Вы находитесь на странице: 1из 28

UNIVERSIDAD ESTATAL PENÍNSULA DE SANTA ELENA”

FACULTAD DE CIENCIAS DE LA INGENIERÍA


INGENIERÍA EN PETRÓLEO

Asignatura: Estimulación y Integrantes:

Reacondicionamiento de Pozos CARRERA VERA CHARLES DARWIN


LEAL TORO KERLY JADIRA
Docente: Ing. Fidel Chuchuca
NIVELA ROSALES GALO ALEXANDER
Curso: 7/1 SORIANO PLÚAS JONATHAN
INTRODUCCIÓN
La importancia de la restitución y aumento en la La cada vez más difícil extracción del aceite,
producción de hidrocarburos hoy en día se ha ha llevado a la industria del petróleo a
vuelto más relevante a nivel mundial, debido a desarrollar e innovar tecnología que permita
la gran demanda que existe por el aceite, gas y recuperar el mayor volumen de
productos derivados del petróleo. hidrocarburos. Es por ello la importancia de
que las estimulaciones matriciales reactivas
El éxito de nuestra estimulación no consiste nos permitan lograr mayor recuperación de
en tener sólo un producto que nos permita hidrocarburos, a través de la eliminación del
daño y la penetración necesaria a la
llegar a nuestro objetivo, sino tener toda la formación.
información necesaria de nuestro yacimiento.
La caracterización de nuestro yacimiento nos Lo anterior nos permitirá también poder
permitirá tener los fundamentos necesarios hacer un análisis acerca de nuestra velocidad
para poder inyectar un tipo de fluido que sea de reacción y los factores que afectan para
compatible con la formación y los fluidos de que sea más lenta o más rápida.
ésta.
ACIDIFICACIÓN EN ARENISCAS
Se define como la inyección de ácido a la formación, a una presión menor que la de fractura. El
objetivo del tratamiento consiste en lograr la penetración radial del ácido a la formación. Cuando la
acidificación se efectúa correctamente, se obtiene incrementos en la producción sin que aumente la
relación agua-gas, la relación gas-aceite o la relación agua-aceite.

Los objetivos principales de este tipo de estimulaciones son:


eliminar el daño de la formación alrededor del pozo, debido
principalmente a la invasión de partículas sólidas, y al
hinchamiento, dispersión, migración o floculación de las arcillas,
e incrementar la permeabilidad natural de la formación en la
zona vecina al pozo.

En el caso de que un pozo se encuentre dañado, la respuesta del


pozo a la acidificación matricial generalmente es muy buena, y
en algunos casos sorprendente dependiendo de la magnitud del
daño. Sin embargo, si la formación a estimular con esta técnica
no está dañada, se puede esperar una respuesta con un
incremento máximo de producción de 1.3 veces. Este
incremento en general no es suficiente para justificar
económicamente la estimulación, sin embargo, se justificaría en
el caso de pozos de alta productividad.
Para las formaciones de Areniscas el tipo de Ácido que puede usarse es: Ácido Fluorhídrico (HF),
mezclado con HCL o con ácidos orgánicos, siendo el ácido fluorhídrico el que reacciona con el
material silícico. En formaciones con alta temperatura, también pueden utilizarse mezclas HF-ácidos
orgánicos.
La técnica de colocación, figura adjunta, consiste en el bombeo inicial de un fluido de prelavado que
tiene como objetivo eliminar de la zona en que entrará el HF, el agua de la formación y el material
calcáreo. A continuación bombear el acido fluorhídrico que disolverá el material silícico que daña o
compone la roca y finalmente bombear un fluido que desplazará dentro de formación, fuera de zona
critica (vecindad del pozo), los posibles productos dañinos de reacción y dejará acondicionada la zona
critica para facilitar la remoción de fluidos.
Estos tratamientos están limitados para daños someros de 1 a 3 pies de
la vecindad del pozo, el HF puede ser retardado para mejorar la
distancia de penetración del ácido. Un daño por arcillas puede ser una
mezcla tanto de hinchamiento como migración de finos, cuando eso
ocurre se debe acidificar la formación con un sistema que disuelva
arcillas

En la mezcla de Ácido Fluorhídrico (HF) - Ácido Orgánico (Acético o


Fórmico), se puede utilizar para retardar la reacción con la arena y las
arcillas, y disminuir el ataque corrosivo, de esta manera se puede
penetrar más profundamente la formación y remover más daño. La
mezcla se debe preparar con agua dulce, nunca debe usarse salmuera
o agua corriente para tratamiento con HF ya que estas aguas contienen
sodio o potasio.

La mejor selección para remover daño por arcillas en pozos calientes y


profundos con yacimientos en areniscas es la de 6% de ácido fórmico y
1.5% de HF.
REACCIÓN DE ÁCIDOS
Las partículas sólidas responsables del taponamiento de las gargantas de
poro suelen disolverse en el ácido. De este modo, los ácidos matriciales de
areniscas remueven el daño según dos mecanismos usualmente
concurrentes:
 El ácido disuelve los sólidos que taponan la permeabilidad (aunque existen
excepciones)
 El ácido disuelve algunos de los componentes de la matriz y el cemento
intergranular. Así, agranda los espacios porales y libera los sólidos que
taponan la permeabilidad.

TIPOS DE ÁCIDOS
Los ácidos mayormente utilizados para la acidificación en areniscas son los
siguientes:
 Ácido Fluorhídrico HF
 Ácido Clorhídrico HCl
 Ácido Fluorhídrico HF  Ácido Clorhídrico HCl

• Es un ácido orgánico empleado en • Se emplea en solución al 15 % (por


formaciones areniscas. volumen).
• Es el único acido que permite la disolución • Es una solución del cloruro de
de minerales silícicos como las arcillas, los hidrogeno gaseoso en agua.
feldespatos, el cuarzo, etc.
• Tiene una alta capacidad de
• Reacciona con minerales calcáreos, y con disociación, razón por la cual es el
los iones positivos de la salmuera de ácido más utilizado en esta técnica,
formación. proporcionando así el mayor volumen
de roca calcárea disuelta.
• Su aplicación es básicamente para la
remoción de daños de formación
ocasionados por las arcillas.
• En la estimulación de pozos, el HF es
comúnmente usado en combinación con el
HCl (MUD ACID).
VELOCIDAD DE LA REACCIÓN
Para determinar la velocidad de reacción, En la estimulación con ácido, para que se
es suficiente conocer como varia con el produzca la reacción, es necesario vencer la
tiempo la cantidad de una de las llamada barrera de activación. En estas
sustancias participantes en la reacción. condiciones el fenómeno tiene dos extremos:

a) La energía requerida para vencer la barrera de activación es muy baja y cada


contacto de los iones hidrógenos y las moléculas mineral resultan en una
reacción. En este casi la velocidad total de reacción se dice que está limitada
por la difusión molecular o transferencia de masa; es decir, la velocidad de
reacción total está controlada por la rapidez con la cual los iones hidrogeno
se difunden o se transfieren a la superficie del sólido.
b) La energía necesaria para vencer la barrera de activación es muy elevada,
caso en el cual solo unos cuantos iones hidrogeno en contacto con el mineral
reaccionan, por tanto la velocidad total de reacción se dice que está limitada
por su superficie; esto es, la velocidad de reacción total está controlada o
depende básicamente de la rapidez con que se llevan a cabo los cambios
químicos entre los iones hidrogeno y los minerales sólidos.
 Factores que Afectan la Velocidad de la Reacción

Se han realizado estudios experimentales con el objetivo de evaluar los


diferentes parámetros que afectan o influyen en la velocidad de
reacción del ácido con las rocas.

Entre los factores que se han identificado y que afectan la velocidad de


reacción están:
 Relaciona Área/volumen
 Temperatura
 Tipo y concentración del acido y productos de reacción
 Velocidad de flujo
 Composición de la roca
 Viscosidad
 Presión
a) Relaciona área/volumen: b) Temperatura:

Este factor es el que más afecta a la La disolución de los minerales es un


velocidad de reacción entre los ácidos y la fenómeno térmicamente activado; por lo
roca. La relación entre el área mojada por tanto, las tasas aumentan
el ácido al volumen de este, varía en un considerablemente en función de la
rango muy amplio, siendo la velocidad de temperatura y la profundidad de
reacción directamente proporcional a esta penetración de ácido disminuye en
relación. Es decir, entre mayor sea el área consecuencia.
de superficie de la roca expuesta al ácido,
este se gastará, más rápidamente.

c) Tipo y concentración de acido: d) Velocidad de flujo:

El ácido clorhídrico tiene una velocidad El efecto de incrementar la velocidad de flujo


de reacción mayor en las rocas calcáreas generalmente aumenta la velocidad de
que los ácidos orgánicos; siendo de estos reacción disminuyendo el tiempo en que el
el fórmico de mayor velocidad de reacción ácido se gasta. Esto es debido principalmente
que el acético. Asimismo, el ácido a que a mayores velocidades de flujo se
fluorhídrico es más rápido en reaccionar removerán más rápidamente los productos de
que los ácidos orgánicos con las rocas reacción de la superficie de la roca,
calcáreas y es el único que reacciona con incrementándose el número de contactos
las silícicas. entre iones hidrogeno y esta superficie.
e) Composición de la roca y f) Viscosidad:
superficie:
La viscosidad afecta el transporte de los
La composición física y química de la roca iones hidrogeno que hace la interfase
influencian la reacción del ácido. Ya que la liquido-roca y por lo tanto disminuye la
mayoría de las formaciones contienen velocidad de reacción. Este efecto se ve
algunos materiales que son insolubles en disminuido a mayor temperatura, por la
determinados ácidos. disminución intrínseca de la viscosidad.

g) Presión:

Este factor tiene poca influencia sobre la


velocidad de reacción, sobre todo a presiones de
tratamiento. Sin embargo, en un incremento de la
presión, acelera ligeramente la disolución de la
roca, porque disuelve el tetrafluoruro de silicio
transformando así parcialmente en una especie
acida (H2SiF6) y así en poco tiempo puede iniciar
otras reacciones.
FLUIDOS O ETAPAS BÁSICAS DE BOMBEO
En la estimulación de areniscas existen tres etapas básicas de bombeo:
a) Fluido e Prelavado o Precolchón
b) Fluido de Estimulación o de Tratamiento
c) Fluido de Desplazamiento

 Fluido de Prelavado o Precolchón:

Siempre se bombea por delante del HF, En la mayoría de este tipo de


proporciona un barrido entre el HF y fluidos estimulaciones se utiliza como fluido HCI
de la formación, este barrido reduce la entre 5 y 15%, en un volumen entre 50 y 100
posibilidad de formar fluosilicatos y gal/pie, dependiendo del contenido de
fluoaluminatos de sodio y de potasio. En el carbonatos.
caso de usar HCL como precolchón este
removerá el CaCO3 y evitará su reacción
con el HF.
 Fluido de Estimulación o de  Fluido de Desplazamiento:
Tratamiento:

Removerá el daño por arcillas, para Los propósitos de este fluido son: desplazar
completar esto, el sistema ácido deberá los precipitados dañinos de la vecindad del
contener iones de fluoruro. pozo, asegurar la reacción total del HF y
facilitar la remoción de los productos de
El fluido más comúnmente usado, es la reacción. Los fluidos apropiados de
mezcla de HF-HCI a concentraciones 3% - desplazamiento son: cloruro de amonio,
12%. Esta mezcla debe ser debidamente ácido clorhídrico (5% a 10%) y fluidos
inhibida y formulada con los aditivos oleosos. Para pozos de gas, el nitrógeno
requeridos de acuerdo con pruebas de puede considerarse.
laboratorio. El HCI de esta mezcla permite
mantener un bajo pH evitando la Una vez que se han bombeado los fluidos
precipitación de CaF2, AIF3 y otros hacia la formación, cumpliendo con las
productos de reacción compleja. etapas del tratamiento finalmente se
bombea un fluido desplazador compatible
El volumen requerido del fluido de con el sistema y cuyo volumen será igual al
tratamiento, por estadística, varía entre 125 volumen de las tuberías hasta la base del
y 200 gal/pie. intervalo a disparar.
METODOLOGÍA DE DISEÑO
 Validación del Pozo Propuesto

Cuando existe un pozo precandidato a estimular se requiere un riguroso proceso para que
finalmente se ejecute y se evalúe el tratamiento, el primer paso en este proceso consiste en
la validación del pozo precandidato, existen factores que pueden enmascarar el que un pozo
sea verdaderamente un candidato a ser estimulado, por lo que es conveniente tener en
cuenta en este punto dos consideraciones importantes
a) Validación de las condiciones del pozo y del yacimiento
b) Identificar presencia de pseudo daños.

a) Validación de las condiciones del pozo y del yacimiento

El ingeniero de diseño deberá considerar como parte de su propuesta del sistema de


tratamiento, el revisar y analizar la declinación de la producción o en su caso la producción
por debajo de lo esperado en un pozo, atendiendo los siguientes puntos:
• Historia de presiones • Revisión de conexiones y sistema superficial
de producción
• Cambios de estranguladores
• Verificación de la influencia de pozos vecinos
• Comportamiento de producción de agua inyectores
• Comportamiento de la relación aceite-agua • Registros Geofísicos (situación estructural)
• Comportamiento de la relación gas - aceite • Comparación de la producción con pozos
• Historia de intervenciones cercanos

• Comportamiento del sistema artificial de • Comparación de la reserva del yacimiento


producción ( si lo tiene) con la producción acumulada del pozo

b) Identificar presencia de pseudo daños.

Las condiciones que limitan el potencial de producción de un pozo y que no pueden ser
corregidas mediante un tratamiento de estimulación, son conocidas como pseudo daños,
y podemos señalar los siguientes:
• Baja densidad de disparos • Producción de arena

• Baja penetración de disparos • Tuberías colapsadas

• Fase inadecuada de disparos • Problemas por obstrucciones mecánicas

• Formación de incrustaciones en el pozo • Mala cementación

• Producción por debajo del punto de burbuja • Diseños inadecuados de terminación


(bloqueo por gas) (aparejo, sistema artificial, estrangulador
inadecuado, etc.)

 Determinación y Caracterización del Daño.

Es el principal parámetro que se debe obtener para definir la factibilidad de realizar un


tratamiento, la determinación y caracterización del daño requiere de un análisis integral,
se determina a través de pruebas de variación de presión, puede confirmarse con análisis
nodal y es caracterizado a través de pruebas de laboratorio.
a. Las pruebas de Variación de Presión

(Pruebas de Incremento o Decremento) son la mejor herramienta para determinar el


daño a la formación y la permeabilidad de la formación.

b. Análisis Nodal

El análisis nodal y las pruebas de laboratorio servirán como una herramienta de ajuste
que corrobore el valor de daño determinado y permita ajustar también otros parámetros
del yacimiento. El análisis nodal permite crear un modelo que simula el comportamiento
de producción de pozo y evalúa un sin número de parámetros

c. Pruebas de laboratorio

Las Pruebas de laboratorio es el paso siguiente en la caracterización del tipo de daño


presente, para lo cual se requerirá de la toma de muestras. Las pruebas que se deben
realizar son:
c.1) Análisis Composicional c.2) Análisis Mineralógico c.3) Análisis de agua
 Selección de Fluidos en la Acidificación Matricial en Areniscas

Cada pozo es un caso especial, para seleccionar el mejor fluido de tratamiento, es esencial
conocer el material específico y/o el fenómeno que está dañando la formación alrededor
del pozo.
La selección de fluidos de tratamiento es el paso previo más importante en el diseño de una
estimulación matricial reactiva, recordemos que antes del tratamiento el aparejo debe estar
libre de materiales que dañen la formación, de igual manera en rocas carbonatadas la matriz
crítica de penetración es de 3 a 6 pies y en areniscas de 1 a 3 pies, asimismo se deberá tener
presente que la presión de bombeo del tratamiento debe ser mayor de la presión de
formación pero menor al gradiente de fractura ya que de lo contrario provocaría el
fracturamiento de la roca dejándose de cumplir el objetivo, que es la inyección el fluido en
la matriz de la formación.

 Factores para la Selección del Fluido

El proceso de selección es complejo, ya que depende de muchos factores, los cuales se


mencionarán a continuación:
 Evaluación del daño. Es primordial conocer el tipo, magnitud y evaluación del daño por remover.

 Sensibilidad de la formación. El fluido además de remover el daño, debe presentar


compatibilidad con la roca de la formación y sus fluidos.
 Mineralogía de la formación. Las areniscas tienen unas estructuras formada por partículas de
cuarzo, feldespato y otros minerales silícicos. Minerales precipitados secundarios en los espacios
porosos constituyen materiales cementantes y partículas no cementadas ligadas a la superficie de
los minerales a un acido, depende fuertemente de la posición de los mismos en la estructura de la
roca. Un ejemplo claro es una arenisca con una solubilidad al CHI mayor al 20%, no debe ser
estimulada, con ácido fluorhídrico. Si la solubilidad es menor al 20%, la arenisca puede ser
estimulada con ácido fluorhídrico, pero un adecuado prelavado con ácido clorhídrico debe
aplicarse. En areniscas también el conocimiento del contenido, tipo, posición y distribución de las
arcillas es muy importante puesto que esto determina la respuesta de la roca al tratamiento.
 Petrofísica. El tipo y distribución de la porosidad y la permeabilidad de la formación, tienen una
fuerte influencia en la extensión del daño y en la penetración del acido. En las areniscas, la
formación generalmente es más sensitiva a los fluidos extraños, por lo que los pequeños poros
serán severamente dañados por pequeñas cantidades de fluidos o materiales extraños.
 Temperatura y presión de la formación. Estos factores deberán considerarse en la selección del
fluido de estimulación. La temperatura afectará notablemente la eficiencia de los inhibidores de
corrosión y la velocidad de reacción de los ácidos. A temperaturas mayores a 150°C, generalmente
se preferirán ácidos orgánicos o mezclas de ácidos orgánicos e inorgánicos. Asimismo, los fluidos
deberán diseñarse para disminuir la velocidad de reacción y así lograr tener mayor penetración
del ácido vivo en la formación.
 La presión del yacimiento. La presión del yacimiento debe exceder a la presión capilar. Para
disminuir esta presión y facilitar la limpieza de la formación deben utilizarse surfactantes bajo
tensores. Fluidos energizados con nitrógeno pueden también usarse para facilitar la limpieza.
 Fluidos de la formación. Los fluidos de la formación invariablemente deben considerarse en la
selección de un fluido de tratamiento. En pozos de gas debe evitarse el uso de fluidos base aceite
y siempre es preferible usar (sobre todo en rocas silícicas de baja k) los fluidos base agua con
alcoholes. En lo general, en yacimientos de aceite, los hidrocarburos, el agua de la formación,
deberán ser compatibles con los fluidos de estimulación. El estado mecánico de los pozos, la
profundidad del intervalo en explotación y las características del mismo, también deberán
tomarse en cuenta, dado que el fluido deberá ajustarse a las limitaciones de presión, geometría,
componentes metalúrgicos del pozo y entrada de los fluidos de estimulación a la formación.

Las características del daño y no el origen del mismo, determinan el fluido de tratamiento.
Muchos autores han desarrollado diferentes estrategias para seleccionar los fluidos que
remueven el daño, lo que será función de múltiples factores, independientemente de ello,
debemos recordar que existen reglas que deben cumplirse para prevenir problemas en la
ejecución de un tratamiento, entre ellas debemos destacar las siguientes:
a) El uso del HF en rocas carbonatadas no debe permitirse.
b) El HCL no reacciona con sílice o minerales arcillosos.
c) Los tratamientos de acidificación matricial en formaciones areniscas generalmente son a
partir de mezclas HF-HCL.
d) Para mejorar la penetración del ácido en yacimientos con altas temperaturas que
requieren control de migración de finos se han desarrollado otros sistemas de ácidos tales
como sistema de HF-HCL generado in situ, sistemas HF-HCL- alcohol y sistemas de ácido
HF- ácidos orgánicos.
e) Los daños causados por depósitos de parafinas y asfaltenos deben ser tratados a partir
de mezclas de solventes, dispersantes y surfactantes.

 Diseño de Tratamiento Ácido en Areniscas

El procedimiento de diseño es similar al tratamiento de limpieza y consiste en la:


1. Selección de los fluidos de tratamiento.
2. Determinación de presión y el gasto máximos de inyección
3. Determinación de los volúmenes de cada fluido
4. Estimación del resultado de la estimulación.
5. Elaboración del programa de la estimulación.
ACIDIFICACIÓN DE LA MATRIZ EN ARENISCAS, PARA
YACIMIENTOS DE ALTA TEMPERATURA

Los tratamientos para estimulaciones matriciales reactivas ácidos en areniscas requieren


un enfoque diferente ya que el ácido clorhídrico (HCl) no reacciona fácilmente con los
minerales que reducen la permeabilidad de la arenisca pero el ácido fluorhídrico (HF) sí
lo hace.
Las técnicas de intervención de pozos, tales como la acidificación de la matriz,
desempeñan un rol importante para los operadores que necesitan producir todo lo
posible de sus campos petroleros. Una necesidad importante es la extensión de los
tratamientos de acidificación a los ambientes de alta temperatura.
El empleo de ácidos minerales convencionales, tales como el HCl y el HF, a temperaturas
más elevadas superiores a 93°C (200°F) conduce a velocidades de reacción que son
demasiado rápidas. Estas velocidades rápidas hacen que el ácido se consuma
demasiado temprano, reduciendo su efectividad, y pueden causar otros problemas.
 Química de Acidificación
La primera consideración respecto de los tratamientos de acidificación de la matriz en cualquier pozo
particular sea de alta temperatura o no es la litología de la formación. Los yacimientos de areniscas,
sólo una fracción pequeña de la roca es soluble en ácido. El objetivo del tratamiento ácido en las
areniscas es disolver los diversos minerales presentes en los poros para restituir o mejorar la
permeabilidad.
Los tratamientos de acidificación matricial en las areniscas apuntan al daño presente en los primeros
0.9 a 1.5 m (3 a 5 pies) desde la pared del pozo; ésta es la zona que experimenta la mayor caída de
presión durante la producción y que es crítica para el flujo. Esta zona es dañada habitualmente por la
migración de finos, el hinchamiento de las arcillas y la acumulación de incrustaciones.

En la figura adjunta observamos que la estructura


de los yacimientos de areniscas se compone
habitualmente de granos de cuarzo cementados por
el sobrecrecimiento de carbonatos (A), cuarzo (B) y
feldespato (C). La reducción de la porosidad se
produce como resultado de las arcillas que rellenan
los poros, tales como la caolinita (D), y las arcillas
que revisten los poros, tales como la ilita (E).
Cuando las formaciones de areniscas son tratadas con HF y HCl, se producen tres grupos de
reacciones. Cerca del pozo, la reacción primaria de los ácidos con los minerales forma fluoruro de
aluminio y fluoruro silíceo. Estas reacciones disuelven rápidamente los minerales y no producen
precipitados. A mayor distancia del pozo, estos productos primarios experimentan reacciones
secundarias más lentas para formar gel de sílice que puede precipitarse. Finalmente, un poco más lejos
de la zona de inyección, puede producirse una serie de reacciones terciarias, formando un precipitado
adicional de gel de sílice. La cinética de las reacciones de precipitación secundaria y terciaria se
vuelve exponencialmente más rápida a temperaturas más elevadas y puede hacer que fallen los
tratamientos de acidificación de las areniscas.

Los problemas de alta temperatura que se plantean


en las areniscas son diferentes. La disolución de la
arcilla puede ser demasiado rápida, lo que reduce la
penetración del ácido, y las reacciones secundarias
pueden producir precipitación. Finalmente, las
velocidades de reacción rápidas pueden debilitar la
matriz de arenisca, creando arena móvil. En los
yacimientos de areniscas de alta temperatura, la
corrosión acelerada en la tubería y de otros
componentes de los pozos resulta de particular
importancia. Si bien con el incremento de la
inyección de inhibidores se pueden controlar
adecuadamente las tasas de corrosión, el aumento
de la carga de inhibidor a temperaturas más
elevadas puede en sí causar daño de formación.
ERRORES COMUNES EN LA APLICACIÓN DE TRATAMIENTOS
ÁCIDOS
Aunque la experiencia de campo con los tratamientos ácidos de areniscas ha sido en
general buena, cuando se obtenga poca respuesta la causa puede ser alguno de los
siguientes factores.

1. Tratamiento de una formación sin daño: El mud acid es capaz sólo de eliminar el daño
cerca del borde de pozo. Debido a la poca penetración no puede estimular un
reservorio. Si un pozo de baja productividad no tiene daño alguno, un tratamiento con
mud acid no producirá mejoras en la productividad, y si se conduce inapropiadamente
puede reducirla. Esto es totalmente cierto especialmente en areniscas.
2. La formación no se punzó adecuadamente: En un pozo nuevo (o en uno recompletado o
reperforado), si los punzados están incompletos, estará presente un valor positivo de
skin. La acidificación no puede resolver el punzado insuficiente, inadecuado, incompleto
ni ineficaz. La reperforación es la única opción viable probable en este caso.
3. 3) Uso de ácido inadecuado: Puede estar presente un daño removible por ácido (o se
determinó que está presente), pero para quitar el daño se debe utilizar el tipo correcto
de ácido.
4. Uso de concentraciones de ácidos inexactos: Las arenas con un contenido alto de arcilla, por
ejemplo, pueden ser dañadas por el uso de una alta concentración de HF, ya que se reprecipitarán
los productos de reacción cerca del pozo.
5. Uso de agua sucia para mezclar el preflujo o el postflujo: Todos los fluidos deben ser tan limpios
como sea posible.
6. Fracaso en la limpieza de los tanques de ácido o agua: Los fluidos, así como los tanques de
mezclado deben estar limpios y tan libres de sólidos como sea posible.
7. Uso excesivo de aditivos o mal uso de ellos: El uso excesivo de aditivos o mezclar aditivos que no
son compatibles con otros puede arruinar absolutamente un tratamiento.
8. Bombeo de un sistema ácido por encima de la presión de fractura: A veces el ácido debe ser
bombeado por encima de la presión de fractura, apenas para abrir los punzados e iniciar el flujo.
Sin embargo, se acepta generalmente que la acidificación de una arenisca debe suceder a caudal
matricial (dentro de los espacios porales) para generar la estimulación. Una acidificación efectiva
requiere una invasión uniforme de la formación para remover el daño cerca del borde de pozo.
9. Dejar el tratamiento demasiado tiempo en el pozo: Dejando cerrado un tratamiento ácido en el
pozo, especialmente un ácido HF en una arenisca cerca del pozo, aumenta la ocasión del daño en la
formación por la precipitación de productos de reacción del HF. Si el retorno inmediato no es
posible, entonces el ácido debe ser mantenido en movimiento y se debe emplear un postflujo
limpio.
10. Uso de ácidos que no contengan HF: aun cuando ciertas formaciones de areniscas pueden ser
moderadamente estimuladas con ácido clorhídrico solo, la estimulación de formaciones muy
dañadas o de formaciones que contienen grandes concentraciones de minerales arcillosos
normalmente requerirá una mezcla ácida conteniendo HF.
11. Falta de un preflujo de ácido clorhídrico: El preflujo es necesario para eliminar la mezcla de
agua salada y ácido. Esta mezcla es perjudicial porque permite la formación de sales de
fluosilicatos insolubles.
12. Volumen de mud acid inadecuado: Algunos tratamientos se realizan con hasta tan sólo 10 gal.
de mud acid por pie de formación. Aún cuando los tratamientos pueden ocasionalmente
resultar exitosos si el daño es extremadamente poco profundo o confinado a los punzados, se
pueden obtener mejores resultados aún con volúmenes de mud acid de por lo menos 125 gal.
por pie de intervalo punzado.
13. Uso de diesel en pozos de gas y en inyectores de agua: En algunos casos, la inyección de diesel
(como postflujo) en un pozo de gas o en un pozo inyector de agua reduce la permeabilidad
relativa al gas o al agua.
14. No usar solvente mutual con tratamiento mud acid: La información de campo demuestra que el
uso de un solvente mutual (tal como el etilen glicol monobutil éter) en tratamientos con mud
acid frecuentemente aumenta, conjuntamente, el éxito y la productividad del pozo.
CONCLUSIONES

RECOMENDACIONES