You are on page 1of 2

“La educación forma al

hombre moral, y para formar


un legislador se necesita
ciertamente educarlo en una
escuela de moral, de justicia y
de leyes.”
Simón Bolívar

“Un hombre sin estudios es un


ser incompleto”
Simón Bolívar

“Tengamos una conducta recta


y dejemos al tiempo hacer
prodigios”.
Simón Bolívar

“Para el logro del triunfo


siempre ha sido indispensable
pasar por la senda de los
sacrificios”.
Simón Bolívar

“Los beneficios que se hacen


hoy se reciben mañana, porque
Dios premia la virtud en este
mundo mismo.
Simón Bolívar

Sthefanny Gerardo
DISCURSO DE ANGOSTURA

Discurso pronunciado por Simón Bolívar el 15 de febrero de 1819, en la provincia de


Guayana, con motivo de la instalación del segundo Congreso Constituyente de la República
de Venezuela en San Tomé de Angostura (hoy Ciudad Bolívar). En relación al proceso de
elaboración de dicho texto, el mismo se llevó a cabo fundamentalmente en su residencia de
Angostura durante los últimos meses de 1818. Asimismo, no vaciló Bolívar en confiar los
originales de este importante documento a Manuel Palacio Fajardo, estadista dotado de talento
y erudición, para que le diera su opinión. En este sentido, Palacio Fajardo formuló algunas
observaciones, que Bolívar acepto con humildad. El 15 de febrero de1819, día fijado para la
instalación del Congreso que el propio Bolívar había convocado, una salva de cañonazos,
unidas a las aclamaciones del pueblo, señaló a las 11 a.m., la llegada del Libertador, jefe
supremo de la República y dela comitiva que lo acompañaría a la sede del Congreso. Como
primer punto el Libertador indicó que para evitar que la gente sea costumbre a un gobernante
que lo gobierne eternamente deben hacerse repetidas elecciones, he aquí lo dicho por él:
La continuación de la autoridad en un mismo individuo frecuentemente ha sido el término de
los Gobierno Democráticos. Las repetidas elecciones son esenciales en los sistemas populares,
porque nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo en un mismo Ciudadano el
Poder. El Pueblo se acostumbra a obedecerle y él se acostumbra a mandarlo; de donde se
origina la usurpación y la tiranía. Un justo celo es la garantía de la Libertad Republicana,
y nuestros Ciudadanos deben temer con sobrada justicia que el mismo Magistrado, que los ha
mandado mucho tiempo, los mande perpetuamente. ´Luego, pasó a proponer el proyecto de
constitución, diciendo:
Echando una ojeada sobre lo pasado, veremos cuál es la base de la República de Venezuela.

Nosotros ni aún conservamos los vestigios de lo que fue en otro tiempo: no somos Europeos,
no somos Indios, sino una especie media entre los Aborígenes y los Españoles. Americanos
por nacimiento y Europeos por derecho, nos hallamos en un conflicto de disputara los
naturales los títulos de posesión y de mantenernos en el país que nos vio nacer, contra la
oposición de los invasores; así nuestro caso es el más extraordinario y complicado. Todavía
hay más; nuestra suerte ha sido siempre puramente pasiva, nuestra existencia política ha sido
siempre nula y nos hallamos en tanta más dificultad para alcanzar la Libertad.

La Libertad, dice Rousseau, es un alimento suculento, pero de difícil digestión. Nuestros


débiles conciudadanos tendrán que en robustecer su espíritu mucho antes que logren digerir el
saludable nutritivo de la Libertad.

Muchas naciones antiguas y modernas han sacudido la opresión; pero, son rarísima las que
han sabido gozar de algunos preciosos momentos de Libertad; muy luego han recaído en sus
antiguos vicios políticos; porque son los Pueblos más bien que los Gobiernos los que arrastran
tras sí la tiranía. El hábito a la dominación, los hace insensibles a los encantos del honor y de
la prosperidad

Sthefanny Gerardo 4to.”B”