Вы находитесь на странице: 1из 11

Mordeduras

Las heridas producidas por mordeduras son bastantes frecuentes también


arañazos o picaduras. La gran mayoría de las veces por perros, otros animales
como las serpientes, los gatos, los murciélagos y los roedores pueden causar
lesiones por mordeduras.
El gran problema de este tipo de lesiones es tanto la herida que provocan, si no la
grave infección que pueden desencadenar. La boca de los animales está repleta de
bacterias que en el medio bucal resultan inofensivas, trasmiten por la saliva una
herida abierta el resultado es una infección que, de no tratarse con rapidez se
podría extender y acarrear complicaciones.
Mordedura de perros, gatos,
personas.
Los gatos parecen ser los
que más bacterias
contienen en la saliva, su
tipo de dientes no causan
tantos daños en los tejidos
como las mordeduras de
perro. También las
mordeduras de personas,
pues la boca humana
contiene una gran variedad
de bacterias y puede
resultar incluso más dañina
que la de un animal. Entre
estos agentes dañinos,
juega un papel importante
el tétano y la rabia, un virus
puede ocasionar graves
daños e incluso la muerte de
la victima.
Las medidas que hay que tomar
dependen de la importancia de la
mordedura:
Si es superficial la herida con agua jabonosa o con un antiséptico, para
evitar que los microorganismos tengan tiempo de penetrar en
profundidad y cubrir con un apósito de gasa estéril.
Si es profunda: detener la hemorragia, comprimiendo la herida con la
palma de la mano. Cubrirla con un apósito de gasa estéril y aplicar
vendaje.
Mordedura de serpiente
Las serpientes son animales
apacibles y poco agresivos;
cuando muerden a alguien lo
hacen en defensa propia y
siempre en su medio ambiente
natural, las huellas de la
mordedura de una serpiente
venenosa se caracterizan por la
presencia de pequeños orificios
sangrantes y a veces uno sólo; la
distancia entre los dos colmillos
nos da la idea de la profundidad a
la que se encuentra el veneno.
Las huellas de la mordedura de
una serpiente no venenosa se
caracterizan por una serie de
puntos sangrantes en hilera y
superficiales; no se presenta
inflamación ni dolor.
Las manifestaciones y gravedad del
veneno producido por mordedura de
serpientes, dependen de:
 Edad y tamaño de la víctima.
 Especie y tamaño de la serpiente.
 Mordedura accidental de animal previamente irritado.
 Cantidad de veneno inoculado.
 Duración en tiempo entre el accidente y la
atención adecuada.
 Acción del veneno.

Antes de iniciar los primeros auxilios, es necesario identificar el tipo de


serpiente que causó la mordedura, ya que esto ayuda en el tratamiento que
se presentará en el centro asistencial.
Ante una víctima que fue mordida
por una serpiente venenosa, siga
estas medidas:
 Coloque la victima en reposo y tranquilícela.
 Suspéndale toda actividad, que que la excitación acelera la circulación, lo que aumenta la
absorción del veneno.
 Quite los anillos y todos los objetos que le pueden apretar la parte afectada.
 Si es posible lave el área afectada con abundante agua y jabón, sin friccionar.
 No coloque hielo, no haga corte en cruz sobre las marca de la mordedura.
 Si usted sabe que la victima no recibirá atención médica especializada antes de que transcurran 30
minutos, considera el succionarle la herida con el equipo de succión para animal ponzoñoso.
 Si esto no es posible, realice punciones en el área de la mordedura con una aguja hipodérmica
estéril, la profundidad varía de acuerdo con el tipo de serpiente causante de la lesión.
 Succione el líquido que extraiga.
 Repita esta maniobra los primeros 30 minutos después de la mordedura. En su defecto, aplique la
succión bucal sobre las marcas colocando una gasa o un apósito.
 Aplique un vendaje compresivo ancho y apretado, pero no en exceso, de la mano al hombro o del
pie a la ingle; la venda debe quedar lo bastante tensa como para ocluir las venas superficiales y los
vasos linfáticos, pero nunca obstruirá la circulación arterial; esta medida evita la circulación del
veneno y ofrece un tiempo de seguridad, hasta conseguir atención médica.
 No lo suelte.
 Sea como fuere, nunca debe soltarse el vendaje hasta tanto no se haya administrado el suero
antiofídico y debe ser aflojado gradualmente en el centro asistencial.
 Si no dispone de una venda, es útil inmovilizar el brazo o pierna afectada con una férula o
entablillado.
 En accidente ofídico por corales o cascabel, si se presenta parálisis de lengua y mandíbula, realice
hiperextensión del cuello, para prevenir el shock.
 Esté alerta para prevenir el shock.
 Transporte la victima preferiblemente en camilla a un centro asistencial, para administración del
suero antiofídico y el manejo de las complicaciones.
Picaduras:
Muchos animales son portadores del veneno, que infectan con su aguijón,
lengua, ganchos o trompa. Los más habituales son los insectos, los arácnidos,
los himenópteros y los animales marinos las picaduras de estos animales son
pequeñas heridas punzantes.

El veneno de los insectos provoca dolor en le lugar de la lesión y picores, que se


calman con un antiséptico y una crema especifica. Las picaduras de arañas y
escorpiones que viven en zonas de clima mediterráneo son poco tóxicas, pero
provocan dolor intenso y con ocasiones inflamación local.
Garrapata
La garrapata penetra en la piel y debe ser extraída ya que puede
trasmitir graves enfermedades infecciosas. Se aplica un paño con
éter para que la garrapata queda dormida y se extrae
inmediatamente con una pinza. Hay que lavar y desinfectar la
herida.

Picaduras de animales marinos


El veneno de la araña de mar provoca un solor comparable
Picadura de abeja:
Las abejas y las avispas inyectan por medio de un aguijón, la abeja
abandona este ultimo en el lugar de la picadura, producen dolor,
enrojecimiento e hinchazón. Son peligrosas en tres casos: cuando
son múltiples, cuando están situadas en la garganta o en la boca o
cuando afectan a una persona alérgica al veneno.

Que se debe hacer: si la picadura es de abeja, hay que quitar rápidamente el


aguijón. Se aplica hielo para retrasar la difusión del veneno y para aliviar el
dolor. Puede emplearse un desinfectante y eventualmente un
antiinflamatorio. Cuando se trata de una picadura en la boca o en la
garganta, la persona presenta signos de dificultad respiratoria, hay que
mantenerla en posición semis entada y pedir ayuda especializada. Si se
detecta un paro respiratorio, se practicará el boca a boca. Si la victima sufre
náuseas y dolor de cabeza y presenta dificultad respiratoria, hay que
colocarla en posición semis entada y llamar al servicio de urgencias.

En caso de alergia: la aparición de urticaria y edema en la cara y la


garganta indica una reacción alérgica al veneno. Hay que tumbar a
la victima, con las piernas elevadas, y pedir ayuda especializada
(personal sanitario).

Похожие интересы