Вы находитесь на странице: 1из 10

SINDROMES DEPRESIVOS EN

POBLACIÒN INMIGRANTE
Introducción
Uno de los más importantes fenómenos
socioculturales y políticos.

síndrome de Ulises, la depresión, la


distimia, trastornos de ansiedad y
trastornos adaptativos.

Problemas : estancias ilegales, trabajo


ilegal, tráfico de drogas y de personas,
prostitución, etc.

Inmigrantes clandestinos.
La emigración per se no produce un incremento el riesgo de
padecer enfermedades mentales, sino que depende, al menos
en parte, de las experiencias traumáticas sufridas durante el
proceso migratorio.
Características de la población inmigrante
Características de la población inmigrante
o población joven
o menor nivel educativo que la población nativa
o débil agrupación familiar
o precariedad laboral
o Hacinamiento
o cierto aislamiento social
o difícil relación sus dificultades con el idioma y la diferencia cultural
o movilidad geográfica e irregularidad administrativa
Problemas de salud mental
oNo pueden ser homogéneos
oEn general, la población inmigrante parece gozar de buen estado de salud. Quizá la
habitual dureza del trayecto migratorio determine cierta selección aunque hay datos
contradictorios.
oforzados en ocasiones a sobrevivir en condiciones precarias que pueden repercutir
negativamente en su estado de salud psíquica.
osíndromes de ansiedad o de depresión, trastornos del sueño, irritabilidad o
paranoias. Pueden aparecer síndromes psicopatológicos agudos o crónicos
(síndromes depresivos, trastornos adaptativos, alcoholismo u otras
drogodependencias)
Los inmigrantes parecen presentar mayor prevalencia de trastorno por estrés
postraumático, motivado en ocasiones por situaciones previas a la inmigración
Los procesos de adaptación son necesarios ya que la inmigración supone
un cambio que es un importante acontecimiento vital y una situación de
duelo.
El proceso de adaptación se condiciona por la semejanza de las culturas,
por la receptividad de la cultura anfitriona, por la edad del individuo y
por la personalidad del individuo.
Síndrome de Ulises
“síndrome del inmigrante con estrés crónico y múltiple” caracterizado por un estrés
crónico provocado por la soledad, la lucha por la supervivencia, la sensación de
fracaso y determinadas situaciones de terror.
Trastorno a medio camino entre los trastornos adaptativos y el trastorno por estrés
postraumático.
Tristeza, llanto, ansiedad, pensamientos recurrentes sobre sus obsesiones, insomnio e
irritabilidad que puede llevar a la autoagresión.
Son frecuentes las molestias físicas como cefaleas, fatiga, mialgias, pérdida de
memoria.

apatía,
pensamientos
de muerte o baja
autoestima
Aparición de la psicopatología→estrés se incrementa durante los
primeros 2 años y que posteriormente va disminuyendo hasta alcanzar
los valores previos, siempre que paralelamente se pueda ir regularizando
la situación económica y sociolaboral.
La inmigración es un factor de riesgo para la salud mental, por ello para
que un tratamiento sea eficaz es necesario un conocimiento de la cultura
de origen del inmigrante, de sus valores y de su concepción de la salud.
La atención sociosanitaria general en la actualidad se ofrece a toda la
población emigrante que la demande, sin embargo el miedo y la
desinformación han hecho que los emigrantes no gocen de este derecho,
Finalmente…
Se precisa formar profesionales capacitados en los factores culturales de
los grupos humanos a atender y fomentar el apoyo psicosocial por su
efecto protector ante posibles estresantes vitales, favoreciendo la
participación y acercamiento de las redes sociales.
También es preciso una mejor coordinación de los actuales recursos
públicos y la promoción de acciones de sensibilización y difusión de la
realidad sanitaria de los inmigrantes junto a intervenciones de promoción
de la salud.