Вы находитесь на странице: 1из 39

ANNA FREUD

TEORIA DE LAS DEFENSAS


Ampliación de los mecanismos de
defensa
 A través de su trabajo con los niños, Anna Freud se profundizó en las teorías
de su padre, haciendo hincapié en que los niños se desarrollan a través de las
fases de desarrollo distintas. También describió y amplió la teoría de su
padre sobre los mecanismos de defensa psicológicos. Anna Freud describió
muchos mecanismos de defensa, algunos de los cuales son:
 Represión
 Regresión
 Formación reactiva
 Aislamiento
 Anulación
 Proyección
 Introyección
 Vuelta contra sí mismo
 Transformación en lo contrario
La Importancia del YO

Anna Freud resalta la importancia del yo como válvula de escape que hace que
la tensión acumulada por un ello que ha de ser reprimido constantemente no
nos ponga en peligro. El yo, que es la única de las tres estructuras psíquicas que
tiene una visión realista de las cosas, intenta entretener al ello para que sus
exigencias se retrasen hasta el momento en el que el hecho de satisfacerlas no
nos ponga en riesgo, a la vez que negocia con el superyó para que nuestra
autoimagen no se vea seriamente dañada a la vez que hacemos esto.
Aclaraciones Fundamentales

 YO Diferente al SELF
 Narcicismo
 YO Figura Innata
HEINZ HARTMANN
ADAPTACIÓN Y CAMBIOS
Aportes Significativos

 Sus conceptos de autonomía primaria, autonomía secundaria y neutralización,


brinda un modelo para la comprensión del desarrollo y funcionamiento del
proceso secundario, como elemento fundamental para la adaptación del
hombre.
 Describió las identificaciones como el proceso, y al mismo tiempo el resultado
de moldear el sí mismo a partir de otras personas y consideraron la existencia
de identificaciones que son precursoras del superyó.

Comparte con Freud:

Metapsicología
Segunda tópica: Ello, yo y superyó
Libido
Defensas
Principio de realidad que genera aprendizaje
y más adaptación.

 Matriz indiferenciada (indiferenciación, dependencia absoluta)

 EJE I: El niño diferencia MI/ME (mundo interno/ mundo externo)

 EJE II: El niño gana autonomía, gracias a que reconoce lo que es él y lo que no
es.

 Los impulsos se van diferenciando por neutralización con la energía que pasa
del yo, se logra un avance en la organización.
DESARROLLO DEL YO: El yo es autónomo, no se conoce como vasallo del ello. El
yo tiene funciones psíquicas como:

Básica: ya que el Yo está funcionando, desarrolla el niño los aparatos de


autonomía primaria para desembocar en las funciones superiores.

Defensiva: el Yo es quien se encarga de los mecanismos de defensa.

Síntesis/ Integración: hacer una cohesión entre mi mundo interior y mi mundo


exterior.

Pensamiento: Reflexión del discurso

Relación con la realidad: que la persona pueda interactuar con el mundo


exterior y darse cuenta de su propio mundo.
Adaptaciones
 Conflicto: el sujeto puede hacer cambios aloplásticos (cambios en el medio,
afuera) o autoplásticos (adentro, en el mundo interno), que ayudan a
conseguir niveles de adaptación. El conflicto es inherente y base para el
desarrollo.

 Para Hartmann la adaptación es la posibilidad de realizar cambios que


permitan alcanzar un buen nivel de vida, uno no puede cambiar todo lo
externo pero si pueden darse cambios internos..
 AREA LIBRE DE CONFLICTO DEL YO: Permite que el sujeto se desenvuelva; pero si está
comprometida se dan estructuras psicóticas, o sea de un nivel bajo. Este yo autónomo
abarca no sólo las funciones preceptúales, de gran importancia al inicio de la vida, sino
también para las funciones de motilidad y los instintos.

 El yo es innato y el self se construye, el yo es una instancia y el self es una


representación de lo que yo soy, aún con nuestras pertenencias. Cuando se habla de la
representación de lo que soy se trata del SELF.

 Neutralización: Para Hartmann va de la mano de la sublimación. En la neutralización el


yo pone condiciones a la agresión, o sea la desagresivización de la pulsión y una de las
formas en que sale la pulsión de muerte son los mecanismos de defensa y la
sublimación que es deslibidinizar la pulsión, o sea quitarle la energía sexual para
generar una mejor adaptación al medio y a los otros.

 Según Hartmann el niño nace como una matriz indiferenciada en donde hay:

 • Pulsión de vida, de muerte, de agresión y sexualidad.


 • Aparatos de autonomía primaria que son fundamentales para dar paso a aparatos de
autonomía secundaria.

 Sin el yo no puede haber una vinculación. Por tanto, la existencia del yo determina las
relaciones objétales existentes.
René spitz

Organizadores psíquicos
 La sonrisa
 La angustia ante el extraño
 La aparición del no
Etapa pre-objetal o etapa sin objeto
(o-3meses)
 Comienza al nacer y termina cuando aparece el primer organizador (la
sonrisa)
 Coincide mas o menos con el narcisismo primario, ya que la percepción y la
actividad de un recién nacido no están lo suficientemente
organizadas,exceptuando las zonas que son indispensables para la
supervivencia:
 Metabolismo, Absorción de nutrientes, funciones respiratorias etc.
Etapa del objeto precursor o
precursor del objeto (3-7meses)
 El inicio de la segunda etapa se da con la aparición del primer organizador
psíquico que es la sonrisa
 Se llama precursor porque el niño no reconoce el rostro determinado de una
persona
 En esta etapa al niño le llama la atención las figuras y contornos que resaltan
el rostro (nariz,boca,ojos etc)
Etapa del objeto real(8-12 meses)

 El llanto ante extraños significa que el niño ya reconoce a la madre entre


otras personas es en ese momento donde surge el segundo organizador ( la
angustia ante el extraño)
 El habla es el indicar del inicio del tercer organizador (la aparición del no)
 Con el fin de proteger al niño la madre le pone limites diciendo “no”
 El niño suele imitar a su madre reproduciendo el no
La madre de angela

 Crónicamente frustrada
 Agotada por la sobrecarga de trabajo
 Emocionalmente volátil
 Tuvo varios hijos porque la cultura excluía un control de natalidad
Sentimientos ambivalentes

 Estar en la terapia le exigía a Angela confiar en otra persona. pero sentía que
eso mismo era demasiado para ella. De pronto, sus modales cambiaron de
forma abrupta.
 dijo que estaba “detrás de una pared” nadie podía entrar y ella no podía salir
 “adelante” “intenta hacerme hablar
 Una pelea con la analista le permitiría expresar, en una actuación concreta
frente a ella, sentimientos hostiles originados en la relación con su madre
Interpretacion

 En lugar de interpretar la agresión (del ello), la analista opto por interpretar


la necesidad (del yo) de angela de protegerse asi misma
Consulta inicial

 al ver la expresión de preocupación de la analista, Ángela exploto y la acuso


inepta, por que esa ineptitud le recordó a su madre quien no había significado
ninguna ayuda para ella
 Experimentaba la analista como una persona desconectada y no interesada en
ayudarle
explicación

 Angela espero que la analista le gritara, la atacara y desapareciera.


 Solía transformarse de manera manifiesta, presentándose sin miedo, con ojos
relucientes y con la cara desfigurada por una cruel sonrisa.
 Estas cambiantes imágenes y estados emocionales, indicaban una falla en la
consolidación de imágenes positivas y negativas de si misma y del objeto
Jacobson

 Experiencias tempranas registradas como atemorizadoras o angustiosamente


imposibles de procesar movilizan una pulsión agresiva mas fuerte.
 Es necesario que el niño tolere la separación y mantenga simultáneamente
sentimientos buenos y malos para consigo mismos y para con los demás
 Si la agresión es demasiado potente reunirla con sentimientos de afecto
entraña el riesgo de la experiencia interior de destruir totalmente esos
sentimientos de amor y a la persona amada
Margaret mahler

 Alteración en el proceso separacion-individuacion, lo cual produjo una


perturbacion en la capacidad de mantener un sentimiento confiable de
identidad individual.
 Temor a desaparecer dentro del propio entorno
Transferencia psicólogos del yo

 La entendían no solo como la expresión de anhelos prohibidos, sino como una


arena en la cual, en detalles de la relación que el paciente establece con el
analista, podían discernirse restos de fallidos intentos de construir una
estructura psíquica normal.
Transferencia psicologos del yo

 Al prestar atención a características especificas de las experiencias e


imágenes que emergen de la relación paciente-analista, el analista puede dar
una explicación verbal de lo que anduvo mal en la experiencia temprana del
paciente
Psicología del desarrollo del yo:
Margaret Mahler
MAHLER denomina al nacimiento psicológico del infante humano como el proceso
de “separación-individuación”, dándose este de los 4 meses a los 36 meses, pero
sin dejar de lado la importancia de las etapas anteriores a la misma, ya que
ninguna de las fases, o las subfases del proceso de “separación-individuación”
reemplazan a la anterior, sino que cada una aporta para el desarrollo del
siguiente
Preludios del proceso de separación-
individuación
Fase autística normal (primeras semanas de vida)
 El niño en este lapso de tiempo, pasa la mayor parte del día en un estado de semi-sueño
y de semi-vigilia, despertándose para satisfacer sus necesidades, ya sea ésta de
alimentación o de afecto y volviéndose a dormir cuando dichas necesidades son
satisfechas.
 El niño está prácticamente desconectado del mundo exterior, protegido por una barrera
ante los estímulos, y si algún estimulo pasa por esta barrera, el niño reacciona de una
forma refleja
 Se presenta El narcisismo primario: Estado que prevalece durante la primera semana de
vida, en que la satisfacción de necesidades no se percibe como proveniente del exterior,
y en que no hay ninguna conciencia de que exista un agente maternante. Este estadio va
seguido por otro de oscura conciencia de que uno mismo no puede proveeer a la
satisfacción de las necesidades.
 Catexia propioceptiva-enteroceptiva.Catexia del interior del cuerpo,
experimentada en forma de tensiones o sensaciones que nacen de dentro y se
descargan por la tos, escupiendo, vomitando, retorciéndose, llorando, etc.,
que prevalecen durante las primeras semanas de vida
 En esta etapa puede existir una fijación, conocida como psicosis autística
infantil, en donde el niño no percibe para nada a su madre, como
representante mayor del mundo exterior, provocando un tipo de muro entre
el niño y el mundo en donde contrarresta los estímulos del exterior, y las
excitaciones internas que amenazan aniquilar al yo rudimentario del niño.
Fase Simbiótica normal (1 a 5 meses)

 Se anuncia por el levantamiento de la fuerte barrera innata contra los


estímulos que protegió al infante pequeño de los estímulos internos y
externos hasta la tercera o cuarta semana de vida.
 El yo rudimentario del infante pequeño no es adecuado para la tarea de
organizar sus estímulos internos y externos de manera de asegurar su
supervivencia; la vinculación psicobiológica entre la madre que cría y el bebé
es lo que complementa el yo indiferenciado del infante
 La simbiosis se refiere a un estadio de interdependencia sociobiológica entre
el infante de 1 a 5 meses y su madre, un estado de relación preobjetal o de
satisfacción de necesidades, en el cual aún no se han diferenciado las
representaciones intrapsíquicas del sí-mísmo y de la madre. Desde el segundo
mes el infante se comporta y funciona como si él y su madre fueran una
unidad dual omnipotente dentro de un límite único y común (la 'membrana
simbiótica')
 Catexia sensorio-perceptiva.- Catexia del sensorio y la periferia del cuerpo, particularmente
de los órganos perceptivos sensoriales: tacto, visión de cerca, audición. El paso a la catexia
sensorio-perceptiva es importante en el desarrollo, y ocurre a las 3 o 4 semanas de edad
(reemplaza a la catexia propioceptiva-enteroceptiva hasta entonces predominante)
 Ruptura del cascarón.- Proceso de salida del estado simbiótico de unidad con la madre, en el
sentido intrapsíquico. Es la 'segunda' experiencia de nacimiento, el nacimiento psicológico,
el proceso por el cual comienza a ser catexiado el mundo de 'lo otro que no es la madre'. El
infante que ha eclosionado ya abandonó el vago estado crepuscular de simbiosis y está más
permanentemente alerta y receptivo para los estímulos de su ambiente, mas bien que sólo
para sus propias sensaciones corporales, o para las que emanan de dentro de la órbita
simbiótica".

 Psicosis simbiótica infantil.- Aquí, "se ha alcanzado la fase simbiótica del desarrollo, aunque
fuertemente distorsionada; el niño trata a la madre como si esta fuera parte de él mísmo, es
decir, no existe exterior a su sí-mísmo sino fusionada con él. El niño es incapaz de integrar
una imagen de la madre como un objeto distinto y totalmente externo, y en cambio parece
mantener imágenes (introyectos) fragmentadas buenas y malas del objeto. Alterna entre el
deseo de incorporar y de expulsar.
Fase de separación-individuación (5
meses - 2 años y medio)
 Esta es una fase normal del desarrollo que empieza alrededor de los cinco
meses de edad de un infante normal, en la que el niño diferencia a su madre
como alguien “especial”, quien abastece sus necesidades, tanto de alimento,
como de afecto.
 El niño empieza a separarse de la madre al principio con miedo y lentamente,
y después muy decididamente, permitiéndole descubrir su nuevo mundo en el
cual vive.
 La separación es la diferenciación de la madre y el niño, en donde el niño
empieza a separarse de la madre para investigar su mundo.

 La individuación en cambio es en donde el niño empieza a adquirir las


características que le harán único, y especial.
Subfase de diferenciación (5-9 meses)

 Comienza a disminuir la dependencia corporal total de la madre, a medida que la


maduración de funciones locomotrices parciales produce el primer intento de apartarse
de ella. Las conductas características que posibilitan la demarcación del yo respecto del
no-yo son la exploración visual y táctil del rostro y el cuerpo de la madre; el apartar el
cuerpo del de la madre para explorar un mundo más amplio y poder mirarla; la
verificación entre la madre y otros. El placer que producen las incipientes funciones del
yo y el mundo exterior se expresa en estrecha proximidad con la madre. Al mismo tiempo,
parece ocurrir la diferenciación de una imagen corporal primitiva, pero distinta.

 Reacciones ante extraños.- Una variedad de reacciones ante personas que no son la
madre, particularmente acentuadas durante la subfase de diferenciación, cuando ya se ha
establecido firmemente una relación especial con la madre, como lo evidencia la sonrisa
especial que el niño le dirige. Las reacciones ante extraños incluyen la curiosidad y el
interés, y también la cautela y una ansiedad leve o incluso fuerte. Esa ansiedad se calma
al comienzo del periodo de ejercitación, pero reaparece en diversos momentos a lo largo
del proceso de separación- individuación.
Subfase de ejercitación (9-14 meses)

 Dura desde los 9 meses hasta los 14 meses de edad. Durante este periodo el
infante es capaz de alejarse activamente de la madre y volver a ella, primero
gateando y más tarde por el dominio de la locomoción vertical. Es un periodo
en el cual la exploración del ambiente, animado e inanimado, y la
ejercitación de capacidades locomotrices, están muy investidas de energía
libidinal.

 Reabastecimiento emocional o libidinal.- Durante la subfase de ejercitación,


el infante merodea lejos de la madre, pero cuando se fatiga o se le agota la
energía, busca restablecer el contacto corporal con ella. Este
'reabastecimiento' lo revigoriza y restablece su interés anterior en la
ejercitación y exploración.
Subfase de acercamiento (15-24 meses)

 Se caracteriza por un redescubrimiento de la madre, que es ahora un individuo separado, y


por una vuelta a ella después de las correrías obligatorias del periodo de ejercitación. Al
deambulador le agrada compartir sus experiencias y posesiones con la madre, a la que
percibe ya más claramente como separada y exterior.
 Son comunes las reacciones adversas ante separaciones breves, y ya no se puede sustituir
fácilmente a la madre, ni siquiera por adultos familiares al niño. Esto culmina a menudo en
una crisis de acercamiento más o menos transitoria, que es de gran significación evolutiva.

 Crisis de acercamiento.- Ocurre en todos los niños, pero con gran intensidad en algunos; en
él se agudiza la comprensión del estado de separación. La creencia del deambulador en su
omnipotencia se ve fuertemente amenazada y éste ejerce coerción sobre el ambiente
mientras trata de restablecer el status quo, cosa que es imposible. La ambitendencia, que
se transforma a menudo en ambivalencia, es en general intensa; el deambulador desea
estar unido con la madre, y al mismo tiempo separado de ella. Alcanzan su apogeo los
berrinches, quejas y humor triste, y se producen fuertes reacciones a la separación.
 Seguimiento y huída.- Durante la subfase de acercamiento el niño sigue a veces cada
movimiento de su madre como una sombra ; no puede perderla de vista o permitir que
salga de su vecindad inmediata. A veces observamos la conducta opuesta: el niño huye, y
espera a que su madre lo alce en brazos anulando así, por breves momentos, la
'separación'.

 Escisión.- Mecanismo de defensa que a menudo se encuentra durante la subfase de


acercamiento (una vez lograda una cierta medida del desarrollo del yo); el deambulador
no puede tolerar fácilmente los sentimientos simultáneos de amor y odio hacia la misma
persona. El amor y el odio no se amalgaman; la madre es sentida alternativamente como
toda buena o toda mala. Otra posibilidad consiste en que la madre ausente sea sentida
como toda buena, mientras los otros se vuelven todos malos. Por ende, el deambulador
puede desplazar la agresión al mundo no-materno, a la vez que exagera el amor por la
madre ausente y anhelada, hiperidealizándola. Cuando la madre vuelve desquicia la
imagen ideal, y los reencuentros con ellas son a menudo penosos, porque la función
sintética del yo joven no puede curar la escisión. En la mayoría de los casos se hace
posible una síntesis gradual del todo "bueno" y el todo "malo" por el yo en desarrollo.
Subfase de individualidad y constancia
objetal emocional (2 años en adelante)

 Durante este periodo se logra un cierto grado de constancia objetal, y se


establece en medida suficiente la separación de la representación del yo y del
objeto.
 La madre se percibe claramente como una persona separada y ubicada en el
mundo exterior, y al mismo tiempo tiene existencia en el mundo interno
representacional del niño.
Edith Jacobson

 La biología y la experiencia se influyen mutuamente y están en continua


interacción a lo largo de desarrollo
 Las pasiones instintivas no son realidades “dadas” sino más bien
potencialidades innatas, biológicamente predeterminadas
 El equilibrio del tono emocional que se registra subjetivamente en la
experiencia más temprana no solo contribuye a la consolidación de la libido y
la agresión como pulsiones, sino que sienta también las bases para tendencias
continuas en el modo en que nos sentimos a nosotros mismos y sentimos a los
demás.
 Las tempranas experiencias pre-edípicas con la madre tienen dos tipos de amplio
impacto en el desarrollo, que afectan la formación del superyó. Las experiencias de
gratificación y frustración plasman la consolidación formal de las mismas pulsiones, y las
experiencias de las prohibiciones y los límites impuestos por la madre dejan como huella
imágenes tempranas, precursoras en torno a las cuales se forma el posterior
superyó(edípico)
 Libido y agresión funcionan como factores indispensables que se equilibran mutuamente.
La libido (evocada en momentos de gratificación) alienta a acercarse, a entrar; la
agresión (evocada en momentos de frustración) impulsa a retirarse, a salir.
El desarrollo psíquico infantil sigue un curso que se divide
en cuatro fases:

 1ª) Las imágenes buenas y malas de sí-mismo y de los objetos de amor que han comenzado
a formarse durante la fase pre-edípica temprana “aun no se diferencian con claridad” y
“tienden a fusionarse o escindirse reiterada y fácilmente”. Por algunos años el niño
“participa de la omnipotencia imaginada” materna a modo de una “mera prolongación” de
ella, o a la inversa, siente que ella “forma parte” de su sí-mismo omnipotente. En su
fantasía tiende a “igualar o combinar” ciertas partes importantes de los cuerpos materno
y paterno como los senos y el falo, asignar este ultimo a la madre y forjar “imágenes
parentales unitarias” buscando “evadir” la intrusión dolorosa de la realidad por la vía de
“mantener o restablecer” la perdida unidad con el objeto de amor.
Durante el primer año la imitación activa de los padres indica el “comienzo” del proceso
de formación del yo, componiendo el núcleo de su ideal (ideal del yo) a base de imágenes
“idealizadas” de ellos “fusionadas” con otras “arcaicas y engrandecidas” de sí-mismo.

 2ª) Renuncia gradual al deseo de unidad con los objetos de amor, buscando “parecerse a
ellos en el futuro” con el paso de una identificación total a otra “parcial”.
 3ª) “Fusión parcial” de las imágenes de sí-mismo con las del objeto, ejercida sobre la
base de “semejanzas realistas”, si bien llevará “varios años” desarrollar otras “más o
menos realistas”.

 4ª) Constitución del superyó, la solución “definitiva” a los complejos edípicos y la


promoción de la neutralización de las fuerzas libidinales y agresivas.