Вы находитесь на странице: 1из 34

EPILEPSIA

 Enfermedad en la que hay recurrencia de crisis


cerebrales producidas por una descarga hipersincrónica
de una población neuronal determinada. Es necesario
diferenciarla de condiciones patológicas en las que se
produce una crisis cerebral o epiléptica de similares
características clínicas, pero en forma aislada, como
síntoma transitorio de otra enfermedad de base; por ej.:
hipoglicemia severa (coma hipoglicémico), falta de
oxígeno en el tejido cerebral por AVE, asfixias, etc. o
desequilibrio metabólico e hidroelectrolítico por un s.
privación alcohólica severa. El tipo de crisis (o sea, las
características clínicas de la crisis) dependerá de la
localización cerebral del grupo neuronal que está
descargando hipersincrónicamente.
 Si la descarga hipersincrónica abarca todo el
cerebro, se producirá una crisis generalizada. Si
la descarga se circunscribe a una zona del cerebro,
se producirá una crisis parcial o focal.
 En las crisis generalizadas siempre hay compromiso
de conciencia con amnesia posterior.
 -En las parciales elementales NO hay compromiso de
conciencia
¿QUÉ ES LA EPILEPSIA?

 Para considerar que una persona padece epilepsia


como enfermedad, la Organización Mundial de la
Salud (OMS) y la Liga Internacional contra la
Epilepsia (ILAE), exigen la repetición crónica
de crisis epilépticas, es decir, se hace el
diagnóstico de epilepsia cuando el paciente ha tenido
dos o más crisis espontáneas a lo largo de su vida.
Antes de una crisis

 Síntomas prodrómicos: son sensaciones


inespecíficas como cambios de humor, irritabilidad,
alteraciones del sueño, del apetito o del
comportamiento, desde horas o días antes de las
crisis, sobre todo convulsivas.
 Aura epiléptica: es la sensación inmediatamente
previa a la crisis. Se aplica a las sensaciones
epigástricas o psíquicas como miedo, angustia,
malestar indefinible o nerviosismo.
CARACTERÍSTICAS CLÍNICAS GENERALES DE LAS CRISIS
EPILÉPTICAS PROPIAMENTE TALES.

 Habitualmente el inicio es brusco.


 Habitualmente la duración es breve (segundos a
minutos).
 En cada paciente la sintomatología propia de la
crisis se repite del mismo modo en cada ataque
epiléptico.

PERMITEN DIFERENCIARLAS DE CRISIS DE TIPO PSICÓGENO
(conversivas).

 Inicio brusco de la crisis.


 En general se producen independientemente de la
presencia o ausencia de terceras personas
 En el caso de las crisis generalizadas hay amnesia
total para el episodio
 En el caso de las generalizadas convulsivas, se
produce una caída brusca que puede provocar
lesiones, puede haber relajación de esfínteres,
generalmente hay cianosis (coloración azulosa de la
piel) durante la crisis.
 CALSIFICACIÓN DE LA EPILEPSIA SEGÚN SU
ORIGEN.
 1.- PRIMARIAS: Generalmente son producidas por carga
genética. También se las llama ESENCIALES.
Paradójicamente tienden a tener mejor pronóstico que
las secundarias.
 2.- SECUNDARIAS: Son consecuencia de otra
enfermedad que afecta al cerebro. Esta enfermedad a
veces coexiste o ya ha desaparecido, pero dejó la
epilepsia como secuela. Con frecuencia son de más mal
pronóstico que las esenciales. Ej.: epilepsia que queda
como secuela después de un TEC.
Tipos de Crisis
fases

 F
 Las crisis convulsivas se dividen en dos fases, la fase tónica y la fase clónica, de donde se deriva
su nombre, aunque las crisis convulsivas tónico-clónicas son frecuentemente precedidas por
un aura.
 Aura ocurre porque las crisis convulsivas tónico-clónicas generalmente se inician en una región
aislada del cerebro, conocida como el foco convulsivo, y gradualmente se extienden a todo el
cerebro, produciendo la pérdida de la consciencia y alcanzando las fases tónica y clónica de la
convulsión. El aura de una crisis convulsiva es una crisis parcial simple que aún no se ha
desarrollado a una generalización secundaria, y sus síntomas pueden incluir:5Sensaciones
súbitas e inexplicables de miedo, ira, tristeza o felicidad
 Náuseas
 Sensación de movimiento o caída
 Experiencia de sensaciones o sentimientos inusuales
 Alteración de los sentidos del oído, olfato, gusto, visión o tacto (alucinaciones sensoriales)
 Sensación de que el ambiente no es real (desrealización) o de desprendimiento del ambiente
(despersonalización)
 Sensación de distorción espacial (objetos cercanos se perciben como
lejanos, micropsia o macropsia)
 Déjà vu (falsa sensación de familiaridad) o Jamais vu (falsa sensación de infamiliaridad)
 Déja vu (falsa sensación de familiaridad) o Jamais vu (falsa
sensación de infamiliaridad)
 Dificultad o inhabilidad para el lenguaje hablado
 En algunas ocasiones la persona puede perder el estado de
conciencia mientras continúa teniendo actividades motoras
automáticas, haciendo movimientos extraños o repetitivos (como
halar su ropa o chasquear los labios) hacia el final del aura,
indicando que la crisis ha evolucionado de una crisis parcial
simple a una crisis parcial compleja, pero que aún no ha alcanzado
la generalización secundaria suficiente para iniciar una crisis
convulsiva tónico-clónica. Un aura puede durar desde unos pocos
minutos hasta varias horas.
 Fase tónica, la persona rápidamente pierde la consciencia al tiempo
que los músculos esqueléticos se contraen súbitamente, causando
movimientos bruscos de las extremidades, los cuales pueden hacer
que la persona caiga.
 La fase tónica generalmente es la más corta de la convulsión, con una
duración de algunos segundos. La persona puede hacer vocalizaciones
cortas como un gemido fuerte o un grito por la expulsión forzada del aire de
los pulmones. Fase clónica los músculos de la persona empiezan a
contraerse y relajarse rápidamente, causando la convulsión. Estas pueden
variar desde pequeñas contracciones articulares, hasta violentas sacudidas
o vibraciones de las extremidades. La persona puede enrollarse en posición
fetal para luego extenderse mientras la convulsión se generaliza. Los ojos
generalmente se mueven hacia arriba o se cierran y la lengua
frecuentemente sufre laceraciones o abrasiones por la contracción
sostenida de la mandíbula. Los labios y las extremidades pueden tornarse
azulados, y en algunos casos puede haber incontinencia urinaria
 El estado postictal ocurre invariablemente por fatiga física y neurológica
después de una crisis convulsiva tónico-clónica. Generalmente hay
confusión y amnesia del episodio después de recuperada la consciencia,
que gradualmente desaparecen al mismo tiempo que la persona se da
cuenta de que tuvo una crisis.
Crisis generalizadas convulsivas
 Crisis tónico-clónicas o “gran mal”: La fase tónica se inicia con la contracción de
los músculos en flexión o en extensión. Dura de 10 a 30 segundos. La respiración se
interrumpe. El enfermo puede emitir un grito agudo por el espasmo de la laringe y
tiene la mandíbula apretada. La fase clónica comienza con sacudidas muy breves y
poco amplias, que progresivamente se hacen más amplias, violentas y espaciadas,
sincronizadas y simétricas en las cuatro extremidades. Dura alrededor de 1 minuto. El
enfermo suda y babea. La respiración es entrecortada. Puede haber taquicardia y
subida de la tensión arterial. Es frecuente que el enfermo se lastime al caer y se orine.
Puede morderse la lengua. Al despertar de la crisis, el paciente está confuso y no
recuerda lo sucedido, tiene dolor de cabeza y dolor muscular. Puede estar cansado y
dormir varias horas.

 Crisis tónicas: Producen un espasmo muscular prolongado. La contracción


muscular se incrementa y se extiende progresivamente por el tronco y las
extremidades. Es frecuente que al inicio de la crisis el paciente tenga los ojos y la boca
abiertos y emita ruido. Los brazos se doblan y las piernas y el tronco se extienden.
Estas crisis son muy breves, de menos de 1 minuto, y a menudo provocan la caída del
paciente.

 Crisis mioclónicas: Son sacudidas musculares breves, como un choque eléctrico.


Aparecen espontáneamente o provocadas por estímulos sensitivos o sensoriales (haces
de luz intermitente), y facilitadas por la fatiga, el estrés, el alcohol o la falta de sueño.

 Crisis atónicas : Se produce una pérdida del tono postural, es decir, los músculos
“pierden su fuerza”. Provocan la caída del paciente. Pueden durar desde unos
Crisis generalizadas no convulsivas
 Ausencias típicas o “pequeño mal”: Se manifiestan por una
pérdida brusca de consciencia sin pérdida del tono postural. El
comienzo y fin de la crisis es brusco. La mayoría dura menos de diez
segundos. La crisis se manifiesta como una desconexión del
paciente con su entorno. El enfermo interrumpe la actividad que
estaba realizando en ese momento y mantiene la vista fija, el rostro
inexpresivo, y los párpados entornados. Cuando recupera la
consciencia reanuda la actividad interrumpida y la mayoría de las
veces no recuerda lo sucedido. Pueden ser frecuentes al despertar o
ser facilitadas por la fatiga, el sueño y la fotoestimulación
intermitente. Son sensibles a la hiperventilación (respirar muy
rápido).
 Ausencias atípicas: Se caracterizan por la pérdida brusca de la
consciencia. El comienzo es más gradual y son más prolongadas. El
enfermo puede sufrir una inconsciencia parcial y deambular
durante las crisis. Suelen ir acompañadas de trastornos del
aprendizaje o bajo nivel intelectual.
Crisis epilépticas focales

 Son aquellas en las que la descarga se origina en un


área relativamente limitada de la corteza cerebral y
durante la cual el paciente experimenta una
combinación de síntomas y signos motores,
sensitivos, sensoriales, psíquicos y vegetativos, de los
cuales es parcial o totalmente consciente.
 Síntomas y signos vegetativos: incluyen cambios de color
en la piel (palidez o enrojecimiento), aumento de la presión
arterial, taquicardia o bradicardia, piloerección, dilatación de la
pupila… A veces son graves, e incluso mortales, porque
producen síncopes, parada respiratoria, anoxia (falta de
oxígeno) y edema pulmonar (líquido en el pulmón).
 Síntomas sensitivos: pueden ser elementales, como
hormigueos, quemazón, dolor y otras sensaciones
desagradables; o más elaborados.
 Síntomas visuales simples: consisten en alucinaciones en
forma de luces o colores. También pueden ser ilusiones o
alucinaciones más complejas.
 Síntomas y signos motores: ocurren en un segmento
corporal determinado y no en todo el cuerpo. Suelen ser
conductas repetitivas.
 Alteraciones del lenguaje: en algunos casos se puede
detener el lenguaje o la vocalización. En otros casos, el paciente
repite frases sin sentido, o contesta inadecuadamente al
observador.
 Síntomas psíquicos: el paciente experimenta una sensación
de irrealidad y falta de familiaridad con el ambiente que le
rodea, como si todo fuera desconocido y se encontrara en un
sitio extraño (jamais vu); o bien al contrario, nota una
sensación ya conocida o de asistir a un acontecimiento muy
familiar (déjà vu).
 Alucinaciones: además de visuales, hay olfativas y auditivas.
En cada caso pueden ser simples (un olor desagradable, un
zumbido, un pitido…) o complejas (olores elaborados, audición
de música, voces o mensajes). También pueden tener
experiencias de felicidad próximas a estados místicos con
sensación de grandiosidad, levitación por el espacio, o
apariciones celestiales.
 Automatismos: los más simples son el chupeteo, deglución,
apertura y cierre de una mano o cambio en la expresión facial
(alegría, sorpresa, miedo). Otros más complejos son frotar las
manos entre sí, la ropa o los genitales.
 Crisis gelásticas: son aquellas en las que el sujeto
experimenta una sensación de alegría inmotivada y risa
automática incontrolable.
Crisis continuas, estado de mal epiléptico
o status epiléptico

 Se considera un estado de mal epiléptico cuando la crisis dura al


menos 30 minutos, o cuando su repetición es tan frecuente que no
hay recuperación del paciente entre un episodio y el siguiente. Se
pueden dividir en dos grupos: los estados de mal convulsivos y los
estados de mal no convulsivos (tienen la misma clínica que lo
anteriormente descrito pero duran al menos 30 minutos o las crisis
se solapan sin recuperación entre ellas). La causa más frecuente es
el abandono de la medicación en pacientes tratados con
antiepilépticos, pero también ocurre con el abuso de alcohol, la
fiebre, algunos fármacos y debido a alteraciones metabólicas. Es
más frecuente en niños que en adultos.
 Se denomina status epiléptico refractario al
tratamiento cuando las crisis duran más de 60 minutos, a pesar
de que el paciente siga un tratamiento adecuado con fármacos
antiepilépticos.
TIPOS DE CRISIS

Las crisis epilépticas se producen por una


descarga anormal y exagerada de ciertos grupos
neuronales del cerebro. Para que las descargas
neuronales anormales desencadenen crisis
epilépticas deben tener lugar una serie de
procesos: sincronización, amplificación y propagación
de las descargas.
CAUSAS Y SINTOMAS

 Causas Hereditarias: Son epilepsias geneticamente


determinadas.
 Causas Congenitas: Tumores cerebrales, Lesiones
intrauterinas, Malformaciones vasculares, Anomalías
cromosómicas (Trastornos congénitos del

 Causas Adquiridas: Traumatismos, Lesiones


postquirúrgicas, Lesiones postinfecciosas (secuela de
meningitis bacteriana o encefalitis viral), Infarto y
hemorragia cerebral, Tumores Esclerosis del hipocampo
(del lóbulo temporal), Tóxicos (alcohol y otras drogas),
Enfermedades degenerativas (demencias y otras),
Enfermedades metabólicas adquiridas.
DIAGNÓSTICO

 El diagnóstico de la epilepsia es clínico y se basa en el


interrogatorio. Es necesario obtener información de un
familiar o allegado que haya sido testigo de los ataques, pues
el paciente no es capaz de describirlos en su totalidad.
 Hay que intentar conocer todo lo ocurrido antes, durante y
después de la crisis. Es muy importante incidir en los
antecedentes personales (trauma perinatal, alteraciones del
desarrollo psicomotor, convulsiones febriles,
meningoencefalitis, traumatismos cerebrales, o historia
familiar de epilepsia). Se deben realizar siempre análisis de
sangre y orina, radiografía de tórax, un electrocardiograma
(ECG) y un electroencefalograma (EEG).
 La neuroimagen por Tac- electro permite identificar la
mayoría de las lesiones cerebrales causantes de la epilepsia
TRATAMIENTO Y PRONÓSTICO
 Es principalmente farmacológico, es eficaz al primer
intento y requiere poca supervisión.
 Los fármacos antiepilépticos (FAEs) tienen como
objetivo el control total de las crisis sin producir efectos
adversos. En general, inhiben los circuitos neuronales
cerebrales y son eficaces si se prescriben correctamente.
 El tratamiento quirúrgico de la epilepsia se realiza a un
paciente portador de una lesión benigna y estática, con el
objetivo de librarlo de las crisis. Deben cumplir el requisito
de padecer una epilepsia fármacorresistente. También se
tiene en cuenta el número y tipo de crisis y su repercusión
en la calidad de vida del enfermo. Debe realizarse un
estudio previo a la cirugía para localizar la zona que
origina las crisis, y poder extirparla sin ocasionar defectos
neurológicos.
ALGUNOS FACTORES QUE PUEDEN DESENCADENAR UNA
CRISIS EN UNA PERSONA CON EPILEPSIA:


 Tratamiento farmacológico inadecuado.
 Mala adherencia al tratamiento.
 Trasnoche (=deprivación de sueño).
 Alteraciones hidroelectrolíticas y/o metabólicas
Ej.: disminución de CO2 en hiperventilación.
 Estímulo visual intermitente (luz intermitente).
 Stress.
DSM IV
 El DSM-IV La Epilepsia como una Enfermedad Médica se debe anotar en el Eje III.

 Clasificación de las crisis epilépticas ILAE (Liga Internacional de Lucha


Contra la Epilepsia) 1981.
 I. Crisis parciales (focales o localizadas). EEG con descarga localizada.
 A) Simples (con preservación de la conciencia).
 1. Motora (sin marcha, con marcha, versivas, posturales, fonatoria).
 2. Sensitivas (somatosensoriales, auditivas, visuales, olfatorias, gustativas,
vertiginosas).
 3. Automáticas.
 4. Psíquicas (difásicas, dismnésicas, cognitivas, afectivas, ilusiones, alucinaciones
estructuradas).

 B) Complejas (desconexión al medio externo).


 1. Inicio parcial simple.
 a) inician síntomas del 1 al 4 seguido de desconexión solamente.
 b) con automatismos.
 "Y cuando las personas intentan meter algo dentro de la
boca generalmente lo único que hacen es lesionar más".
 Estas lesiones pueden incluir roturas de dientes, más lesión
en la lengua, heridas en los labios, o incluso lesiones en los
dedos de la persona que intenta ayudar.
 Los objetos en la boca también pueden bloquear las vías
respiratorias, lo que es potencialmente peligroso para el
paciente.
 "lo que se debe hacer es poner la cabeza de lado para que el
paciente pueda expulsar la saliva y evitar que se sofoque en
las secreciones, y aflojarle el cuello para que pueda respirar
cómodamente".
 Retirar todos los objetos que rodean al paciente y
asegurarse de que su cabeza está protegida con cojines si
éste está en el suelo.
 El paciente NO se vuelve agresivo durante una crisis".
 "Durante la crisis epiléptica el paciente no tiene conciencia
y no tiene ningún tipo de agresividad dirigida"
Clinica de la epilepsia

 PERSONALIDAD ORGÁNICA (antiguamente se hablaba de


PERSONALIDAD EPILÉPTICA O ENEQUÉTICA): Se presenta a
veces después de años de evolución de una epilepsia
sin tratamiento o a veces es manifestación de una
patología orgánica que coexiste con y/o provoca la
epilepsia (epilepsia secundaria). Características que
pueden estar presentes: bradipsiquia, mirada en
estanco (se fija o queda “pegada” en un objeto o una
persona), afecto viscoso o pegajoso, religiosidad,
perseveraciones, concretismo, detallismo y
circunstancialidad, fallas en control de impulsos.
 PSICOSIS EPILÉPTICA LÚCIDA Psicosis
Esquizomorfa que se presenta en algunos pacientes
epilépticos después que han pasado un período, con
frecuencia de 12 a 14 años, sin crisis.
Características:Lucidez de conciencia, delirio que
incorpora elementos biográficos, con frecuencia de
contenido religioso, alucinaciones auditivas,
conservación del afecto y del curso formal del
pensamiento.
 Agresividad
 Enfermedad de los opuestos Dios y el diablo
 Sangre
 Sintomas psiquicos de la epilepsia
 Cambios de humor abruptos
 Agresividad
 Apatia (no sentir)
 Depresiva-euforica
 (sabores extraños, olor a flores, muertos)
 Alteraciones pueden dar lugar a cambios en la
personalidad y psicosis
 Deja vu
 Jamais vu
 Olores no presentes aromaticos o repugnantes
 Actuar automatico con olvidos absolutos
 Estados crepusculares
 Actuacion desordenada que parece lucida
 Sueños premonitorios
 Objetos se agrandan o empequeñecen, tambien en el
propio cuerpo
 Despersonalización
 Pensamientos de golpe a la mente
 Sensación de vivir algo que ocurrio en el pasado
 Impulsividad
 Caminar, beber, incendiar, cleptomania
 Crisis epilépticas por descarga del lóbulo temporal
generan cambios de personalidad
 Adhesividad, pegajoso
puede haber productividad alucinatoria
 Agresivo o se autoagrede y no puede detenerse
 Histeroepilepsia, síntomas histéricos y epilépticos
 Estados crepusculares (desorientación, olvido de una
parte de la película)