Вы находитесь на странице: 1из 52

PRINCIPIOS DE ACCIÓN DE EMERGENCIA

El propósito de los principios de acción de emergencia


es el de establecer una serie de pasos para guiar a las
personas en la atención de una emergencia. Seguir estos
pasos garantiza que se preste la mejor atención a las
víctimas con el mínimo riesgo para la integridad física
del socorrista.

Los principios de acción de emergencia son:


Evaluación de la escena.
Evaluación primaria.
Pedir ayuda.
Evaluación secundaria.
Primeros Auxilios
Traslado
1.- EVALUACIÓN Y CONTROL DE LA ESCENA
Se trata en este paso de establecer las condiciones en el lugar del incidente
y determinar las primeras acciones a seguir, el socorrista debe de evaluar
rápida y concienzudamente la escena con el fin de:
 Salvaguardar y proteger su propia integridad física, la de la víctima y la de las
personas presentes en la escena.
 Determinar y tomar las acciones prioritarias para el manejo del incidente.
 Establecer las necesidades de recursos para la adecuada atención de las
víctimas.

Para lograr estos objetivos, nos ayudará el buscar la respuesta a las


siguientes interrogantes:
 ¿Es la escena segura?
 ¿Que protección Necesito?
 ¿Qué Pasó?
 ¿Número y condición de las víctimas?
 ¿Qué ayuda que se está prestando?
2.- EVALUACIÓN PRIMARIA
Constituye el primer contacto entre el socorrista y la
víctima, esta evaluación consiste en el proceso
ordenado para detectar y controlar los problemas que
amenacen la vida a corto plazo. Los pasos para
realizar la evaluación primaria son:

Verificar el nivel de conciencia.


Para verificar el nivel de conciencia se debe estimular
a la persona, en su sentido auditivo y tacto,
llamándola y palmoteándola. De forma general se
recomienda colocar una mano en la frente de la
víctima y con la otra palmotear el hombro
suavemente mientras se le llama con voz fuerte. En
aquellos casos de personas inconscientes,
inmediatamente se deberá alertar al Servicio de
Emergencias Medicas (S.E.M.).
Abrir vías respiratorias y verificar la
respiración
Consiste en despejar las vías aéreas superiores de
cualquier obstáculo que no permita el libre paso de
aire a los pulmones. Para ello se coloca una mano
sobre la frente de la víctima y se trata de inclinarla
hacia atrás, mientras que la otra mano se coloca en
la barbilla empujando hacia arriba, apoyándose en el
maxilar inferior o quijada. Para verificar la respiración
se debe realizar la técnica de ver, oír, sentir por
aproximadamente 8 seg.

La técnica de ver, oír, sentir, consiste en inclinarse


cerca del lesionado de manera que la cabeza del
socorrista esté cerca de la cara de la víctima ubicada
en tal forma que con el oído se pueda escuchar el
ruido respiratorio, con la mejilla sentir el flujo de aire
y con los ojos ver la expansión de la caja torácica
abdominal en cada inhalación.
Buscar señales de Circulación
En casos de emergencia el socorrista deberá
buscar señales de circulación como lo son la
respiración, tos y movimientos.

Buscar y controlar sangrados profusos


Se debe buscar hemorragias efectuando un
barrido visual a la víctima y luego hacerlo en
forma manual desde la cabeza hasta los pies
(sin mover la víctima). Esta búsqueda manual
se realiza pasando las manos por debajo de la
víctima observándolas periódicamente para
determinar sangrados.

Recuerde: Se deben controlar


inmediatamente todos los problemas que
amenacen a corto plazo la vida de la víctima.
3.- SOLICITAR AYUDA
Consiste en alertar a los servicios de emergencia.
Esté preparado para suministrar una información
básica que le será solicitada como:
Que pasó
Dirección exacta y punto de referencia.
Número de teléfono.
Nombre del que llama.
Cantidad y condiciones de las víctimas.
Ayuda que se está prestando.
No active los servicios de los organismos de
atención primaria en casos que no sean de
emergencia, suministrando información falsa o
alterando los datos ya que esto podría costar la
vida de una persona que verdaderamente
necesite de esos servicios.
4.- EVALUACIÓN SECUNDARIA
Antes de comenzar la evaluación
secundaria, en los casos trauma,
debemos inmovilizar la región
cervical (cuello). La evaluación
secundaria es un proceso que
consiste en valorar a la víctima
cuidadosa y ordenadamente para
buscar lesiones u otros problemas
que no constituyen una amenaza
inmediata contra la vida, pero
que pudieran causar problemas si
no se tratan a tiempo.
Esta evaluación se realiza en tres
(3) pasos: Entrevista, Signos
Vitales, Examen físico de cabeza a
pies.
LA ENTREVISTA
Es el proceso de recabar la información que nos
pueda ayudar a atender a la víctima; debe hacerse a
manera de conversación entre este y el socorrista, se
pueden hacer preguntas como por ejemplo: ¿le
duele?, ¿Puede moverlo?; hábleme acerca del dolor,
¿cuando siente que le duele? .Simultáneamente, se
le informa a la persona de las acciones a realizar, la
forma, el motivo por el que se realiza y si es
procedente la respuesta que podemos esperar de el.
Con este proceso, se debe obtener información del
historial médico de la víctima, como: enfermedades
previas, alergias, medicamentos que toma
actualmente (o que suspendió su uso
recientemente); también se puede indagar sobre
información que puede ser importante como:
alimentos ingeridos, fechas o datos (fecha de última
regla), que pasó inmediatamente antes del
accidente.
SIGNOS VITALES
Simultáneamente con la entrevista, el socorrista puede medir los
signos vitales de la víctima. Los signos vitales son aquellas señales de
vida o condición de vida que presenta una persona en un momento
dado. Los signos vitales son: respiración, pulso, presión arterial y
temperatura. Se recomienda monitorear y registrar los signos vitales.

Respiración: es el intercambio gaseoso entre el cuerpo y el medio


ambiente, el promedio para personas adultas, sanas y en estado de
reposo es de 12 a 20 respiraciones por minuto. Cuando se mide la
frecuencia respiratoria, la víctima no debe saber que lo estamos
haciendo ya que esto alteraría su ritmo respiratorio, arrojando valores
falsos.

Pulso: Es la onda o latido que coincide con cada compresión o bombeo


de sangre por el corazón y que puede percibirse por la palpación de
una arteria superficial sobre hueso.

Temperatura: Es el equilibrio entre la producción de calor y la perdida


del mismo por parte del organismo. Cuando se aplican los primeros
auxilios, se puede estimar la temperatura tocando al paciente con el
dorso de la mano, esta es la llamada temperatura relativa de la piel.
EXAMEN FÍSICO DE CABEZA A PIES
Consiste en la evaluación de todo el cuerpo del lesionado, haciendo uso de nuestros sentidos,
para buscar lesiones o signos de ellos. Entre los que podríamos conseguir en este examen
pueden estar: Inflamación, deformidad, sangrados menores, heridas, otros. Antes de
comenzar el examen físico de cabeza a pies, se debe explicar a la víctima lo que usted va a
hacer y que pretende con ello. La comunicación con la víctima es muy importante, parte de la
entrevista continúa mientras se realiza este examen.
PASOS DEL EXAMEN FÍSICO DE CABEZA A PIES:

Este examen debe realizarse de manera sistemática y organizada para no


pasar por alto aspectos que pueden ser importantes. Para los casos de
emergencia trauma, el orden para realizar el examen físico es:
 Cuello
 Cráneo
 Cara
 Clavícula y hombros
 Tórax
 Abdomen
 Pelvis
 Genitales
 Extremidades inferiores
 Extremidades superiores
Evaluación de abdomen y Cadera

Toda persona que haya sido víctima de un


trauma debe sospecharse una lesión en la
columna vertebral y deberá ser inmovilizada,
especialmente su cuello.
NO la mueva a menos que exista un riesgo
inminente a la vida. Pida y espere ayuda
especializada.
OBSTRUCCIÓN DE LAS VÍAS AÉREAS POR
CUERPOS EXTRAÑOS. (OVACE).
Una obstrucción parcial o total de las vías aéreas, es
una emergencia que resultará en la muerte de la
víctima en pocos minutos si no es tratada a tiempo.

Causas y prevención del OVACE


Un OVACE se sospecha cuando una persona
desarrolla una sorpresiva dificultad respiratoria y se
torna cianótica o inconsciente sin razón aparente. El
OVACE en adultos usualmente ocurre durante las
comidas. Para evitar un OVACE corte la comida en
trozos pequeños y mastíquelos adecuadamente, Evite
reír y hablar mientras mastica o traga los alimentos y
evite el excesivo consumo alcohólico, especialmente
durante las comidas.
RECONOCIMIENTO DEL OVACE EN
ADULTOS CONSCIENTES.
Las señales del OVACE son generalmente obvias para el observador.
Con una obstrucción parcial, la víctima puede tener una buena o pobre
ventilación. Con una buena ventilación la víctima estará consiente y
podrá toser fuertemente a pesar de tener algunos sonidos sibilantes.
Mientras se mantenga la ventilación, pídale a la víctima que continúe
tosiendo, no interfiera con los intentos de la víctima para expeler el
objeto extraño, manténgase con ella y monitoree su condición. Si el
OVACE persiste active el sistema de emergencias médicas.

La víctima con un OVACE severo, la víctima inmediatamente demostrará


una pobre ventilación o una buena ventilación que se deteriorará
rápidamente. Los signos de una pobre ventilación pueden incluir una
tos débil e inefectiva, un sonido agudo a la inspiración, y cianosis. Una
obstrucción parcial severa se trata de la misma manera que una
obstrucción total.
En la obstrucción total, la víctima no
puede hablar, toser fuertemente ni
respirar. Esta también puede tomarse
el cuello con las manos con la señal
universal de atragantamiento.
Pregúntele a la víctima si esta
atragantada, si ella afirma con la
cabeza, pregúntele si puede hablar, si
esta le indica que no, entonces hay
una obstrucción total y debe actuar
de inmediato. Si no se abre la vía
aérea rápidamente, la saturación de
oxígeno en sangre de la víctima caerá
rápidamente. Si no actúa, la víctima
se tornará inconsciente y pronto
morirá.
Tratamiento de un OVACE

En la maniobra de Heimlich, la compresión


abdominal forsa la salida del aire de los pulmones,
elevando el diafragma, creando una tos artificial
que expele el cuerpo extraño. La compresión
abdominal, puede ser necesario repetirla varias
veces hasta desalojar el cuerpo extraño de las vías
aéreas.

Para aplicar la maniobra, el socorrista deberá


pararse detrás de la víctima y pasar sus brazos por
la cintura de esta y continuar como sigue:
Cierre el puño de una mano.
Coloque el lado del pulgar de su
puño sobre el abdomen de la
víctima, en su línea media,
ligeramente arriba del ombligo y
por debajo del apéndice xifoides.
Tome su puño con la otra mano y
presione sobre la víctima con un
movimiento rápido ascendente.
Repita las compresiones hasta
que se expela el objeto de la vía
aérea o hasta que el paciente se
torne inconsciente.
Cada nueva compresión debe ser
un movimiento distinto y
separado con la intención de
liberar la vía aérea.
Si la víctima se torna inconsciente, el socorrista deberá entonces realizar la
maniobra de la RCP, con una ligera modificación que consiste en que cada vez
que se suministre una ventilación de rescate, se debe abrir la boca de la
víctima para buscar un objeto extraño. Si lo ve, trate de removerlo. El resto
de la secuencia de la RCP se realizará de la misma manera.

En la víctima inconsciente, luego de desalojar el cuerpo extraño, se deberá


aplicar 2 ventilaciones de rescate lentas y chequear por señales de
circulación. En caso de no haber, realice RCP. Si hay circulación pero no
respira proceda con solo ventilación de rescate. Si respira y hay señales de
circulación ubíquela en posición de reposo y continúe monitoreándolo hasta
que llegue el SEM.
QUEMADURAS

Son lesiones producidas en los tejidos, por la acción de


diferentes agentes (físicos, químicos o biológicos) y no sólo
por calor, en las que se causa alteración de los mismos, desde
un simple enrojecimiento local, hasta la destrucción total del
área afectada. Por lo tanto, tendremos quemaduras
provocadas por calor, frío, radiaciones, electricidad, agentes
químicos, etc. sobre la piel o sobre otros tejidos como las
mucosas.
PRIMEROS AUXILIOS PARA QUEMADURAS
• Extinguir las llamas. Si la persona está ardiendo, impedir que corra. Apagar
las llamas cubriéndola con una manta o similar, o haciéndola rodar en el
suelo.
• Valorar el estado general de la víctima (evaluación inicial) y asegurar los
signos vitales. Examinar la boca y eliminar posibles cuerpos extraños.
• Enfriar la quemadura inmediatamente, poniendo la zona afectada bajo un
chorro de agua fría, por lo menos durante 10 minutos ó incluso más, si no
desaparece el dolor. (Sólo en quemaduras hasta de 2do grado de menos
del 15% de extensión). En caso de quemaduras químicas, ampliar el
intervalo a 15 ó 20 minutos bajo el chorro de agua abundante.
• Cubrir la zona afectada con apósitos estériles o en sus defectos muy limpios
(sábanas, fundas de almohadas, etc.) y humedecidos.
• Trasladar a la víctima a un centro especializado cuanto antes. Allí se
valorará, entre otras cosas la administración de líquidos.
EN QUEMADURAS, TENER EN CUENTA:

• NO aplicar cremas, pomadas o cualquier otro


medicamento o producto, especialmente crema
dental, mantequilla, entre otros
• NO quitar, como norma general, la ropa a la
víctima, sobre todo si está adherida a la piel.
Solamente quitaremos la ropa en caso de que
esté impregnada en productos químicos cáusticos
o hirvientes.
• NO dar nada de beber en pacientes quemados
graves. Si tiene sed, humedecer sus labios.
• NO pinchar ni romper las ampollas.
HEMORRAGIAS
La sangre se encuentra circulando por el interior
de los vasos sanguíneos (arterias, venas y
capilares), que la transportan por todo el
cuerpo. Cuando alguno de estos vasos
sanguíneos se rompe, la sangre sale de su
interior, originándose así una hemorragia.

Toda pérdida de sangre debe ser controlada


cuanto antes, sobre todo si es abundante. Esta
atención debe ser inmediata porque en pocos
minutos la pérdida de sangre puede ser total,
ocasionando shock y muerte.
HEMORRAGIA EXTERNA:
Es cuando vemos la sangre saliendo a través de una herida. Se divide en:
Hemorragia Capilar o Superficial
Hemorragia Venosa
Hemorragia Arterial

CONTROL DE LA HEMORRAGIA EXTERNA


· Acueste a la víctima.
· Colóquese guantes desechables de látex.
· Para identificar el tipo de hemorragia seque la herida con una tela limpia
o gasa.
Para controlar la hemorragia siga los siguientes pasos (en este orden de
ser posible):
1. Presión Directa:
· Aplique sobre la herida una compresa o tela limpia haciendo presión fuerte. Si no
dispone de compresa o tela puede hacerla directamente con su mano siempre y cuando
usted este protegido con guantes.
· La presión directa con la mano puede ser sustituida con un vendaje de presión, cuando
las heridas son demasiado grandes o cuando tenga que atender a otras víctimas.
· Esta técnica generalmente se utiliza simultáneamente con la elevación de la parte
afectada excepto cuando se sospeche lesión de columna vertebral o fracturas, (antes de
elevar la extremidad se debe inmovilizar).

2. Elevación
· La elevación de la parte lesionada disminuye la presión de la sangre en el lugar de la
herida y reduce la hemorragia.
· Si la herida está situada en un miembro superior o inferior, levántelo a un nivel superior
al corazón.
· Cubra los apósitos con una venda de rollo.
· Si continua sangrando coloque apósitos adicionales sin retirar el vendaje inicial.
3. Presión Directa sobre la Arteria (punto de presión o presión indirecta)
· Consiste en comprimir con la yema de los dedos una arteria contra el hueso
subyacente.
· Se utiliza cuando no se ha podido controlar la hemorragia por presión
directa y elevación de la extremidad o en los casos en los cuales no se
pueden utilizar los métodos anteriores (fracturas abiertas).
· Esta técnica reduce la irrigación de todo el miembro y no sólo de la herida
como sucede en la presión directa.
· Al utilizar el punto de presión se debe hacer simultáneamente presión
directa sobre la herida y elevación.

4. Torniquete
Se debe utilizar como último recurso, debido a las enormes y graves
consecuencias que trae su utilización y está reservado sólo a los casos
donde la hemorragia es tan grave que los tres métodos anteriores han
fallado, como una amputación, donde deberá ser el primer paso para el
control efectivo de la hemorragia (la vida del paciente está siendo
amenazada).
PUNTOS DE PRESION
HEMORRAGIA INTERNA
Se entiende como hemorragia Interna a aquella que por sus características la sangre no fluye al
exterior del cuerpo, sino que se queda en el interior, generalmente acumulándose debajo
de la piel o en una cavidad orgánica, siendo éste caso el más grave.

SEÑALES DE LAS HEMORRAGIAS INTERNAS


· Abdomen muy sensible o rígido, hematomas en diferentes partes del cuerpo.
· Pérdida de sangre por recto o vagina.
· Vómito con sangre.
· Fracturas cerradas.
· Manifestaciones de shock.

ATENCION DE LAS HEMORRAGIAS INTERNAS


· Si la víctima presenta síntomas de hemorragia interna o usted sospecha que la fuerza que
ocasionó la lesión fue suficiente para provocarla, traslade la víctima lo más pronto posible.
· Controle la respiración y pulso cada 5 minutos.
· Abríguela.
· NO le de nada de tomar.
HERIDAS
Definición: Las heridas son lesiones físicas que producen una ruptura de la
piel.

Consideraciones generales
Se debe lavar siempre las manos con jabón antes y después de administrar
primeros auxilios para evitar infecciones.

Las siguientes heridas son más propensas a contraer infecciones: picaduras,


heridas punzantes, lesiones por aplastamiento, heridas sucias, heridas en los
pies y heridas que no reciben atención médica oportuna.

Causas
cortes o laceraciones, objetos incrustados, anzuelos de pescar, punciones,
rasguños, astillas, rasgaduras
Primeros auxilios
 Lavarse las manos con jabón antes de administrar los primeros auxilios.
 Lavar completamente la herida con agua y un jabón antiséptico o jabón azul.
 Aplicar un ungüento antibiótico, si lo hay.
 Aplicar un vendaje limpio.
 Utilizar pinzas esterilizadas para agarrar la astilla, sacándola en el mismo ángulo en
que entró.
 Si la astilla está justo por debajo de la piel, utilizar la punta de una aguja esterilizada
para levantar y sacar la astilla.
 Lavar el área luego de extraer la astilla. Colocar un vendaje si es necesario.
 Aplicar presión directa para controlar la hemorragia.
 Colocar gasa.
 Buscar ayuda médica.
 Evitar sacar el objeto incrustado.
 Cortar cuidadosamente las ropas que rodean la herida.
 NO LE OFREZCA NADA DE COMER, NI DE TOMAR.
 Si hay salida de vísceras NO INTENTE INTRODUCIRLAS, puede causar infección.
NO SE DEBE
 Asumir que una herida menor está limpia porque no se puede ver dentro de ella. Debe lavarse
 Respirar sobre una herida abierta
 Limpiar una herida extensa, pues se puede causar más sangrado
 Urgar ni retirar los restos de una herida
 Empujar partes expuestas del cuerpo para introducirlas y cubrirlas con material limpio
 Limpiar heridas graves luego que se ha logrado controlar la hemorragia

NUNCA HAGA LO SIGUIENTE:


 No colocar café, sal, estiércol o telarañas sobre la herida, causan infección y pueden producir la enfermedad
llamada tétanos.
 No aplique polvos o cremas antibióticas, puede causar infección de la herida.
 No use algodón, ni pañuelos o toallas de papel, pues deja motas y pelusa, que aumentan el riesgo de
infección.
SHOCK
El shock se presenta generalmente con heridas graves, o estados emocionales
de depresión. Puede también presentarse después de una infección, dolor
intenso, ataque cardíaco, postración por calor, envenenamiento por
comidas o productos químicos, o quemaduras extensas.

Los mayores tipos de shock incluyen:


Shock anafiláctico: consecuencia de una reacción alérgica
Shock séptico: consecuencia de la respuesta inflamatoria del huésped a los
microorganismos (bacterias, hongos, protozoos y virus) y sus toxinas
Shock cardiogénico: consecuencia de una cardiopatía isquémica, en la fase
aguda de un infarto de miocárdio, es la forma más grave de fallo cardíaco
Shock hipovolémico: consecuencia de la laceración de arterias y/o venas en
heridas abiertas, de hemorragias secundarias a fracturas o de origen
gastrointestinal, de hemotórax o de sangrados intraabdominales.
Shock neurológico: resultado de una lesión o de una disfunción del sistema
nervioso simpático.
SIGNOS Y SÍNTOMAS DEL SHOCK
• Manos frías y húmedas con gotas de transpiración en la frente y palma
de las manos.
• Cara pálida y quejas de la víctima al sentir escalofríos, o aún temblores
debido al frío.

Causas
 Hemorragias
 Deshidratación
 Ataque cardíaco
 Insuficiencia cardíaca
 Trauma o lesión graves
 Infecciones
 Reacciones alérgicas
 Lesiones de la columna
Primeros Auxilios:
 Elimine el agente causal.
 mantenga a la víctima recostada.
 Mantenga las vías respiratorias abiertas.
 Si la víctima vomita, voltee la cabeza de la
víctima hacia un lado. Esta posición facilita la
salida del vómito o secreciones.
 Mantenga la cabeza de la víctima más baja que
los hombros.
 Mantenga a la víctima abrigada si el clima es
húmedo o frío
 Déle líquidos que tomar (té, café, agua) si la víctima
puede pasarlos sin dificultad.
 Aliente a la víctima.
 No administre líquidos a personas que estén
inconscientes.
 No administre fluidos a personas en que se sospecha
una herida en el abdomen.
 Si la víctima está inconsciente y no presenta una lesión
en la columna, cabeza, pierna, cuello, se la debe
colocar en posición antishock, acostándola sobre la
espalda y elevando las extremidades inferiores a unas
12 pulgadas (30,5 cm), pero sin elevar la cabeza. No
obstante, si la víctima tiene una lesión cuyo dolor
aumenta al elevarle las piernas, hay que dejarla en
posición horizontal.
 Si la víctima tiene una posible lesión en la columna, se le debe mantener en la
posición en la que se encontró, sin colocarla en posición antishock.
 Es necesario buscar asistencia médica mientras se continúan observando los
signos vitales de la víctima; es decir, su temperatura, pulso, ritmo respiratorio
y presión sanguínea

 La Prevención del shock debe considerarse en cualquier herida o


enfermedad que se explican en este manual de primeros auxilios.
NO SE DEBE:
 Dar nada a la víctima por vía oral.
 Mover a la víctima si se sospecha de una lesión en la columna.
 Esperar que los síntomas del shock más leves empeoren antes de solicitar
ayuda médica de emergencia.
POSICION ANTISHOCK
FRACTURAS
• Ocurren cuando un hueso se rompe total o
parcialmente. La mayoría de las veces se requiere una
fuerza muy intensa para que un hueso se rompa, pero
en niños y en ancianos los huesos son más frágiles y
las fracturas más frecuentes.
CLASIFICACIÓN
• Fracturas abiertas: en las que se rompen hueso y piel,
pudiendo salir algún fragmento óseo a través de la herida,
con lo que tiene un alto peligro de infección.

• Fracturas cerradas: en la que la piel que rodea al hueso no


está dañada
Primeros Auxilios: Inmovilización
PREGUNTAS
Por su atención,
Muchas Gracias!!
CEESP LTDA
Calle 57ª Sur # 79-28 BARRIO KENNEDY-ROMA
PBX: (571) 777 8241 (57) 311 890 6394 (57) 313 429 2109
www.ceesp.co
dr.johnbocanegra@gmail.com