Вы находитесь на странице: 1из 1

Tala de arboles

Los arboles constituyen uno de los recursos más importantes de la naturaleza. Cuidarlos y protegerlos debe ser tarea de
todos, pero son muchas las personas que día a día los destruyen mediante la tala indiscriminada. La tala de árboles es el
proceso mediante el cual se trozan los árboles, induciendo así a la deforestación y – consecuentemente – a daños al
medio ambiente y a la diversidad, pues los árboles aportan incontables beneficios para los ecosistemas y proveen al ser
humano el oxígeno vital para la vida.

La tala de árboles conlleva a la destrucción de los bosques, lo cual constituye una de las grandes calamidades del
globo terráqueo. Es un problema para la “salud” del mundo y aunque las acciones emprendidas para aplacarla han logrado
discretos resultados, no se consigue modificar la propensión de esta negativa actividad. La catástrofe ambiental
ocasionada por la tala induce a pérdidas ambientales inapreciables y, en ocasiones, con una improbable posibilidad de
reparación o recuperación.

Más que de tala de árboles se debe hablar de bosques, ecosistemas y todo lo que en sí perturba, porque
es la única forma de entender que la tala sin control es un atentado ecológico que no sólo afecta a un
área en específico, sino a todo el planeta. En especial, porque es una práctica que se ejerce globalmente,
con perjuicios a más de 10 millones de hectáreas de bosques.