You are on page 1of 29

El TDAH es una condición

neuropsiquiátrica con etiología


multifactorial y de inicio en la
infancia, caracterizado por la
dificultad para poner atención,
hiperactividad y/o impulsividad que
puede persistir hasta la edad adulta,
impactando diferentes áreas como
la académica, laboral y social.

Los trastornos por déficit de


atención e hiperactividad (TDAH)
DEFINICIÓN DEL TRASTORNO vienen definidos por la presencia de
POR DÉFICIT DE tres síntomas fundamentales:
1.Disminución de la atención. 2.
ATENCIÓN CON Impulsividad.3. Hiperactividad.
HIPERACTIVIDAD (TDAH)
Factores genéticos

Factores neuroquímicos
ETIOLOGÍA DEL
TDAH Factores neuroanatómicos y
fisiológicos
Factores psicosociales
PREVALENCIA
Estudios epidemiológicos recientes han
reportado una prevalencia a nivel
mundial de 8% a 12% en niños y
adolescentes y de 1.2% a 7.3% en
adultos.
En la actualidad se tiene el conocimiento
que de cada 100 niños en edad
escolar, de 3 a 5 presentan TDAH,
mientras que en la adolescencia se
reportan diferencias por sexo, ya que
de 100 hombres adolescentes de 1 a 6
lo presentan, y de 100 mujeres
adolescentes de 1 a 2 lo presentan.
SÍNTOMAS DEL TDAH
La impulsividad es probablemente el síntoma menos
Impulsividad frecuente de los tres síntomas nucleares del TDAH.
La persona que padece impulsividad se caracteriza por
que:
– es impaciente
– tiene problemas para esperar su turno
– no piensa antes de actuar
– interrumpe constantemente a los demás
– tiene respuestas prepotentes: espontáneas y dominantes
– tiende a “toquetearlo” todo
– suele tener conflictos con los adultos
La impulsividad se refiere fundamentalmente a la dificultad
para pensar las cosas antes de actuar. Esto supone un
gran problema, ya que el paciente puede ponerse en
peligro y vivir situaciones conflictivas principalmente en
la edad adulta.
La persona que padece hiperactividad se caracteriza por que:
Hiperactividad – se mueve en momentos en los que no resulta adecuado
– le cuesta permanecer quieto cuando es necesario
– habla en exceso
– hace ruidos constantemente, incluso en actividades tranquilas
– tiene dificultad para relajarse
– cambia de actividad sin finalizar ninguna
– tiene falta de constancia

La hiperactividad puede manifestarse de forma distinta en las


diferentes etapas de la vida, aunque la descripción de los
síntomas sí que permanece igual para niños y adultos.
En el Proyecto PANDAH se realizó una encuesta poblacional en la
que se detectó que en la sociedad en general ha surgido la
tendencia a trivializar el trastorno, utilizándose de forma
superficial el término “hiperactivo” para personas o estados
puntuales (“Este niño es hiperactivo”, para describir que no para
quieto).
Déficit de atención La persona que padece déficit de atención se caracteriza por
que:
– tiene dificultad para mantener la atención durante un tiempo
prolongado
– no presta atención a los detalles
– presenta dificultades para finalizar tareas
– le cuesta escuchar, seguir órdenes e instrucciones
– es desorganizado en sus tareas y actividades
– suele perder u olvidar objetos
– se distrae con facilidad
– no concluye lo que empieza
– evita las actividades que requieren un nivel de atención
sostenido
– cambia frecuentemente de conversación
– presenta dificultades para seguir las normas o detalles de los
juegos
El déficit de atención suele aparecer generalmente cuando se
inicia la etapa escolar, debido a que se requiere una actividad
cognitiva más compleja. Por lo general, persiste de forma
significativa durante la adolescencia y la edad adulta.
Diferentes presentaciones
Los síntomas nucleares del TDAH son independientes unos de otros. No todos los
niños con el trastorno manifiestan los mismos síntomas ni con la misma intensidad. Es
decir que un niño con TDAH puede manifestar sólo uno de estos tres síntomas.
De la diversidad de manifestaciones del TDAH se diferencian tres presentaciones
según el DSM-5 Manual Diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales:
TDAH EN ADOLESCENTES
TDAH en adultos
TDAH EN NIÑAS
DIAGNOSTICO
En la actualidad, las dos clasificaciones de los
trastornos mentales más ampliamente utilizadas son
la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE)
de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en
su décima edición (CIE-10) y la Clasificación de la
Asociación Psiquiátrica Americana (APA) en su
Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos
Mentales, cuarta edición texto revisado (DSMIV-TR);
ambas describen el trastorno de forma similar, con
algunas variaciones sobre los criterios exigidos para
el diagnóstico y la aceptación de los distintos tipos
DSM-5
A- Patrón persistente de inatención y/o hiperactividad-impulsividad que interfiere con el funcionamiento o desarrollo
que se caracteriza por (1) y/o (2):
• 1. Inatención
• 2. Hiperactividad e Impulsividad

B- Algunos síntomas de inatención o hiperactivo-impulsivos estaban presentes antes de los 12 años.

C- Varios síntomas de inatención o hiperactivo-impulsivos están presentes en dos o más contextos (por ejemplo, en
casa, en el colegio o el trabajo; con los amigos o familiares; en otras actividades).

D- Existen pruebas claras de que los síntomas interfieren con el funcionamiento social, académico o laboral, o
reducen la calidad de los mismos.

E- Los síntomas no se producen exclusivamente durante el curso de la esquizofrenia o de otro trastorno psicótico y no
se explican mejor por otro trastorno mental (por ejemplo, trastorno del estado de ánimo, trastorno de ansiedad,
trastorno disociativo, trastorno de la personalidad, intoxicación o abstinencia de sustancias).
1. Inatención
Seis (o más) de los siguientes síntomas se han mantenido durante al menos 6 meses en un grado que no concuerda con
el nivel de desarrollo y que afecta directamente las actividades sociales y académicas/laborales:
a. Con frecuencia falla en prestar la debida atención a los detalles o por descuido se cometen errores en las tareas escolares, en el trabajo o durante
otras actividades (por ejemplo, se pasan por alto o se pierden detalles, el trabajo no se lleva a cabo con precisión).

b. Con frecuencia tiene dificultades para mantener la atención en tareas o actividades recreativas (por ejemplo, tiene dificultad para mantener la atención
en clases, conversaciones o lectura prolongada).

c. Con frecuencia parece no escuchar cuando se le habla directamente (por ejemplo, parece tener la mente en otras cosas, incluso en ausencia de cualquier
distracción aparente).

d. Con frecuencia no sigue las instrucciones y no termina las tareas escolares, los quehaceres o los deberes laborales (por ejemplo, inicia tareas pero se
distrae rápidamente y se evade con facilidad).

e. Con frecuencia tiene dificultad para organizar tareas y actividades (por ejemplo, dificultad para gestionar tareas secuenciales; dificultad para poner
los materiales y pertenencias en orden; descuido y desorganización en el trabajo; mala gestión del tiempo; no cumple los plazos).

f. Con frecuencia evita, le disgusta o se muestra poco entusiasta en iniciar tareas que requieren un esfuerzo mental sostenido (por ejemplo tareas
escolares o quehaceres domésticos; en adolescentes mayores y adultos, preparación de informes, completar formularios, revisar artículos largos).

g. Con frecuencia pierde cosas necesarias para tareas o actividades (por ejemplo, materiales escolares, lápices, libros, instrumentos, billetero, llaves,
papeles de trabajo, gafas, móvil).

h. Con frecuencia se distrae con facilidad por estímulos externos (para adolescentes mayores y adultos, puede incluir pensamientos no relacionados).

i. Con frecuencia olvida las actividades cotidianas (por ejemplo, hacer las tareas, hacer las diligencias; en adolescentes mayores y adultos, devolver las
llamadas, pagar las facturas, acudir a las citas).
2. Hiperactividad e Impulsividad
Seis (o más) de los siguientes síntomas se han mantenido durante al menos 6 meses en un grado que no concuerda con
el nivel de desarrollo y que afecta directamente las actividades sociales y académicas/laborales:

a. Con frecuencia juguetea o golpea con las manos o los pies o se retuerce en el asiento.

b. Con frecuencia se levanta en situaciones en que se espera que permanezca sentado (por ejemplo, se levanta en clase, en la oficina o en otro lugar de
trabajo, en situaciones que requieren mantenerse en su lugar.

c. Con frecuencia corretea o trepa en situaciones en las que no resulta apropiado. (Nota: En adolescentes o adultos, puede limitarse a estar inquieto.).

d. Con frecuencia es incapaz de jugar o de ocuparse tranquilamente en actividades recreativas.

e. Con frecuencia está “ocupado”, actuando como si “lo impulsara un motor” (por ejemplo, es incapaz de estar o se siente incómodo estando quieto
durante un tiempo prolongado, como en restaurantes, reuniones; los otros pueden pensar que está intranquilo o que le resulta difícil seguirlos).

f. Con frecuencia habla excesivamente.

g. Con frecuencia responde inesperadamente o antes de que se haya concluido una pregunta (por ejemplo, termina las frases de otros; no respeta el
turno de conversación).

h. Con frecuencia le es difícil esperar su turno (por ejemplo, mientras espera una cola).

i. Con frecuencia interrumpe o se inmiscuye con otros (por ejemplo, se mete en las conversaciones, juegos o actividades; puede empezar a utilizar las
cosas de otras personas sin esperar o recibir permiso; en adolescentes y adultos, puede inmiscuirse o adelantarse a lo que hacen los otros)
CIE-10
Déficit de atención Hiperactividad Impulsividad

• 1. Frecuente incapacidad para prestar • 1. Con frecuencia muestra inquietud con • 1. Con frecuencia hace exclamaciones o
atención a los detalles junto a errores por movimientos de manos o pies, o responde antes de que se le hagan las
descuido en las labores escolares y en removiéndose en su asiento. preguntas completas.
otras actividades. • 2. Abandona el asiento en el aula o en • 2. A menudo es incapaz de guardar turno
• 2. Frecuente incapacidad para mantener otras situaciones en las que se espera que en las colas o en otras situaciones en
la atención en las tareas o en el juego. permanezca sentado. grupo.
• 3. A menudo aparenta no escuchar lo que • 3. A menudo corretea o trepa en exceso • 3. A menudo interrumpe o se entromete en
se le dice. en situaciones inapropiadas. los asuntos de otros.
• 4. Imposibilidad persistente para • 4. Inadecuadamente ruidoso en el juego o • 4. Con frecuencia habla en exceso sin
cumplimentar las tareas escolares tiene dificultades para entretenerse contenerse ante las situaciones sociales.
asignadas u otras misiones. tranquilamente en actividades lúdicas.
• 5. Disminución de la capacidad para • 5. Persistentemente exhibe un patrón de
organizar tareas y actividades. actividad excesiva que no es modificable
• 6. A menudo evita o se siente sustancialmente por los requerimientos del
marcadamente incómodo ante tareas como entorno social.
los deberes escolares, que requieren un
esfuerzo mental mantenido.
• 7. A menudo pierde objetos necesarios
para unas tareas o actividades, como
material escolar, libros, etc.
• 8. Fácilmente se distrae ante estímulos
externos.
• 9. Con frecuencia es olvidadizo en el curso
de las actividades diarias.
La CIE-10 establece que para realizar el diagnóstico de TDAH, el paciente cumpla:

6 de los síntomas descritos en el apartado “Déficit de Atención”

3 de los síntomas descritos en el apartado “Hiperactividad”

1 de los síntomas descritos en el apartado “Impulsividad”

Estos síntomas deben además estar presentes antes de los 7 años y darse en dos o más aspectos
de la vida del niño (escolar, familiar, social), y afectar negativamente a su calidad de vida.
ESCALA DE CONNERS

Creadas en 1970, son posiblemente los instrumentos más


utilizados en la evaluación del TDAH.
Aunque estas escalas se desarrollaron para evaluar los
cambios en la conducta de niños hiperactivos que recibían
tratamiento con medicación estimulante, su uso se ha
extendido al proceso de evaluación anterior al tratamiento,
como instrumento útil para recoger información de padres y
profesores. Las escalas de Conners son un listado de
síntomas con un formato de escala tipo Likert.
Una puntuación igual o mayor a 14 en niños menores de 8
años de edad y una puntuación igual o mayor a 15 en niños
y adolescentes de 9 a 17 años, nos permite distinguir los
grupos de pacientes con TDAH y sin TDAH
LA ESCALA O TEST DE CONNERS PARA PADRES (CPRS-93)
LA ESCALA DE CONNERS PARA PADRES CONTIENE 93 PREGUNTAS
REAGRUPADAS EN 8 FACTORES:

Alteraciones Miedo Ansiedad Inquietud-


de conducta Impulsividad

Inmadurez- Problemas Conductas


problemas de Psicosomáticos Obsesión Antisociales e
aprendizaje Hiperactividad

Tiempo de administración: 15-20 minutos.


CUESTIONARIO DE CONDUCTA DE CONNERS PARA PADRES (C.C.I.;
PARENT`S QUESTIONNAIRE, C. KEITH CONNERS). EN SU FORMA
ABREVIADA (CPRS-48)
LAS 48 PREGUNTAS SE REPARTEN EN 5 FACTORES:

Problemas de Problemas de Quejas


conducta aprendizaje psicosomáticas.

Impulsividad- Ansiedad
Hiperactividad

Tiempo de administración: 5-10 minutos.


ESCALA O TEST DE CONNERS PARA PROFESORES (CTRS-39)
LA ESCALA DE CONNERS PARA PROFESORES ES MUCHO MÁS BREVE
Y ESTÁ COMPUESTA DE 39 PREGUNTAS REPARTIDAS EN 6 FACTORES:

Hiperactividad Problemas de Labilidad


conducta emocional

Ansiedad- Conducta Dificultades en


Pasividad Antisocial el sueño

Tiempo de administración: 15-20 minutos.


EN LA VERSIÓN ABREVIADA* PARA PROFESORES (CTRS-
28) LAS 28 PREGUNTAS SE DIVIDEN EN 3 FACTORES:

Problemas de Hiperactividad Desatención


conducta

Tiempo de administración: 5-10 minutos.