Вы находитесь на странице: 1из 5

GOEBBELS - LOS ONCE

PRINCIPIOS DE LA
PROPAGANDA
Frank A. Guzmán O.
Andrés E. Vega C.
• Principio de simplificación y del enemigo único.
• Principio del método de contagio.
• Principio de la transposición.
• Principio de la exageración y desfiguración.
• Principio de la vulgarización.
• Principio de orquestación.
• Principio de renovación.
• Principio de la verosimilitud.
• Principio de la silenciación.
• Principio de la transfusión.
• Principio de la unanimidad.
PRINCIPIO DE LA TRANSPOSICIÓN.
Consiste en acusar al adversario de nuestros propios defectos. Acusarle de mentir si
nosotros mentimos, acusarle de ser caro o de ofertas engañosas si ese es nuestro
defecto.
Las personas no está dispuesta a creer que nos hemos equivocado y ante la
evidencia de nuestros defectos necesita creer que la alternativa tiene el mismo
defecto pero más acentuado. Aún mejor si se consigue que nuestros errores se
contemplan como respuesta inevitable al mismo error en el competidor: usamos la
violencia para defendernos de tu violencia.
PRINCIPIO DE LA SILENCIACIÓN
En realidad, el principio de silenciación no es más que sentido
común.

1. Si hay una noticia negativa para tu producto o empresa, no le


hagas publicidad
2. Si no se que decir sobre algo, mejor no digo nada
3. Si no tengo argumentos para apoyar lo que digo, mejor no lo
digo
4. Si la noticia es buena para el competidor, evitar darle
visibilidad
5. Si no podemos evitar que se vea, hacer que nuestras noticias
se vean más
6. Buscar los medios de comunicación que están de nuestra
parte para controlar que noticias se publican sobre nosotros y en
que momento
7. Utilizar los medios de comunicación afines para evitar que
hagan publicidad de nuestros competidores.
PRINCIPIO DE LA UNANIMIDAD.
El principio de unanimidad consiste en hacer creer a
mucha gente que piensa "como todo el mundo".
Diversos estudios han demostrado que los individuos
somos propensos a tomar una opción si todos los
individuos a nuestro alrededor han tomado esa misma
opción.
Básicamente los experimentos realizados en este
campo han consistido en medir las respuestas de un
individuo en diferentes entornos.
Si tomamos un individuo y le ponemos en un grupo
donde todos toman una opción claramente errónea, el
individuo estará más dispuesto a seguir la opinión del
grupo que su propia lógica.
Por eso cuando se han dado casos donde toda una
gran mayoría ha tomado una decisión, los individuos
han optado en su mayoría por unirse a la causa.