Вы находитесь на странице: 1из 15

Violencia de género

• La violencia contra las mujeres constituye una


práctica social cuyo sustento fundamental es
la discriminación y la construcción de
relaciones de subordinación. De ello deriva
directamente que parte importante de la
población mundial sea rutinariamente sujeta a
tortura, hambre, terrorismo, humillación,
mutilación, incluso asesinato, simplemente
por ser mujeres. ( Sandra Fodor)
Violencia de género

• El control es la esencia de la violencia contra


las mujeres. El golpe, el grito, la amenaza, el
ataque sexual, son los medios utilizados para
garantizar o tratar de garantizar ese control. La
violencia de género nunca es casual, porque el
factor de riesgo es ser mujer: las víctimas son
[somos] elegidas por su [nuestro] género.
(Sandra Fodor)
Violencia de género

• Sólo identificando la matriz que sustenta la


violencia contra las mujeres estaríamos en el
inicio de un camino para superar la
invisibilidad de este flagelo, pues su
conceptualización restringida y aislada no
permite establecer conexiones entre sus
diversas manifestaciones y su resultado
extremo, el femicidio.
Sandra Fodor
Femicidio
• Femicidio y feminicidio son neologismos
creados a través de la traducción al castellano
del vocablo ingles “femicide”.
Femicidio
• Este vocablo fue utilizado por Diana Russell
por primera vez en 1986, en el Tribunal
Internacional de Crímenes contra la Mujer,
realizado en Bruselas. En 1990 junto con Jean
Caputi, define femicide como “el asesinato de
mujeres realizado por hombres motivado por
odio, desprecio, placer o un sentido de
propiedad de las mujeres”.
Femicidio
• En 1992, junto a Jill Radford en su obra Femicide. The politics
of woman killing, lo define como “el asesinato misógino de
mujeres por hombres”.

• Ambas autoras plantean que el femicidio está en el extremo


final del continuum del terror contra las mujeres, el que
incluye una gran variedad de abusos verbales y físicos, como
la violación, la tortura, la esclavitud sexual, el incesto y el
abuso sexual extrafamiliar, la agresión psicológica, el
hostigamiento sexual, la mutilación genital, las operaciones
ginecológicas innecesarias, la esterilización forzada, la
maternidad forzada, la denegación de alimentos a las
mujeres en algunas culturas, la cirugía cosmética u otras
mutilaciones en nombre de la belleza. Cuando alguna de
estas formas de terrorismo resulta en muerte, consideran
que es un femicidio.
Femicidio / feminicidio
• Los términos ‘Femicidio’ y ‘Feminicidio’ están
sonando en estos días como refiriéndose a lo
mismo, están siendo utilizados como términos
homólogos, indistintamente, como si fuesen
sinónimos, sin embargo, ambos términos presentan
distintos matices.
Femicidio
• Femicidio: Se denominan los asesinatos de mujeres
considerándolos como homicidio, sin destacar las
relaciones de género, ni las acciones u omisiones del
Estado. Es decir, son los asesinatos contra niñas y
mujeres que se sustentan en violencias que acaecen
en la comunidad y que no van dirigidas a las mujeres
por ser mujeres,-independientemente de que los
hayan cometido hombres- pero tienen consecuencias
irremediables para ellas, y que deben ser tomados en
consideración para efectos de prevención y
erradicación de la violencia comunitaria.
(Ligia Pérez Pineda)
Feminicidio
• El feminicidio es sistémico, es el asesinato de
una niña/mujer cometido por un hombre,
donde se encuentran todos los elementos de
la relación inequitativa entre los sexos: la
superioridad genérica del hombre frente a la
subordinación genérica de la mujer, la
misoginia, el control y el sexismo.
Feminicidio
• Se consideran los asesinatos de mujeres por
su condición de género, es decir, tomando en
cuenta las relaciones de poder y se vincula
con la participación del Estado por acción u
omisión, derivado de la impunidad existente.
Feminicidio
• No sólo se asesina el cuerpo biológico de la
mujer, se asesina también lo que ha
significado la construcción social del cuerpo ,
con la pasividad y tolerancia de un Estado
masculinizado.
(Ligia Pérez Pineda)
Feminicidio
• Sociedades del pasado y del presente han convertido el
feminicidio en una costumbre y una práctica social para
desechar a las niñas a través del infanticidio o, en la
actualidad, se extiende la práctica del feticidio selectivo de
productos XX en busca de gestar niños, ante la imposibilidad
de las parejas de procrear más de una criatura. La
explicación del feminicidio se encuentra en el dominio de
género: caracterizado tanto por la supremacía masculina
como por la opresión, discriminación, explotación y, sobre
todo, exclusión social de niñas y mujeres como propone
Haydee Birgin. Todo ello, legitimado por una percepción
social desvalorizadora, hostil y degradante de las mujeres. La
arbitrariedad e inequidad social se potencian con la
impunidad social y judicial en torno a los delitos contra las
mujeres. ( Marcela Lagarde)
Feminicidio
• Es decir, la violencia está presente antes del
homicidio de formas diversas a lo largo de la
vida de las mujeres. Después de perpetrado el
homicidio, continúa como violencia
institucional a través de la impunidad que
caracteriza casos particulares, como en
México, por la sucesión de asesinatos de niñas
y mujeres a lo largo del tiempo. ( Marcela
Lagarde)
Feminicidio
• Cada niña o mujer asesinada había experimentado durante
su vida múltiples formas de violencia y daños a su
integridad, dignidad, desarrollo que atentaron contra su
libertad. Los crímenes contra niñas y mujeres se cometen en
sociedades o en círculos sociales cuyas características
patriarcales y la violación de los derechos humanos se
concentran y agudizan de manera crítica. En su mayoría se
articulan con otras condiciones sociales y económicas de
extrema marginación y exclusión social, jurídica y política.
Son el producto de una organización social basada en la
dominación de hombres sobre mujeres, caracterizada por
formas agudas de opresión de las mujeres con sus
constantes mecanismos de desvalorización, exclusión,
discriminación y explotación a las que son sometidas las
mujeres por el sólo hecho de serlo. ( Marcela Lagarde)
Feminicidio
• “La impunidad y la inoperancia de los
sistemas de protección, tanto en el ámbito
administrativo como jurisdiccional, sumerge
a las mujeres, adolescentes y niñas en la peor
de las violencias, la estructural, que termina
promoviendo en el imaginario colectivo que
la violencia es inevitable y que debemos
aprender a vivir con ella”. ( Mercedes Muñoz)