Вы находитесь на странице: 1из 33

Entrada: Estamos de Fiesta

Perdón: Renuévame
Gloria: Aleluya Aleluya Gloria al Señor
Ofrenda: Te Ofrecemos Señor el Pan
Comunión: Como Cristo nos Amó
Post. Ya no eres pan y vino
Rey de Reyes
Despedida: La Virgen de Guadalupe
Estamos de fiesta con
Jesús;
al cielo queremos ir;
estamos reunidos en la mesa
y es Cristo quien va a servir.
/ Poderoso es nuestro Dios. / (4)
él sana, él salva:
poderoso es nuestro Dios.
Bautiza y limpia:
poderoso es nuestro Dios.
/ Poderoso es nuestro Dios. / (4)
Renuévame, Señor Jesús, ya no
quiero ser igual. Renuévame,
Señor Jesús, pon en mí tu
corazón. Porque todo lo que hay
dentro de mí necesita ser
cambiado Señor.
Porque todo lo que hay dentro de
mi corazón, necesita más de ti.
Necesita más de ti.
/:Aleluia, aleluia, aleluia,
aleluia, gloria al Señor:/
Gloria al Señor Dios Padre (3 v.)
gloria al Señor.
/:Aleluia, aleluia, aleluia,
aleluia, gloria al Señor:/
Gloria al señor Jesucristo (3 v.)
Gloria al señor.
/:Aleluia, aleluia, aleluia,
aleluia, gloria al Señor:/
Gloria al Espíritu Santo (3 v.)
Gloria al señor.
Te ofrecemos Señor el pan, pan
de Vida te harás, y así juntos
podremos ser como hermanos al
fin. Es el signo de amor que Vos
nos pedís.
Este vino que aquí está para que
Vos, Señor, vivas en bebida de
Luz, para poder guiar a los
hombres que hoy buscan tu
amistad.
Con sincera humildad, Señor,
queremos ofrendar amor,
alegría, dolor, y en nuestra
pequeñez, el cansancio también
dejar a tus pies.
Como cristo nos amó nadie
pudo amar jamás, el nos guía
como estrella por la inmensa
oscuridad, al partir con Él el pan
alimenta nuestro amor, es el pan
de la amistad del Pan de Dios.
Es mi cuerpo, vengan a
comer. Es mi sangre, vengan
a beber.
Porque soy la vida, yo soy el
amor, a tu amor eterno
llévanos Señor.
Como Cristo nos amó, nadie
pudo amar jamás. Al morir en
una cruz, nos dio Paz y libertad.
Pero al fin resucitó por la fuerza
de su amor, Y salió de su
sepulcro vencedor.
Es mi cuerpo, vengan a
comer. Es mi sangre, vengan
a beber.
Porque soy la vida, yo soy el
amor, a tu amor eterno
llévanos Señor.
Como Cristo nos amó, nadie
pudo amar jamás. El nos une
como hermanos en su Reino de
bondad, para siempre junto a ÉL
viviremos sin temor, nada puede
separarnos de su amor.
Es mi cuerpo, vengan a
comer. Es mi sangre, vengan
a beber.
Porque soy la vida, yo soy el
amor, a tu amor eterno
llévanos Señor.
Ya no eres pan y vino,
ahora que eres cuerpo y sangre,
vives en mí.
De rodillas yo caigo al
contemplar tu bondad,
como no te voy a adorar.
Mientras te pierdes en mis labios,
tu gracia va inundando todo mi
corazón.
por esa paz que me llena de
alegría mi ser
como no te voy a adorar.
Señor Jesús, mi salvador,
amor eterno, amor divino
ya no falta nada, lo tengo todo,
te tengo a tí (bis)
Dueño y Rey del universo
como puede ser posible que
busques mi amor.
Tú tan grande y yo pequeño y te
fijas en mi
como no te voy a adorar.
De rodillas yo te pido,
que el día cuando tu me llames
sea como hoy;
para mirarte a los ojos y poderte
decir: que como no te voy a
adorar
Señor Jesús, mi salvador,
amor eterno, amor divino
ya no falta nada, lo tengo todo,
te tengo a tí (bis)
/:Jesús tu eres la persona
más importante de este lugar.
Jesús tu eres la persona
más importante de este
lugar.:/
Rey de reyes, Señor de
Señores, aquel que mi vida
cambio.
Rey de reyes, Señor de
Señores, aquel que mi vida
cambio.
La Virgen de Guadalupe, estrella
de la mañana, ojos negros, piel
morena mi Virgencita Americana.
Protectora de los pobres, crisol de
todas las razas, transformaste a
nuestra tierra en Continente de
Esperanza.
Juan Diego no se explica, cómo
pudo pasar, la Reina de los Cielos
lo vino a visitar. Está llorando el
indio, el rosal floreció, Dios le ha
dado una madre de su mismo color.
La Virgen de Guadalupe, estrella
de la mañana, ojos negros, piel
morena mi Virgencita Americana.
Protectora de los pobres, crisol de
todas las razas, transformaste a
nuestra tierra en Continente de
Ya no son enemigos indio con
español, a través de su gracia la
Virgen los unió. A través de los
siglos, aún perdura esa fe de
América que grita que quiere
renacer.
La Virgen de Guadalupe, estrella
de la mañana, ojos negros, piel
morena mi Virgencita Americana.
Protectora de los pobres, crisol de
todas las razas, transformaste a
nuestra tierra en Continente de