Вы находитесь на странице: 1из 10

Comunismo

Diego Reyes
Angie Acevedo
Alejandro Perez
Comunismo
Comunismo
Es una doctrina política, económica y social que aspira a la igualdad de las clases sociales por medio de la
eliminación de la propiedad privada de los medios de producción (la tierra y la industria). Suele clasificarse
como una doctrina de ultraizquierda debido a la radicalidad de sus planteamientos.
Esta doctrina está fundada en las teorías de los alemanes Karl Marx y Friedrich Engels, para quienes el
modelo capitalista, basado en la propiedad privada de los medios de producción, era responsable de la lucha
de clases, es decir, de la desigualdad social.

El comunismo propone que los medios de producción sean entregados a la clase obrera o proletariado, lo que
permitiría establecer relaciones de igualdad entre los diferentes actores sociales, así como garantizar una
distribución equitativa de la riqueza y de los bienes producidos. El estadio final del comunismo sería la
desaparición del Estado.
Características del comunismo

Entre algunas de las características del comunismo podemos nombrar las siguientes:

•Se basa en la teoría de la lucha de clases.


•Propone la eliminación de la propiedad privada de los medios de producción.
•Es antindividualista
•Es colectivista.
•Concibe al Estado como único intérprete legítimo del pueblo, al tiempo que aspira a una ulterior desaparición
del Estado.
•Promueve el unipartidismo.
•Centraliza el poder.
•Tiende al totalitarismo
Origen del comunismo

Según Karl Max quien se basó en este punto en la investigaciones antropológicas de su tiempo, en la
comunidad tribal, existía una sociedad de comunismo primitivo en la que el tipo de propiedad imperante es
la colectiva, y el trabajo no persigue la producción excedentaria, sino la estricta subsistencia de la
comunidad y de sus miembros. La organización social, muy simple, se fundamenta en la familia y apenas
existe jerarquización.

La historia del comunismo está sumamente unida al pensamiento ideológico del filósofo alemán Karl Marx,
que delineó en el siglo XIX. Su forma moderna como un movimiento político de masas surgió
en Europa con el movimiento de los trabajadores durante la Revolución industrial en el siglo XlX. En el siglo
XIX, el ascenso del comunismo como una idea política fue expresada por Karl Marx, que desarrolló el
Marxismo, y Friederich Engels, que desarrolló la concepción moderna de comunismo como el resultado de
una revolucionaria lucha de clases entre el proletariado y la burguesía.
Comunismo primitivo

Comunismo primitivo es el nombre que Marx dio a una fase primaria de los procesos históricos de
formación económica y social. Según Marx, esta fase se caracterizó por la propiedad común de las
herramientas de producción, un bajo nivel de la fuerza productiva y una distribución igualitaria del resultado
de la producción.
Para el autor, este tipo de comunismo correspondía a la forma más primitiva de producción, previa a la
época de la división del trabajo, y sería consecuencia del estado de indefensión del individuo cuando aún
no existían formas institucionalizadas de la sociedad.
Comunismo y socialismo
A pesar de que existe una tendencia a identificar socialismo y comunismo, ambas doctrinas difieren ampliamente en
su objetivo y en los medios para alcanzarlo.
Para el comunismo, el objetivo es la eliminación de las clases sociales y el establecimiento de la absoluta igualdad
social, que resultaría en la desaparición del Estado. El único medio para alcanzar esto es la eliminación de la
propiedad privada de los medios de producción.
El socialismo propone la regulación del equilibrio entre las diferentes clases sociales, así como la regulación del poder
de Estado mediante la participación ciudadana, aun cuando el socialismo admite el principio marxista de la lucha de
clases en tanto que este moviliza los cambios sociales, no cuestiona la propiedad privada.
Economía

Fase primitiva del comunismo


se define por establecer la propiedad colectiva de los medios de producción en manos de una sociedad
liderada por trabajadores. las limitaciones de las fuerzas productivas debidas al abrupto inicio del nuevo
modo de producción requieren la utilización del racionamiento y la organización de la producción de
acuerdo a las necesidades colectivas del sistema social y recién luego a la compensación al trabajador
mediante certificados de cantidades de trabajo.

Fase superior del comunismo

se define igualmente por la propiedad colectiva de los medios de producción en manos de la sociedad
liderada por trabajadores, pero en esta fase se puede superar, gracias al desarrollo de la capacidad
productiva, el derecho burgués de intercambio de equivalentes así como la especialización en la división
del trabajo, por lo cual tanto la contribución a la sociedad como la provisión de bienes sería gratuita y sólo
limitada a la libre voluntad de los miembros de trabajar cuando y como deseen, y de consumir lo que
consideren necesario:
Trabajo comunista

Con el paso al comunismo, toda persona en condiciones de trabajar participará conscientemente, sin
pensar en retribución alguna en el trabajo social y contribuirá al crecimiento constante de los bienes
materiales y espirituales de la sociedad. Pasar al trabajo comunista resuelve varios problemas esenciales,
entre los que figuran:
1. superar las diferencias económico-sociales en el carácter del trabajo de los trabajadores de la ciudad y
del campo
2. asegurar el progreso cultural y técnico en la esfera del trabajo
3. modificar radicalmente la actitud del hombre frente al trabajo, convertir el trabajo, poco a poco, en la
primera necesidad vital de los hombres.
Todo este proceso se cimienta en la creación planificada de la base material y técnica del comunismo.
Sirve de fundamento material a la aproximación del trabajo físico y el intelectual, el progreso científico-
técnico, que transforma el trabajo, lo llena de nuevo contenido.