Вы находитесь на странице: 1из 7

PRINCIPIOS FUNDAMENTALES ÉTICOS Y

DEONTOLÓGICOS DE LOS FUNCIONARIOS


DEL MINISTERIO PÚBLICO, JUECES Y
MAGISTRADOS.
GRUPO #3
FUNCIONARIOS DEL MINISTERIO PUBLICO
Los fiscales, agentes de investigación, médicos forenses y demás peritos forenses:
• DEBERES EN EL EJERCICIO DE SUS CARGOS
a. Ejercerán su cargo con dignidad, absteniéndose de toda conducta contraria a la seriedad
y decoro que el mismo exige.
b. Ejercerán su cargo con integridad, obrando con honestidad, independencia,
imparcialidad y ecuanimidad.
c. Los servidores del Ministerio Público ejercerán su cargo con diligencia.
• DEBERES FRENTE A LOS TRIBUNALES
a. No manifestar comentarios públicos o privados sobre las decisiones judiciales emitidas
en los asuntos que intervengan.
b. Los fiscales solicitarán al tribunal lo que pretendan, por escrito o, cuando proceda
legalmente
c. Se abstendrán de formular comentarios privados o públicos sobre los funcionarios
judiciales, que lesionen su dignidad profesional o personal.

• DEBERES EN EL TRABAJO
1. Los servidores del Ministerio Público tendrán los siguientes deberes en el trabajo
2. Los servidores del Ministerio Público colaborarán entre sí en el ejercicio de sus funciones.
• DEBERES FRENTE A LA SOCIEDAD
1. Los servidores del Ministerio Público, sin excepción, deben comportarse en su vida
privada y social:
a. Comportarse de manera que nadie dude de su condición de ciudadano ejemplar, que ofrece
serenidad en el juicio, prudencia en el actuar y reflexión en sus decisiones.
b. No participar en eventos que puedan alterar el orden público.
c. Cumplir fielmente con las obligaciones pecuniarias que contraiga en su vida privada, evitando
aparecer como persona de poco crédito o insolvente.
JUECES Y MAGISTRADOS
• Los valores y principios éticos
fundamentales:
• Conciencia funcional e Institucional
• Eficacia, eficiencia y efectividad
• Credibilidad
• Equidad
• Cortesía
• Excelencia
• Decoro
• Honestidad
• Disciplina
• Diligencia
• DEBERES EN EL EJERCICIO DE SU CARGO
a. Los Jueces, Magistrados, Auxiliares Judiciales y demás personal del Poder Judicial, deben
ejercer su cargo con dignidad, absteniéndose de toda conducta contraria a la seriedad y
decoro que el mismo exige.
b. El Magistrado o Juez debe ejercer su cargo con integridad, por tanto, debe obrar con
honestidad, independencia, imparcialidad y ecuanimidad.
c. El Magistrado o Juez, debe ejercer su cargo con diligencia, es decir, debe imprimirle
celeridad al proceso, evitando los retardos innecesarios y cuidando que los auxiliares
del Tribunal ejecuten las actuaciones dentro de los plazos o términos legales.
d. El Magistrado o Juez, debe ejercer el cargo con severidad, esto es, debe dar
cumplimiento exacto y preciso a la ley

• DEBERES RESPECTO DE LAS PARTES Y SUS APODERADOS


a. El Magistrado o Juez respecto a las partes y sus apoderados
1. Comportarse frente a ellos con el decoro y la solemnidad que su investidura y las formalidades
del proceso le imponen, absteniéndose de actitudes prepotentes y arbitrarias.
2. Actuar siempre de tal manera que las partes tengan garantía de que no habrá privilegios ni
consideraciones para una de ellas en perjuicio de la otra.
3. Dirigirse a las partes y sus apoderados, con respeto, absteniéndose de lesionar su dignidad
• DEBERES RESPECTO A LOS TRIBUNALES INFERIORES
a. Los Magistrados o Jueces tendrán los siguientes deberes con los titulares de los
Tribunales inferiores
1. Abstenerse de convocar a los titulares de los Tribunales inferiores, sin previo decreto judicial,
para interrogarle sobre un asunto controvertido que esté sometido a su conocimiento.
2. Abstenerse de solicitar la remisión de expedientes al Tribunal inferior, salvo los casos
autorizados por la ley y previo decreto judicial.
b. A todo Magistrado o Juez, en su carácter de superior, le está prohibido:
1. Comportarse de manera que nadie dude de su condición de ciudadano ejemplar, que ofrece
serenidad en el juicio, prudencia en el actuar y reflexión en sus decisiones.
2. Cumplir fielmente con las obligaciones pecuniarias que contraiga en su vida privada, evitando
aparecer como persona de poco crédito o insolvente.

• DEBERES FRENTE A LA SOCIEDAD


a. Todo Magistrado o Juez, debe comportarse en su vida privada y social
1. Cumplir fielmente con las obligaciones pecuniarias que contraiga en su vida privada, evitando
aparecer como persona de poco crédito o insolvente.
2. Abstenerse de concurrir a lugares, cuyo único servicio sea el expendio de licores, o se practique
la prostitución, juegos de azar, o cualquier otra que sea contraria a la conducta que su cargo
impone.