Вы находитесь на странице: 1из 33

AGUA

DOCENTE: DANIEL VERGARA LOVERA


ALUMNO: ANSELMO ALEJANDRO QUISPE VENTURA
CICLO: 3-A
INTRODUCCION
• Ya hemos visto que el agua es el elemento indispensable
para la hidratación del cemento y el desarrollo de sus
propiedades, por lo tanto este componente debe cumplir
ciertos requisitos para llevar a cabo su función en la
combinación química, sin ocasionar problemas colaterales si
tiene ciertas sustancias que pueden dañar al concreto.
Complementariamente, al evaluar el mecanismo de
hidratación del cemento vimos como añadiendo agua
adicional mediante el curado se produce hidratación
adicional del cemento, luego esta agua debe cumplir también
algunas condiciones para poderse emplear en el concreto.
AGUA POTABLE
• Es aquella adecuada para consumo humano
• Cumple una serie de caracteres organolépticos, físico-
químicos, relativos a sustancias no deseables, relativos a
sustancias tóxicas, microbiológicas y de radiactividad.
CARACTERISTICAS
• Limpia, pulcra, inodora, insípida.
• Sin partículas que la hagan turbia.
• Contiene pocas sales disueltas.
• Contiene una ínfima cantidad de materia orgánica.
AGUA POTABLE EN LA CONSTRUCCION
• Una regla empírica que sirve para estimar si
determinada agua sirve o no para emplearse en la
producción de concreto, consiste en establecer su
habilidad para el consumo humano, ya que lo que no
daña al hombre no daña al concreto.
• Como dato interesante, es una evidencia que en el
Perú muy pocas "aguas potables" cumplen con las
limitaciones nominales indicadas, sobre todo en lo
que se refiere al contenido de sulfatos y carbonatos,
sin embargo, sirven para el consumo humano y
consecuentemente para el concreto, por lo que no
debe cometerse el error de establecer especificaciones
para agua que luego no se pueden satisfacer en la
práctica.
• La NTP 339.088 recomienda el agua potable como
agua de mezcla o amasado.
¡OJO!
• En algunas áreas
áridas el agua de
beber local es
salina y puede
contener una
cantidad excesiva
de cloruros.
AGUA DE AMASADO Y CURADO
El agua presente en la mezcla de concreto reacciona
químicamente con el material cementante para lograr:
• La formación de gel
• Permitir que el conjunto de la masa adquiera las propiedades
que:
a) En estado no endurecido faciliten una adecuada
manipulación y colocación de la misma.
b) En estado endurecido se convierta en un producto de las
propiedades y características deseadas.
• De toda el agua que se emplea en la preparación del concreto,
parte hidrata el cemento, el resto no presenta ninguna
alteración y con el tiempo se evapora; como ocupaba un
espacio dentro de la mezcla, al evaporarse deja vacíos los
cuales disminuyen la resistencia y la durabilidad del
concreto. La cantidad de agua que requiere el cemento para
su hidratación se encuentra alrededor del 25 % al 30% de la
masa del cemento, pero con esta cantidad la mezcla no es
manejable, para que la mezcla empiece a dejarse trabajar, se
requiere como mínimo una cantidad de agua del orden del
40% de la masa del cemento, por lo tanto, de acuerdo con lo
anterior como una regla práctica, se debe colocar la menor
cantidad de agua en la mezcla, pero teniendo en cuenta que el
concreto quede trabajable.
• Como requisito de carácter general y sin que ello implique
la realización de ensayos que permitan verificar su
calidad, se podrá emplear como aguas de mezclado
aquellas que se consideren potables, o las que por
experiencia se conozca que pueden ser utilizadas en la
preparación del concreto.
FUNCIONES DEL AGUA DE MEZCLA O AMASADO

El agua de mezcla en el concreto tiene tres funciones


principales:
• Reaccionar con el cemento para hidratarlo.
• Actuar como lubricante para contribuir a la
trabajabilidad del conjunto.
• Procurar la estructura de vacíos necesaria en la
pasta para que los productos de hidratación tengan
espacio para desarrollarse.
AGUA DE CURADO
• El agua de curado permanece relativamente poco tiempo
en contacto con el concreto, pues en la mayoría de
especificaciones el tiempo máximo exigido para el curado
con agua no supera los 14 días
• El agua de lavado de mixers o mezcladoras, pueden
emplearse normalmente sin problemas en el curado del
concreto, siempre que no tengan muchos sólidos en
suspensión, ya que en algunos casos se crean costras de
cemento sobre las superficies curadas, sobre todo cuando
el agua proviene del lavado de equipo donde se han
preparado mezclas ricas en cemento y se ha empleado
poca agua en esa labor.
REQUISITOS DE CALIDAD
AGUAS RECOMENDABLES
• El agua empleada en la preparación
y curado del concreto deberá cumplir
Cloruros 300 ppm
con los requisitos
Sulfatos 300 ppm
• De la norma NTP 339.088 y ser, de
preferencia, potable Sales de magnesio 150 ppm

Sales saludables totales 500 ppm


• No existe criterios uniformes en
cuanto a los límites permisibles para pH Mayor de 7

las sales y sustancias presentes en el


agua que va a emplearse. A Sólidos en suspensión 1,500 ppm

continuación, se presenta, en partes


por millón, los valores aceptados Materia orgánica 10 ppm

como máximos para el agua utilizada


en la preparación del concreto:
• La norma peruana NTP 339.088 considerada aptas para la preparación y curado
del concreto, aquellas aguas cuyas propiedades y contenidos de sustancias
disueltas están comprendidos dentro de los siguientes límites:
• El contenido máximo de materia orgánica, expresada en oxigeno consumido, será
de 3 mg/l (3 ppm).
• El contenido de residuo insoluble no será mayor de 5 gr/l (5000 ppm).
• El pH estará comprendido entre 5.5 y 8.0.
• El contenido de cloruros, expresados como iòn SO4, será menor de 0,6 gr/l (600
ppm)
• El contenido de cloruros, expresados como iòn CI, será menor de 1 gr/l (1000 ppm).
• El contenido de carbonatos y bicarbonatos alcalinos (alcalinidad total) expresada
en NaHCO3, será menor de 1 gr/l (1000 (ppm).
• Si la variación de color es un requisito que se desea controlar, el contenido máximo
de fierro, expresado en férrico, será de 1 ppm.
UTILIZACIÒN DE AGUAS NO POTABLES
• Podrá utilizarse, previa autorización de la Supervisión, aguas no potables
si, además de cumplir los requisitos indicados, se tiene que:
a) Están libres de cantidades perjudiciales de aceites, ácidos, álcalis, sale,
arcilla, limo, materia orgánica u otras sustancias que puedan se
dañinas al concreto, al acero de refuerzo, o a los elementos metálicos
embebidos, o provocar manchas en su superficie.
b) La selección de las proporciones de la mezcla de concreto se basará en
ensayos de resistencia en comprensión en los que se ha utilizado agua
de la fuente elegida.
c) Los cubos de prueba de morteros, preparados con agua no potable y
ensayados de acuerdo a la Norma ASTM C 109, deberían tener a los 7 y
28 días resistencia en compresión del orden de no menos el 90% de la de
muestras similares preparadas con agua potable.
d) Las impurezas presentes en el agua no alteran el tiempo de
fraguado, la resistencia, durabilidad, o estabilidad de volumen
del concreto, causan eflorescencias, ni procesos corrosivos en el
acero de refuerzo.
AGUAS PERMISIBLES
• Previa realización de los ensayos correspondientes, podrían utilizarse,
previa autorización de la Supervisión, las siguientes aguas no potables:
a) Aguas de pantano y ciénaga, siempre que la tubería de toma esté
instalada de manera tal que queden por lo menos 60 cm de aguas
debajo de ella, debiendo haber en la entrada una rejilla o dispositivo
que impida el ingreso de pasto, raíces, fango, barro o materia sólida.
b) Aguas de arroyo o lagos.
c) Agua con concentración máxima de 0.1% de SO4
d) Agua de mar, dentro de las limitaciones que en el acápite
correspondiente se indican.
e) Aguas alcalinas con un porcentaje máximo de 0.15% de sulfatos o
cloruros.
AGUAS PROHIBIDAS

• Está prohibido emplear en la preparación del concreto:


a) Aguas acidas.
b) Aguas calcáreas.
c) Aguas minerales carbonatadas o naturales.
d) Aguas provenientes de minas o relaves.
e) Aguas que contengan residuos industriales.
f) Aguas salobres o con un contenido de cloruro de sodio mayor
del 3% o un contenido de sulfatos mayor al 1%.
g) Aguas que contengan algas, materia orgánica, humus o
descargas de desagües.
h) Aguas que contengan azucares o sus derivados.
i) Aguas que contengan sales de sodio o potasio disueltas, en
especial en todos aquellos casos en que es posible la reacción
álcali-agregado.
LIMITACIONES
• La calidad del agua se establecerá mediante análisis de laboratorio,
debiendo ser aprobada por la Supervisión la utilización de la misma y la
excepción a alguno de los valores indicados.
• Las sales u otras sustancias nocivas que puedan estar presentes en los
agregados y/o aditivos deben sumarse a la cantidad que pueda aportar el
agua de mezclado para evaluar el contenido total de sustancias
inconvenientes.
• Los morteros preparados con el agua en estudio y ensayados de acuerdo
a la Norma ASTM C 109 deberán dar a los 7 días resistencia en
compresión no menores del 90% de la de muestras similares preparadas
con agua potable. Se deberá continuar los ensayos a edades posteriores
para certificar que no se presentan disminuciones de resistencia.
• La selección de las proporciones de la mezcla de concreto se basará en
ensayos de resultados de resistencia en ensayos de resultados de
resistencia en compresión en probetas en las que se ha utilizado agua
de la fuente elegida.
• El agua empleada en la preparación de concretos para elementos
presforzados, o para concretos que tengan embebidos elementos de
aluminio o de fierro galvanizado, incluyendo la porción del agua de la
mezcla con la que contribuyen los aditivos no deberá contener
cantidades de ión cloruro mayores de 300 ppm.
• No se utilizará en la preparación del concreto ni en el curado del
mismo, así como en el lavado del equipo todas aquellas aguas que no
cumplan con las limitaciones indicadas en los acápites anteriores.
AGUA DE MAR
• El agua de mar, dado que puede promover eflorescencias e
igualmente facilitar el proceso de oxidación y corrosión del acero
de refuerzo, sólo podrá utilizarse en la preparación del concreto
muy excepcionalmente y siempre contando con la autorización
escrita del Ingeniero Proyectista y la Supervisión quienes deberán
conocer el contenido de sales soluble, así como que para una
misma concentración los efectos difieren si hay un contacto
duradero, con renovación o no del agresivo.
• El agua de mar tiene una salinidad de alrededor de 3.5% (35,000
ppm). Las ¾ partes de los sólidos disueltos son cloruro de sodio y
en el ¼ restante predominan el sulfato y cloruro de magnesio.
• El agua de mar podrá utilizarse en concreto simple que no sea
cara vista. Queda prohibida la utilización del agua de mar en
los siguientes casos:
a) Concretos presforzados o concretos postensados.
b) Concretos con resistencia en comprensión mayores de 175
kg/cm2 a los 28 días.
c) Concretos con elementos embebidos de fierro galvanizado o
aluminio.
d) Concretos expuestos o concretos cara vista.
e) Concretos con un acabado superficial de importancia.
f) Concretos preparados con cementos de alto contenido de
óxido de alúmina; o con un contenido de C3 A mayor de 5.
g. Concretos masivos.
h. Concretos colocados en climas cálidos.
i. Concretos expuestos a brisa marina.
j. Concretos con agregados reactivos.
k. Concretos en los que se utiliza cementos aluminosos.
El constructor y la supervisión no deben olvidar que:
• Las resistencias a la tracción y compresión en morteros preparados con agua
de mar, es mayor durante los primeros días, en relación a los morteros
preparados con agua potable. La reducción en la resistencia del mortero
puede ser hasta el 10%.
• Su empleo disminuye la resistencia a la comprensión a los 28 días
aproximadamente en un 12%. A los tres días puede presentarse valores del
124% al 137%, teniendo la resistencia a igualarse a los siete días a la de
concretos preparados con agua potable.
• A partir de los 7 días la resistencia de los concretos preparados con
agua de mar tiende a disminuir, obteniéndose a los 28 días una
resistencia a la tracción del 93% y a la compresión del orden del 94%,
respecto a los concretos preparados con agua potable.
• El efecto del empleo del agua de mar como agua de mezclado sobre la
resistencia final del concreto, puede compensarse diseñando la mezcla
para una resistencia promedio del 110% de aquella que se desea
alcanzar a los 28 días.
• El empleo de agua de mar puede provocar eflorescencias
REQUISITOS DEL COMITÉ ACI 318
La publicación 318-08 del American Concrete Institute “Building Code
Requirements For Structural Concrete” en su Capítulo 3 acápite 3.4, fija
cuatro requisitos para el agua de mezclado:
a) El agua empleada en el mezclado del concreto debe estar limpia y libre
de cantidades perjudiciales de aceites, ácidos álcalis, sales, materia
orgánica u otras sustancias nocivas para el concreto o el refuerzo.
b) El agua de mezclado para concreto preesforzado o para concreto que
contenga elementos de aluminio embebidos, incluyendo la parte del
agua de mezclado con la que contribuye la humedad libre de los
agregados, no deberá contener cantidades perjudiciales de iones de
cloruros. El contenido máximo de iones de cloruro solubles en agua en
el concreto, calculado como porcentaje en peso del cemento no deberá
ser mayor de:
Concreto preesforzado 0.06% • Los procedimientos de ensayos deben cumplir
Concreto reforzado que en servicio
los requisitos establecidos en la Norma ASTM
estará expuesta a cloruro
0.15%
C 1218M.
Concreto reforzado que en servicio
estará seco o protegido contra la 1.00% c. No debe utilizarse agua no potable en el concreto, a
humedad
menos que se cumpla las siguientes condiciones:
Otras construcciones de concreto
reforzado
0.30%
1. La selección de la dosificación del concreto debe basarse
en mezclas de concreto con agua de la misma fuente.
2. Los cubos morteros para ensayo, hechos con agua no
potable, deben tener resistencias a los 7 y 28 días de
por lo menos 90% de la resistencia de muestras
similares hechas con agua potable. La comparación de
los ensayos de resistencia el agua de mezclado,
preparados y ensayados de acuerdo a la Norma ASTM
C 109 “Test Method for Compressive Strength oh
Hydraulic Cement Mortars”(Using 2” Cube Specimens)
d. Casi cualquier agua natural que se pueda beber (potable) y
que no tiene un sabor u olor marcado, puede utilizarse como
agua de mezclado en la elaboración de concreto. Cuando las
impurezas en el agua de mezclado son excesivas, pueden afectar
no sólo el tiempo de fraguado, la resistencia del concreto y la
estabilidad volumétrica (variación dimensional), sino que
también pueden provocar eflorescencias o corrosión en el
refuerzo. Siempre que sea posible, debe evitarse el agua con
altas concentraciones de sólidos disueltos.
e. Las sales u otras sustancias nocivas que provengan del
agregado o de los aditivos, deben sumarse a la cantidad que
puede contener el agua de mezclado. Estas cantidades
adicionales deben tomarse en consideración al hacer la
evaluación respecto a la aceptabilidad del total de impurezas que
pueda resultar nocivo, tanto para el concreto como para el acero.
ALMACENAMIENTO DE AGUA
• El agua a emplearse en la preparación del concreto se
almacenará, de preferencia, en tanques metálicos o silos. Se
tomarán las precauciones que eviten su contaminación. No es
recomendable almacenar el agua de mar en tanques
metálicos.
MUESTREO DEL AGUA
• La toma de muestras del agua a ser empleada en la preparación
y/o curado de concretos y morteros se efectuará en todos aquellos
casos en que la Supervisión desee comprobar la calidad de la
misma. El muestreo se efectuará de acuerdo a lo indicado en la
Norma NTP 339.070 o en la Norma ASTM D 75. Se tendrá en
consideración que:
a) La supervisión determinará la frecuencia de la toma de muestras.
b) Las muestras remitidas al Laboratorio serán representativas del
agua tal como será empleada. Se deberá tener presente que una sola
muestra de agua puede no ser representativa si existen variaciones
de composición en función del tiempo como consecuencia de las
variaciones climáticas u otros motivos
d) Si se duda de la representatividad de la muestra, se
deberán tomar muestras periódicas a distintas edades y días
o, eventualmente, a la misma hora en distintos lugares.
Igualmente, cuando se presume que puede haber variado la
composición del agua
e) Cada muestra tendrá un volumen mínimo de cinco litros.
Las muestras se envasarán en recipientes cilíndricos de
plástico o de vidrio incoloro, perfectamente limpios. El cierre
será hermético. Los recipientes serán adecuadamente
embalados y acondicionados para evitar su rotura.
ENSAYO
• El agua se ensayará de acuerdo al procedimiento indicado en la Norma NTP
339.088 y tendrá los valores máximos indicados en las especificaciones de
obra. Los ensayos se efectuarán en un Laboratorio Oficial, autorizado o
seleccionado por la Supervisión.
• Los resultados estarán a disposición en la Supervisión hasta la finalización
de la obra y formarán parte de los documentos entregados al propietario con
el Acta de Recepción de Obra, iniciado el proceso de construcción no serán
necesarios nuevos ensayos a intervalos regulares salvo que:
a) Las fuentes de suministro sean susceptibles de experimentar
variaciones apreciables entre la estación seca y la húmeda.
b) Exista la posibilidad que el agua de la fuente de abastecimiento pueda
haber sido contaminada con un volumen excesivo de materiales en
suspensión debido a una crecida anormal; o
c) El flujo de agua disminuya al punto que la concentración de sales o
materia orgánica pueda ser excesiva.
Para el ensayo del agua se tendrán en consideración las siguientes Normas
NTP: Toma de muestras de agua para la
NTP 339.070 preparación y curado de morteros y
concretos de cemento Portland.
Ensayo para determinar el residuo sólido y
el contenido de materia orgánica de las
NTP 339.071
aguas empleadas para elaborar concretos y
morteros.
Método de ensayo para determinar por
oxidabilidad el contenido de materia
NTP 339.072
organica en las aguas usadas para elaborar
morteros y concretos.
Método de ensayo para determinar el pH de
NTP 339.073 las aguas para elaborar morteros y
concretos.
Método de ensayo para determinar el
NTP 339.074 contenido de sulfatos en las aguas usadas
en la elaboración de concretos y morteros.
Método de ensayo para determinar el
NTP 339.075 contenido de hierro en las aguas usadas en
la elaboración de hormigones y morteros.
Método de ensayo para determinar el
NTP 339.076 contenido de cloruros en las aguas usadas
en la elaboración de concretos y morteros.