Вы находитесь на странице: 1из 20

SOCIEDAD Y

<<< DERECHO >>>


LIC. SERGIO RENÉ MENA SAMAYOA
Sociedad y Derecho
>>>
Aspectos Históricos

Sociabilidad del Hombre

El Derecho en la Sociedad
DESARROLLO HISTÓRICO
DE LA SOCIEDAD
Las Hordas >>>
Son los grupos humanos más antiguos, que constituyen un conjunto
de hombres nómadas que no tenían lugar fijo para vivir.

La caza y la pesca constituían su principal medio de subsistencia.

El Derecho en esta época lo constituyen los diversos usos


y costumbres tradicionales.
Los Matriarcados y
Patriarcados >>>
Luego de las hordas, los hombres valiéndose de su inteligencia comenzaron a cultivar
plantas que les son útiles para su alimentación y otros fines, dando origen a la
agricultura.

Por medio de su fuerza y su habilidad, pone a los animales a su servicio; ya no sólo


son cazados para comer y vestirse, sino se inicia su crianza doméstica y surge así la
domesticación de los animales.

Como consecuencia, se tornan sedentarios, fijos, estables y aparece, por primera vez,
la propiedad privada. La posesión comunal se convierte en privada.

Surgen vínculos consanguíneos, se consolida la familia por medio de los vínculos de


sangre. Esta consolidación se perpetúa en los descendientes, y la unidad de los lazos
consanguíneos esta simbolizada frecuentemente por un tótem, que no es otra cosa
que un animal, una planta o cualquier otro objeto, que recibe veneración y respeto
por parte de la descendencia común.

En esta etapa se funda el Derecho en la liga de sangre. Todos los que proceden de un
mismo tronco, de una misma ascendencia, se someten a las mismas reglas y a las
mismas costumbres.

Si la línea sanguínea que se sigue es la de la madre se da el matriarcado, si es la del


padre es patriarcado.
Los Grupos Gentilicios
>>>
A la familia constituida por individuos de una misma sangre, que se unen a otros
extraños por medio de la adopción, les llama Del Vecchio Grupos Gentilicios.

Una descendencia ficticia (la adopción) se unía, a la descendencia natural (la de


sangre),
y era considerada por ésta como de la misma estirpe. Se origina así la gens, los
clanes o grupos gentilicios.

La costumbres alcanzan una fuerza preponderante, que se acentúa con las creencias
religiosas.

El más anciano es el que gobierna y pone el buen orden en la familia o en el clan.

El individuo tiene valor en tanto pertenece al grupo; por lo que una ofensa inferida a
él es como si se hubiera inferido a toda la colectividad.

Cuando el individuo cometía una falta u ofensa en contra de otro individuo del
mismo grupo al cual pertenecía, era expulsado quedando en desamparo, sin
derechos y expuesto al ataque de todos.

El único derecho que existía era el de la venganza colectiva, conocido como la Ley
del Talión, que luego se sustituyó por la composición consistente en resarcir la
Los Grupos Supergentilicios
>>>
Se constituyen unificándose diversos grupos gentilicios, para hacer frente a una
amenaza común o para adquirir una mayor fuerza ante un enemigo de superior
poderío.

A la cabeza estaba siempre el más fuerte, valiente y audaz guerrero.

Se formaba una casta sacerdotal que apoyaba al Jefe en el poder. El mismo caudillo
desempeñaba las funciones de jefe político, juez y legislador.

El vínculo que prevalece no es sanguíneo, sino de carácter político. Esta organización


política desembocó en la formación del Estado moderno.

El poder del Jefe se fortifica y los fallos judiciales dictados por éste se tornan
obligatorios.

Cronológicamente, el Derecho se desarrolla en la Sociedad, desde la venganza


privada, a la composición voluntaria, a la composición necesaria, donde aparece un
sistema jurídico organizado.
<<< Platón >>>
Para Platón la sociedad es el medio de vida natural del ser humano.

El ser humano no es autosuficiente, ni en cuanto a la producción de bienes


materiales necesarios para su supervivencia, ni en cuanto a los aspectos morales
y espirituales que hacen de la vida del ser humano algo propiamente humano.

La teoría platónica de la "Sociabilidad Natural" del ser humano es mantenida


posteriormente también por Aristóteles. La vida del hombre se identifica, con su
vida social, difícilmente se podría concebir la vida del hombre manteniéndose
ajena al Estado.

El primer fin que debe garantizar toda sociedad es un fin económico. Los hombres
deben desarrollar las capacidades y habilidades que poseen por naturaleza, lo que
introduce la división del trabajo en la organización de la sociedad.

En una ciudad ideal deberán existir, todo tipo


de trabajadores para garantizar todas las
necesidades básicas.

La ciudad, no se limita a la producción


de bienes, sino que se encamina más bien a
hacer posible una vida feliz para el hombre.
Con base al principio de división del trabajo tendrá que haber especialistas en la
guerra, que sean los encargados exclusivamente de las actividades bélicas, a los que
Sócrates llamará guardianes de la ciudad.

Además de una clase de los artesanos y de los guardianes, añade una tercera clase,
la de los gobernantes. Éstos serán elegidos de entre los mejores de los guardianes,
que serán llamados desde entonces "auxiliares", reservando el término de guardianes
para la clase de los gobernantes.

Del análisis de las necesidades sociales que debe cubrir una sociedad ideal existen
tres clases sociales: la de los artesanos, la de los guerreros o auxiliares, y la de los
gobernantes
o guardianes.

La clase de los artesanos, que realiza las actividades productivas es en la ciudad


ideal, la única que posee la riqueza y derecho a la propiedad privada y a la familia;
los guerreros o auxiliares, deben vivir en forma comunitaria con todo lo necesario
para realizar sus actividades; los gobernantes, deben velar únicamente por el buen
gobierno de la ciudad y centrarse en el estudio a fin de conocer lo bueno para
gobernar adecuadamente la ciudad.

Para determinar quién forma parte de una u otra


clase será necesario establecer un proceso
educativo que establezca qué tipo de naturaleza
tiene cada ser humano y, por lo tanto,
a qué clase social.
En la República, Platón explica cuatro virtudes principales: la sabiduría,
el coraje, la templanza y la justicia. La justicia, es la virtud general que
consiste en que cada parte del alma cumpla su propia la función,
estableciendo la correspondiente armonía en el hombre, impone los
límites o la proporción en que cada una de las virtudes ha de
desarrollarse en el hombre.

La justicia consistirá, en que cada clase social y cada ciudadano se


ocupe de la tarea que le corresponde. La injusticia consistirá en la
injerencia arbitraria de una clase social en las funciones de otra.
<<< Aristóteles >>>
Estudia las cuestiones sociales y políticas en su obra "Constituciones" y en la
"Política".

Mantiene la Teoría de la Sociabilidad Natural del Hombre. Para él, el hombre es un


animal social, un ser que necesita de los otros de su especie para sobrevivir. El
todo es anterior a las partes; por lo que no pude concebirse al hombre como
anterior a la ciudad y la sociedad por naturaleza. Las relaciones que se establecen
entre los individuos en una sociedad son relaciones naturales.

El núcleo originario de la comunidad social o política es la familia. Las pequeñas


asociaciones de grupos familiares dan lugar a surgimiento de la aldea; y la
asociación de aldeas da lugar a la constitución de la ciudad. Aristóteles, considera
que el fin de la sociedad y del Estado es garantizar el bien supremo de los
hombres, su vida moral e intelectual.

El hombre dispone del lenguaje, que utiliza como instrumento


de comunicación. El hombre normal es sociable por excelencia.
La naturaleza, según Aristóteles, le ha concedido el don de la
palabra para expresar el bien y el mal, lo justo y lo injusto.

Aristóteles, en su mentalidad clasista griega, no concibe


el derecho de ciudadanía ni para las mujeres
ni para los esclavos.
<<< Thomas Hobbes >>>
Su pensamiento se recoge en gran parte en su obra “Leviatán”.

Busca constituir de una sociedad operante, y evitar “la guerra de todos contra todos”,
un estado en el que el ""el hombre es un lobo para el hombre". La sociedad está
compuesta por una multiplicidad de seres individuales conducidos por sus pasiones, que
trascienden del individualismo atomista a la construcción de un cuerpo social artificial o
estado de carácter absolutista.

Los hombres, tienen todos las mismas capacidades, las mismas esperanzas y los
mismos fines.

El hombre es un ser naturalmente anti-social. Considera la guerra de todos contra


todos, a los que Hobbes denominó, Estado de naturaleza.

Hobbes considera que las acciones humanas se desarrollan al


margen de toda consideración moral, como resultado de la fuerza
de las pasiones, únicos elementos por los que se pueden guiar,
en el estado natural, los seres humanos, por lo que no se puede
juzgar dichas pasiones como buenas o malas.
Las principales causas de conflicto son: la competencia en el deseo de ganancias; la
desconfianza y el deseo de seguridad; y la fama o deseo de reputación.

La salida que ve Hobbes a este estado de naturaleza es que cada hombre ceda una
parte
de lo que desea para poder constituir una sociedad y lograr la paz. Para alcanzar la
paz el hombre deberá renunciar a su derecho de gobernarse a sí mismo y transferir
este derecho, por medio de un contrato, fundamento de la sociedad civil, a una
persona, representante, soberano.

Según Hobbes el Contrato Social consiste en un común acuerdo entre los hombres de


no aniquilarse mutuamente. El contrato no se establece entre los súbditos y el
soberano, sino exclusivamente entre los súbditos. Y así la sociedad quedaría unida en
la persona a la cual fueron transferidos los derechos cedidos.

Respecto a la libertad de los súbditos, Hobbes trata de compaginar la libertad natural


y el determinismo. Los seres humanos son libres en estado natural y renuncian a sus
derechos con ciertas limitaciones, fijando límites de su libertad en la sociedad civil.

La libertad es entendida por Hobbes como la


ausencia de estorbos, de impedimentos externos,
impedimentos que arrebatan al hombre parte de
su poder para hacer lo que le plazca, pero no
le impide el poder que le queda, de acuerdo
con lo que le dicte su juicio y razón.
<<< John Locke >>>
Locke, continúa la tradición contractualista inglesa de Hobbes., un contrato social pero
entre gobernados y gobernates.

En el origen y las condiciones de la sociedad y la obligación políticas, distingue tres


momentos y dos pactos diferentes que conducen al establecimiento de un gobierno
civil: El estado de naturaleza, el estado de guerra, el estado civil y los pactos de
sociedad y de gobierno.

En el estado de naturaleza que propone Locke, los hombres son libres para guiar sus
acciones y hacer con sus personas y propiedades lo que mejor les parezca sin depender
de la voluntad de ningún otro hombre; e iguales, en tanto, en el estado de naturaleza
todo poder y jurisdicción es recíproco.

En el estado de naturaleza de Locke, a diferencia del


de Hobbes, no rige la fuerza y la mutua enemistad,
sino, la ley natural que es conocida por medio de
la razón por todos los hombres. 
El estado de guerra es un estado de enemistad y destrucción que se origina por la
ruptura de la ley natural ya sea de hecho o por una declaración explícita del deseo de
atentar contra los bienes, vida o libertad  de otro hombre.

El estado civil es para Locke, fruto de un acuerdo tácito o explícito entre un grupo de
hombres que deciden formar una comunidad, con el fin de proteger su vida, libertad y
posesiones, de las amenazas que se les presentan en el estado de naturaleza.

A cambio de la protección que encuentran en la sociedad, sacrifican su derecho


natural a juzgar y castigar a todos aquellos que transgredan la ley natural, dejando
dicha potestad
en manos de la sociedad. 

El derecho surge del pacto social, sus alcances y contenidos están determinados por


los principios y valores que el grupo de hombres pactantes hayan encontrado.

La transición del estado de naturaleza al estado civil se da por medio de un pacto de


sociedad, entre las personas, y un pacto de gobierno, entre la sociedad y el gobierno.

La propiedad privada pasa de ser un derecho natural, al motivo de conflictos, y luego,


objeto de protección, según el estado en que se ubique.
<<< Jean Jacques Rousseau
>>>
Rousseau especula que el hombre 'natural' vivía aislado y carecía de una sociabilidad
natural. Introduce la imagen del "buen salvaje", una suerte de inocencia natural sin
moral.

Esta condición natural, pertenece a un estado que ya no existe pero resulta útil para
reflexionar.

A este Estado el filósofo le llama “Estado de Naturaleza” y sirve como punto de


referencia y concepto directivo.

Ataca la idea del progreso, porque el hombre comienza a perder la libertad y las


desigualdades comienzan a ganar terreno cuando se establece el derecho de
propiedad y la autoridad para salvaguardarlo. Entonces, los hombres se unen
supuestamente para defender a los débiles pero en realidad lo que hacen, es defender
los intereses de los más ricos, donde sólo hay ricos y pobres, fuertes y débiles. Este es
el “Estado de Sociedad”.

El primer paso es la transformación del individuo mediante la educación.

A través de su programa educativo utópico, Rosseau critica a la educación ilustrada.

Rousseau propone reformar las sociedades actuales con el objeto de crear un modo de
organización política que permita mantener las ventajas de vivir en sociedad, pero que
sea acorde con la naturaleza humana. Para llevar a cabo esta reforma es necesario
encontrar un modo de organización en la que el individuo se someta a la ley sin perder
su libertad anterior. Este problema se resuelve con el contrato social.
El contrato social consistirá, para Rousseau, en un acuerdo mediante el cual
cada contratante se somete enteramente a la voluntad general, a condición de que
cada uno de los demás asociados haga lo mismo.

El Contrato Social es una nueva modalidad de contrato social que devuelva al hombre
su estado 'natural' sin que por ello deba dejar de pertenecer a una comunidad.

No es, como quiere Hobbes, un contrato entre individuos, ni de los individuos con un


gobernante, como propone Locke; es un pacto de la comunidad con el individuo y del
individuo con la comunidad. Cada uno de los asociados se une a todos y a ninguno en
particular.

Este pacto, crea la voluntad general, en el que aparece la soberanía como concepto y el
soberano es la voluntad general, la cual es indelegable e indivisible. La voluntad
general puede ser definida como la voluntad que surge de la unión de todos los
individuos estableciendo leyes que han de ser aplicadas por igual a todos.

Al hacer contrato con la comunidad, cada individuo está


realizando también un contrato con sí mismo,
en tanto que al obedecer a la "voluntad general",
está siguiendo su propia voluntad.

Sus ideas las plasma en su obra denominada


“El Contrato Social”.
Surgimiento del Derecho
en la Sociedad >>>
En esta comunidad humana es donde aparece necesariamente el derecho.

El hombre sólo puede vivir en sociedad con los demás hombres, y es precisamente en
esta colectividad humana donde tiene nacimiento la conciencia de lo jurídico.

El derecho sólo tiene sentido para los hombres, no para el hombre en asilamiento,
sino
para el hombre en sociedad.

Únicamente el ser humano puede llegar a descubrir el derecho o a crearlo, porque


sólo él posee esa gracia que se llama razón.

Se plantea que el Derecho no tiene significación para los seres irracionales, aunque
éstos los posean.

El Derecho, sólo es un ente cognoscible por el ser humano y, por Dios, si se acepta la
existencia de un Ser Divino.

El hombre y el derecho, son de índole eminentemente social. Así no se concibe el


Derecho sin una sociedad humana, y no se concibe una sociedad humana sin
Derecho.
POR SU ATENCIÓN
MUCHAS GRACIAS
Tarea:
Leer la obra “Las Leyes”
de Platón