You are on page 1of 27

P E R S P E C T I VA

HISTÓRICA DEL
ESTUDIO
D E L A S D I F I C U LTA D E S
DE APRENDIZAJE
REVISIÓN HISTÓRICA SOBRE EL
ESTUDIO DE LAS DA
• Cuatro momentos importantes en esta disciplina (Ariel, 1992; Hammil, 1993;
• Torgesen, 1991; Wiederholt, 1974): fase inicial o de fundación, fase de transición, fase de
integración y fase contemporánea (Lerner, 1989).
ETAPA INICIAL O DE FUNDACI ÓN
(1880-1940)
• Esta etapa se caracteriza por el estudio de las DA desde un
enfoque clínico-médico, con la observación de la existencia de algún
tipo de lesión neurológica como origen de las dificultades en
lectura o escritura, y se trasladan los modelos centrados en adultos
al mundo de la infancia.
• Investigaciones sobre el cerebro humano adulto y sus implicaciones a nivel
comportamental en el lenguaje oral, el lenguaje escrito y la percepciónvisual y
motora.

• Centradas en el campo médico, y sostenían que si la conducta de una persona normal


presentaba dificultades o alteraciones en alguna área similar a la de personas que habían tenido
algún tipo de trauma cerebral, se debía a que esta persona presentaría lesiones cerebrales
similares.
• Los hallazgos encontrados se comenzaron a aplicar en la población infantil con
dificultades en esas áreas.
• Los orígenes de las DA, por tanto, se relacionarían con las primeras descripciones de pérdida
del habla, dificultades de la lectura..., producidas por lesión cerebral, como el caso descrito por
Dejerine sobre un adulto con pérdida de la capacidad de lectura pero con la preservación de
la capacidad de comprender y expresarse verbalmente.
2. ETAPA DE TRA NSICIÓN (1940-
1963)
• Esta etapa se caracteriza por la preocupación de crear un modelo teórico
que diera una explicación de las DA y que sirviera para desarrollar
programas de intervención válidos para aplicarlos dentro del ámbito
educativo.
• Se produce un intercambio de datos procedentes de la medicina a áreas de tipo educativo y
psicológico.
• Se abren dos vías dentro de la investigación, relacionada en este período con
sujetos sin déficits o sin lesión aparente.
• Por un lado, estarían los que se centran en el sujeto, con modelos de análisis
de los procesos psicológicos básicos, donde encontraríamos el enfoque
perceptivo- motor y un enfoque de tipo psicolingüístico.
• Por otro lado, estarían los modelos centrados en la tarea o modelos de análisis
de tarea de aprendizaje, dentro del enfoque asociacionista.
• Los estudios perceptivo-motrices hacían hincapié en el valor de éstos dentro
del origen de las dificultades de aprendizaje. Partían del supuesto de que el
desarrollo cognitivo se derivaba del desarrollo visomotor. De este modo, las
DA en lectoescritura y en las matemáticas se debían a una dificultad
perceptivo-motriz.
• Marianne Frostig (1964), se centró en el diagnóstico y tratamiento de los
problemas de percepción visual, desarrollando una prueba de evaluación que
lleva su nombre y que evalúa cinco áreas independientes de la percepción
visual: coordinación visomotora, posiciones en el espacio, relaciones espaciales,
discriminación figura- fondo y constancia de forma.
• El otro enfoque dentro de estos modelos trabajaría el área psicolingüística,
evaluando e interviniendo en aspectos de recepción, comprensión y expresión
de la comunicación lingüística. Aquí, sin embargo, no se focaliza la atención en
las alteraciones del lenguaje debidas a lesiones, sino en sujetos sin ningún tipo
de déficit aparente.
• En este grupo se sitúan autores como Myklebust (1954), Propuso una teoría según la cual
existiría un tipo de aprendizaje que implicaría dos o más modalidades perceptivas (visual y
auditiva, por ejemplo), llamado aprendizaje interneurosensorial.
• En sujetos con dificultades de aprendizaje, los aprendizajes de la lectoescritura, las matemáticas
y el funcionamiento no verbal se verían entorpecidos. Junto con Johnson, estableció una serie
de técnicas de intervención para recuperar los problemas receptivos del lenguaje(Johnson y
Myklebust, 1967).
• McGinnis creó un método de intervención llamado «método de asociación» basado en cinco
principios (Hallahan y Kauffman, 1978, p. 229): enseñar las palabras con un enfoque fonético,
aprendiendo cada sonido haciendo hincapié en una adecuada articulación de los sonidos; esa
articulación correcta se asociaba a cada grafema mediante la escritura; la expresión oral se
utiliza como punto de partida para la construcción del lenguaje y, por último, se utiliza una
asociación de tipo sensoriomotriz de un modo sistemático.
• El niño aprende mediante un método fonético sintético, es decir, asimila primero los sonidos
por separado y después los integra para formar todas las palabras.
• En el caso de Samuel Kirk, la elaboración de su Test de Illinois de Habilidades Psicolingüísticas
(ITPA) (Kirk, McCarthy y Kirk, 1968) se basó en el modelo de Osgood (1957), evaluando los
canales de comunicación (visual-motriz y auditivovocal), los procesos psicolingüísticos
subyacentes (recepción, organización y expresión) y los niveles lingüísticos de organización
(representación y automatismos), que según el modelo de comunicación de Osgood se pueden
distinguir en las funciones psicolingüísticas relacionadas con la captación, interpretación y
transmisión de sonidos.
• Influencia de tipo conductista, centrándose en las tareas de aprendizaje, y viene a denominarse
Modelo de análisis de la tarea de aprendizaje.
• Aparece en torno a los años cuarenta y se mantendrá hasta los años setenta
aproximadamente, cuando cobra relevancia el enfoque cognitivista.
• Su aparición viene cargada de críticas contra los modelos médicos anteriores, como el uso de
términos médicos referentes a enfermedades y anormalidades, el generar expectativas
pesimistas hacia el alumno con una intervención centrada en el déficit más que en sus
capacidades, y los constructos psiquiátricos (Fernández Ballesteros y Carrobles, 1987). También
dirigieron sus críticas hacia el modelo psicométrico, centrado en los procesos psicológicos
básicos.
• Las bases de este modelo se encuentran en Watson, Thorndike, Guthire, Skinner o Bandura,
entre otros, dentro del condicionamiento clásico, operante y el aprendizaje vicario. Según estos
supuestos, las dificultades de aprendizaje se deberían a una historia de aprendizaje inadecuada
por falta o inadecuación de la enseñanza recibida.
• Se deben entrenar sólo aquellas destrezas necesarias para cada uno de los comportamientos
en los que se encuentran dificultades.
• Desde este enfoque, se analiza cada tarea en términos conductuales, de objetivos operativos,
con un sistema de evaluación de tipo criterial y no de tipo normativo, como ocurre con todos
los test de tipo psicométrico. La intervención se basa en el refuerzo y en la estructuración de
la situación de aprendizaje.
• Si de algo sirvieron estos modelos fue para hacer ver que se podía
intervenir sobre las dificultades de aprendizaje, dejando de lado la idea
de la estabilidad del trastorno, incluyendo en este concepto la importancia de la
influencia social y cultural dentro del funcionamiento intelectual y escolar
(Marchesi y Martín, 1990).
3. ETAPA DE INTEGRACI ÓN (1963-
1990)
• Esta etapa se centra en el análisis del concepto de DA y se caracteriza por la existencia de una
cierta confusión sobre ello, con límites desdibujados, que provocaron la sobregeneralización
del término. Los modelos de intervención que aparecen en esta etapa varían desde modelos
basados en los procesos psicológicos básicos (perceptivo, motórico, atencional...) hasta los
basados en estrategias metacognitivas y cognitivas.
• Nos situamos entre los años 1963 y 1990, siendo esta última etapa donde se asienta
la definición y el término «dificultades de aprendizaje» y se intenta diferenciar de otros
trastornos.
• Existen en esta etapa cinco aspectos importantes que son relevantes en EE.UU.
(Hammil, 1993a): la fundación de organizaciones específicas de cada área; la
provisión de fondos económicos y de una legislación federal para proteger a los niños
con DA, ofreciéndoles programas especializados de intervención; el aumento de
servicios educativos específicos dirigidos hacia estos niños; la implicación de padres,
educadores, logopedas, etc., dentro de esta área; y, por último, la variedad de teorías,
técnicas de intervención y evaluación dentro de las DA que crearon polémica en
cuanto a definiciones, modelos de intervención y evaluación.
• La creación de la Association for Children with Learning Disabilities (ACLD)clases particulares
para niños con DA.
• Samuel Kirk acuñó el término de «Learning Disabilities», que englobaba un amplio espectro de
hándicaps como trastornos perceptivos, hiperactividad, disfunción cerebral mínima, dislexia,
daño cerebral...
• Se cambia el título de «Education for All Handicapped Children Act» por el de «Individuals
with Disabilities Education Act», pasándose a hablar de «niños con dificultades» (P.L. 102-476:
The Education of the Handicapped Children Act Amendments of 1990).
• Existían recursos legales para alumnos con deficiencias pero no para losn alumnos con DA.
• Se cambió el diagnóstico a alumnos categorizados con retraso mental para incluirlos en la
categoría de DA, tuvo también sus consecuencias negativas, se comenzó a obtener resultados
negativos en niños con DA en los centros públicos debido a una sobregeneralización de la
etiqueta diagnóstica.
L A INTERVENCIÓN DE ESTOS NIÑOS NO SE COMENZÓ
A «INSTITUCIONALIZAR» HASTA PRINCIPIOS DE LOS AÑOS
SESENTA EN EL REINO UNIDO

• La primera en enseñar a niños con dificultades del aprendizaje en lectoescritura fue Maisie
Holt, psicóloga del Hospital St. Bartholomew, quien en 1960 siguió el método de enseñanza de
Gilligham y Stilman.
• La continuación y mejora de su trabajo llevó a Hornsby a crear el método «Alpha to Omega».
• Fue en 1965 cuando el ICAA creó el Word Blind Centre en Londres para trabajar con niños
con DA en lectoescritura. Cuando cerró sus puertas en 1972 se crearon otros centros por
toda Gran Bretaña, como Dislexia Institute (1972) y Helen Arkel Centre (1971), además de la
fundación British Dislexia Association también en 1972.
EEUU

• En EE.UU. la expansión que tuvo el concepto de DA y su impacto sobre la educación fue por
padres y madres que rquerian atención para sus hijos y no conseguían.
• Desde las universidades americanas se crearon programas para la formación de especialistas,
con una certificación especial para la enseñanza de estos alumnos que ya se podía obtener en
34 estados en el año 1986. También se produjo un aumento importante en el número de
investigaciones sobre el tema.
• Reitan, que descubrió que los test psicológicos se podían usar en la detección de lesiones
cerebrales, ya que eran sensibles al daño neurológico.
• Esta necesidad surgida de desarrollar una definición que fuera capaz de distinguir a las DA de
otros trastornos similares y que marcaran la intervención con estos alumnos, marcó un
tendencia de investigación sobre los procesos psicológicos básicos en el aprendizaje.
• Se entendía que se debían rehabilitar aquellos procesos implicados en las tareas de aprendizaje,
ya de que otro modo el aprendizaje escolar se vería mermado.
• Así, se publicaron materiales de intervención basados en esos procesos que abogaban por la
práctica repetida de ejercicios, a fin de mejorar de modoindirecto las habilidades de lectura y
escritura.
• Este entrenamiento no producía avances en las habilidades propias del rendimiento académico.
• Cambio- aparecieron dificultades en la generalización y mantenimiento de lo aprendido.
• A partir de los años ochenta, con el avance del cognitivismo y de las teorías del procesamiento
de la información, la investigación se centra más en cómo aprenden los alumnos que en cuánto
aprenden.
• Se desarrollan modelos o esquemas que intentan dar una explicación a cómo pensamos y
cómo procesamos la información. Autores como Sternberg, Wong o Swanson investigan sobre
constructos hipotéticos que se organizan para mediar entre la información entrante y la
respuesta que da el sujeto.
• Así, surge el concepto de DA de Torgensen (1977), como «aprendiz pasivo», mientras que Hall
(1980) hablaba de déficits en la producción de estrategias, pudiendo ambas ser superadas con
entrenamiento en estrategias metacognitivas y cognitivas.
4. ETAPA CONTEMPORÁ NEA

• Lerner (1989) añade esta última etapa a la clasificación de Wiederholt (1974), abarcando desde
los años noventa hasta la actualidad. (2012)
• Esta etapa se caracteriza por el intento de consolidar el área de las DA como una disciplina
específica, con apoyo de tipo legislativo para los alumnos con DA y el desarrollo de
asociaciones profesionales específicas. También nos encontramos con viejos temas aún no
cerrados, como el debate sobre la definición y la causa o la etiología de las DA.
• En esta etapa hemos logrado la consolidación del área de las DA como una disciplina específica,
con apoyo de tipo legislativo para los alumnos con DA y el desarrollo de asociaciones
profesionales específicas.
• La tendencia a la integración que se ha movido en casi todos los sistemas educativos de los
países europeos y de EE.UU., intenta la plena integración del alumnado con dificultades en las
aulas ordinarias, de tal modo que sea una representación de la pluralidad de la sociedad en la
que se van a desenvolver los alumnos.
• EE.UU. y Canadá desde donde se han organizado los primeros servicios de apoyo educativo
para los alumnos que presentan necesidades educativas, incluyéndose las DA dentro de este
grupo.
• Inclusión
• Dsm-V
• Claves sep