Вы находитесь на странице: 1из 18

Inicio

Inicio
¿Qué está queriendo decir esta santa ardilla a la
vista de la amorosa escena que tiene tras de sí?
De verdad no puedo decirlo. Pero si tengo la
suficiente imaginación como para transformarme
en ardilla y decirlo yo: ¡Abra cadabra! ¡Abra
cadabrilla! ¡Ya no soy un niño! ¡Ahora soy ardilla!.

Jesús con sus apóstoles ha atravesado el


desierto de Judea y ha llegado al Oasis de Jericó
en este lugar hay un manantial impresionante que
mana cantidad de agua en todo tiempo. Por eso
crecen allí frondosos palmerales y árboles
frutales de todo tipo. Jesús está sentado a la
sombra de dos palmeras y allí acuden un montón
de niños, aunque los discípulos han tratado de
impedirlo. Pero Jesús les ha dicho: ¡Dejadlos
venir!
El cielo azul sobre el verdor de las
chacras de Jericó proclama infinitamente la
ternura de esta escena. Ahora ya no podré olvidar
jamás la dicha que me produce contemplarla. No
la olvidaré ni siquiera cuando de ardilla me vuelva
a convertir en lo que soy.

Blanca Nieves de los Andes .


FIN
GRACIAS…
Inicio