Вы находитесь на странице: 1из 12

PROPIEDADES MECÁNICAS

TRACCIÓN Y COMPRESIÓN
(Esfuerzo- N/m2)
La caracterización de un material a tracción se lleva a cabo
mediante la realización de un ensayo de tracción. Los
resultados de este ensayo proporcionan una información de
diseño básica del comportamiento mecánico de los
materiales en aplicaciones ingenieriles.

Las propiedades en tracción se incluyen con frecuencia en las


especificaciones del material, y por tanto constituyen un
criterio de aceptación o rechazo en base a dichas
especificaciones.
Las unidades de la tracción están dadas por:

• F: Fuerza aplicada al material


• A: Área de la sección transversal
• σ: Fuerza/Área transversal
FLUENCIA (Esfuerzo-N/m2, lb/pulg2)

Con un incremento en el esfuerzo más allá del límite de


proporcionalidad, la deformación unitaria comienza a aumentar
más rápidamente con cada incremento del esfuerzo. En
consecuencia, la curva esfuerzo-deformación unitaria tiene una
pendiente cada vez menor, hasta que en el punto B la curva se
vuelve horizontal.

A partir de ese punto ocurre un alargamiento considerable de la


muestra para ensayo sin un aumento notable en la fuerza de
tensión (del punto B al C). Este fenómeno se conoce como
fluencia del material y el punto B se denomina punto de
fluencia.
La fluencia viene representada por el siguiente grafico:
FALLO MECÁNICO (Pascal- N/m2)

En los materiales cristalinos, la deformación plástica uniforme


termina cuando empieza a formarse un estrangulamiento de una
probeta donde se produce la fractura o rotura, lo cual se refiere al
fallo mecánico.

Dependiendo de la magnitud del esfuerzo aplicado, de la


temperatura, del tamaño del grano, de la velocidad de
deformación, etc., un material puede exhibir una fractura frágil o
dúctil.
Las fracturas pueden presentarse en dos clases:

FRACTURA DÚCTIL FRACTURA FRAGIL


TERMOFLUENCIA
Describiendo de manera macroscópica se asumió que podía
lograrse una correcta descripción de este ensayo empleando
exclusivamente las variables de esfuerzo y deformación. Si
durante el ensayo al alcanzar determinado esfuerzo, se
inmovilizan las mordazas, la muestra continuara sometida a dicho
esfuerzo. Por lo tanto, cada punto de la curva de esfuerzo-
deformación, obtenida en un ensayo de tracción, relaciona la
deformación con el esfuerzo.

Un comportamiento diferente se observa cuando los materiales


son traccionados a alta temperatura. Entonces los materiales
sufren una deformación permanente que varía con el tiempo y,
además, la deformación aumenta sin que lo haga el esfuerzo
aplicado. Este fenómeno es conocido como termofluencia y tiene
lugar con esfuerzos inferiores al límite elástico del material medio
a la misma temperatura
FATIGA (N/m2)

La fatiga es la disminución de la resistencia o falla de un material debido a un


esfuerzo repetitivo el cual puede estar por encima o debajo de la resistencia a
la fluencia. Estos esfuerzos con frecuencia están debajo de la resistencia a la
fluencia del material; sin embargo, cuando el esfuerzo ocurre un número
suficiente de veces, ocasiona falla por fatiga.

Primero, se inicia o crea una grieta pequeña con frecuencia un tiempo bastante
después de que comienza la carga. Para que ocurra la fatiga, al menos una parte
del esfuerzo en el material tiene que ser de tensión. Por lo general se trata con
la fatiga de materiales metálicos y poliméricos.

Las fallas por fatiga con frecuencia son fáciles de identificar. La superficie de la
fractura por lo regular es lisa. La superficie se vuelve más áspera a medida que
la grieta original aumenta de tamaño y puede ser fibrosa durante la propagación
final de la grieta
El esfuerzo por fatiga esta representado por el siguiente grafico:

• Carga: Fuerza en N
• Plato de Amarre: Punto de agarre fijo
• Entalla: Fatiga (N/m2)
CIZALLADURA
(Newton-Kg*m/s2)
Las propiedades mecánicas resultan de aplicar fuerzas
mecánicas a los materiales considerados. Las más importantes
son la resistencia, la dureza, la ductilidad y la rigidez. Los
esfuerzos pueden ser de tracción o compresión, donde el
esfuerzo es equivalente a una presión (positiva o negativa), o
bien de cizalladura, donde se aplican dos fuerzas en la misma
dirección, pero en distintos sentidos y puntos de apoyo.

La constante correspondiente a un ensayo de tracción se


denomina módulo de elasticidad o de Young (E) y la
correspondiente a un ensayo de cizalladura se denomina módulo
de cizalladura G. El cociente entre las deformaciones laterales
y las axiales se denomina coeficiente de Poisson (ν). En
materiales isótropos se cumple que E = 2G (1 + ν).
El módulo de cizalladura esta dado por:

G: Modulo de cizalladura