.

comparación de lo normado y planteo de soluciones.

ii) Disposición de llaves de las puertas de salida, comparación de lo normado y planteo de soluciones.

iii) Señalización de los medio de escape.

iv) Necesidad y ubicación de los carteles indicadores. Norma IRAM 10005 parte 1. Ver sito web

v) Sistemas de alarma:

(1) Necesidad y disposición (ubicación sensores). comparación de lo normado y planteo de soluci o- nes.

vi) Iluminación de emergencia. (1) Cantidad, ubicación tentativa. comparación de lo normado y planteo de soluciones.

vii) Medios de extinción:

(1) Bocas de incendio. (a) Disposición, cantidad y estado de las BIEs. comparación de lo normado y planteo de solucio- nes. Localización tentativa. (2) Determinación de la cantidad necesaria según ley. comparación de lo normado y planteo de solu- ciones. (3) Disposición, tipo, cantidad de carga, potencial extintor, fechas de vencimiento y estado de los ex- tintores portátiles.

viii) Plan de emergencias y capacitaciones. (ordenanza 14219).

ix) Instalación eléctrica:

(1) Disposición o emplazamiento de los tableros eléctricos. Comparación de lo normado y planteo de

soluciones (2) Cantidad de llaves, tipo y estado de los sistemas de protección. Comparación de lo normado y planteo de soluciones (3) Instalación de pararrayos. Comparación de lo normado y planteo de soluciones.

3 Si bien este tipo de inspección no será formal, no requiere la firma del directivo del establecimiento, es conveniente que Ud. consulte la Dis- posición (DNHST) 79 (30/12/87)Art. 1 y siguientes. Esta brinda información de cómo realizar una inspección se seguridad con validez legal.

SEGURIDAD III I.S.F.Tec. N° 190 anexo B. BLANCA http://sites.google.com/site/ceballosws/

x) Instalación de gas y equipos térmicos. (1) Tipo de calefacción utilizado por el establecimiento. comparación de lo normado y planteo de so- luciones. (2) Uso de caldera. Comparación de lo normado y planteo de soluciones. (3) Artefactos en cocina, campana extractora de gases. comparación de lo normado y planteo de so- luciones.

xi) Depósitos. (1) Disposición, cantidad, orden y limpieza de los depósitos de materiales en desuso. Comparación de lo normado y planteo de soluciones.

xii) Planos del edificio. (1) Modificación o presentación de planos conforme C. Edificación Ciudad B. Blanca.

Con los datos recolectados en el terreno Ud. está en condiciones se APLICAR LA LEY en un informe que desarrollara respondiendo a los pasos denominados en Gabinete. Para ello proponemos el siguiente procedimien- to:

PASO 1: DETERMINACIÓN DEL RIESGO DE INCENDIO.

Etimológicamente el riesgo es el resultado del producto de la probabilidad (de incendio en nuestro caso) y la gravedad (daño o lesión que pueda causar). Si bien esta ecuación parece fácil, es muy difícil su cuantificación ya que se basa en parámetros probabilísticos sobre el desarrollo del fuego así como las características de los ocupantes del edificio expuestos al mismo. El primer paso para evaluar la seguridad de la vida humana ante un incendio de un edificio es comprender las interacciones de estos componentes. De esta manera, el riesgo de in- cendio queda determinado por la peligrosidad relativa de los materiales predominantes en el edifico o sector que se analiza y los productos que con ellos se elaboran, trasforman, manipulan o almacenan. En nuestra legislación, el uso del edificio se encuentra relacionado con el riesgo de incendio (ver tabla en hoja apaisada anexo VII), esta simplificación se basa en que el uso, da los materiales presentes en el edificio lo que determina con buena aproximación el riesgo de incendio. En otras legislaciones (española) el riesgo de i n- cendio no solo está relacionado con el uso sino con otros parámetros importantes como por ejemplo, la superficie cubierta, el volumen del recinto, los KWatt de potencia de las máquinas presentes en el lugar, la carga de fuego (MJ/m 2 ) entre otras (ver tabla 2.1 Código Técnico de la Edificación, Documento Básico Seguridad en caso de I n- cendios en la sito web). La norma IRAM 3597/89 realiza una clasificación de actividades según su riesgo en el punto 3.1 diciendo:

“la clasificación establecida por esa norma es orientativa y se relaciona únicamente con la instalación de los si s- temas hidrantes y sus fuentes de agua. Por lo tanto no tiene por objeto ser una clasificación general de activid a- des debió a la diversidad de riesgos que ello puede involucrar.” No obstante esto, la clasificación fue basada en un escrito presentado por la cámara de aseguradores donde se trataba no solo la red de incendios sino también la distribución de extintores. Ver Tabla 3.

Tabla 3: clasificación de riesgos y usos según IRAM 3597.

RIESGO LEVE

RIESGO MODERADO

ALTO RIESGO

GRUPO 1

GRUPO 2

Casa familia

Aguas gaseosa, sodas y re- frescos.

Artículos de cuero, fábricas y depósitos.

Abridoras de batanes de algodón.

Clubes

Artículos del hogar, fabrica- ción y venta

Artículo de caucho, fábricas y depósitos

Aceites, fabrica

Educación

Automotores, fábricas, esta- blecimientos, servicios y ven- tas.

Aserraderos, carpinterías y depósitos de madera

Barcines y pinturas con utilización de inflamabas, fabricas

Hotelería

Cemento y cal, fabrica

Calzados, fabricas

Algodón, depósitos

Lugares religiosos

Cervecerías

Confecciones, fábricas y depósitos.

Desfibradoras de trapos.

Museos(sala exposición)

Comercios de comestibles y vestidos.

Cuerdas y sogas, depósitos y fabricas

Destilerías de alcohol y petróleo

Oficinas administrativas

Cremerías, lecherías, queso y manteca

Depósitos de mercaderías peligrosas

Explosivos y articulo de pirotecnia, manufactura

 

Curtiembre

Elevadores de granos o depó- sitos de cereales.

Extracción por solventes

Depósitos de mercaderías no peligrosas

Fideos, fábricas con cons- trucciones y maquinarias combustibles.

Hangares de aviación.

Fábricas de fideos con ma- quinaria y construcción in- combustible.

Hilanderías y tejeduras de algodón

Hules y linóleos, manufactura

Embotellado de bebidas.

Imprentas

Industrias químicas extra peligro- sas.

Fundiciones.

Ingenios azucareros sin desti- lería de alcohol.

Plásticos esponjosos y fábricas de vidrio reforzado con resina poliés- ter.

SEGURIDAD III I.S.F.Tec. N° 190 anexo B. BLANCA http://sites.google.com/site/ceballosws/

RIESGO LEVE

RIESGO MODERADO

ALTO RIESGO

GRUPO 1

GRUPO 2

 

Frigoríficos.

Molinos de cereales, 2da categoría.

 

Hilanderías y tejedurías de lana.

Pieles, curtido y preparado.

Industrias siderúrgicas (lami- nación y forja)

Pintura con resinas y otros productos peligrosos

Ladrillos, fábrica.

Platicos no esponjoso, exclui- dos fibra de vidrio reforzada con resina poliéster.

Librerías

Productos químicos peligros, fábricas y depósitos de

Maquinas industriales, depósi- tos y ventas.

Trabajo, manufactura y depó- sitos

Molinos de cereales, primara categoría y neumáticos.

Teatros.

Panadería

 

Papel y pulpa depósito y fabrica.

Pinturas sin solventes infla- mables.

Productos químicos y farma- céuticos no peligros, depósito y fábrica.

Restaurantes.

Talleres mecánicos, trabajos mecánicos.

Tintorerías industriales.

Usinas, plantas de poder y salas de calderas

Vidrios, fabrica y productos

Por otro lado, la NFPA 101 en el inc. 6.2 define Riesgo del contendido y lo clasifica en tres categorías a sa-

ber:

1. Riesgo Bajo. Los contenidos de riesgo bajo deberán ser clasificados como aquellos que tienen tan baja combustibilidad, que debido a ello no puede ocurrir la autopropagación del fuego.

2. Riesgo Ordinario. Los contenidos de riesgo ordinario se deberán clasificar como aquéllos que tienen posi- bilidad de arder con moderada rapidez o de generar un volumen de humo considerable.

3. Riesgo Alto. Los contenidos de riesgo alto se deberán clasificar como aquéllos que tienen posibilidad de

arder con extrema rapidez o de los cuales se pueden esperar explosiones. Es necesario aclarar que cada una de estas clasificaciones se articula con las distintas ocupaciones de tal manera que por ejemplo la ocupación Educación puede tener los tres riesgos según el contenido de los diferentes locales. Según el Código en el inc. 6.2.1.2. Dice que el riesgo de los contenidos deberá ser determinado por la autoridad competente según el carácter de los contenidos y de los procesos u operaciones realizados en el edificio o la estructura. Mientas en nuestra ley el riesgo va en relación a los materiales combustibles y su velocidad de combus- tión, en la NFPA 101 se define como: “6.2.1.1 Para los propósitos de este Código, el riesgo de los contenidos de- berá ser el peligro relativo durante el comienzo y la propagación del incendio, el peligro del humo o de los gases generados, y el peligro de explosión u otro suceso que ponga potencialmente en peligro la vida y la seguridad de los ocupantes del edificio o la estructura. La NFPA utiliza esta clasificación para determinar todos los parámetros de medios de salida y protección de las personas. Por otro lado, el Código de Edificación Español, Documento Básico Seguridad contra Incendios, Sección SI 1 inc. 2 También clasifica el riesgo en bajo, medio y alto pero es un poco más acotado ya que clasifica los loca- les y zonas de riesgos que pueden estar dentro de un uso determinado y la para ubicar un local en cada uno de estos riesgos utiliza diferentes parámetros, por ejemplo volumen de la habitación, kW consumidos, superficie y hasta carga de fuego. El código español utiliza esta clasificación para determinar el grado de resistencia al fuego de los edificios en forma similar a como lo expresa nuestra Ley. Puede consultar el C. Español en la Sito web. Más allá de las clasificaciones vistas anteriormente, puede notarse que todas tratan de relacionar el riesgo de incendio y la necesidad de elementos para controlarlo. Teniendo en cuenta la definición de sector de incendio y la clasificación de los riesgos según los materi a- les (Dto. 351/79 anexo 7 inc. 1.5 al 1.5.8; inc. 2 al 2.3), se debe clasificar el establecimiento según la actividad predominante mediante la tabla 2.1 del anexo 7. (Página 98 libro Separatas de legislación edición febrero 2004). He aquí el primer inconveniente: Cuál es la actividad predominante? Es más, cuál es la definición de actividad predomínate?. Nuestra Ley no aclara ninguna de estas dudas. Sin embargo, si consultamos la NFPA 101, esta clasifica los usos bajo el nombre de OCUPACIONES, así para nosotros la actividad educativa seria Ocupación Educativa y cuando las ocupaciones se mezclan “ocupaciones múltiples” el código aclara que por ejemplo Ocupa- ción para Reuniones públicas (A.3.3.152.2) incluye a Aulas de colegios y universidades, para 50 o más personas. Asimismo, la ocupación de oficinas puede incluir edificios educacionales con aulas para menos de 50 personas (A.3.3.152.3) y en el inciso A.3.3.152.7 “las ocupaciones educativas se distinguen de las ocupaciones para reunio-

SEGURIDAD III I.S.F.Tec. N° 190 anexo B. BLANCA http://sites.google.com/site/ceballosws/

nes públicas en que en las primeras los mismos ocupantes están presente regularmente”. Estas consideraciones pueden tomarse como guía para decidir encuadrar una “ocupación” en una actividad del cuadro 2.1 anexo 7 dto.

351/79.

Actividad 3: determinación del riesgo de incendio.

Supongamos que deseamos asesorar un establecimiento educativo. Los materiales que se encuentran en él son combustibles y teniendo en cuenta que la actividad predominante puede encuadrar, por el momento, en Residencial /Administrativo concluimos que le corresponde R4 (riesgo 4). Observe que en la tabla 2.1 no se en- cuentra el uso Educativo mientras que en el cuadro de condiciones específicas si está. Esto es un error?. Todo nos lleva a pensar que esta clasificación es MUY GENERAL. Veamos qué problemas nos puede acarrear esto:

tomemos locales comerciales. Pueden tener de R1 a R7, en la tabla 2.1 pero al consultar el cuadro de C. Específi- cas nos encontramos que solo hay R2 a R4. Si nuestro comercio vende ropa y es un local como Famularo, muy grande, mucha ropa y en el centro de la ciudad qué riesgo le asignamos, R 2: inflamable, R3: muy combustible o R4: combustible. Para solucionar esto debemos consultar un poco de teoría.

Si bien esta clasificación de los materiales es muy simple, se plantea una duda, cuándo un material se lo

clasifica como combustible o muy combustible?. En realidad, no interesa la constitución del material, en principio, sino la velocidad de combustión de los mismos, que se define como la pérdida de peso por unidad de tiempo. Es necesario, por tanto, relacionar la velocidad de combustión del material analizado con la de un combus- tible normalizado (madera apilada, en estado de densidad media y superficie media). Si la relación es igual o ma- yor que la unidad, el material se considerará como "muy combustible" y si es inferior a la unidad podrá clasificarse como "combustible". Vea anexo 7 inc. 2.2 al 2.3 Dto. 351/79. Es decir:

Ecuación 6: relación de combustibilidad.

Donde:

vreal: velocidad de comb. Real. vSt: velocidad de comb. "standard".

m

1: muy combustible.

m

< 1: combustible.

m

real

St

Este sistema tiene en cuenta, fundamentalmente, el estado de subdivisión que pueden presentar los mate- riales sólidos. En estado compacto, fardos prensados o grandes bloques, presentan una superficie exterior muy reducida con relación a la que ofrecerían en estado de mayor subdivisión, siendo en consecuencia en estos últi- mos más rápida el ataque por el fuego. En general, suelen considerarse tres estados típicos de subdivisión contemplando grados decrecientes de la velocidad de combustión:

1)

Estado I: superficie elevada - densidad reducida. Propio de materiales en estado suelto, reducido a pequeños

2)

trozos, etc. Estado II: superficie media - densidad media. Correspondiente a materiales apilados, con intersticios que per-

3)

miten el aflujo de aire. La madera, en este estado, constituye el combustible "estándar". Estado. III: superficie reducida - elevada densidad; característico de materiales compactos, prensados, etc.

Como excepción al criterio de considerar la velocidad de combustión relativa para definir la inclusión de un material en Riesgos 3 ó 4 ("muy combustible" o "poco combustible" respectivamente), se cita en el Decreto 351/79 el algodón y otros, que en cualquier estado de subdivisión se considerarán como muy combustibles.

Se tiene en cuenta, de esta manera, a los materiales o procesos que pueden originar concentraciones de polvo o pelusa en los ambientes industriales, ya sea en suspensión o depositado en techos, paredes, maquinarias, artefactos luminosos, etc. El riesgo de incendio se ve aquí enormemente aumentado por la velocidad de combus- tión, que puede alcanzar valores elevadísimos y aún de carácter explosivo 4 .

Si bien no nos vamos a poner a realizar cuentas podemos ver que nuestro material no es inflamable pero

si muy combustible por lo que asignamos a nuestro comercio R3 y determinamos las condiciones específicas de extinciones necesarias. Observe que en ningún momento se habló de la cantidad de material en nuestro comercio. Sin lugar a dudas un incendio aumenta su peligrosidad al aumentar la cantidad de combustible disponible es por ello que nuestra Ley prevé relacionar el riesgo con la cantidad de material de combustible y otros parámetros en el siguie n- te paso.

4 El estudio de materiales pulverulentos es un tema que debe tratarse aparte, especialmente en silos de granos.

SEGURIDAD III I.S.F.Tec. N° 190 anexo B. BLANCA http://sites.google.com/site/ceballosws/

PASO 2: DETERMINACIÓN DE LA CARGA DE FUEGO EQUIVALENTE.

Como ya se ha visto, de todo el calor generado en un incendio el 66% se disipa al medio ambiente mien- tras que 33% se utiliza para realimentar el fuego. Suponiendo que los materiales son resistentes al fuego la cantidad de calor generado en un incendio es igual a la suma de la cantidad de calor perdido por convección (en las aberturas), por conducción y por radiación (Ver Ilustración 8). Esto puede ser expresado mediante la Ecuación 7.

Ecuación 7: calor generado por un incendio.

Donde:

Q Q

1

Q

2

Q

3

Q

1= cantidad de calor evacuado por convección con los gases calientes.

Q

2= cantidad de calor evacuado por conducción a través de las paredes.

Q

3= calor irradiado por las aberturas.

Ilustración 8: modelo de pérdida de calor.

CONDUCCIÓN CONVECCIÓN RADIACIÓN NIÓCCUDNOC CONDUCCIÓN
CONDUCCIÓN
CONVECCIÓN
RADIACIÓN
NIÓCCUDNOC
CONDUCCIÓN

Este balance es sumamente complejo pero se sabe que el calor generado (Q) depende del tipo de com- bustible, su naturaleza, fraccionamiento, distribución en el local, cantidad de combustible. Además influyen la for- ma y tamaño del local, las aberturas, material de las paredes y techo, superficies de los mismos, espesores, etc. Con el fin de simplificar los cálculos se tendrá en cuenta que:

La cantidad del calor generado es directamente proporcional a la cantidad de material combustible que hay dentro del local de incendio (sector de incendio).

La cantidad de calor es directamente proporcional al poder calorífico de cada material.

La cantidad de calor se expresa por unidad de superficie.

Analicemos cada parámetro dado anteriormente:

Es intuitivo pensar que cuanto mayor combustible haya en un local mayor será el fuego generado pero no todos los combustibles arden de la misma manera, algunos son altamente inflamables (nafta) y generan mucho calor rápidamente, mientras que otros arden lentamente. Es así como en un local podemos tener maderas, plásti- cos, gomaespuma, papel, etc. todos combustibles que arden en forma diferencial.

Si bien los combustibles en un local no son todos iguales, existe una manera de compararlos y esto se

puede hacer mediante su poder calorífico.

PODER CALORÍFICO.

SEGURIDAD III I.S.F.Tec. N° 190 anexo B. BLANCA http://sites.google.com/site/ceballosws/

Se define como la cantidad máxima de calor que entrega la unidad de masa de un material sólido o líqui- do, o la unidad de volumen de un gas, cuando quema íntegramente. Se expresa en Kcal/kg o Kcal/m 3 o KJ/kg (kilo Julios por kg) o MJ/kg (megaJulios por kg). En el caso de los combustibles gaseosos, las capacidades caloríficas están dadas en cal/cm 3 . El calor de combustión, depende de la clase, número y disposición de los átomos en la molécula. La capacidad calorífica no es la intensidad del fuego pues ésta depende de la velocidad con que el combustible arde. Es importante en la protección contra el fuego saber que el calor se puede producir en oxidaciones parci a- les, lo cual ocurre en casi todos los incendios accidentales. Para casi todos los compuestos de Carbono e Hidró- geno o Carbono, Hidrógeno y Oxígeno (que incluyen substancias vegetales, petróleo y derivados), el calor de oxi- dación, ya sea completo o parcial, depende del oxígeno consumido. Para ésta clase de substancias comunes, como ser, madera, algodón, azúcar, aceites, ya sean vegetales o minerales, el calor de oxidación es de alrededor de 5.339 cal. por litro de oxígeno consumido, sin considerar el calor producido por la combustión completa de la substancia. Por ello, el calor producido ya sea en un incendio o una oxidación espontánea, es limitado en cada caso por el oxígeno suministrado. Sin tener en cuenta la naturaleza del combustible, su disposición o estado de oxidación, la intensidad del fuego es siempre controlada por la velocidad del aire suministrado, es decir, por la velocidad con que llega el oxígeno al lugar de la oxidación. El poder calorífico se determina mediante ensayos donde se hace combustionar, en un horno aislado tér- micamente, el material a analizar en condiciones óptimas de suministro de oxígeno y se mide la cantidad de calor desprendido. Esta cantidad es constante para cada material por lo que el poder calorífico es una constante física. Ver Tabla 4. Encontrará una lista de poderes caloríficos más amplia en la base de datos de la sito web. Calcu-

loSup2010.

Tabla 4: poder calorífico de algunos materiales.

Material

Mcal/kg

MJ/kg

Aceites

10

41,8

Café

4

16,72

Caucho

10

41,8

Cartón

4

16,72

Cereales

4

16,72

Cuero

5

20,9

Gasoil

10

41,8

Grasas

10

41,8

Metano

12

50,16

Maderas

4,4

18,41

Papel

4

16,72

Petróleo

10

41,8

Plásticos

5

20,9

Queroseno

 

43,3

Telgopord

5

-

Vestimentas (ropas)

4 a 5

16,72 a 20,9

Las equivalencias son:

1kcal = 4,1855 10 3 Julios.

1 kJ = 0,23892 kcal. Como es sabido 4,18 J equivale a 1 caloría. Asimismo, 1 kcal son 1000 cal y 1 Mcal son 1000 kcal. Por

J). Por lo tanto, para transformar los valores del poder calorífico Mcal/kg a

MJ/kg se debe multiplicar por 4,18. Para poder tomar como referencia la superficie o mejor dicho la unidad de área de un local nuestra Ley define la carga de fuego equivalente.

otro lado, 1 MJ son 1.000.000 J. (10

6

CARGA DE FUEGO EQUIVALENTE CARGA DE FUEGO Y OTRAS DEFINICIONES.

Según el Decreto 351/79 anexo 7 inc. 1.2., la carga de fuego es el peso de madera por unidad de superfi- cie (kg/m ) capaz de desarrollar una cantidad de calor equivalente a la de los materiales contenidos en el sector de incendio. No aclara si se tienen en cuenta los materiales contenidos en el local (combustibles mobiliarios) y los per- tenecientes a la estructura (combustibles inmobiliarios) como por ejemplo, marcos de las ventanas de madera, puertas, cielorraso, etc. Supongo que sí se deben tener en cuenta ya que la bibliografía específica lo considera. Es más el CEDBSI en el Anejo SI A define carga de fuego como: “Suma de las energías caloríficas que se liberan en la combustión de todos los materiales combustibles existentes en un espacio (contenidos del edificio y elementos constructivos) (UNE-EN 1991-1-2:2004)”.

2

SEGURIDAD III I.S.F.Tec. N° 190 anexo B. BLANCA http://sites.google.com/site/ceballosws/

De esta manera podemos calcular el calor cedido por un incendio conociendo el poder calorífico y la masa del material combustible mobiliario (muebles) e inmobiliario (forman parte de la estructura del edificio, ej. Ventanas de madera), con la siguiente ecuación.

Ecuación 8: carga de fuego.

Cf

m

1

Pc

1

m

2

Pc

2

m

n

Pc

n

S

Donde:

m = es la cantidad de un determinado combustible. [kg] Pc = es el poder calorífico de un determinado combustible. [kcal/kg] o [MJ/kg] S = es la superficie del local. [m 2 ] Cf = es la carga de fuego o la energía potencialmente generada por unidad de superficie en el sector de in- cendio considerado. [Kcal/m 2 ] o [MJ/m 2 ]. La Ecuación 8 no responde a la definición de la ley ya que el parámetro tratado allí es la carga de fuego equivalente que se halla dividiendo el valor Cf por el poder calorífico de la madera tomado como patrón por la Ley. El poder calorífico de la madera es 18,41 MJ/kg o 4400 Kcal/kg. De esta manera la Ecuación 8 quedaría transformada como:

Ecuación 9: carga de fuego equivalente.

Cfe

m

1

Pc

1

m

2

Pc

2

m

n

Pc

n

4400

kcal

kg

S

48,8

kg

/

Ecuación 10

2

m

27912

J

kg

18608 J / kg

73,2

kg

2

m

La carga de fuego mide el calor máximo que producirían todos los combustibles incendiados en una zona dada (sector de incendio Dto. 351 anexo 7 inc. 1.11). El calor máximo desprendido representa la suma del producto

del peso de cada combustible multiplicado por su calor de combustión, esto se denomina CARGA CALORÍFICA. En un edificio normal, la carga de fuego incluye los materiales combustibles del interior, el acabado interior, el acabado de los pisos y los elementos constructivos. La NFPA define “peso equivalente del combustible, como el peso de los combustibles ordinarios (madera, para dto. 351/79), con un calor de combustión igual a 18.608 J/kg que producirían la misma cantidad total de calor que los materiales combustibles existentes en el local. Por ejemplo, el peso equivalente de 48,8 kg/m 2 de un plásti-

co, con un calor de combustión igual a 27.912 J/kg sería 73,2 kg/m

Como puede notarse una vez calculada la carga de fuego puede hallarse la equivalente por un simple cálculo. Pero Ud. debe estarse preguntando para qué sirve esto? Pues veremos…. La interrelación entre gravedad del incendio y la carga de fuego, se utilizó como el primer método desarro- llado para poder predecir la gravedad de un incendio que podría tener lugar en varias habitaciones. Se utilizó y aun se utiliza en algunas legislaciones (como la nuestra) para determinar la resistencia que deberían tener las barreras cortafuegos, así como los componentes estructurales. A pesar de que esta técnica tiene sus limitaciones, la relación entre gravedad del incendio/carga de fuego aún proporciona una estimación aproximada, pero conser- vadora, ya que el error resultante está de parte de la seguridad, de la máxima y probable gravedad del incendio en instalaciones residenciales, institucionales y comerciales. La carga de fuego no se debería utilizar como índice aproximado de la gravedad de un incendio, cuando tenga éste combustible con un alto grado de desprendimiento de calor, y cuando las condiciones del incendio pueden producir temperaturas significativamente más altas o más bajas que las mostradas en la curva normalizada de tiempo - temperatura. Este tema se verá más adelante. Deci- mos que el error está a favor de la seguridad porque para combustibles ordinarios (riesgo bajo y medio) no todos los materiales se queman íntegramente ya que esto depende del aporte de aire, que en general es limitado bajo condiciones normales. Además, en estos casos los materiales pueden encontrarse en armarios que se queman lentamente debido a la falta de oxígeno. Esto se demuestra cuando vemos los residuos de un incendio reciente. La Oficina Nacional de Normas (NBS) formuló, mediante el análisis de ensayos normalizados, una relación aproximada entre la carga de fuego y la exposición a una intensidad de fuego equivalente a la de la curva normali - zada de tiempo - temperatura 5 . El peso por metro cuadrado de los combustibles normales (madera, papel y mate- riales semejantes que producen de 16.282 a 18.608 J/kg durante la combustión) fue relacionado con la intensidad horaria del fuego, como se describe en la Tabla 5.

2

. Ver Ecuación 9.

Tabla 5: carga de fuego equivalente y tiempo.

CARGA DE FUEGO EQUIVALENTE (kg/m 2 )

CARGA DE FUEGO (Kcal/m 2 )

TIEMPO (hs)

25

110000

0,5

50

220000

1,0

75

330000

1,5

5 La curva normalizada se verá más adelante.

SEGURIDAD III I.S.F.Tec. N° 190 anexo B. BLANCA http://sites.google.com/site/ceballosws/

CARGA DE FUEGO EQUIVALENTE (kg/m 2 )

CARGA DE FUEGO (Kcal/m 2 )

TIEMPO (hs)

100

440000

2,0

150

660000

3,0

200

880000

4,5

250

1045000

7,0

300

1188000

8,0

350

1375000

9,0

Por otro lado, la determinación de la carga de fuego equivalente es un trabajo muy arduo que solo se pue- de obtener valores aproximados, imagínese pesar todos los materiales combustibles y obtener todos los poderes caloríficos de los materiales, imposible. Es por ello que la mayoría de las cargas de fuego (equivalentes) están tabuladas para las distintas actividades y locales. Es por ello que el concepto de carga de fuego (equivalente) ha sido dejado de lado por otros métodos más seguros. Los métodos técnicamente seguros para relacionar la gravedad de un incendio, la carga de fuego y los requisitos para hacer frente a él, son complejos pero pueden ser utilizados ventajosamente en importantes y espe- cíficas aplicaciones. Dichos métodos requieren tomar en consideración otros parámetros, como aquéllos referidos a la carga de fuego, los de ventilación y tipos de paredes de la habitación, y de los techos. Estos métodos son complejos y, normalmente, demasiado difíciles para su utilización generalizada en el proyecto o selección de la resistencia de un muro cortafuego aunque el desarrollo de programas de computadoras hace prever su utilización generalizada en el futuro. Véase la “valor de cálculo de la densidad de carga de fuego en el CEDBSI Anejo B inc. B.4. en la sito web. Nuestra legislación relaciona la carga de fuego y los tipos de materiales combustibles, Dto. 351/79 anexo VIII, inc. 1.5 al 1.5.8. y en el inc. 2 al 2.3 donde se pueden ver las tablas 2.1, 2.2.1 y 2.2.2. con sus respectivas resistencias al fuego. Algunos autores expresan la carga de fuego en kCal/m 2 , Mcal/m 2 o en MJ/m 2 para distintos locales o acti- vidades por ejemplo:

Tabla 6: carga de fuego para distintos destinos.

Carácter

Carga de fuego en Mcal/m 2

Kcal/m 2

MJ/m 2

Depósitos de:

     

Alimentos

200

   

Asfalto

800

   

Azúcar

2000

   

Cartón

2500

   

Cigarrillos

600

   

Ceras para piso

1200

   

Dulces

200

   

Madera en bruto

1500

   

Madera en viruta en silos

500

   

Material de oficina

200

   

Medicamentos

80

   

Muebles

200

   

Paja

300

   

Papel en hojas apiladas

2000

   

Papel (objetos de)

250

   

Radios, aparatos de

50

   

Solventes

800

   

Televisores

50

   

Telas y tejidos

250

   

Ventanas de madera o de plástico

80

   

Ejemplo 1: carga de fuego equivalente 1.

Determinar la carga de fuego de un departamento de 48 m 2 cuya carga calorífica es:

Tabla 7

Cantidad

 

Carga calorífica en MJ

 

ENTRADA

 

1

Biblioteca rinconera

840

1

Mueble empotrado

1300

2

sillones

660

 

Total

2800

 

COMEDOR

 

1

mesa mediana

420

SEGURIDAD III I.S.F.Tec. N° 190 anexo B. BLANCA http://sites.google.com/site/ceballosws/

Cantidad

 

Carga calorífica en MJ

6

sillas

1500

1

petit mueble

500

15

m 2 de cortinas

150

1

mesita

170

1

equipo de audio

110

1

aparador

2000

 

Total

4850

 

DORMITORIO

 

1

Cama

1500

2

Mesas de luz

320

1

Ropero

2500

10

m 2 de cortinas

300

20

m 2 de alfombras

1000

 

Total

5620

 

COCINA

 

1

Mesa

250

4

Sillas

240

7

Taburetes

40

2,5

Metros de mesada baja

550

2,5

Metros de mesada alta

870

3

m 2 de cortinas.

30

1

Aparato de radio

110

 

Total

2090

 

Total General

15360

Carga de fuego: Cf= 15360MJ/48m 2 = 320 MJ/m 2 .

Luego la Carga de fuego equivalente es:

CF e

320

MJ

2

m

18,41

MJ

Kg

17,4

Kg

2

m

Ejemplo 2: carga de fuego equivalente 2.

Calcular la carga de fuego de 5 oficinas de 15 m 2 de superficie cada una con un pasillo de 20 m 2 . El contenido de cada oficina se puede ver en la siguiente tabla.

Tabla 8

Cantidad

Contenidos

Carga calorífica (MJ)

1

Escritorio ministro

2200

1

Mesa

420

2

Sillones

660

1

Biblioteca

4200

1

Sillón cama

250

15

M 2 de alfombra

750

Varios

Papeles y cartones

100

 

Total

8580

Ejemplo 3: carga de fuego equivalente 3.

Cf

8580.

MJ

5

450

(15

2

m x

5)

20

2

m

Cfe

450

MJ

2

m

18,41

MJ

Kg

24

MJ

2

m

kg

2

m

Calcular la carga de fuego de un depósito de 200 m 2 que contiene:

Tabla 9

Cantidad

Detalle

Poder calorífico

Carga calorífica

 

(Kcal/kg)

(Kcal)

200 litros

Bencina

10000

2000000

2000 kg

Cartón con brea

5000

10000000

Cfe

22490000

kcal

25

kg

500

kg

Fibra poliester

6000

3000000

4400

kcal

200 m

2

2

m

250

kg

Estearina

10000

2500000

 

kg

700

kg

Cereales

4000

2800000

 

150

kg

Caucho

10000

1500000

SEGURIDAD III I.S.F.Tec. N° 190 anexo B. BLANCA http://sites.google.com/site/ceballosws/

Cantidad

Detalle

Poder calorífico

Carga calorífica

(Kcal/kg)

(Kcal)

50 kg

P.V.C

5000

250000

100 kg

Madera

4400

440000

   

Total:

22490000

Cfe

22490000 kcal

4400

kcal

kg

200 m

2

25

kg

2

m

Ejemplo 4.

Supongamos que un establecimiento educativo tiene un taller de tejidos cuya superficie total es 200 m 2 en cuyo sector de incendio se encuentran los siguientes combustibles:

Tabla 10: cálculo cantidad de calor.

MATERIAL

Kg del material

Poder calorífico (K)

Cantidad total de calor desarrollado es: (P x K)=

(P)

de cada uno es (Kcal/Kg)

[Kcalorías]

Hilados sintéticos

1800

10000

18.000.000

Hilados algodón

6000

4000

24.000.000

Madera

2000

4400

8.800.000

TOTAL: Qtot.

   

50.800.000

Debemos hallar ahora qué cantidad de kg de madera podrían desarrollar ese calor determinado anterior- mente. Para ello se toma como base el poder calorífico de la madera que es 4.400 Kcal/Kg o 18,4 MJ/kg. El peso de madera equivalente es:

Ecuación 11: cálculo peso equivalente en madera.

Peq

Qtot

Pod Calorif Madera

.

.

11.545 kg

La carga de fuego equivalente resultante será:

Ecuación 12: cálculo carga de fuego equiv.

CFeq

11545

kg

200

2

m

58

kg

2

m

Desafortunadamente en la mayoría de los casos no se cuenta con la cantidad de combustible y los pod e- res caloríficos de cada uno, es por ello que la bibliografía específica da la carga de fuego para determinados loca- les o usos de locales. Suponiendo que nuestro taller se dedica a una tapicería donde hay muebles para exposición, y obtenemos la carga de fuego estimada del libro del Ing. Rosato (pág. 65) los cálculos serian:

Carga de fuego por Tabla para Telas y tejidos: 250 Mcal/m 2 Sin importar la superficie que tenga el establecimiento, este valor será el calor desprendido por cada metro cuadrado del taller. Para transformar el valor de tabla en equivalente de madera se debe dividir por el poder calorífico de la madera en la unidad correspondiente.

Ecuación 13

CFeq

250

Mcal

2

m

4,4

Mcal

Kg

56,8

kg

2

m

Este resultado (56,8 kg/m 2 ) está muy cercano al valor calculado en la realidad, mientas que no se puede comparar con la tabla (cuadro 2-II, pág. 18-19) del libro “PROTECCIÓN DE EDIFICIOS CONTRA INCENDIO” de Quadri Néstor ya que no existe la actividad taller de ropa o algo similar. Esto nos lleva a concluir que se pueden utilizar los valores carga de fuego estándar que figuran en los li- bros ya que el error no es tan grande y como en los cálculos de la resistencia al fuego, cantidad de extintores, etc. siempre se redondea para arriba estamos a favor de la seguridad y la simplicidad.

Ecuación 14: carga de fuego equivalente estándar.

Cf eq

60

Mcal

2

m

4,4

Mcal

Kg

14

kg

2

m

Si bien el concepto es obsoleto según lo planteado anteriormente, para nuestra Ley es necesario determinarla para ello podemos utilizar cargas caloríficas tipo como las que se encuentran en el libro 6 de Mario Rosato, Fundamentos de la protección estructural contra incendio”, de la pág. 60 a la 69. Para nuestro ejemplo,

6 También puede consultar Néstor Quadri, Protección de edificios contra incendios, pág. 18 cuadro 2.II.

SEGURIDAD III I.S.F.Tec. N° 190 anexo B. BLANCA http://sites.google.com/site/ceballosws/

buscamos en la página 66 “Escuelas” y encontramos que le corresponde 60 Mcal/m 2 si a esto lo dividimos por el poder calorífico de la madera obtenemos la carga de fuego equivalente.

Con este valor podemos continuar con el paso siguiente…

Actividad 4: superficie y carga de fuego.

Para resolver los ejercicios sobre carga de fuego y superficie de piso Ud. deberá utilizar la base de datos “CalculoSup2010”, para ello descárguela de la sito web junto con su archivo de ayuda “AyudaCalculoSup”. LEA LA AYUDA PRIMERO.

1)

Calcula la carga de fuego teniendo en cuenta los siguientes datos

a) Edificio de dos platas de 200 m 2 c/u. Cada piso tiene un pasillo de 25 m 2 .

 

b) Cada piso es usado como depósito con el siguiente material. Tabla 11

 
 

Material

 

Cantidad (kg)

Poder calorífico (Kcal/Kg)

 

Lana

   

900

 

4940

Algodón

   

2000

 

3980

Sintéticos

   

5000

 

10000

Biblioteca de madera

 

1000

 

4400

2)

Calcula la carga de fuego teniendo en cuenta los siguientes datos:

a) Edificio de dos platas de 300 m 2 c/u. Cada piso tiene un pasillo de 30 m 2 .

 

b) Cada piso es usado como depósito con el siguiente material. Tabla 12

 
   

Material

Cantidad (kg)

Poder calorífico (Kcal/Kg)

 

Sintéticos

   

6000

 

10000

Algodón

   

1000

 

3980

 

Lana

 

800

 

4940

 

Biblioteca de madera

 

2000

 

4400

3)

Calcular la carga de fuego, la superficie del establecimiento y la superficie de piso teniendo en cuenta los si- guientes datos:

 

Tabla 13

 
 

Dato

Largo (m)

Ancho (m)

Material

Peso (kg)

Poder calorífico

 

Comedor

 

7,6

 

5,1

Madera

 

10

4400 kCal/kg

Baños f

 

2,5

 

1,2

Papel

 

,5

 

4

Mcal/kg

Cocina

 

2,8

 

2,5

Tela

 

10

 

4

Mcal/kg

Pasillo

 

5,4

 

1,5

Tela

 

0,1

 

4

Mcal/kg

Sum

 

12,8

 

3,7

Madera

 

100

 

4,4 Mcal/kg

Biblioteca

 

3,7

 

4,3

Papel

 

50

 

4

Mcal/Kg

   

Madera

 

10

 

4,4 Mcal/kg

Baños m

 

2,5

 

1,2

Papel

 

,2

 

Mcal/kg

4)

Calcular la carga de fuego, la superficie del establecimiento y la superficie de piso teniendo en cuenta los si- guientes datos: el edificio tiene 3 plantas y cada sector utilizado como depósito mide 267 m 2 , además cada planta tiene dos pasillos de 25 m 2 y un baño de 2,5 m de largo por 1,2 m de ancho. El material contenido en un depósito, que es igual para todos los depósitos de cada planta es:

 

Tabla 14

 
 

Material

 

peso

Poder calorífico

 

Bencina

   

200 l

 

10 Mcal/l

Cartón

 

2000 kg

5000 kcal/kg

Fibra sintetic

 

500

 

6

Mcal/kg

Chocolate

   

250

 

6

Mcal/kg

Madera

   

1000

 

4,4 Mcal/kg

Papel

 

150