Вы находитесь на странице: 1из 20

Derecho del Trabajo y Derecho Procesal del

Trabajo. Autonomia. El DPT en la Constitucion.


Docente: Oscar T. Rea Portal

2018-II
II
I
Títulos del Tema

• -El Derecho del Trabajo y Derecho Procesal del Trabajo.

• -Autonomía del Derecho Procesal del Trabajo.

• -El Derecho del Trabajo en la Constitución del Perú


Orientaciones

• Para una adecuada comprensión de los temas de la


presente clase los alumnos deberán estar atentos a las
exposiciones del docente y estar dispuestos a las
interrogantes que puedan observar y exponerlas
debidamente sustentadas una vez terminada la exposición
del docente.

• A lo largo de la clase los alumnos pueden aportar textos


con relación a los temas de la clase.
El Derecho del Trabajo y Derecho Procesal del
Trabajo.
• Estas dos disciplinas jurídicas del Derecho Laboral tienen
intima conexión, como ya se ha expuesto anteriormente.
• Si las normas del Derecho Sustantivo Laboral son
incumplidas por uno de los agentes sociales, en este caso el
empleador, lo único que queda es lograr el cumplimiento de la
norma sustantiva en forma coercitiva con la finalidad de
resolver el descontento, la insatisfacción de la parte
perjudicada con la vulneración.
• Consecuentemente se pone en funcionamiento las normas
del Derecho Instrumental o Adjetivo, mediante la interposición
de la demanda y actos procesales posteriores como
contestación de la demanda, Audiencia, sentencias y en su
caso la ejecución de esta cuando se obtiene fallo favorable.
Autonomía del Derecho Procesal del Trabajo
• Hugo Rocco, escribía que una ciencia jurídica puede
considerarse autónoma cuando ha alcanzado una amplitud
que le haga merecer un estudio particular, que la misma
contenga doctrinas homogéneas dominadas por conceptos
generales comunes y distintos de los conceptos generales
informadores de otras disciplinas, que posea un método
propio, es decir, que emplee procedimientos especiales para
el conocimiento de las verdades que constituyen el objeto de
las investigaciones.
• Por su parte De Litala, afirma que una disciplina jurídica es
autónoma cuando abarca un conjunto de principios y de
institutos propios. Con un criterio más actual, Américo Plá
dice que la afirmación de la autonomía del Derecho del
Trabajo se sostiene generalmente en que éste tiene principios
propios diferentes a otras ramas del Derecho.
Autonomía del Derecho Procesal del Trabajo

• Francisco Romero Montes, nos explica que no existe un


criterio unánime respecto a esta autonomía, si bien una
mayoría de los tratadistas se inclinan por defender la
autonomía.
• Dentro de los que no simpatizan con la Autonomía tenemos a
Ramiro Podetti, quien sostiene que es imposible prescindir
de la doctrina del proceso civil y de sus instituciones para
comprender, explicar y aplicar las normas especificas del
procedimiento laboral. En igual forma, se pronuncia Jaime
Guasp, para quien existe una verdadera unidad fundamental
del proceso en general y si existen diferentes tipos
procesales, todos ellos responden al mismo concepto. El
Proceso Civil, agrega, tiene la misma índole fundamental que
cualquiera de los distintos tipos procesales.
Autonomía del Derecho Procesal del Trabajo

• En el Perú, Fernando Elías Mantero, ante la aparición del


Código Procesal Civil Peruano, afirma que este es el
instrumento más eficaz para la tramitación de toda clase de
juicios, por lo que no debería haber ningún inconveniente
para que el mismo sea aplicado a los juicios laborales.
• En la misma dirección, Jorge Carrión Lugo, es un partidario
de un código de procedimientos civiles y sociales, que sirva
como instrumento unitario para la solución de los asuntos
civiles, laborales, agrario y de menores.
Autonomía del Derecho Procesal del Trabajo
• La Tesis a favor de la autonomía es de larga data. Fue
cimentada por tratadistas como Carnelutti y Jaeger,
Cristofolini, antes de 1930. El propio De Litala considera
que el derecho procesal del trabajo constituye una ciencia
autónoma en cuanto son distinta de las otras disciplinas
jurídicas. En esa misma línea, Stafforini argumenta que la
autonomía «no solamente se funda en el carácter particular
de los principios que en el estado actual de la legislación
caracterizan al proceso del trabajo, sino que también en el
propio contenido de esa disciplina jurídica».
• Isis de Almeida abunda más a favor de la autonomía al
expresar que el proceso judicial del trabajo presenta
peculiaridades tan significativas, que hoy difícilmente se
puede encontrar que alguien niegue una autonomía definida,
capaz de generar una nueva rama del Derecho Procesal
Autonomía del Derecho Procesal del Trabajo
• Néstor de Buen, sostiene que la autonomía del Derecho
Procesal del Trabajo, respecto al Derecho Procesal Civil, se
debe a que cuenta con principios propios, tribunales propios,
objetivos parcialmente diferentes y la definitividad de las
resoluciones. Para Francisco Romero Montes no existe
duda de que el Derecho Procesal del Trabajo es una
disciplina autónoma. El hecho de que existan semejanzas en
el procedimiento de determinados actos de procesos civil y
laboral, no puede llevarnos a concluir que ambos tienen la
misma esencia. Los procedimientos en el proceso civil y
laboral, pueden ser semejantes y hasta iguales, pero los
criterios para resolver los conflictos que se presentan en esos
ámbitos, jamás serán idénticos. La naturaleza de los bienes
jurídicos que tutela el Derecho del Trabajo es distinta a la del
Derecho Civil.
Autonomía del Derecho Procesal del Trabajo
• Es cierto que el Derecho Procesal Civil, históricamente es
anterior al Derecho Procesal del Trabajo, pero también debe
tenerse presente que este último nace por las limitaciones
que mostró el primero para resolver adecuadamente las
controversias laborales.
• Pero, pese a su juventud, el Derecho Procesal del Trabajo ha
establecido criterios eficaces para una mejor administración
de justicia, los mismos que vienen siendo recogidos por el
Derecho Procesal Civil. Una muestra de esto es el hecho de
que el nuevo Código Procesal Civil haya adoptado principios
y procedimientos que el Derecho Procesal del Trabajo, sobre
la base de su autonomía, los había implantado hace más de
20 años.
Autonomía del Derecho Procesal del Trabajo

• Lo anterior no significa que el Proceso Civil se haya


laboralizado. Las diferencias profundas de carácter
ontológico, dogmático, metodológico y teleológico entre
ambos procesos, subsisten. Pero también queda demostrado
que la autonomía no impide la relación y colaboración, entre
las diferentes ramas procesales. Pueden haber principios
comunes, lo importante es que al ser incorporados al proceso
laboral, se nutren de la naturaleza del Derecho del Trabajo.
El Derecho del Trabajo en la Constitución del Perú
• En el Perú actualmente rige la Constitución de 1993, cuyo
segundo capítulo, denominado «De los Derechos Sociales y
Económicos» en sus artículos 22° al 29°, se ocupa del
trabajo de tres maneras: resaltando su papel en el contexto
socioeconómico del país, regulando derechos laborales y
consagrando principios del Derecho Laboral.
• Art. 22° Derecho y Deber del Trabajo « El Trabajo es un
deber y un derecho. Es base del bienestar social y un medio
de realización de la persona».
• Art. 23° Protección y Promoción del Trabajo. «El trabajo en
sus diversas modalidades es objeto de atención prioritaria
del Estado, el cual protege especialmente a la madre, al
menor y al impedido que trabajan.
El Derecho del Trabajo en la Constitución del Perú
• El Estado promueve condiciones para el progreso social y
económico, en especial mediante políticas de fomento del
empleo productivo y de educación para el trabajo.
• Ninguna relación laboral puede limitar el ejercicio de los
derechos constitucionales, ni desconocer o rebajar la
dignidad del Trabajador.
• Nadie esta obligado a prestar trabajo sin retribución o sin su
libre consentimiento».
• Art. 24° Remuneración Laboral: Requisitos. «El trabajador
tiene derecho a una remuneración equitativa y suficiente,
que procure, para él y su familia, el bienestar material y
espiritual. El pago de la remuneración y de los beneficios
sociales del trabajador tiene prioridad sobre cualquiera otra
obligación del empleador.
El Derecho del Trabajo en la Constitución del Perú

• Las remuneraciones mínimas se regulan por el Estado con


participación de las organizaciones representativas de los
trabajadores y de los empleadores.
• Art. 25° Jornada de Trabajo. Descanso Laboral. «La jornada
ordinaria de trabajo es de ocho horas o cuarenta y ocho
semanales, como máximo. En caso de jornadas
acumulativas o atípicas, el promedio de horas trabajadas en
el periodo correspondiente no puede superar dicho máximo.
• Los trabajadores tienen derecho a descanso semanal y
anual remunerados. Su disfrute y su compensación se
regulan por ley o por convenio.
El Derecho del Trabajo en la Constitución del Perú
• Art. 26° Relación Laboral. Principios. «En la relación laboral
se respetan los siguientes principios:
• 1. Igualdad de oportunidades sin discriminación.
• 2. Carácter irrenunciable de los derechos reconocidos por la
Constitución y la ley.
• 3. Interpretación favorable al trabajador en caso de duda
insalvable sobre el sentido de una norma.
• Art. 27° Despido Arbitrario: Protección. «La ley otorga al
trabajador adecuada protección contra el despido arbitrario».
• Art. 28° Derecho de Sindicación, Negociación Colectiva y
Huelga. «El Estado reconoce los derechos de sindicación,
negociación colectiva y huelga. Cautela su ejercicio
democrático:
El Derecho del Trabajo en la Constitución del Perú
• 1. Garantiza la libertad sindical.
• 2. Fomenta la negociación colectiva y promueve formas de
solución pacifica de los conflictos laborales. La Convención
colectiva tiene fuerza vinculante en el ámbito de lo
concertado.
• 3. Regula el derecho de huelga para que se ejerza en
armonía con el interés social. Señala sus excepciones y
limitaciones.

• Art. 29° Utilidades Empresariales: Participación del


Trabajador. «El Estado reconoce el derecho de los
trabajadores a participar en las utilidades de la empresa y
promueve otras formas de participacion».
El Derecho del Trabajo en la Constitución del Perú
• Las Acciones Constitucionales en materia laboral:
• -La Acción de Amparo, garantía constitucional que procede
contra el hecho u omisión, por parte de cualquier autoridad,
funcionario o persona que vulnera o amenaza los derechos
reconocidos por la Constitución que no estén amparados por
otras garantías. No procede contra normas legales ni contra
resoluciones judiciales emanadas de procedimientos
regulares ( art. 200° Inc 2° de la Constitución).
• -La Acción Popular, que procede por infracción de la
Constitución y de la ley, contra los reglamentos, normas
administrativas y resoluciones y decretos de carácter
general, cualesquiera sea la autoridad de la que emanen (
art. 200 Inc. 5°). Estas autoridades pueden ser el Poder
Ejecutivo, autoridades regionales o locales.
El Derecho del Trabajo en la Constitución del Perú
• -La Acción de Cumplimiento. La acción de cumplimiento,
procede contra cualquier autoridad o funcionario renuente a
acatar una norma legal o un acto administrativo, sin perjuicio
de las responsabilidades de la ley. ( art. 200° Inc. 6° de la
Constitución).
• Las citadas Acciones de Garantías Constitucionales pueden
ser utilizadas por los trabajadores en defensa de sus
derechos laborales.
• En el aspecto procesal la Constitución en el Capítulo del
Poder Judicial establece la Potestad, Función, unidad,
exclusividad e independencia Jurisdiccional, el debido
proceso, motivación de resoluciones, instancia plural,
integración jurídica, derecho de defensa, cosa juzgada.
Bibliografía

• -Gómez Valdez, Francisco. La Ley Procesal del Trabajo. 2°


Edición. Editorial San Marcos. Lima.2006.

• -Avalos Jara, Oxal Víctor. Comentarios a la Nueva Ley


Procesal del Trabajo. 1° Edición. Jurista Editores. Lima. 2011.

• -Gómez Valdez, Francisco. Nueva Ley Procesal del Trabajo


Ley N° 29497. 1° Edición. Editorial San Marcos. Lima. 2010.

• -Romero Montes, Francisco Javier. Derecho Procesal del


Trabajo. 3° Edición. Editorial Librería Portocarrero.Lima.2005
¡Gracias!