Вы находитесь на странице: 1из 11

HERMENEUTICA

JURIDICA
LA HERMENÉUTICA

• La hermenéutica propiamente dicha “es una técnica de interpretación de


textos que permite penetrar y comprender el ‘verdadero’ significado de los
mismos”. Lo que permite la riqueza de la pluralidad de interpretaciones.
Según sugiere (Eveling, 2002, pág. 100)
• Partiendo de dicha premisa podemos decir que la hermenéutica ha estado
al servicio de la interpretación de los textos que tienen un valor canónico
para una comunidad histórica, sean estos jurídicos, religiosos o literarios
¿PERO QUE ES LA HERMENÉUTICA
JURÍDICA?
• La hermenéutica jurídica es la traducción, explicación, expresión o interpretación que
permite la comprensión de (texto jurídico). Esta cobra plena relevancia filosófica, y
comienza a aparecer como una teoría general de la interpretación y compresión. Propone
que los datos históricos y filológicos sean únicamente el punto de partida de la
comprensión y la interpretación, entonces la hermenéutica jurídica sería la interpretación
de los textos, leyes, doctrina, jurisprudencia. En este contexto, se concibe la hermenéutica
jurídica como actividad para la comprensión de textos jurídicos, que permite completar el
sentido original de los mismos, en búsqueda del derecho y del juicio correcto
perfeccionando el Derecho.
• Por otro lado, la hermenéutica jurídica no concierne estrictamente a los jueces, sino a
todos los sujetos jurídicos.
CARACTERISTICAS DE LA
HERMENEUTICA JURIDICA
 Tiene como propósito proveer los medios para alcanzar la interpretación del
objeto o escritura que es interpretado, superando los obstáculos que surgen
como la complejidad del lenguaje.

 Se la consideró una disciplina teológica especial.

 Actualmente se ha ampliado su ámbito de aplicación y se la considera como


aquella capacidad de las personas de brindar o captar significados.
CLASIFICACION DE LA
HERMENEUTICA JURIDICA
 Interpretación restrictiva: Es cuando, verificando el análisis lógico de la ley, se descubre que, para
lograr la debida correspondencia y armonía del Derecho escrito, es necesario reducir el alcance que
literalmente puede tener la norma.

 Interpretación extensiva: tiene lugar cuando, practicando el análisis de la disposición, se llega a la


conclusión de que la disposición dijo menos de lo que lógicamente debería haber dicho.

 Interpretación acondicionadora: cuando analizada la norma resulta manifiesto que el legislador


incurrió en una equivocación, por lo cual resulta necesario darle la debida significación a la regla.
DIFERENCIA ENTRE LA
HERMENÉUTICA FILOSÓFICA Y LA
HERMENÉUTICA JURÍDICA

 La hermenéutica filosófica es una fenomenología de la comprensión,


pero la interpretación es un hacer, y este hacer consiste en traducir.

 La hermenéutica jurídica no puede desligarse de una heurística, puesto


que todas las interpretaciones deben ser argumentadas.
METODOS DE INTERPRETACION
JURIDICA
• 1- Método gramatical
• Mediante este método la norma jurídica es interpretada empleando el sentido lógico de las palabras, considerando la lectura de todo el texto;
esto es, la interrelación con las demás palabras.
• 2- Método teleológico
• La teleología estudia la causa final o propósito de las cosas. En este sentido, se analizan las particularidades de cada ley o reglamento, con la
finalidad de comprender el ámbito de aplicación.
• 3- Método histórico evolutivo
• Toma en cuenta el contexto histórico y social en el cual fueron dictadas las normas jurídicas.
• Este método está íntimamente relacionado con la evolución de las leyes a través del tiempo.
• 4- Método económico
• Considera las consecuencias económicas de la aplicación de la normativa, así como su implicación al ser parte de un sistema basado en el
ordenamiento jurídico.
• No obstante, debemos precisar que esta clasificación no es la única planteada
• Savigny, distingue en la interpretación cuatro elementos: el gramatical, el lógico, el sistemático y el
histórico. Los tres primeros estaban ya implícitos en métodos ya planteados con anterioridad (el literal,
la exegesis, la dogmática), en tanto el ultimo buscaba relacionar el sentido de la ley con el resto del
Derecho existente en el momento y en especial con la evolución de las costumbres. (Guibourg, 2011)
• Geny, por su parte, sostuvo que la ley no es la única fuente del Derecho, y que cuando este no trata el
tipo de problema que se busca resolver es preciso recurrir a otros elementos formales (doctrina,
jurisprudencia, tradición) o no formales (principios de justicia o igualdad, analogías o factores
observados en la vida social). A eso llamaba Geny libre investigación científica. Ciertamente es libre
aunque sería algo aventurado llamarla investigación y su vinculación con la ciencia es bastante vaga: el
método desemboca, en efecto, en una prioridad valorativa respecto de la interpretación de la ley, a
favor del aflojamiento de la ligaduras intelectuales con las que el intérprete se siente vinculado a la obra
del legislador. (Guibourg, 2011)
BETTY
• A nivel general, Betti distingue la interpretación puramente recognitiva, la interpretación
reproductiva, o representativa, y la interpretación normativa (Betti, 1955: 347 ss; 1967: 258
ss; 1988: 64). El interés didáctico de esta distinción es asignar los diferentes tipos de
interpretación, Betti nombrará nueve, a tres grandes funciones. Así, la función recognitiva, cuyo
propósito es estrictamente cognitivo, comprende la interpretación filológica (1), histórica (2) y
morfológica (3), la última de las cuales intenta abarcar las grandes estructuras del espíritu objetivo,
los ideales-tipos, siguiendo la terminología de Max Weber; la función reproductiva, donde la
comprensión no es un fin en sí, sino un medio con miras a presentar una obra a un público,
engloba la traducción (4), la interpretación dramática (5) y musical (6); la función normativa,
finalmente, cuya intención es aplicar un sentido general a una situación concreta, no
abarca más que la interpretación jurídica (7), teológica (8) y «psicotípica» (9) (esta última
concierne a la aplicación a los individuos de rasgos generales, como en la psicología de los
caracteres). (Grondin, 2011)
• Parece oportuno comentar cómo entiende BETTI que opera la función normativa u orientativa en
la interpretación jurídica. Baste señalar ahora que la interpretación en función normativa no se
agota con extraer la ratio iuris de las normas, sino que es necesaria una armonización, una
adecuación al entender. Esta adecuación no va a consistir en una mera operación mecánica
sino que será el resultado de un sopesar los intereses en juego en el plano interpretativo . Con
lo cual, desde un punto de vista general, la actividad jurídica interpretativa en función normativa
contiene en sí tanto un momento meramente recognoscitivo como un momento reproductivo, sin que
con ello agote su misión. Todo lo contrario, el intérprete debe «imaginarse las reacciones o
repercusiones prácticas y en este sentido representarse el éxito de la interpretación que está
por proponer o mantener». Por lo que al aspecto concreto se refiere, BETTI señala como posible
objeto de la misma a las leyes, entendidas en un sentido amplio: comprensivo también de la
costumbre y de los reglamentos, actos jurídicos heteronormativos o provisiones, actos de
autonomía entre los que se encuentran los negocios jurídicos y, por último, los comportamientos
relevantes para el Derecho, en cuanto puedan ser calificados de lícito o ilícitos. Por lo tema el
intérprete, con respecto a la ley, no debe actuar como un autómata, operando una rígida
operación de subsunción silogística, sino que debe sopesar cuál es la valoración de intereses
que efectúa la norma. Tampoco debe quedarse en un fijar lo que la ley dice, sino que debe
considerar inmanente a ella un momento teleológico e incardinar todo ello en la coherencia
del sistema jurídico considerado en su totalidad. (PICONTO, 1992)
GADAMER
• Según Gadamer, podemos considerar a la hermenéutica jurídica como un auténtico paradigma
porque en ella encontramos el modelo de relación entre pasado y presente. Y es que tiene que
adecuar la ley transmitida a la praxis jurídica actual y luego, realizar la concreción al caso concreto.
Concreción que es aplicación. El carácter de modelo que tiene la hermenéutica jurídica podemos
atribuírselo también de la hermenéutica teológica . Aquí la aplicación de la revelación se produce
en la predicación. Lo que ocurre es que, a diferencia de otros procesos hermenéuticos, la
predicación no añade contenido alguno a la revelación. Ello no impide que se de el presupuesto
de la precomprensión, que en este caso sería una relación vital del intérprete con el texto. Por
supuesto, el sentido hermenéutica de la precomprensión teológica sólo se dará en quien esté
afectado por la verdad de la Escritura. Presupuesto que podríamos encontrar en el dato de que
uno es movido por Dios y ello supone la pretensión de conocerlo a él y a su revelación.
(PICONTO, 1992)