Вы находитесь на странице: 1из 13

ESTADO DE LA CUESTION

Mg. Sergio Gutiérrez Cárdenas


El estado de la cuestión (o estado del
arte) es un documento básico que sirve
como punto de partida de cualquier
investigación. Su principal objetivo es
exponer, de manera rigurosa y
sistemática, los puntos de vista de los
expertos o las corrientes de pensamiento
más representativos frente a un
determinado problema de investigación.
Es decir, frente a un pregunta de
investigación planteada al interior de un
área temática previamente establecida,
el investigador expone qué propuestas
de solución sostienen las fuentes
autorizadas, cuáles son las perspectivas
más actuales y relevantes frente a la
pregunta en cuestión.
Se le considera un documento
básicamente informativo, puesto que
antes de valorar, criticar o reivindicar una
postura sobre otra, su propósito, más
bien, consiste en hacer una exposición
exhaustiva de las posturas más relevantes
en torno a un determinado tema y
problema de investigación.
Es un escrito que facilita la comprensión y el
conocimiento de todas las posibles salidas que ya
han sido planteadas por los estudiosos sobre el
tema y el problema de investigación.
Ya sea que un investigador se dedique a realizar
investigaciones teóricas, de corte más bibliográfico
o crítico, o se dedique a realizar investigaciones a
través de diseños de campo, más experimentales o
empíricos, en todos estos casos, el estado de la
cuestión es un documento necesario y valioso.
Generalmente toda investigación parte de lo que ya han
dicho los especialistas sobre el tema (es decir, parte de lo ya
investigado y comunicado), y en la medida en que todo
investigador, desde el primerizo hasta el más especializado,
necesita actualizarse constantemente respecto de los nuevos
aportes en el tratamiento de su área temática; para que sus
propios aportes no resulten ingenuos, obsoletos o poco
informados, parte esencial de todo proceso de investigación
consiste en hacer una revisión permanente de la bibliografía
existente sobre el tema, sobre todo de la más actual. El
estado de la cuestión es producto, precisamente, de esa
revisión bibliográfica.
Para construir un Estado de la Cuestión, debemos tener
presente los tres requisitos imprescindibles:
 Haber delimitado correctamente un tema de
investigación.
 Haber identificado con claridad y precisión, al interior
del tema, un problema de investigación verdaderamente
relevante y que merezca ser investigado.
 Haber reconocido y sintetizado las ideas centrales de las
alternativas de solución propuestas por los principales
especialistas, corrientes de pensamiento o teorías
existentes en torno a dicho problema de investigación.
Normalmente todo Estado de la Cuestión posee la siguiente
estructura:
Parte Introductoria:
Debe contener una presentación del tema y de la pregunta de
investigación, una justificación del problema (por que es un
problema y que sentido tiene planteárselo) y una breve y
concisa presentación de los autores o corrientes de
pensamiento que se expondrán.
Es indispensable, además, contextualizar el tema y problema
a investigar.
También puede incluirse algunas definiciones o
explicaciones básicas, así como mencionar el interés y la
motivación propios del autor.
Cuerpo o desarrollo:
Esta es la parte central y mas extensa del documento.
Debemos tener siempre presente que el centro del estado de la
cuestión es el problema de investigación, y por ello el cuerpo de la
exposición debe estar orientado en función de presentar, analizar y
comparar los diversos intentos de solución del problema de
investigación. Se trata, pues, de presentar de manera ordenada las
respuestas que cada uno de nuestros autores ha dado, directa o
indirectamente, a nuestro problema de investigación.
Lo que el investigador necesita es revisar cada una de sus fuentes con
mucha minuciosidad para poder inferir la forma en que el autor
respondería, eventualmente, a nuestro problema. No siempre
encontraremos la respuesta a nuestro problema planteada de manera
directa en las fuentes que consultemos.
Hay distintos modos de presentar sistemáticamente estas
propuestas de solución al problema de investigación en el
cuerpo de la exposición. Quizás las más usuales sean
presentar, una por una, cada postura analizada, ordenarlas
históricamente o estructurarlas temáticamente, de acuerdo
con las similitudes y discrepancias de las respuestas
ofrecidas. El orden de la exposición dependerá tanto del tema
y problema elegido como de los intereses y del estilo del
autor.
Cierre
En esta parte final del texto se suele incluir, como mínimo,
dos componentes: una síntesis completa de las ideas centrales
de las fuentes consultadas y nuevos problemas de
investigación que se deriven o queden pendientes luego de la
exposición del cuerpo. Asimismo, se puede incluir una suerte
de balance personal; el autor puede exponer sus opiniones
acerca de las posturas o corrientes que han sido desarrolladas
en el cuerpo.
En muchos casos, suele incluirse, también, la hipótesis o
respuesta personal del autor al problema de investigación.
Un estado de la cuestión puede servir para presentar
información de manera articulada y sistematizada o para
elaborar y definir una respuesta propia al problema de
investigación. En el primer caso, tenemos estados de la
cuestión cuyo fin es exclusivamente informativo: dar a
conocer el panorama del debate actual en torno a un tema y
problema de investigación específicos. En el segundo caso, el
estado de la cuestión sirve, además, para construir una
hipótesis de trabajo propia que se engarzaría con un proyecto
de investigación concreto; es decir, contribuiría a emprender,
más adelante, investigaciones más complejas y con
demostraciones acabadas.
BIBLIOGRAFIA
 Alayza, C., Cortés, G., Hurtado, G., Mory, E., & Tarnawiecki, N. (2010).
Iniciarse en la investigación académica. Lima: Universidad Peruana de
Ciencias Aplicadas.