Вы находитесь на странице: 1из 26

SEGURIDAD Y SALUD OCUPACIONAL II

Equipo de protección personal ( EPP )


 Protección de Manos y Brazos
Integrantes:
Abad Rivas Luis
Arreaga Chacha Zamir
Mera Villacis Héctor
Montigue Calva Erick
Triviño Mendoza Steven

8 Semestre, Grupo: 1 Docente: José William Ugalde Vicuña


Equipo de protección personal ( EPP ).

Definición:

“Todo aparato o dispositivo especialmente proyectado


y fabricado para preservar el cuerpo humano, en todo
o en parte, de riesgos específicos de accidentes del
trabajo o enfermedades profesionales”.
Protección de Manos y Brazos

 Las manos son una de las partes más importantes del cuerpo al igual
que todas las demás, sin embargo también son las que están más
expuestas a los riesgos que existen en las empresas.

 Las manos y brazos se deben proteger contra riesgos de materiales


calientes, abrasivos, corrosivos, cortantes y disolventes, chispas de
soldaduras, electricidad, frío, etc.
¿DE QUÉ ME TIENEN QUE PROTEGER?

• En el lugar de trabajo, las manos del trabajador, y por las manos su


cuerpo entero, puede hallarse expuesto a riesgos de naturaleza
diversa, los cuales pueden clasificarse en tres grupos, según su forma
de actuación:

a. Lesiones en las manos debidas a acciones externas


b. Riesgos para las personas por acciones sobre las manos
c. Riesgos para la salud o molestias vinculados al uso de guantes de protección
¿QUÉ CUIDADOS DEBO TENER?

• Para deparar una protección eficaz contra los riesgos, los guantes
deben mantenerse útiles, duraderos y resistentes frente a numerosas
acciones en toda su vida útil.
• Entre estas influencias que pueden amenazar la eficacia protectora
del guante, cabe citar: influencias, de modo que su función protectora
quede garantizada durante:
Riesgos eléctricos:
Riesgos mecánicos: Contacto con
Cortes, desgarros. conductores eléctricos,
pinchazos. descargas
electroestáticas.

Riesgos químicos: Riesgos derivados de


Ácidos, bases, radiaciones: Rayos X,
disolventes. productos radioactivos.
¿CÓMO ELEGIRLOS?

La elección de un guante de protección requerirá, en cualquier caso, un


conocimiento amplio del puesto de trabajo y de su entorno. Por ello la
elección debe ser realizada por personal capacitado, y en el proceso de
elección la participación y colaboración del trabajador será de vital
importancia
USOS Y LIMITACIONES GUANTES DE
PROTECCIÓN: ¿CÓMO USARLOS?
• La piel es por sí misma una buena protección contra las agresiones del exterior. Por ello hay que
prestar atención a una adecuada higiene de las manos con agua y jabón y untarse con una crema
protectora en caso necesario.
• A la hora de elegir unos guantes de protección hay que sopesar, por una parte, la sensibilidad al
tacto y la capacidad de asir y, por otra, la necesidad de la protección más elevada posible.
• Los guantes de protección deben ser de talla correcta. La utilización de unos guantes demasiado
estrechos puede, por ejemplo, mermar sus propiedades aislantes o dificultar la circulación.
• Los guantes de PVA no son resistentes al agua.
• Al utilizar guantes de protección puede producirse sudor. Este problema se resuelve utilizando
guantes con forro absorbente, no obstante, este elemento puede reducir el tacto y la flexibilidad
de los dedos, así como la capacidad de asir
MANTENIMIENTO

Algunas recomendaciones de interés se recogen a continuación:


• Hay que comprobar periódicamente si los guantes presentan rotos, agujeros o dilataciones. Si ello
ocurre y no se pueden reparar, hay que sustituirlos dado que su acción protectora se habrá
reducido.
• En cuanto a los guantes de protección contra los productos químicos, estos requieren una
especial atención, siendo conveniente resaltar los siguientes puntos:
* Deberá establecerse un calendario para la sustitución periódica de los guantes a fin de
garantizar que se cambien antes de ser permeados por los productos químicos;
* La utilización de guantes contaminados puede ser más peligrosa que la falta de utilización,
debido a que el contaminante puede irse acumulando en el material componente del guante.
• Los guantes de cuero, algodón o similares, deberán conservarse limpios y secos por el lado que
está en contacto con la piel. En cualquier caso, los guantes de protección deberán limpiarse
siguiendo las instrucciones del proveedor.
TIPO DE GUANTES

Riesgos mecánicos:
Se fijan cuatro niveles (el 1 es el de menor protección y el 4 el de mayor protección) para cada uno de los parámetros que a
continuación se indican:
• Resistencia a la abrasión
• Resistencia al corte por cuchilla (en este caso existen cinco niveles)
• Resistencia al rasgado
• Resistencia a la perforación
Riesgos térmicos:
Se definen cuatro niveles de prestación (el 1 indica la menor protección y el 4 la máxima) para cada uno de los parámetros
que a continuación se indican:
• Comportamiento a la llama
• Resistencia al calor de contacto
• Resistencia al calor radiante
• Resistencia a pequeñas salpicaduras de metal fundido
• Resistencia a grandes masas de metal fundido
NORMATIVA APLICABLE

Los guantes de trabajo, al igual que el resto de Equipos de Protección Individual, se


clasifican en 3 categorías en función del riesgo:
• Categoría I.- De diseño sencillo. Protegen contra riesgos leves o menores. Estos guantes
podrán fabricarse sin ser sometidos a examen de tipo CE, y el fabricante o distribuidor
podrá emitir un auto certificado de conformidad.
• Categoría II.- De diseño intermedio. Protege de riesgos intermedios, es decir, que no
puedan causar lesiones graves o la muerte. Son certificados por un laboratorio u
organismo notificado.
• Categoría III.- De diseño complejo. Protege contra riesgo de lesiones irreversible o la
muerte. Son certificados por un laboratorio u organismo notificado, más un control de la
fabricación por parte del mismo organismo.
Dentro de la categoría I se encuentran, por ejemplo; guantes de jardinería, guantes de
protección térmica para temperaturas inferiores a los 50°C y guantes de protección
frente a soluciones diluidas de detergentes.

Dentro de la categoría II se encuentran, por ejemplo, los guantes mecánicos, térmicos


(hasta 100°C), de protección frente a motosierras, frente al frío y de soldadores.

En la categoría III se encuentran, por ejemplo, los guantes de protección química, de


protección térmica (por encima de 100 ºC) y de bomberos.

Todos los guantes de protección comercializados tienen que estar oportunamente


certificados. En el certificado se identificarán mediante pictogramas en forma de
escudo (símbolo de protección contra el riesgo) los riesgos que están cubiertos por el
guante, también se hará constar el "nivel de prestación" que es la eficiencia para cada
tipo de riesgo cubierto.
NIVEL DE PROTECCIÓN
Se especifica mediante un número entre 0 y 4 que corresponde a los
resultados de las pruebas realizadas en el laboratorio. El nivel 0 indica que el
guante no ha sido probado o que los resultados son inferiores al mínimo
exigido. Los resultados del guante son mejores cuanto más alto es el número.
Existen normas armonizadas a nivel europeo destinadas a la evaluación de la
conformidad de los guantes, algunas de ellas son:
SELECCIÓN DE GUANTES DE PROTECCIÓN
• La elección debe ser realizada por personal capacitado y requerirá un
amplio conocimiento de los posibles riesgos del puesto de trabajo y de su
entorno, teniendo en cuanta la participación y colaboración del trabajador
que será de capital importancia.
• El empresario debe confeccionar una lista de control, con la participación
de los trabajadores, para cada sector de la empresa o ámbito de actividad
que presente riesgos distintos. Se ha demostrado fundamental para la
adecuada elección de los distintos modelos, fabricantes y proveedores, que
dicha lista forme parte del pliego de condiciones de adquisición.
• Para determinadas labores, es necesario exigir que los guantes elegidos
presenten un cierto nivel de desteridad que se deberá tener en cuenta al
elegir una prenda, y teniendo en cuenta la necesidad de la protección más
elevada posible.
Cuando hablamos de desteridad, lo hacemos de la capacidad de
manipulación para realizar un trabajo y está relacionada con el espesor de
material del guante, su elasticidad y su deformidad: o sea, en una palabra,
la destreza que permite un guante a su usuario.

• Los guantes de protección deben ser de talla correcta. La utilización de


unos guantes demasiado estrechos puede, por ejemplo, mermar sus
propiedades aislantes o dificultar la circulación.
ACTIVIDADES Y SECTORES DE ACTIVIDADES QUE
PUEDEN REQUERIR LA UTILIZACIÓN DE PROTECTORES
DE MANOS Y BRAZOS
MANGUITOS Y MANGOS PROTECTORES DEL ANTEBRAZO Y DEL
BRAZO
• Trabajos de deshuesado y troceado.
GUANTES
• Trabajos de soldadura.
• Manipulación de objetos con aristas cortantes, Manipulación o utilización de
productos ácidos y alcalinos.
• Trabajos con riesgo eléctrico.

GUANTES DE METAL TRANZADO, MALLA METÁLICA, ETC.


• Trabajos de deshuesado y troceado.
• Utilización habitual de cuchillos de mano en la producción y los mataderos.
RIESGOS DEBIDOS A LOS GUANTES DE PROTECCIÓN

Factores que se deben tener en cuenta desde


Riesgos Origen y forma de los riesgos el punto de vista de la seguridad para la
elección y utilización del equipo

Diseño ergonómico:
Incomodidad y molestias al trabajar Insuficiente confort de uso Volumen, progresión de las tallas, masa de la
superficie, confort, permeabilidad al vapor de agua

Mala compatibilidad Calidades de los materiales


Accidentes y peligros para la salud Falta de higiene Facilidad de mantenimiento
Adherencia excesiva Forma ajustada, hechura

Resistencia del equipo a las agresiones industriales


Alteración de la función protectora debido al Intemperie, condiciones ambientales, limpieza, Mantenimiento de la función protectora durante
envejecimiento utilización toda la duración de vida del equipo
RIESGOS DEBIDOS A LA UTILIZACIÓN DE LOS GUANTES DE PROTECCIÓN
Factores que se deben tener en cuenta desde
Riesgos Origen y forma de los riesgos el punto de vista de la seguridad para la
elección y utilización del equipo

Respeto de las indicaciones del fabricante.


Mala elección del equipo Respeto del marcado del equipo.
Elección del equipo en función de los factores
individuales del usuario

Eficacia protectora insuficiente


Utilización apropiada del equipo y con
Mala utilización del equipo conocimiento del riesgo

Mantenimiento en buen estado


Suciedad, desgaste o deterioro del Controles periódicos
equipo Sustitución oportuna
MEDIDAS DE GUANTES
RECOMENDACIONES
• Se debe comprobar periódicamente si los guantes presentan rotos, agujeros o
dilataciones si ello ocurre y no se pueden reparar, hay que sustituirlos dado que
su acción protectora se habrá reducido.
• Los guantes de acero, algodón o similares, deberán conservarse limpios y secos
por el lado que se está en contacto con la piel para evitar irritaciones o
infecciones en la piel.
• Los guantes que se encuentran contaminados con agentes químicos deberán ser
desechados bajo las normas de seguridad.