Вы находитесь на странице: 1из 19

FACULTAD DE INGENIERIAS

ESCUELAS ACADEMICO PROFESIONALES DE INGENIERÍA AGROINDUSTRIAL

ENERGÍA DE
DESINTEGRACIÓN
DOCENTE :GUTIERREZ FIGUEROA DANTE

CURSO: FÍSICA

ALUNMO:CARLOS FRANCISCO ACEVEDO

CICLO: III
DESINTEGRACIÓN
En física, una desintegración es un proceso en el que una
partícula, elemental o compuesta, se transforma en otras.
En el caso particular de la desintegración de núcleos
atómicos se habla de desintegración radiactiva.

LA ENERGÍA
La energía es una magnitud física que asociamos con la
capacidad que tienen los cuerpos para producir trabajo
mecánico, emitir luz, generar calor, etc. En todas estas
manifestaciones hay un sustrato común, al que llamamos
energía, que es propio de cada cuerpo (o sistema material)
según su estado físico-químico, y cuyo contenido varía
cuando este estado se modifica.
LA ENERGÍA DE DESINTEGRACIÓN

Es la diferencia de energía existente entre las


partículas iniciales y las finales de un proceso
de desintegración.
Las tasas de desintegración o decaimiento radiactivo se expresan
normalmente en términos de sus vidas medias, y la semi vida de una
especie nuclear dada, está relacionada con su riesgo de radiación. Los
diferentes tipos de radiactividad, conduce a diferentes trayectorias de
desintegración, que transmutan los núcleos en otros elementos químicos.
El examen de las cantidades de los productos de la desintegración, hacen
posible la datación radiactiva.
La energía implicada en la radiactividad proviene de la conversión de
masa. Si medimos las masas de los productos finales de una
desintegración radiactiva, encontraremos que poseen menos masa que
el núcleo original.
El sobrante entre las masas de antes y después se convierte en energía
según la ecuación E=mc2, y es esta energía la que podemos ver como la
energía asociada con la radiación.
Debido a que la desintegración alfa y beta altera el número
de protones en un núcleo, también transforma la identidad
química del átomo del que ese núcleo forma parte.
Después de la desintegración alfa, un núcleo podrá incluir
dos electrones menos de los que poseía antes de la
desintegración. Los dos electrones “extra” terminarán
distanciándose, dejando tras ellos un átomo que posee dos
electrones menos en órbita.
Este átomo, por supuesto, será reconocido como un
miembro de una especie química diferente del átomo
original.
Siempre existen electrones libres a la deriva por ahí en
la Naturaleza, y uno de ellos es absorbido finalmente
por el átomo. El producto final es que aparece un
nuevo elemento químico, uno con un electrón más en
órbita de los que en principio había allí.
APLICACIÓN

Los materiales radiactivos tienen diversos usos:


obtención de energía eléctrica, procesos médicos de
diagnóstico y tratamiento de enfermedades, múltiples
aplicaciones industriales, agricultura, arqueología,
biología entre muchas otras más, las cuales en su gran
mayoría son desconocidas para la sociedad en general.
Los actuales desarrollos de la tecnología nuclear, han
llevado a que la radiactividad tenga aplicaciones y
aprovechamientos fundamentales para la vida cotidiana
civil.
Los medidores que contienen fuentes
radiactivas (generalmente gamma), son de
uso generalizado en todas las industrias en las
que los niveles de gases, líquidos y sólidos
deben comprobarse. Ayudan a:

 Probar el contenido de humedad de los


suelos durante la construcción de
carreteras.
 Medir el espesor de papel y plástico
durante la fabricación.
 Comprobar la altura de fluido cuando se
llenan botellas en las fábricas.
 Detectar explosivos.
APLICACIONE
S
GRACIAS
VIDEOS

https://youtu.be/NuzjvD26rrM

https://youtu.be/l2oRvocNhSQ